lunes, 19 de mayo de 2008

"The Flight of the Conchords". Who likes to rock the party?

Música y humor se dan la mano en esta inclasificable sitcom.

Me gustaría presentar una nueva serie para todos aquellos que la desconozcan, "The Flight of the Conchords", una sitcom americana de la HBO emitida el verano pasado que descubrí hace pocos meses protagonizada por un dueto folk de Nueva Zelanda que intenta conseguir el éxito musical en Nueva York. La particularidad de la serie es que dicho dueto del que recibe nombre la serie existe en realidad y está formado por Bret y Jemaine, dos neozelandeses que ganaron un Grammy al mejor álbum de comedia por su primer EP "The Distant Future" y que derrochan humor y espectáculo por los cuatro costados. Se interpretan a sí mismos, inmigrantes en Norte América en busca de fortuna y reconocimiento (más o menos como en la realidad) y adpotan el rol de paletos en la Gran Manzana, humildes, muy ingenuos e inocentes y sobre todo entrañables.

La serie consta por ahora tan solo de 12 episodios de media hora de duración, y en ellos se muestra mucho humor sin risas enlatadas y sin ser expresamente absurdo, tan solo una serie de situaciones ridículas y no extremadamente surrealistas con variopintos números musicales perfectamente insertados en la trama de cada episodio. Las canciones cubren un amplio abanico de géneros: folk, rock, pop, heavy metal, disco, dance, rap, hip hop, pop electrónico, jazz, funk, etc. de hecho se autodefinen como "El cuarto dúo basado-en-guitarra digi-bongo a-capella-rap-funk-de-comedia más famoso de Nueva Zelanda". O algo así. Se homenajea a grupos como Pet Shop Boys (claramente en la canción "Inner City Pressure" donde incluso homenajean el videoclip de "West End Girls"), David Bowie (que tiene cierta presencia en algunos episodios de la serie y sobre todo en la parodia de su "Space Oddity"), Daft Punk (en el absolutamente genial número de "The Humans Are Dead" e incluso en esa odisea espacial de "Bowie"), Kraftwerk, Marvin Gaye ("What's Going On" puede verse reflejada en "Think About It"), Barry White, Radiohead, Jane Birkin y Serge Gainsbourg, y un largo etcétera. Como digo, lo más destacable de esta serie es la perfección con la que se insertan los números musicales en la historia, formando parte plena del argumento y ayundando a desarrollarlo de forma que se hacen amenos y divertidos. Cada episodio contiene de una a tres canciones y siempre están justificadas, se usan para expresar una situación, un estado de ánimo o simplemente para dar espectáculo, de hecho yo personalmente estaba esperando siempre un número con el que pasar un buen rato y a día de hoy tras haber pasado varios meses de haberla visto sigo poniéndome los episodios sueltos para rememorar los momentos musicales.

No es que quiera compararlas, pero a nivel de 'frikismo' o de estilo es como "The IT Crowd", una serie corta, sin demasiados artificios pero potenciada por la originalidad que se le suele otorgar a un producto escaso de medios y sobrado de talento, ganas y mimo. Porque si algo tiene "The Flight of the Conchords" es esmero, se nota que el presupuesto no era alto y en cada videoclip y montaje se palpa el trabajo de producción que hay detrás, en ningún momento merma la calidad de la serie sino que sorprende gratamente y resulta muy simpática. Creo que en el caso de esta serie la falta de presupuesto no es más que una ventaja que saca lo mejor de la banda y los actores que hay detrás.

Los personajes son escasos pero muy entrañables, comenzando por Bret McKenzie y Jemaine Clement los dos componentes del dúo, cada uno con su personalidad, inocentes, despreocupados, confiados, unos inocentes campesinos en las garras de la gran ciudad que solo intentan sobrevivir como pueden y hacer lo que más les gusta, intentar ligar y mejorar su estatus social... ah si, y tocar en una banda. Constantemente confundidos por ingleses, escoceses u otras nacionalidades británicas pasan desapercibidos entre los rascacielos y suburvios neoyorquinos haciendo gala de su 'extraño' acento y siendo víctimas de su ingenuidad. Su manager Murray es otro de los personajes con más apariencia en la serie, un personaje más asentado que los músicos pero con tanta inocencia como ellos y tan paleto como nadie, que trabaja en el consulado de Nueva Zelanda en EEUU y siempre anda buscando giras y conciertos a la banda en sus ratos libres e intentando administrar los pocos recursos de los que disponen. Un personaje muy cachondo, sin duda. Más secundarios completan el plantel como Mel, la única miembro del club de fans de la banda que está terriblemente obsesionada con Bret y Jemaine y que muestra una clara psicosis por ellos, y Dave un americano con raíces indias que regenta una tienda de empeños y que suele dar descabellados consejos a los dos neozelandeses, sus amigos. Además de estos aparecen con mayor o menor frecuencia personajes tan variopintos como el Pakistaní racista, Greg el asistente de Murray en el consulado, Doug el subyugado marido de Mel, Coco la simpática novia de Bret, Sally el primer amor de Jemaine en la serie o los 'músicos' Demetri y Todd en el glorioso episodio final, por citar algunos. Incluso hay pequeños cameos de algún que otro personaje famoso.

La crítica y el público han recibido la serie con ilusión y el dúo de Bret y Jemaine ha rodado por los platos de TV americanos y en diferentes shows triunfando humildemente allí donde han ido. Se prepara una segunda temporada para este año 2008 símbolo del éxito de la primera, y aunque ha pasado muy desapercibida en España se le tiene gran aprecio en las webs que hablan de ella. Veremos si se deciden a emitirla en nuestros lares.

"The Flight of the Conchords" es una serie imaginativa, divertida, original y entrañable, no enlazaré ningún vídeo, tenéis que verla vosotros mismos, y desde aquí en Videa-Bien... la recomiendo fervientemente, sobre todo a los amantes de series como "The IT Crowd" (que repito, no es comparable) y del humor sencillo y algo absurdo. Una pequeña joyita televisiva. Imprescindible verla en Versión Original, con o sin subtítulos cada uno según su nivel, pero no cometáis el pecado de verla doblada (si es que algún día la traen a España, claro) como ha pasado con "Los Informáticos", la patética versión doblada de "The IT Crowd".

«It's bussines time.»

3 comentarios:

brujo dijo...

lastima que ya no quieran seguir...

Santi dijo...

Pues sí que es una lástima Brujo, la verdad es que es una serie que engancha al 100%, y musicalmente era super divertida y amena. Siempre nos quedarán las revisiones ;) .

Un saludo.

Pramod Negi dijo...

Great blog really enjoyed reading it. Have bookmarked you and will check back regular. Please feel free to take a look at my blog...
Cheap Flights to Johannesburg
Flights to Johannesburg
Johannesburg Flights

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.