sábado, 31 de mayo de 2008

"Evil Dead", la quintaesencia de la Serie-B.

Erase una vez unos estudiantes que fueron a pasar la noche a una cabaña en medio del bosque...

A principios de los 80 un par de estudiantes de cine rodaron un mediometraje llamado "Within the Woods" por diversión y para financiarse su próximo proyecto. Los dos estudiantes en cuestión eran Sam Raimi (más tarde director de "Darkman", la trilogía "Spiderman" y por supuesto la trilogía de la que estoy hablando) y Bruce Campbell, que tardó poco en convertirse en actor fetiche de los aficionados al género, y su próximo proyecto era una cinta amateur llamada "Evil Dead" que contó con menos de $400.000 de presupuesto y narraba la tragedia de una pandilla de amigos que iban a pasar el fin de semana a una cabaña perdida en el bosque cuando en ella se encuentran un libro maldito y unas grabaciones siniestras. No creo que entonces se imaginasen que su película se acabaría considerándose un clásico y que más adelante ellos mismos generarían dos secuelas que se convertirían automáticamente en una saga de culto para los aficionados del terror.

"Evil Dead (Posesión Infernal)" (1981) es una película esencialmente de Serie-B por los medios y por el estilo, que pretende tener como componente principal el suspense y terror pero dándole mucha importancia al humor negro y al gore. Esta triple combinación convirtió pronto a "Evil Dead" en una película con una legión de seguidores, impulsado también por el morbo y la curiosidad de las restricciones y censuras que se aplicaron al film por sus contenidos violentos y explícitos que sin duda son los que le dan 'el toque' a la película; la versión original de la película fue directamente prohibida en muchos países (hasta 10 años tuvieron que pasar en Alemania para estrenarse) y con una clasificación muy estricta en el resto. En mayo de 2003 la película se reestrenó en cines en España, y recuerdo perfectamente todo lo ocurrido por aquel entonces. Estábamos mis amigos y yo en la taquilla sin saber en qué sala meternos, y por pura casualidad o descarte acabamos en la del "cartel molón". Quizá no era el momento el adecuado, la compañía la idónea para la película o la idea inicial la correcta, pero entre que no sabía que era una película de hacía más de 20 años y que entonces no entendí el corte del film salí absolutamente convencido de que lo que había visto era un engaño. Pero un poso me quedó, algo que hizo que me picara la curiosidad y cuando llegué a casa comencé a informarme sobre la película y descubrí que era la primera de una trilogía. En pocos días me hice con las otras dos y les heché un vistazo, y cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que aquellas películas baratas y exageradas llamaban tremendamente mi atención. Entonces comencé a entender, me di cuenta de que aquello mismo que hizo que "Evil Dead (Posesión Infernal)" me pareciera un timo era lo que la hacía grande. ¡No pretendía ser una película seria! Y vi la luz, descubrí la verdadera identidad de la película y, que gran momento, pude disfrutar plenamente de las tres películas como debe ser. Descubrí el cine de Serie-B.

De los cinco protagonistas de la cinta solo uno fue el que acabó llevando el peso integro, y con qué habilidad sorteó el director el protagonismo del personaje, menudo McGuffin se marcó Raimi. Bruce Campbell pasó de pringao a héroe en 80 minutos, y es que el actor que interpreta a Ash tenía un carisma que superaba de mucho al resto de intérpretes. Además Campbell fue uno de los promotores de la película estando desde el primer día de los 4 años que duró el rodaje, ya que era una producción modesta que se rodaba a tiempo parcial utilizando localizaciones y objetos que tenían a mano. Vamos, lo que viene a ser el espíritu de la Serie-B en cuanto a rodaje. Personalmente adoro la cantidad de detalles que tiene la película: el uso de la cámara, del tempo, de la música incluso, además de varios recursos imaginativos y originales (que incluso fueron copiados más tarde por grandes directores) incluido el uso del stop-motion que refleja una clara tendencia clásica del director. Se nota que el presupuesto era limitado, no así el ingenio que destila a borbotones.

La crítica y público alabó la película por su gran originalidad y puesta en escena, y hoy en día es sin duda alguna considerada un clásico del cine (del cine de terror y del cine, vaya) imprescindible en cualquier filmoteca que deba representar la historia del género. El personaje de Ash, gracias también a las futuras secuelas, se convirtió de inmediato en un icono popular y sus frases y estilo marcaron tendencia hasta el punto por ejemplo de motivar una serie limitada de cómics (basada principalmente en la tercera película) donde Ash se enfrenta incluso a los superhéroes Marvel de toda la vida de convertidos en zombies, "Marvel Zombies vs. Army of Darkness", entre otras muchas series entre las cuales se enfrenta a Freddy Krueger y Jason Voorhees, "Freddy vs. Jason vs. Ash".

Seis años después de estrenarse la primera película Raimi volvió con la segunda parte, "Evil Dead 2 (Terroríficamente Muertos)" (1987) que puede verse en cierta manera como una especie de remake o una secuela. Yo prefiero pensar que es una secuela con algo de remake, debido a que el argumento vuelve a ser el mismo ya que retoma la historia tal y como la deja la primera película con algunas pequeñas modificaciones. Ash tiene que volver a enfrentarse a las posesiones de la criatura que vive en el bosque, y para ello deberá centrarse en el Necronomicón e intentar conjurar a la bestia. Esta vez la película es un festival de humor con mucho de slapstick, ya no se reprime y muestra claramente su intención, se pasa de la película de terror con toques de humor que era la primera a la comedia con toques tétricos de esta. El humor negro sigue dominando la cinta pero esta vez se comienza a destapar minuto a minuto. Si algo tiene esta trilogía es que evoluciona desde un punto a otro completamente distinto; quién iba a decir que se podía pasar de una escena en la que una poseída no deja de reír aunque reciba la paliza de su vida a otra en la que un grupo de esqueletos toca la gaita para un ejército de criaturas infernales que ataca un castillo medieval. Es una locura, la segunda película es fundamental para relacionar las otras dos y de hecho desde el comienzo hasta el final de "Evil Dead 2 (Terroríficamente Muertos)" se ve cómo va cambiando cada vez más y como se va exagerando la acción progresivamente. Sin ella sería un fracaso el cambio radical de "Evil Dead (Posesión Infernal)" a "El Ejército de las Tinieblas". A la vez que las películas cambian de corte manteniendo la esencia del cine de Serie-B también lo hace el protagonista Ash, que cada vez es más chulo y desfasado y acercándose más al personaje que acaba siendo al final de la saga. Esta vez Bruce Campbell se luce por completo, dando una demostración de interpretación física que incluye una de las escenas más memorables de la saga y del cine, la pelea contra su propia mano, mítica donde las haya («¡¿Quién se ríe ahora?!») y no repara en interpretaciones sonadas como el ataque de risa y otras muchas escenas (es que si me pongo a enumerarlas todas no acabo nunca). Lo bueno que tenía la primera parte era su toque ochentero total (incluso con algo de setentero), en cambio esta segunda película tiene un encanto mucho mayor de ochentero y algo de noventero, con todo lo bueno que ello conlleva (iba a decir "y lo malo", pero en este caso no tiene nada de malo). Los efectos de maquillaje que ya tenían mucha elaboración en la película anterior se ven superados con creces, abusando a veces de efectos de maquillaje extremos pero muy bien aplicados (el presupuesto fue 10 veces mayor en este film). Incluso el stop-motion en esta película mejora y se utiliza más (ese baile en el cementerio es memorable), y los efectos visuales y la música también notan el cambio a mejor.

Quizá esta es mi preferida de las tres películas, aunque eso es mucho decir ya que son completamente diferentes e incomparables. Es como comparar "Forrest Gump" con "Aliens: El Regreso", prácticamente no hay término de comparación. Quizá porque es la más equilibrada, y porque es la que más escenas memorables tiene. Eso no desmerece a las demás ni mucho menos, ya que cada una es absolutamente genial en su género, el terror con algo de comedia en una y la aventura y fantasía en otra.

En 1992 el director volvía con la tercera y última parte de su saga, "El Ejército de las Tinieblas", que dejaba prácticamente de lado la vertiente terrorífica para centrarse en dos elementos: la fantasía y ASH. Aquí es donde llega el destape total de Bruce 'Ash' Campbell, que viaja por el tiempo a la época medieval para enfrentarse a sus fantasmas y al Necronomicón. Esta tercera parte tuvo el presupuesto más elevado de la saga, con $11M, tres veces más que el anterior film. El 'héroe caído del cielo' recibe todo el protagonismo de la película y sus chascarrillos, frases lapidarias y soberbia son los que han dado a Bruce Campbell la fama que hoy en día tiene, adorado por los aficionados al género. El corte de película de diversión y aventuras puede disimular una gran película con un toque plenamente noventero, de nuevo con todas las ventajas que ello conlleva, que le viene de perlas. Y de nuevo cambia el film y cambia el personaje, esta vez de la forma más radical hasta el momento. Secuencias auténticamente brutales como la del molino y los mini-Ashes o la de «Klaatu Barada Nerujmkrhjm--» que hacen que no pares de reír durante gran parte de la cinta. Y es en esta película donde se le saca el máximo partido a la técnica del stop-motion en los ejércitos tenebrosos, toda una delicia para qué negarlo.

Personajes de pura locura, un malvado clon cadavérico, ejércitos de esqueletos, Necronomicones con vida propia, demonios, batallas épicas... un mejunje que se aleja del todo de la primera película pero que resulta tan atractiva como ella, y pese a solo compartir protagonista consigue transmitir esa sensación de estar hechas de la misma pasta, la sensación de estar viendo una genial película de Serie-B y disfrutando del cine. Como detalle decir que la película tiene un final alternativo que rodó Sam Raimi y fue incluido en el montaje del director ya que la productora lo censuró. El final que se emitió en los cines es el de "Besa al Rey, nena", que me parece absolutamente genial y un colofón al personaje de Ash, y el final alternativo es el de "He dormido demasiado", que me parece tan o más increíble que el primero.

Resumiendo, la saga de "Evil Dead" es pura Serie-B que en mi opinión aguanta el paso de los años con firmeza e incluso gana con el tiempo. Una trilogía de la que disfrutar cada cierto tiempo, ya sea en una maratón como yo recientemente o por separado; cada una es una joya y deben disfrutarse con mimo ya que nunca se volverán a ver películas de este estilo. Suerte que Bruce Campbell sigue al pié del cañón con maravillas como "Bubba Ho-Tep" de Stuart Gordon en la que interpreta a un Elvis Presley en la tercera edad muriéndose de asco en una residencia para ancianos mientras es atacado por una momia cowboy (sí, habéis leído bien), o la próxima locura que ha dirigido y que aún no ha estrenado en España (y ni lo hará seguramente) llamada "My Name is Bruce" en la que se interpreta a sí mismo y donde es confundido con su personaje Ash en un pueblo de EEUU, lo que le llevará a luchar contra una fuerza paranormal. También dirigió y protagonizo una película de Serie-B llamada "Man with the Screaming Brain" en 2005, de la que poco sé además de que trata de un mad doctor que se dedica a clonar cerebros. Todo un tipo este Campbell, que además se ha especializado en cameos. En cambio Sam Raimi pocas incursiones tuvo en el género además de "Darkman", y Hollywood quiso que dirigiese la trilogía de "Spiderman" lo que encasilló ligeramente al director. Se habla de un remake de la primera película "Evil Dead (Posesión Infernal)" de la que solo será el productor. Que Dios nos pille confesados.

«Bien, chiflados primitivos, prestad atención. ¿Veis esto? Esto es mi escoba de fuego. Es una Remington de dos cañones del calibre 12, lo mejor que puede ofrecer Almacenes Smart. La encontraréis en la sección de caza y pesca. Esta maravilla ha sido fabricada en Grand Rapids, Michigan. Su precio de venta es de $195, la culata es de nogal y los cañones recortados de acero azul cobalto. Tiene un gatillo finísimo, ya lo ven. Compre elegante, compre en Smart. ¿¡Entendido!?»

Mi puntuación (para cada película): 8/10.

4 comentarios:

El abuelo Cebolleta dijo...

Excelente comentario de una serie excelente.

"Aquellos maravillosos años"

Corria el año 89, yo empezaba en la universidad y vivia en una pension, lo cual permitia que cambiase de vecinos cada dos semanas, o menos. Un dia, charlando con un nuevo compañero (creo que era un soldador de Villablino) empezamos a hablar de cine, y me comento que su pelicula favorita era "Terrorificamente muertos". Yo, que llevaba tres años escasos viendo cine de terror -que no fuesen aquellas peliculas clasicas de la Universal y de la Hammer, que devoraba desde que hacia la EGB- no habia oido hablar de ella, aunque el titulo me sonaba a la vez gracioso y chungo.

Me estuvo contando la pelicula, y aquello no sonaba mal: grabacion que despierta a los muertos, zombis, monstruos que te llevan como puta por rastrojo por el bosque, sierras mecanicas...

De aquella yo no tenia video, ni tampoco la gente de mi entorno, asi que tuve que esperar un tiempo a que pasaran las dos peliculas por TV.

La oportunidad de verlas surgio poco tiempo despues, cuando en el programa "Noche de Lobos" de Antena 3 -que grandisimo programa! por que ya no ponen programas asi en la TV generalista?- las pasaron en dos semanas sucesivas.

Lo que me encontre fue unas peliculas hechas claramente por un grupo de amiguetes, pero repletas de detalles que las hacian unicas para aquel momento: la camara era una protagonista mas del asunto, todo tenia un tufillo a parodia (algo asi como las antipodas de "La mosca" o "Hellraiser", dos de mis bautismos de fuego en el genero), el protagonista era un gilipollas integral que resultaba simpatico, y la historia daba "mas" de lo que prometia. Ah, y al final casi habia que darse una ducha, porque todo tipo de sangres, tripas y puses multicolor salpicaban la pantalla y al espectador.

Por el 90, mas o menos, supe que estaban haciendo una nueva pelicula, en la que se habian comprometido -no se ante quien, quiza ante Dino de Laurentiis, que era el productor- a no meter sangre. Habia muchas fotografias: ejercitos de esqueletos, escopetas de cañones recortados -gran recurso en el cine de terror de los 80-, diablos alados, y un Ash mas capullo que nunca...

La pelicula estuvo a punto de no estrenarse (un dia de estos contare esta historia), pero al final lo hizo en medio de un mes de agosto.

Mientras Ash salvaba al final de la pelicula a Bridget Fonda de un zombi en la seccion de ferreteria, creo que estaba yo solo en el cine. En España tuvo menos de 3500 espectadores (el resto decidieron ir a ver Parque Jurasico, supongo, y ya sabemos que no se pueden ver mas de dos peliculas por trimestre, no?).

La pelicula recaudo algo menos de lo que costo, y fue un fracaso.

Quiza por esto Sam Raimi estuvo unos años diciendo que no iba a volver al Fantástico, cosa que a mi me sento como un tiro en un pie. No aceptaba que un tio capaz de hacer esas obras maestras me abjurase a continuacion del genero. Cuando uno es tan joven, como lo era yo, el concepto de fracaso no termina de encajar.

Pero bueno, eso termino pasando, Sam Raimi debe ser mas rico que Craso en estos momentos, Peter Jackson tambien, James Cameron ya no hace peliculas -George Lucas si- y Spielberg va mejorando cada dia mas...

La vida no siempre es justa, pero es la vida...

Mi nota para la saga Evil Dead: 9/10

"Say hail to the king, baby!!"

Dr. Quatermass dijo...

Felicidades por el artículo, me ha resultado muy interesante leerlo y probablemente condicione una revisión de la saga que tengo pendiente.

Saludos!

Santi dijo...

Gracias Dr. Quatermass por sus palabras, espero que su experimento aquel del cohete saliese bien...

Te aconsejo la revisión, yo la hice el año pasado, las tres seguidas casi sin descanso y fue un disfrute total. Además descubrí que la segunda película, "Evil Dead 2 (Terroríficamente Muertos)", es la más auténtica de todas y me atrevería a decir incluso que la mejor. Lo tiene todo, y es el perfecto punto intermedio para esos dos extremos que son la primera y la tercera películas.

Ya me contará Ud. como le fue el invento, un saludo y gracias por el comentario ;) .

Pramod Negi dijo...

Great blog really enjoyed reading it. Have bookmarked you and will check back regular. Please feel free to take a look at my blog...
cheap flights to bali
flights to bali
bali flights

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.