sábado, 7 de junio de 2008

"El Beso del Asesino": Stanley Kubrick, una visión única (II).

El debut "oficial" de Kubrick.

La primera película de Stanley Kubrick fue "Fear and Desire" ("Miedo y Deseo") en 1953, pero la película con la que comenzó a destacar de verdad fue "El Beso del Asesino" (1955), un film con el que daba las primeras pinceladas acerca de su talento y donde sobre todo definía su fotografía y su forma de grabar.

La película relata la historia de un boxeador en horas bajas que se interesa por la complicada situación de su vecina, una bailarina de un club privado que sufre el acoso de su jefe. Unidos por una fuerte atracción y por sus destinos intentarán huir para dejar atrás su decadente mundo.

Con un presupuesto muy modesto (unos 40.000 $) y ayudado por amigos y familiares, Kubrick rodó con 27 años un relato de claro corte de cine negro, que a pesar de no ser un gran éxito el excelente uso de la cámara (desde luego lo más destacable del film) y la cuidada puesta en escena hizo que el productor James B. Harris se fijara en él, dando lugar tiempo más tarde a Harris-Kubrick Pictures, asociación que daría muy buenos frutos.

El uso de lentes de gran angular, característica que más tarde definiría la carrera del director, proporcionaban una gran profundiad de campo, y además usó bastante el recurso de la luz natural para la iluminación cuando tuvo ocasión, con excepción de las escenas rodadas en interiores para las que usó luces potentes que crearon interesantres juegos de sombras, como se puede comprobar en la famosa escena final en la tienda de maniquíes.

El guión está basado en una historia ideada por el propio Kubrick a modo de homenaje a las novelas pulp-policíacas de la época, hecho que no se repetiría en su filmografía en la que siempre basó sus guiones en novelas y relatos que le interesaran lo suficiente como para llevarlos al celuloide. Se nota la poca experiencia de los actores pero aún así resuelven con soltura la situación y tiran para adelante el film.

A pesar de su inexperiencia, a Kubrick le premiaron en el Festival de Cine Internacional de Locarno con el premio al Mejor Director en 1959. Y aunque "El Beso del Asesino" pasara batante desapercibido en taquilla y crítica, la prensa comenzó a fijarse en el director, como por ejemplo el "New York Daily News" que dijo sobre él: «Una aventura de suspense que augura un buen futuro para el jóven Stanley Kubrick», o el "New York Mirror": «Usando su cámara como papel de lija, Kubrick ha dejado al descubierto el mundo de los salones de baile.».

Como curiosidades sobre la película decir que la actriz que interpreta a la bailarina, Ruth Sobotka, se convirtió en la segunda esposa del director, la mayoría de las localizaciones de la película estaban a pocos minutos de la residencia del director, y además Kubrick despidió al técnico de micro por su constante intrusión en el plano, lo que le llevó a incluir el sonido en post-producción en vez de mantener el sonido grabado de la propia localización.

En definitiva se puede decir que fue la primera prueba seria de Kubrick y sin duda fue el inicio de su carrera profesional que comenzó a mostrarle al público como un director con un futuro prometedor. No es una gran película, de hecho el mismo Kubrick intentó eliminar todas las copias existentes del film, cosa que no consiguió (al contrario que con "Fear and Desire"), pero es interesante ver los inicios de un director que ofreció al cine una nueva dimensión, un nuevo punto de vista.

Mi puntuación para "El Beso del Asesino": 5/10.

1 comentarios:

Christian dijo...

Tío, no se que haces que no curras de crítico en algún magazine. Artículos claros y de rigor, como tiene que ser. Esperando tu siguiente artículo de Kubrick ;)

Cuidate vecino!

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.