lunes, 18 de agosto de 2008

"El Caballero Oscuro", definitivamente de la lycra al cuero.

Llega la entrega del cine de superhéroes que hace trascender el género. El Señor de la Noche se decanta totalmente por el realismo y olvida la fantasía del cómic. El cine de superhéroes sin superpoderes, por Christopher Nolan.

Los superhéroes en el cine ya no son para niños. Así lo estipuló Christopher Nolan cuando decidió dar una vuelta de tuerca al tan ajado género hace 3 años escribiendo y dirigiendo "Batman Begins", película que cosechó un arrollador éxito en taquilla y crítica y que supuso un nuevo comienzo para Batman, el superhéroe que Tim Burton popularizó en los 90 con sus particulares "Batman" y "Batman Vuelve" y que más tarde fue masacrado por las catastróficas "Batman Forever" y "Batman y Robin" de Joel Schumacher. Precisamente 'gracias' a este último director 'El Detective' cayó en el olvido y el hastío total durante 8 años debido a la pésima calidad de sus dos películas, y tuvieron que ser C. Nolan y David S. Goyer los que decidieron retomar el personaje cuando hubo pasado un tiempo para volver a darle un enfoque completamente realista y oscuro, olvidarse por completo de las concesiones coloristas y exageradas y dar un nuevo origen cinematográfico al mito. Así llegó en 2005 aquella película que fascinó y sorprendió a todo el mundo por su gran calidad y por su estilo, más cercano a la adaptación de los cómics que rediseñaron al personaje como "Batman: Año Uno" de Frank Miller, que a la comercialidad de sus predecesoras, definiéndose como un film sobrio, oscuro y realista.

El tremendo éxito de "Batman Begins" en todas las áreas pronosticaba una secuela que siguiera los pasos de ésta. Batman había renacido y con él una forma de hacer cine que superaba enormemente el resto de films del género, la calidad era su sello distintivo y era evidente que el proyecto de resurrección del personaje se estaba tomando con una gran seriedad. Es entonces cuando abalado por una potente campaña publicitaria, un éxito internacional sin precedentes (a todos los niveles) y tras romper con todos los records en taquilla establecidos hasta la fecha llega "El Caballero Oscuro", la película definitiva de superhéroes sin poderes.

Para hablar de "El Caballero Oscuro" empezaré con la palabra que me viene en mente para situar al lector acerca de mi opinión: obra maestra. Esta palabra y otras semejantes las llevábamos leyendo desde hace un mes debido a las reacciones que causó su estreno en los EEUU; por un lado resultaba gratificante ver que la crítica la adoraba al mismo tiempo que en taquilla conseguía unas cifras astronómicas nunca vistas hasta ahora (la más clara señal de que al público le está gustando), por otro sentí una extraña sensación de dubitación al ver que tras salir de la sala del cine mi opinión era la misma que la del resto de gente, igual que con "WALL•E" estaba coincidiendo del todo con la corriente popular... ¿me había dejado influenciar por el estado de éxtasis global? Tras meditarlo pacientemente he llegado a la conclusión de que quizá algo me tiene que haber empapado, es imposible saber el grado exacto de influencia pero sería hipócrita negarlo, pero creo que realmente "El Caballero Oscuro" cumple con todas las facultades que se atribuyen a una obra maestra, comenzando por la más importante (a nivel personal): al salir del cine supe que había presenciado un espectáculo fascinante, supe por las sensaciones que despertó en mí que no estaba solamente ante una buena película, estaba frente a una obra redonda en todos sus aspectos, una obra con la que disfruté de cada fotograma y que me dejó planchado en la butaca. Recuerdo las dos últimas veces que esto me pasó en un cine, con "El Truco Final (El Prestigio)" y con "No Es País para Viejos", películas que tengo en la más alta estima por eso mismo.

El artífice de la película, Christopher Nolan, no es ninguna joven promesa recién descubierta por un productor visionario que le encargó la dirección de una película de superhéroes, hecho que se viene repitiendo desde hace tiempo con factorías como "Spiderman" que reconvirtió la figura de Sam Raimi ("Evil Dead") de director de películas de Serie B a realizador de blockbusters para toda la familia, o Guillermo del Toro ("El Laberinto del Fauno", "El Espinazo del Diablo") que fue arrancado de forma más discreta de películas como "Mimic" o "Cronos" para dirigir superproducciones como "Blade II" y "Hellboy". Las películas de superhéroes no las dirigen 'Steven Spielbergs', 'Martin Scorseses' ni directores por el estilo por el motivo que sea, y en este caso se ha hecho una excepción, C. Nolan ha hecho una película de calidad y seria, con todos los detalles que la hace grande y consiguiendo aunar crítica, público y taquilla. Comercialidad y Calidad garantizadas. Como digo, Christopher Nolan no es ese tipo de director reconvertido, Nolan es un realizador con carácter, gran talento y una facultad especial para realizar guiones complejos (sí, también es guionista de todas sus películas), dotar de un montaje sublime a sus films y realizar un exhaustivo control de cada uno de los apartados de sus películas para que encajen a la perfección en el conjunto. Su sello distintivo es la calidad, quizá como otro de los grandes Ridley Scott, que no tiene un estilo rápidamente identificable pero que dota a sus películas de una perfección que solo un director talentoso es capaz de realizar. Nolan es para mí desde hace tiempo uno de los mejores realizadores del panorama actual, con tan solo 6 largometrajes y 38 años se ha ganado el respeto del mundo del cine con grandes películas como "Batman Begins", "Memento" (por la que el director inglés recibió una nominación al Oscar al Mejor Guión Original) o "El Truco Final (El Prestigio)", estas dos últimas consideradas por mí también obras maestras absolutas y clásicos de culto instantáneos. Cabe destacar como a falta de ver dos de sus primeras películas, "Following" y "Insomnio", su filmografía me parece de lo más exquisito que se ha rodado en la última década incluyendo esta "El Caballero Oscuro" (que se convierte en mi película preferida de superhéroes pasando por encima de su anterior film) que sigue la línea ascendente del director y que ha acabado de dar su salto a la fama gracias la primera película de Batman que realizó en 2005. Además en "El Caballero Oscuro" Nolan ha mejorado el aspecto que quizá flojeó más en "Batman Begins", es decir la dirección de la acción ya no es tan movida y los combates pueden apreciarse perfectamente, cosa que no solo suma puntos al film sino que demuestra que el realizador aprende de sus errores y es capaz de mejorar en cada ocasión que se le presenta. Hay que tener en cuenta que Nolan no había dirigido ninguna película de acción hasta "Batman Begins", lo que significa que es un director novel en este género y lo que le da más mérito.

La dirección es uno de esos factores que creo que marcan la diferencia en una película. Una de las tres razones por la que "El Caballero Oscuro" deja de ser una gran película de superhéroes para ser una gran película sin más es la soberbia y exquisita dirección de Nolan. Las otras dos razones son el enfoque que adopta el guión y las potentísimas interpretaciones, pero hablaré de ello más adelante. Respecto a la dirección, hay planos cuidados al extremo y secuencias rodadas con genialidad, por ejemplo adoro la forma que tiene el film de comenzar con el atraco al banco acompañado de la magnífica música de Hans Zimmer y James Newton Howard para El Joker mientras se suceden los flancos del crimen. La forma que tiene de presentar al villano principal de la película sumado a la enorme tensión del momento y el suspense que logra con esa escena forman un conjunto redondo y un inicio de película sencillo y tremendamente efectivo. Por cierto, gloriosa aparición de William Fichtner ("Black Hawk Derribado" y Alexander Mahone la serie "Prison Break") en esa primera escena del film. Otra escena gloriosa es la que transcurre en Hong Kong, desde el principio de la acción hasta el desenlace, brillante secuencia de acción. Y no me puedo olvidar de la memorable escena en la que El Joker sale tranquilamente del hospital, una secuencia rodada con clase, sin duda. Cada escena está realizada con talento, la película es una gran obra vista con perspectiva y examinada con lupa, en general y en particular, prestando atención a los pequeños detalles. Es una película que no solo se toma en serio a sí misma sino que también al espectador.

Este es uno de los grandes factores que hacen de la película una obra imprescindible, pero el secreto está en que Christopher Nolan se sirve de su propio guión, co-escrito con su hermano Jonathan (también co-guionista de "El Truco Final (El Prestigio)" y "Memento"), lo que le da una visión única y personal de lo que quiere hacer con su película, y la oportunidad de llevarlo a cabo con total libertad. Y este guión tiene un acierto que convierte automáticamente esta película en algo mucho más allá de una película de género, siendo un thriller policiaco con todos los elementos comunes a este, y este acierto es el enfoque realístico del personaje de Batman y su envoltura. No hay superpoderes en "El Caballero Oscuro", Batman nunca los ha tenido en su historia regular pero en este caso no hay ni una sola facultad sobre humana que se entrometa en el film; el cine de superhéroes ha descubierto un nuevo sendero (que Zack Snyder seguirá explotando en "Watchmen") que sitúa los acontecimientos en un universo que no vive bajo la influencia de seres voladores ni con fuerza sobrehumana y que ha sustituido a los iconos vestidos en lycra por humanos enfundados en capas de cuero. Este realismo no solo sienta magníficamente al superhéroe de DC sino que ofrece al espectador un nuevo tipo de cine que hasta ahora había sido difícil de contemplar dado el éxito y bombo del supercolorido y auto-parodiado universo de los héroes de cómic. Aquí Batman viste cuero, sus enemigos son delincuentes con la única habilidad especial de tener una voluntad férrea, todos los personajes son vulnerables y las reglas son las mismas que en nuestro universo. Una muestra del realismo que imbuye al film (que incluso se acentúa desde la anterior película) es el traje de Batman, que al principio de la película es el mismo que utiliza el Hombre Murciélago en "Batman Begins" y que luego vemos como sufre una necesaria mejoría (aquí la comparativa). A la par que ha mejorado la dirección en los combates ha aumentado la agilidad de Batman gracias a su remodelación del traje, que tras una evidente readaptación deja atrás el grueso (y siempre criticado) cuello y las planchas macizas para dejar paso a pequeñas placas de cuero que aumentan la movilidad del héroe aunque aumenten su vulnerabilidad. Es un traje menos corpulento y ostentoso pero más complejo y realista, no es tan majestuoso e inmaculado pero es más sofisticado y adecuado. El concepto del traje no se ha perdido con esta remodelación, y aunque he de confesar que la primera vez que lo vi me resultó extremadamente artificial, cuando entendí el concepto de la película de acercarse a la realidad lo máximo posible me resultó gratificantemente acertado. Un detalle acerca del traje que me ha agradado en sobremanera es la utilización en una escena de unos sensores en los ojos de la máscara que ponen a éstos de color blanco, exactamente como siempre ha sido Batman en los cómics, un detalle agradable hacia los aficionados que seguro habrán captado el guiño.

El tercer aspecto clave del film es el del apabullante reparto que se ve incluso mejorado por el de "Batman Begins", cosa nada fácil. Nolan pudo contar para su anterior película con estrellas de reconocida fama y talento, intérpretes de la talla de Christian Bale, Michael Caine, Morgan Freeman, Gary Oldman, Liam Neeson, Ken Watanabe, Rutger Hauer, Tom Wilkinson... la lista es inacabable; en "El Caballero Oscuro" han repetido papel todos los que han podido, incluyendo de nuevo a los protagonistas (exceptuando el cambio de Katie Holmes por Maggie Gyllenhaal en el papel de Rachel Dawes) e incorporando a Heath Ledger, Aaron Eckhart y Eric Roberts (Maroni) entre otros. Repiten rol M. Caine en el papel del siempre fiel mayordomo Alfred, Morgan Freeman repite en el equivalente a Q de la saga de James Bond, Lucius Fox, el gran Gary Oldman vuelve a demostrar su talento en la piel de James Gordon (que por fin vemos como comisario) y Christian Bale por supuesto vuelve a ser Bruce Wayne / Batman con ese porte elegante y decidido que le caracteriza. Lo mejor del panorama actual como se puede comprobar, y más aún teniendo en cuenta las nuevas incorporaciones, por un lado y debido a que Katie Holmes no aceptó el papel de Rachel tuvo que ser Maggie Gyllenhaal la que pusiera rostro a la amiga de la infancia de Bruce. Su papel es minoritario y no tiene tiempo para lucimientos, de hecho está claro que la intención de meter ese personaje en la película es darle la dimensión de romance que necesita toda superproducción, pero aún así cumple como es de esperar para una actriz con categoría. El plato fuerte viene con los dos nuevos integrantes del reparto, Heath Ledger y Aaron Eckhart.

El recientemente fallecido Ledger lleva a cabo una de las interpretaciones más poderosas que se recuerdan en el año, y ya se comienza a hablar de Oscar póstumo por su rol de El Joker. Ledger se deja llevar por la magia del villano y lleva a cabo una lograda y equilibrada interpretación de un personaje mentalmente inestable, voluble, impredecible, detestable y siniestro. Lograr encontrar un punto en el que el personaje no se haga excesivamente histriónico es complicado; no querría comparar la interpretación de Heath Ledger con la de Jack Nicholson en "Batman" pero éste logra lo mismo que el veterano Nicholson hallando un punto medio, por supuesto mostrando la locura que caracteriza a El Joker (de hecho su único 'superpoder' es la más pura y desatada locura), pero sin desbarrar como lo hicieron más tarde Tomy Lee Jones como Dos-Caras en "Batman Forever" o Jim Carrey como Enigma en la misma película, unas interpretaciones dantescas y excesivamente histriónicas que lo único que conseguían era acentuar ese agrio sabor a telefilm y cabrear al personal. Ledger interpreta un personaje que hace propio, y como tal no puede fallar en lo que hace con él ya que le da una personalidad que le permite moldearlo a su gusto pese a ser el villano más importante de Batman desde los inicios del cómic y tener esa responsabilidad sobre sus hombros; cada estremecedora risa, cada torcido gesto y mirada perdida se transforman en una fuente de expresividad que traduce en pantalla en todo momento el estado mental y la personalidad del personaje, dando una réplica a Batman en cada diálogo que directamente lo convierten en el protagonista de la cinta por encima del propio Detective. El Joker se deja llevar por el Caos, quiere divertirse y provocar, y este carácter está perfectamente reflejado en el actor. Ledger es El Joker por completo. Un aspecto a destacar es el aspecto del villano, una muestra más de la voluntad de acercarse al realismo con personajes que puedan existir en un mundo real, El Joker se muestra ajado y roído, algo diferente a lo que estamos acostumbrados en los cómics, con la cara destrozada por cicatrices cuyo origen es constantemente cambiante y que le dan el aspecto siniestro de la sonrisa permanente que tan bien le sienta. Además los gadgets-bromas que tan característicos son han quedado en segundo plano para dar paso a los cuchillos, un arma sincera como dice él mismo y que refleja su crueldad y sadismo. Genial la declaración de principios a Batman donde le anuncia que seguirá de forma perpetua el juego entre ambos, una máxima en los cómics del superhéroe.

Aaron Eckhart es Harvey Dent, el fiscal del distrito que luego se convierte en Dos-Caras (no creo que destripe la película a nadie con esto), una interpretación más discreta que la de Ledger pero no menos talentosa, aunque no tan suculenta y participativa que la de El Joker. Su papel es excelente durante gran parte de la película pero su momento llega en la transformación en el mítico villano, cuando la locura, desesperación y sed de venganza lo convierten en ese ser que lo deja todo a la justicia del azar. La construcción del personaje está muy bien realizada, entendemos sus motivaciones (no es un personaje que se guíe íntegramente por la locura, como El Joker) y su forma de actuar, y aunque se convierta en un villano se debe entender la dualidad que tiene el personaje que se representa a la perfección de forma más que evidente en su aspecto físico. Por cierto, espeluznante y repugnante el rostros de Dos-Caras, un efecto muy logrado y bien conseguido.

El personaje de Batman sufre alguna evolución durante esta película, ya no es el inexperto héroe enmascarado que surcaba las calles de Gotham intentado paliar el mal que la infectaba, ha pasado un tiempo y el Caballero Oscuro es una amenaza latente para el mundo del crimen, una leyenda viva que hace vigilar el cielo constantemente y que mantiene un orden gracias al miedo. Además su amor por Rachel mantiene vivas sus esperanzas de dejar atrás el héroe enmascarado para retirarse con ella, dada su promesa al final de la anterior película, y su intención es la de dar el relevo a un espíritu incorruptible y esperanzador como es Harvey Dent, El Caballero Blanco de Gotham. La presión de El Joker le obliga incluso a tener que revelar su secreto pero evidentemente se impone el sentido de la justicia de Batman y su eterna lucha y sacrificio, cuyo máximo exponente lo vemos al final de la película. Quizá el personaje desaprovechado en esta cinta es el de El Espantapájaros, reducido a un simple traficante común.

No hay lugar para los niños en esta película. Por fin se enfoca el cine de superhéroes para el público adulto y se excluye al infantil, no es que sea algo malo pero por una vez ya está bien que no sea así, y más con un personaje como Batman. La película es dura por momentos, compleja en su guión y larga (150 minutos) y las concesiones al humor son escasas (acertadas) y no accesibles para un público menor, pese a estar calificada para mayores de 13 años. La intensidad del film, el género en el que se ha englobado definitivamente, el carácter de sus personajes y la maestría de su dirección hacen de la película un plato suculento para el amante del cine, para el amante de los superhéroes, para el amante de las superproducciones y para todo aquel que guste de pasar un buen rato en el cine.

Un apartado que ya es una tónica que sea del máximo nivel en el cine de Nolan es el montaje. Junto con la fotografía éstos son elementos exquisitos en "El Caballero Oscuro" (y en el resto de su filmografía) y en concreto el montaje vuelve a ser un factor espléndido que realiza un mosaico perfecto de la acción y de los diversos frentes de la película. Es difícil superar los montajes de "Memento" (de Dody Dorn, habitual de Ridley Scott desde hace un tiempo) y de "El Truco Final (El Prestigio)" (de Lee Smith, el mismo montador de "Batman Begins" y de ésta "El Caballero Oscuro"), ya que éstas me parecen las mejores ediciones de película de la historia del cine debido a su estructura compleja y poco habitual (sobre todo la primera), y aunque en "El Caballero Oscuro" el montaje no requiera tantas virguerías vuelve a mostrarse no solo solvente sino especialmente brillante. La fotografía corre a cargo de Wally Pfister, dos veces nominado al Oscar por la fotografía de "Batman Begins" y "El Truco Final (El Prestigio)" (Nolan demuestra una fidelidad absoluta con sus colaboradores), repleta de tonalidades grises y oscuras y con brillantes juegos de sombras destacando por encima de todas una de las mejores secuencias de la película, la del interrogatorio en la comisaría donde los acentuados contrastes e ingeniosos encuadres ofrecen un interesante y melódico cuadro para la intensidad del momento. Muy interesante el juego de luces y sombras, e igual de interesante el color y la colocación de la cámara.

La ambientación de Gotham es un aspecto interesante de la cinta, una ciudad oscura y decadente pero más cercana a una metrópolis actual y real que a la exageración de la Gotham de las películas de Tim Burton y no digamos ya de las de Joel Schumacher. Quizá es una ciudad menos oscura que la que pudimos ver en "Batman Begins" pero más viva, aunque en este caso no es tan protagonista de la película como en la anterior. Una dirección artística sobresaliente teniendo en cuenta además la cantidad de escenarios que presenta el film.

La música de la película merece una mención aparte, la colaboración de Hans Zimmer ("El Rey León" —por la que ganó el Oscar—, "Piratas del Caribe. El Cofre del Hombre Muerto", "Piratas del Caribe. En el Fin del Mundo" y también habitual de Ridley Scott) y James Newton Howard ("La Guerra de Charlie Wilson", "Michael Clayton" y un habitual en las BSO de las películas de M. Night Shyamalan) ha dado un fruto excelente ofrenciendo una de las mejores bandas sonoras originales de lo que llevamos de año, repitiendo tándem tras "Batman Begins". Temas épicos como "Why So Serious?", "And I Thought my Jokes Were Bad" o el tema final "A Dark Knight" añaden tensión y dramatismo al film, dando un trasfondo heroico necesario; el sello distintivo de ambos compositores está muy presente en cada tema, siendo muy fácil distinguir el estilo de ambos en cada uno. El tema principal se ha diseñado para esta nueva película, se decidió no aprovechar el de la película anterior y se puede saborear sobre todo en temas tan bellos y majestuosos como "Like a Dog Chasing Cars", una pieza imprescindible.

La acción está rodada con buen pulso, como he dicho, mejora el punto flojo de "Batman Begins" en los combates cuerpo a cuerpo sobre todo y tiene muchas escenas de acción con elaborados efectos visuales (no necesariamente por ordenador, como estamos acostumbrándonos) de la más alta calidad, un trabajo de dobles titánico y un espectáculo digno de ver en pantalla grande. Secuencias de puro vértigo, como la persecución del camión de la policía por el túnel y la inclusión del Batpod, la moto de Batman a la que le saca buen partido.

Como curiosidad, al poco de estrenarse "El Caballero Oscuro" fue capaz de encaramarse en lo más alto de la lista de IMDB (TOP-250 IMDB) con las mejores películas de la historia según los internautas. Anteriormente el primer puesto estaba ocupado por "El Padrino", seguido de "Cadena Perpetua" y "El Padrino Parte II", pero en pocos días la película de El Señor de la Noche (como se le conoce en los cómics, aunque El Caballero Oscuro es una traducción literal de The Dark Knight, el título original del film) se colocó la primera desbancando a la que durante tantos años había permanecido inamovible. En los momentos que escribo mi crítica ya no está en el primer puesto sino que está en el tercero, y aunque estos films sean imposibles de comparar y este dato es meramente anecdótico es un vivo reflejo de la opinión de un grueso de los internautas, "El Caballero Oscuro" está gustando y mucho. El récord de taquilla es indiscutible, pasó por encima de "Star Wars. Episodio III: La Venganza de los Sith" ($16.9M) siendo el estreno que más ha recaudado la medianoche del estreno ($18.5M), luego aplastó a "Spiderman 3" ($59.8M) en la recaudación del primer día de estreno ($66.4M) y en el estreno que más taquilla ha hecho en el primer fin de semana ($158.4M). En 5 días ya había superado los 200 millones de dólares, siendo la película de superhéroes más taquillera de la historia de los EEUU con más de 400 millones recaudados, aún lejos de los 1800 millones de "Titanic" pero superándola en el tiempo que ha tardado en recaudarlo.

Cuando una película pasa de ser 'una gran película de superhéroes' a 'una gran película' el éxito ha sido asimilado, y en caso de "El Caballero Oscuro" el éxito ha sido total. Es la segunda película consecutiva a la que le doy la etiqueta de "Películas 10/10", y aunque soy de los que piensan que sí existen películas perfectas (no necesariamente una película perfecta es un 10/10) me cuesta darle una puntuación así a una cinta, en este caso es bien merecido; esta nueva entrega de Batman ha probado que con ganas y mucho talento la cosa no falla. Christopher Nolan vuelve a demostrar que pese a las altas expectativas de sus películas siguen sin defraudar, su intención de hacerse un hueco entre los grandes directores de nuestra época y ofrece productos de una calidad inmejorable. La evolución respecto a "Batman Begins" es notable, se ha mejorado cada aspecto de aquella película, se ha aprovechado el hecho de que las pautas ya estuviesen marcadas por aquel film y se ha explotado al máximo las posibilidades que ello ofrecía. "El Caballero Oscuro" es una película increíble, repleta de escenas trepidantes, suspense, dramatismo y de épica, un homenaje al personaje de Batman y su universo con el que es imposible no rendirse, además de ser una película con la que poder disfrutar cinematográficamente de cada apartado, cuidado y estudiado hasta la perfección. Una película absolutamente imprescindible.

«¿Por qué tan serio?»

Mi puntuación: 10/10.

15 comentarios:

Molon dijo...

uffffffff, q ganas de leerlo, a ver si tengo 1 rato y me impresionas como siempre!
Un saludo

Jon Rivero dijo...

Un poco por debajo de lo que describe señor monkey opino, es la gran pelicula a la que le falta algo para ser maestra, ni tanto ni tan poco

Lo mejor, LEDGER, la secuencia del hospital y el montaje

pero repito, no es para tanto
Memento si es obra maestra eterna

Molon dijo...

GRANDISIMA critica como siempre, q comentar q tu no digas :P.Solo recalcar q todo el mundo se deja llevar por algo de una manera u otra, lo q quiero decir es q en mi opinion q tu ( como la gran mayoria) se habran llevado por la campaña publicitaria, etc, pero las otras personas odiaran eso y les influira de manera negativa en la percepcion de la pelicula, lo importante no es q te dejes llevar sino cuanto te influya.
En mi opinion es para tanto porq quien se imaginaria q una pelicula de superheroes llegaria a tener un grandisimo argumento, con geniales actores sin tener q tirar de efectos especiales por todas partes como esta de moda ahora y lo q logra hacerla mucho mas grande respecto a la primera ha sido la introduccion de unos grandes "villanos" sobretodo ledger pero sin olvidar a Aaron Eckhart han logrado asi dar mas posibilidades de salida a las apariciones de batman y q no se este pendiente de este,de echo casi ni le veo el protagonista de la pelicula

Espilberg dijo...

Una rítica fantástica en todos los aspectos. Excelentemente redactada y presentada. La película es excelente, que más voy a decir, pero tu crítica es perfecta, resume fenomenalmente la película en sí.

The Dark Knight, la mejor película de Batman, de superhéroes y del año. No se hable más.

Santi dijo...

A mí sinceramente me da un poco lo mismo que los demás piensen que la película es pobre o no ya sea para segir una corriente radical contraria a unirse a los elojios hacia el film o porque simplemente no le haya parecido la panacea que todos dicen (decimos), y me da igual porque yo la he disfrutado como un loco y creo que soy un afortunado por ello, y en VOSE aún la he disfrutado más, las interpretaciones de El Joker y Dos-Caras aún se saborean mejors y en general las de todo el reparto. Escenas para recordar, una película en general memorable. Christopher Nolan se alza al podio...

Y muchas gracias por vuestros comentarios de apoyo, me encanta que disfrutéis leyendo este blog y de que dejéis vuestras impresiones aquí. Así a uno le dan más ganas de seguir y seguir. ¡Un saludo compañeros!

Molon dijo...

el placer es nuestro(mio xq no quiero hablar por todos) y las gracias te las tendriamos q dar a ti por hacer estos articulos q mas de 1 critico tendria q retirarse q seras leerlos.
A mi tb me da igual lo q diga la gente, si me gusta 1 peli y me lo paso bien pues mejor para mi no? se q hay pelis muy malas q me encantan, es lo q hay para gustos los colores. Pero lo q te digo es q todo el mundo con 1 superproduccion tan grande esta algo influecniado en mi opinion, es muy dificil por nodecir imposible quedarse al margen

Un saludo y a ver cual es el proximo articulo! con q nos deleitaras esta vez??

Neo dijo...

Como siempre, da gusto leer tus criticas tio. Te las curras cosa mala y encima haces que enganchen en su lectura (y eso es mucho para mi que si tiene mas de 4 lineas ni me molesto).

Un 10 para ti.

Por otro lado cuando comparas a lucius fox con M de james Bond... ¿no querrias decir Q?...Porque M es la jefaza de bond y Q el que le prepara todos los inventos y le asiste :)

Sigue asi tio.

Santi dijo...

Gracias chicos, estoy tanteado el próximo artículo...

Me has pillado Neo, quería decir Q, que M es el jefe, no el proveedor. Con vuestro permiso lo voy a editar. Gracias por fijarte en el detalle compañero ;) .

Anónimo dijo...

Gran trabajo señor Monkey. La Butaca y el resto de webs sobre cine ya están más que jubilados de mi menú Favoritos teniendo este blog.
Sobre El Caballero Oscuro, que decir que no se haya comentado ya. Como fan de los cómics, no podía estar más satisfecho con este film pese a ser un poco fanboy de Marvel xdd. Sin duda iré a verla de nuevo en VOSE.

Tom Zombie dijo...

Absolutamente deacuerdo de pe a pa y para mi sí, obra Maestra con M mayúscula a la altura o para mi superior a obras consideradas maestras por "expertos" y no tan expertos y que a mi me matan de aburrimiento.

Solo añadir que a mi si me da rabia eso de "seguir la corriente" o "dejarse llevar por el morbo y la compasión hacia un actor muerto". Rabia no, me toca los cojones, con perdón. Primero porque se podría contraatacar con el mismo argumento de "dejarse llevar por la corriente de llevar la contraria porque sí".

Pero sobretodo porque es una tonteria. Eso es como si un jugador de futbol se regatea a ocho jugadores él solo y mete el gol de tacón mirando a la grada y decimos que es un gran gol solo porque después se murió. CHORRADAS. Es un trabajo no de oscar, de siete oscars. Esa mirada es puro carisma. Y esa dirección y esos planos (entre los que se encuentran varias de las fotografias de tu crítica)no solo hace sinó acentuar la perfección de éste papel.

Por cierto, no hace mucho he visto una foto de Brandon Lee maquillado como el Cuervo y me ha dado cierto repelús el parecido...y las circunstancias posteriores.

Saludos, S and company.


PD: Jon, lo siento, pero Maggie G está para mi flojita y lo que es peor, más bien feucha. Supongo que el papel no era para lucirse sexy pero esperaba mucho más...es como...como si no encajara en éste tipo de cine más comercial, como pez fuera del agua...

Santi dijo...

Qué alegría que maese Tom coincida conmigo. Una maravilla de película que no pasará desapercibida en ninguna área; espero que los Oscar de este año reflejen el éxito del film, por lo menos en el apartado de dirección, montaje e interpretación. Nolan merece otro Oscar.

Es irónico que el Joker sea "El Caballero Oscuro", él es toda la película. Quizá en un futuro alguna película reciba el nombre de "La Broma Asesina"... y quizá el protagonista sea entonces Enigma :D .

¡Un saludo!

Rafa dijo...

Bueno, ayer fui (por fin) a ver El Caballero Oscuro. Sin querer entrar en el debate "Obra Maestra: si o no", sí que tengo que reconocer que es una gran película. Una de sus mayores virtudes, efectivamente, es el ritmo: combina muy bien acción con los momentos "lentos", a veces incluso entrelazándolos, lo que hace que las 2 horas y media del filme no se hagan pesadas en ningún momento.

También de acuerdo con las interpretaciones, fantásticas todas. Aunque (quizás por el agravio comparativo con sus sublimes compañeros de reparto) vi a Christian Bale un poco "acartonado", peor que en Batman Begins. Pero venga, se lo perdonaremos si accede a hacer la nueva entrega, que seguro que caerá en un par de añitos, tres a lo más.

¡Un abrazo desde la Calle del Bourbon!

Santi dijo...

Éxito absoluto en las nominaciones a los Oscar. Nada más y nada menos que 8, lo que teniendo en cuenta el tipo de película que es "El Caballero Oscuro" es todo un logro. Una película de superhéroes que pueda optar a 8 Oscars es una cosa inédita, y aunque sean en su mayoría premios técnicos (lo cual no desmerece nada en absoluto) hay que tener en cuenta que tan solo "El Curioso Caso de Benjamin Button" y "Slumdog Millionaire" la superan en nominaciones. Es más, tiene las mismas nominaciones que el año pasado tuvieran "No es País para Viejos" y "Pozos de Ambición".

Cabe destacar sobre todo la nominación del pasado ganador del Globo de Oro Heath Ledger como Actor Secundario por su papelón de El Joker, un papel ciertamente memorable. A ver si consigue doblete este año, y de paso el film consigue rascar algún otro Oscar de los muchos a los que opta, sería algo histórico. Me alegro por las nominaciones, son algo inesperado y merecido, claro.

Santi dijo...

Finalmente se ha llevado los 2 Oscar a los que optaba como favorito, Mejor Actor Secundario para Heath Ledger y Mejor Montaje de Sonido, siendo la tercera película más laureada en la 81ª edición de los Oscar junto a "Mi Nombre es Harvey Milk". Una alegría que la Academia haya sabido reconocer estos dos apartados de esta joya llamada "El Caballero Oscuro".

Pramod Negi dijo...

I liked it so much and very interesting, too! Thanks for sharing the experience.
Wonderful post, really great tips and advice. I was interested by your comment,
cheap flights to Dalian
Flights to Dalian
DalianFlights

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.