viernes, 25 de abril de 2008

"Paprika", en los sueños y el anime todo vale.

Satoshi Kon saca el máximo provecho al complejo y gratificante mundo de los sueños.

De todos es sabido que el universo del anime es uno de los más ricos que puebla el mundo del cine, ya que en él se engloba todo tipo de géneros sin distinción. Este hecho sumado a la facilidad —y buena costumbre— que tienen los orientales en mezclar géneros dentro de una misma película y al hecho de que el mundo animado no entiende de límites físicos, generan una corriente alejada de la cinematografía americana que en la gran mayoría de ocasiones les permite una libertad creativa mucho mayor y unos resultados que superan en originalidad y espectáculo visual a una parte importante del cine. La última maravilla de Satoshi Kon es "Paprika", una película que precisamente tiene como eje argumental uno de los temas más jugosos a explotar en el cine animado, el mundo de los sueños y la fantasía. Y precisamente Kon es una buena elección tras ver de lo que es capaz en la mini-serie animada "Paranoia Agent" y en el sublime segmento "Rosa Magnética" perteneciente a la película "Memories" de Katsuhiro Ôtomo ("Akira", "Steamboy"), que aunaba tres cortos el primero de los cuales escrito por Kon narraba las aventuras de un trío de astronautas que se topaban con una especie de estación espacial abandonada fantasma en la que la fantasía se mezclaba con la realidad.

El guión de Satoshi Kon y Seishi Minakami (uno de los guionistas de "Paranoia Agent") está basado en una novela homónima de 1993 del veterano Yasutaka Tsutsui y nos sitúa en un futuro muy cercano en el que una compañía ha desarrollado un sistema con fines psico-terapéuticos llamado DC Mini que permite acceder a los sueños del paciente y por lo tanto explorar el subconsciente para tratar traumas y problemas psicológicos. Paprika es la personalidad que adopta Atsuko, la jefa del proyecto, cuando entra en el mundo de los sueños, una chica que parece dominar el uso del DC Mini y que lo utiliza clandestinamente para ayudar psicológicamente a sus pacientes introduciéndose en sus sueños. Pero alguien roba tres unidades de DC Mini y los utiliza para introducirse en los sueños de los creadores y manipularlos aún estando despiertos; los sueños de unos y otros comenzarán a mezclarse y fusionarse, y cada vez será más difícil distinguir entre la realidad y el sueño. Este guión tan de Philip K. Dick, mezclando historias reales y fantásticas da muchísimo juego y el surrealismo se apodera de la cinta cada vez que se muestran las preocupaciones y pensamientos de las "víctimas" del DC Mini, en un mundo donde todo es posible y nada está sujeto a las leyes físicas.

El que un operario del sistema pueda introducirse en la mente del paciente/víctima no tiene consecuencias como por ejemplo en "Pesadilla en Elm Street", donde si le ocurría algo a la víctima de Freddy en sueños también le pasaba en la realidad, sino que el sueño induce una especie de sonambulismo o coma que puede deteriorarle psicológicamente o inducirle a un estado de hipnosis en el que pueda realizar cualquier estupidez como suicidarse sin querer pensando que está en el sueño y no en la realidad. Desde ese punto de vista es bastante "realista", teniendo en cuenta que parte de una historia de Sci-Fi. El concepto de que cada víctima del ladrón de DC Mini se encuentre en un estado somnoliento y que todos puedan formar una red y compartir los sueños entre ellos es genial, un alarde de originalidad que demanda una gran atención por parte del espectador ya no solo para diferenciar cuando están soñando y cuando despiertos, sino para saber en el sueño de quién se encuentran. De hecho a mitad de película ya comienza a haber ese intercambio de sueños para ir poco a poco desencadenando los espectaculares últimos 20 minutos de la cinta donde la trama se destapa del todo y la fantasía y surrealismo toman todo el protagonismo. Un final brillante.

La música corre a cargo de Susumu Hirasawa, su segunda banda sonora tras "Millennium Actress" y que ya hiciera la de "Paranoia Agent". Ausente en los momentos que no hay acción cuando entra se hacer notar con ritmos animados y animados que ayudan a sentir el frenetismo de algunas escenas, con mención especial a la entradilla de los títulos, una espectacular escena tanto a nivel sonoro como gráfico. Digamos que la BSO no es constante pero si muy intensa. Un aspecto muy destacable de "Paprika" es el increíble dibujo, repleto de detalles de un nivel superior, con un estilo diferente al de Hayao Miyazaki por ejemplo pero con un nivel de detalle comparable. El juego de sombras, la animación de los personajes, su fluidez de movimientos, la coincidencia del sonido de las palabras con el movimiento de la boca, etc. todo está realizado con perfección por la compañía de animación Madhouse Studios, dibujante de series como "Trigun", "Death Note", "Paranoia Agent", y películas como "Perfect Blue" o "Metropolis". El mundo de los sueños puede ser muy complicado pero en esta película todo está bastante simplificado y no cae en el error de sobrecargar el escenario, siempre hay algún detalle en el que prestar especial atención y el espectacular colorido es la marca característica que define al film. Además el doblaje japonés es muy bueno como siempre, los nipones son unos especialistas en este tipo de interpretación (en mi opinión los mejores), por otro lado es normal ya que el cine de animación es una de sus más importantes especialidades, por lo tanto es lógico pensar que su doblaje está mucho más evolucionado que el del resto del mundo.

Si no me equivoco la película no se ha estrenado en España pese a ser de 2006, con excepción de algún festival de cine. La edición en DVD salió en España a finales del año pasado bajo el nombre "Paprika: Detective de los sueños", haciendo gala una vez más de la brillante manía de de las productoras españolas de añadir ridículos subtítulos al título original y mostrando su total desgana por este tipo de cine en una edición ausente de cualquier tipo de extra o parafernalia. Y es que en España aún no hay un mercado potente capaz de consumir este tipo de cine. Una verdadera lástima el no poder disfrutar de cada fotograma en una pantalla de cine porque realmente es del tipo de película que merece la pena ver en una sala y pagar sus 7€ correspondientes. Puro espectáculo.

Productos como este de alta calidad gráfica y sonora y con un guión atrevido, original y elaborado y que se atreva a romper con los cánones de la comercialidad es lo que hace falta en las salas de cine españolas. Y que se comience a hablar de ellas, que el cine de animación japonés es uno de los más potentes que existen, además de buenas series hacen buenas películas y es una forma de ver que no todo el cine son animalitos animados por ordenador. No digo que esté mal este tipo de películas, pero Hollywood ha caido en la repetición hasta tal punto de saturar al espectador. Ya veréis cuando los japoneses se pongan con la animación por ordenador, eso si que volverá a ser una revolución...

Evidentemente recomiendo a todos el visionado de "Paprika", un gran film de un director que hasta ahora está avanzando pasito a pasito pero de forma firme y contundente, sin prisa pero con calidad y la cabeza fría; si Satoshi Kon sigue con este ritmo puede convertirse en uno de los directores más importantes del género, y quizá igualarse a grandes como Hayao Miyazaki, Katsuhiro Ôtomo, Mamuro Oshii y demás clásicos del cine de animación oriental. Una película diferente, emocionante, muy espectacular y fantástica; una joyita.

Mi puntuación: 8/10.

3 comentarios:

Karnaplosky dijo...

Apuntada queda. :)
(Que conste he entrado sediento por tu analisis del ultimo capitulazo de Lost)

Pramod Negi dijo...

Great blog really enjoyed reading it. Have bookmarked you and will check back regular. Please feel free to take a look at my blog...

Cheap Flights to Nairobi
Flights to Nairobi
Nairobi Flights

Edekor dijo...

¡Excelente!
Vi esta película hace unos años, pero creo que dejé algunos aspectos de lado... Muchas Gracias por tu reseña, me será útil al verla mañana ;)

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.