jueves, 15 de octubre de 2009

"Truco o Trato", respeta las tradiciones...

¡Sorpresa! Sencillez y humildad para la propuesta más honesta y simpática de terror de los últimos Halloween.

Halloween es temporada perfecta para los relatos de terror; en esos días Mike Myers sale a pasear por las calles de Haddonfield, Freddy afila sus cuchillas, Jason se calza su máscara, Jigsaw prepara sus trampas y todo el elenco de psicópatas y asesinos del panorama cinematográfico prepara el terreno para una próxima masacre. Al margen de creer o no en esta festividad adoptada por los norteamericanos, la época correspondiente a finales de octubre se convierte en un escaparate de películas y otros avatares de terror a nivel mundial que para el buen aficionado al género resulta una bendición. Durante la historia ha habido sagas que cada año han estrenado una nueva entrega en estas fechas como "Halloween", por supuesto (cuya fallida idea original, por cierto, era estrenar anualmente historias de terror independientes, de ahí la horrenda e incongruente tercera película, el primer y único intento), o recientemente "Saw", y las cintas de terror en general tiene su auge en épocas cercanas a la Noche de Brujas.

Hay que saber separar el grano de la paja, y muchas propuestas que normalmente no tendrían éxito aprovechan este tiempo para ver la luz sirviéndose de las ansias de cine de terror que tiene el público; es por eso que cuando aparece un proyecto presumiblemente humilde, sin pretensiones de ser realmente algo épico ni comenzar una nueva saga (parece haber una fiebre con querer crear iconos a la altura de Myers, Jason y Freddy y pasar a la historia por ello, todos quieren ser el próximo Carpenter, Cunningham o Craven) se agradece tanto, porque de repente hay películas que se centran en lo importante y realmente básico de las películas de terror: la diversión, el pasarlo mal y el sentido del humor. "Truco o Trato" ("Trick 'r Treat") es el máximo exponente del cine de terror de tono clásico y con las intenciones mencionadas, e incomprensiblemente una película que llevaba dos años en la estacada sin ver fecha de estreno hasta que en este año ha sido finalmente lanzada en DVD. La película no tiene ningún elemento que la haga no-estrenable, de hecho creo que es bastante comercial, pero extrañamente la cinta del novel Michael Dougherty (que hasta ahora solo había sido uno de los guionistas de "Superman Returns" y "X-Men 2", ambas de Bryan Singer, y "Leyenda Urbana 3") ha estado en un injusto ostracismo durante dos años, y eso que los estudios responsables del film son de la talla de Warner Bros. y Legendary Pictures; algo incomprensible.

"Truco o Trato" propone homenajear, o más bien parodiar y auto parodiar (lo cual no es lo mismo y es más complicado aún) los tópicos más usados del cine de terror sin que éstos se hagan tan patentes. Es decir, la película está llena de tópicos pero su mala leche y su transparencia y honestidad hacen que todos esos tópicos nos entren de una forma mucho más agradable, como quien está viendo una sesión de clásicos del género. La película va de frente, no intenta engañar y se mueve dentro de un universo creado por ella misma donde toca todos los palos, entra al trapo en subgéneros del cine de terror como el slasher, el sobrenatural, las monster movies, etc. sin perder la vergüenza ni el tono nostálgico y mostrando gran respeto por el género. La película pivota sobre cuatro historias presumiblemente independientes cuyo único nexo es en principio el barrio donde transcurren y un extraño personaje que es omnipresente a todas ellas, Sam. Recuperando el espíritu de "Creepshow" (homenajeados claramente en los geniales títulos de crédito) y "En los Límites de la Realidad" las cuatro historias (o cuatro y media) hacen hincapié en las distintas formas de concebir la fiesta de Halloween prestando atención a leyendas urbanas, tradiciones ancestrales, reglas y toda clase de elementos que rodean la celebración moderna de la antigua fiesta de Samhain, hilvanando con una inteligencia y destreza únicas cada una de ellas con constantes referencias que al principio carecen de significado pero que conforme avanzan los escasos y precisos 80 minutos de película van tomando importancia y sentido. Y este es un mérito tremendo de Dougherty, que también ha escrito el guión de su película, ya que los pequeños detalles de los que está llena la película hacen compleja la historia y consiguen una serie de conexiones entre los relatos que al final de la sesión solo te dan ganas de aplaudir a rabiar. Además no solo eso, sino que se reserva varias sorpresas y giros en cada historia que sinceramente me han cogido completamente desprevenido y por lo tanto me han encantado, logrando además un agradable efecto sorpresa que engrandece la sencillez del guión.

Toda la película en sí es una sorpresa, y sus tradicionales métodos no hacen más que alzarla como una de las películas más destacables, entrañables y simpáticas del año en el género. Sus efectos visuales y maquillaje artesano (la historia de las "Princesas Disney" es extraordinaria en ese aspecto), su reducido presupuesto al que sacan el mayor de los rendimientos, su espectacular reparto interpretativo con algunas caras conocidas como un espectacular Dylan Baker (quizá el mejor de la cinta), Brian Cox (también tremendo), una Anna Paquin en estado de gracia, Tahmoh Penikett, Leslie Bibb, etc. un reparto bastante homogéneo, con ninguna superestrella que destaque más que otra (quizá Baker y Cox tienen la oportunidad de lucirse más) pero con una gran labor conjunta logrando un casting amplio, solvente y valiente, ya que no son pocos los niños que aparecen en la película, todos haciendo un trabajo extraordinario (parece algo tonto pero la dirección de niños seguro que es tarea compleja). En este apartado merece especial atención Quinn Lord, un niño de 10 años que interpreta el papel clave de la cinta, Sam, esa especie de Jack O'Lantern Jr. que sin duda es candidato a convertirse en un icono del género con una sola aparición. Un personaje tremendo que sirve casi de MacGuffin en una película que crece a cada minuto que avanza siendo además muy regular y teniendo la capacidad de repartir el interés en las historias intercaladas de forma que en su escaso metraje el ritmo no decae ni un segundo, enlazando además todas las historias con una fluidez tremenda.

Más películas de esta clase hacen falta, sin pretensiones, con el simple objetivo de distraer y hacer pasar un mal rato, ofrece todo lo que demanda una noche de Halloween; "Truco o Trato" es una película que tiene carisma, MUCHA mala leche (en ese aspecto es una maravilla), humor y es una gamberrada de cabo a rabo. Últimamente se está hablando mucho del filme y bastante bien en general, y con razón, y es que este proyecto llevaba mucho tiempo en el punto de mira de los aficionados a pesar de que presumiblemente no parecía ofrecer nada nuevo. De hecho, nuevo no ofrece nada, pero la capacidad de homenajear a las cintas de terror más míticas (esa mano a lo "Evil Dead 2: Terroríficamente Muertos") la hace cómplice del espectador, además de lo que he comentado de no cortarse a la hora de parodiar los recursos más típicos del cine de terror, los ajados sustos y las apariciones de la nada, y hacerlo de una forma muy honesta, no tomándose del todo en serio, sacando una sincera conclusión: aunque veamos lo mismo una y otra vez nos seguirá gustando, y ese es el secreto del cine de terror. Esta compilación de cortos, por llamarla de alguna manera, supone un ejercicio de autocrítica además de una forma de rendir tributo a los clásicos patrones del género del horror. Esta antología tiene un tono clásico, encantadoramente añejo y que recuerda a algunas de las viejas glorias, pero sin perder ese toque moderno que la hace más asequible para un público poco curtido en el género, lo cual vuelve a remitirme a mi incomprensión a la hora de intentar entender por qué no se habrá estrenado en cines... ¿problemas entre las productoras?

La palabra que me viene a la mente tras ver "Truco o Trato" es «Chapeau», sinceramente. Quién iba a decir que una película tan sencilla, poco pretenciosa y humilde como esta iba a acabar siendo un producto tan gratificante; no es que sea un soplo de aire fresco para el género pero sí que conjuga todo lo bueno de éste, y además consigue formarse toda una iconografía muy acertada. Debe verse y disfrutarse como una gran gamberrada, porque es una película dedicada a todos los amantes al género. No es una obra que se tome especialmente en serio, quizá no se convierta en una obra de culto, pero merecería ser tan recordada como las comentadas "Creepshow" o "En los Límites de la Realidad", aunque solo se parezca a estas por el hecho de aunar varios "cortos" en un solo largometraje. Le auguro un buen futuro a Michael Dougherty si sigue esta línea de honestidad y saber hacer, tanto en el corte de la película como en la calidad de la dirección, utilizando un montaje realmente extraordinario con una serie de recursos sobresalientes y consiguiendo mantener la tensión en todo momento. Una película simpática, necesaria, agradable y de tono clásico que hará las delicias del aficionado al género.

«Deberías tener más cuidado. Hay reglas. Podrías molestar a alguien.»

Mi puntuación: 8/10.

11 comentarios:

Almas Oscuras dijo...

A mí me viene la misma palabra a la cabeza tras leer tu reseña: "Chapeau". En esta ocasión no puedo añadir nada más. Genial reseña.

A todo el que todavía no haya visto Trick'r Treat le recomiendo encarecidamente que lo haga. Es una película magnífica y entrañable.
Yo ya me estoy preparando un nuevo pase de la película en compañía de amigos y familiares... ¿adivinas para qué día?

PD: a ver si encuentro el enlace en el que acusaban a Doghouse de misógena... increíble... hay gente que ha olvidado el sentido del humor en el fondo del armario.

saludos

VyrusTron dijo...

No la he visto, pero por si la crítica no me habia convencido, la última captura ya sí, jaja. :D

(Aunque no haya escrito, he seguido atentamente todas tus últimas críticas, geniales como siempre).

Un saludo, Monkey!!

Fantomas dijo...

Definitivamente tengo que ver esta película a la brevedad. Han sido tantas las buenas reseñas que ha recibido que para mi ya se convirtió en un título obligado para visionar este halloween.

Completísima reseña como siempre,
Saludos.

Pablo Martinez dijo...

Esta está entre mis indispensables jeje


Saludos! Te espero para que comentes en mi blog!! Ya está el comentario sobre "Drag me to Hell"... mas vale tarde que nunca jeje...

Y no te olvides de votar en la encuesta para ayudarme a decidir el próximo Blockbuster ;)

Un abrazoo!!

PM

Santi dijo...

Gracias Joan, ya sabes que es un honor para mí que te pases por este rinconcito ;) . Un pase para Halloween es lo suyo, por mucho que sea una celebración yankee en la que no tengo ningún interes tradicional la verdad es que el hecho de hacer revivals de cine de terror es siempre un placer y algo a agradecer, aunque solo sea en esta época del año cuando haya tanta fiebre por el cine de terror generalizada. Bienvenidos sean los "Truco o Trato" como éste, sencillamente divertidísimos. Salut, company!

Que alegría verte VyrusTron. La captura final estaba diseñada para atraer a recelosos como tú :D . Anímate, no te arrepentirás, seguro. Un saludo, ¡compañero!

Fantomas, no te la pierdas. Una antología del terror llena de simpatiquísimos tópicos aunados en un solo relato, que toca todos los palos del género del terror y tiene suficiente sentido del humor como para llegar a autoparodiarse. Si están hablando tan bien de ella es porque se mete al espectador en el bolsillo, y porque es una propuesta muy humilde. Gracias por tus palabras y comentarios, ¡nos leemos!

Ponla en tu lista de imprescindibles Pablo Martinez, en los primeros puestos de próximos visionados, que no tiene desperdicio. La de "Arrástrame al Infierno" no la he visto aún, pero tengo intención de hacerlo inmediatamente.

¡Un saludo a todos!

Quimerico Inquilino dijo...

Pues a raiz de las buenas reseñas vertidas yo y unos cuantos amiguetes, mayorzotes como yo, nos dispusimos a verla una buena noche con uns crvezas y coca-colas.
El resultado: aburrimiento. No pudimos decir que era una película mala. Simplemente que toda la historia se telegrafía a distancia. Ni una sorpresa que no avanzaramos. Hasta elniño calabaza nos dió algo de grima al final. Una lástima por que Brian Cox se sale y las nenas de la fiesta que decir XD
Ahora, eso sí, todos coincidimos en una cosa: nos hubiera encantado verla con 15 años.

A lo mejor todo se reduce simplemente en eso, la edad con la que ves cada película. No creo, Santi que tú tengas 15 años, jajajaj... Pero esta vez lamento no coincidir con tu entusiasmo. Y de Amenabar paso directamente. A ver la siguiente ;)

Asprogen dijo...

Buan analisis, Sr Santi, y gracias por la recomendacion. Guiado por ella, vi anoche esta pelicula, y lo pase muy bien.

Asprogen dijo...

Hahahaha
En mi propio homenaje a esta pelicula llena de sorpresas, seguro que os he pillado desprevenidos! "Oh, es increible, Asprogen solo ha escrito dos lineas, donde fue su diarrea verbal?".
Bazinga!!
Aqui va:

En los años 50 era muy popular una editorial llamada EC, que hacia un tipo de comics -dentro de lo que se llamaba "pulp", aquello que ya sabemos gracias a Tarantino- que era exactamente lo que homenajea "Trick´r treat" ahora, y antes "Creepshow", "En los limites de la realidad", "Historias de la Cripta"...

Este tipo de comics murio durante los 60, mayormente por causa de la censura -de hecho, la edad de plata de los comics vino un poco como alternativa a aquellos comics de terror con sorpresa-.

A finales de los 70, y principios de los 80, estos comics revivieron a traves de la revista Creepy, y casi a la vez por los homenajes cinematograficos y televisivos que autores como Stephen King o George Romero les hicieron a principios de la década.
King, Romero, Dante, Spielberg, etc... habian sido en su infancia lectores compulsivos de este tipo de tebeos. Igual que en la actualidad estamos viendo pelis de Wolverine, Transformers, zombis o Bola de Dragon -lo que habia cuando los directores actuales eran eran pequeños-, de aquella se hicieron o se rescataron este tipo de historias.

(Por cierto, que con la musica pasa lo mismo: en los 70 todo era Grease y los 50; en los 80 estuvieron de moda los 60; en los 90 fue el supersonido de los 70; ahora estan pegando los 80... me temo que tenemos el grunge a la vuelta de la esquina... )
(me pregunto que habra dentro de 20 años)

En los años 80 hubo varias series de tv y peliculas del estilo de la pelicula "Truco o trato". Recuerdo con cariño aquello de "Historias de la cripta", pero tambien "Cuentos asombrosos", "En los límites de la realidad" y "Los ojos del gato".

Si os gusto "Truco o trato", estas perlas que os comento no os decepcionaran.

Por cierto, si sois de los que honrais el Sanhaim o Halloween viendo cine de terror, os sugiero un programa que incluya la pelicula "Infestation" (de lo mejor que he visto del cine de monstruos, con permiso de Cloverfield; una serie B de invasiones de insectos gigantes con toques de humor). Y una de John Carpenter, si se tercia...

Saludos

Santi dijo...

Jajajaja, Quimérico Inquilino, desde luego con 15 se habría disfrutado mucho... ¡o no tanto, quien sabe! Yo, con mis 25 años, disfruté mucho porque creo que "Truco o Trato" (que ya ha salido en DVD) es un mejunge de homenajes y pariodas la mar de sano y divertido, y es con eso con lo que me quedo. Es una lástima que no la disfrutaras Quimérico Inquilino, es una película que como puedes comprobar está gustando por todos lados y de verdad que si consigues dejarte llevar pasas un buen rato. Como dices es posible que el momento no fuera el adecuado, quizá la vuelves a ver de aquí a unos años y le pillas el gustillo, nunca se sabe.

Lástima, ¡a la próxima seguro que acertamos! Un saludo, campeón.

Mi buen Asprogen, ¡me habías dado un buen susto! :D Me alegra enormemente que disfrutaras con esa gamberrada, una propuesta sin trampa ni cartón, tan sencilla en su apariencia como compleja en su realización. ¡Y es que encima está hecha con 4 duros!

Me encantan tus aportes Aspro, siempre aprendo algo nuevo. Yo también he vivido algunos de los programas que comentas, "En los Límites de la Realidad" me daba un mal rollo considerable de pequeño, ¡hasta miedo! Aquello de «No traten de ajustar la señal de su televisor...» ya me dejaba temblando.

También recuerdo que en TV3, el canal local de Cataluña, hacían la versión animada de "Cuentos de la Cripta" que era algo infantiloide (joder, es que era un infante cuando lo veía) y le falta algo de mala leche, pero de vez en cuando se despuntaban con alguna historia más macabra que provocaba un intenso morbo por aquellos días.

"Todo vuele" que se suele decir, y es normal que los que hemos vivido influenciados por una década luego integremos ese bagaje en nuestra propia obra. Los que hayamos nacido como yo a mediados de los 80 seguramente que traspiraremos 90'eidad por todos los costados en el futuro inmediato. ¡Y luego volverán los 00', que curioso! :D

Desde luego me apunto "Infestation", aunque ya sabes yo lo que pienso de "Cloverfield" :D . Quizá vea para Halloween, ahora que lo comentas, alguna de las que me falta del maestro Carpenter, ya sea "Christine", "El Príncipe de las Tinieblas" o "Dark Star".

Me alegro de que "Truco o Trato" te gustara Asprogen, es un disfrute total. ¡Salud, y gracias por el sabio comentario!

Asprogen dijo...

Me alegra que lo menciones: yo tengo aqui, a mi lado, la de "El principe de las tinieblas" calentita para esa noche. ;-)

Que bien lo pase viendo esa pelicula en su año. Y que bien olia aquella chica con la que fui... "Giovanna", era su aroma... aaah. l´amour...

Santi dijo...

¡Jajajaja! Venga, ¡que sea un "El Príncipe de las Tinieblas" pues, hecho!

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.