sábado, 10 de octubre de 2009

"Si la Cosa Funciona", el privilegio (o condena) de la amplia visión de la condición humana.

La píldora anual del maestro de los diálogos. Allen vuelve a su adorado NY natal.

Una vez acabado su periplo europeo Woody Allen vuelve a sus raíces, a su cine personal, a su casa. Tras rodar cuatro películas en el viejo continente (tres en Inglaterra y una en España) el cineasta toma de nuevo Nueva York como escenario para una nueva comedia, terreno en el que desde 2004 no rodaba tras "Melinda y Melinda", y lo hace recuperando su estilo de comedia "ambiental", un tipo de comedia que se rige por su fluidez y poco artificio y que ha sido uno de los estilos que Allen ha sabido recrear con soltura y sello propio. "Si la Cosa Funciona" (acertada traslación del título original "Whatever Works", que también podría haberse traducido algo así como "Mientras Funcione...") no pertenece a la clase de comedias absurdas o irreales como "Bananas" o "Toma el Dinero y Corre", ni tampoco tan light como "Vicky Cristina Barcelona", es una comedia contenida que no está destinada a hacer reír a carcajadas al público (por lo menos al no-norteamericano) que solamente hace esbozar alguna sonrisa, pero aún así es muy divertida.

Debe quedar claro desde el principio que "Si la Cosa Funciona" es una película menor del realizador, eso es evidente, pero me divertí viéndola ya que entendiéndola como tal y dejándote llevar es fácil entrar en el mundo del protagonista y sus problemas con la condición humana y disfrutar de las tragicómicas situaciones. Porque en esta película se tratan dos temas como son la búsqueda de la felicidad y la condición humana, las eternas materias sobre los cuales gira el grueso de la filmografía de Allen, y todo desde el punto de vista irónico de alguien que cree tener una visión más amplia que el resto de la raza humana (gusanos, todos ellos, excepto él), o eso cree, y que es el punto algo más surrealista de la cinta: el protagonista y uno de los personajes del año, Boris Yellnikoff.

El pilar fundamental sobre el que se sustenta "Si la Cosa Funciona" es su protagonista, Boris, que sin duda es el mayor gancho de la película y un personaje realmente asombroso. Boris es un genio de la mecánica cuántica, o por lo menos eso parece, que siente un profundo desprecio por la raza humana y la inteligencia inferior que reina en ella, siempre va desaliñado, sufre ataques de pánico nocturnos, tiene manías obsesivo-compulsivas, es hipocondríaco, misógino, ateo, irreverente, maleducado, egocéntrico, incrédulo, soberbio, excéntrico, desconfiado, escéptico... Como se puede ver es una joya de personaje perfectamente formado que no es para nada corriente y sobre él pende un halo de supremacía que lo alza (se alza él mismo, mejor dicho) como un visionario de la verdadera condición humana, lo que le lleva constantemente a romper la Cuarta Pared para contactar con el espectador, quizá el único que es capaz de entenderlo; de hecho el punto más surrealista de la película y gag recurrente es aquel en el que Boris hace cómplice al público de sus divagaciones y monólogos dirigiéndose a nosotros con naturalidad (a pesar de que ello le haga parecer un loco pues nadie más "puede vernos") aleccionándonos de lo miserable y ruin que es la vida y lo complejo que resulta discernir la verdadera condición humana y encontrar la felicidad.

Por parte de Boris es por quien nos llega la mayor parte de las bromas y gags, y suyas son algunas de las mejores frases de la película que sin duda ponen de manifiesto su pesimista visión del universo y la vida. De hecho a muchos podrá parecerles forzado lo que voy a decir pero no dejo de ver similitudes entre el Dr. Manhattan (qué apropiado) de "Watchmen" (un ente de carácter claramente superior) con Boris y su ideología, es decir, ambos creen que la vida está sobrevalorada, que todo se limita a nacer y desaparecer, pero finalmente ambos descubren que realmente el universo es caprichoso y el azar y/o el amor encierran sorpresas que hacen de la vida algo realmente extraordinario. Lo grande de Boris es que en ningún momento queda claro si es realmente un genio o es que simplemente se cree uno, pero la cuestión es que parece tener muy claras sus opciones. Gran parte del mérito del personaje es del actor protagonista, un Larry David que está abrumador en un papel que podría haber sido para el mismo Woody Allen si no estuviese tan mayor o si no se negase a admitir que el personaje es una exageración de sus propias fobias y divagaciones. Larry David es conocido por sus facetas de actor, productor, guionista y director, además de cómico y uno de los creadores de la serie "Seinfeld", que ya había trabajado con Allen previamente en papeles secundarios como en "Historias de Nueva York" y "Días de Radio", y que en "Si la Cosa Funciona" se come la pantalla literalmente, se adueña de la película y se luce no solo con la serie de monólogos existencialistas con el espectador sino que en todos y cada uno de sus tacos y desprecios desprende un carisma enorme. Sinceramente este ha sido un gran descubrimiento para mí, y sin lugar a dudas el actor y el personaje son el gran pilar que sostiene la película.

Woody Allen, como es habitual, vuelve a dirigir y escribir una película de su propia factoría, fiel a su estilo imperecedero e inconfundible que ha redefinido el concepto de cine personal y de autor. Esta "Si la Cosa Funciona" repite esquemas de su filmografía (aunque aún estoy familiarizándome con la misma, de momento solo puedo declararme amante de su última etapa europea y de sus primerísimas películas) con un formato más o menos teatral, unos diálogos punzantes y sarcásticos que conforman no solo el reflejo de inquietudes contemporáneas como el sentido de la vida, la búsqueda de la felicidad, el concepto del amor o el destino sino que son una vía de expresión única para el mítico cineasta, y además se sustenta en un reparto coral repleto de estrellas del momento que Allen se encarga de descubrir o recuperar, sin entender de modas ni corrientes, manteniéndose fiel a su elección de la crème de la crème interpretativa que el mismo Allen parece potenciar con un curioso y extraordinario sentido de la dirección de actores. Los actores y actrices de sus películas tienden a sobreactuar y gestualizar en exceso (sobre todo en sus comedias y sobre todo sus extravagantes protagonistas) pero siempre se les saca el máximo partido, incluso diría que hay actores a los que parece manifestárseles un talento latente cuando trabajan con Allen.

En esta película, además del extraordinario recital de Larry David, destacan sobre todo dos actrices, Evan Rachel Wood y Patricia Clarkson. Evan Rachel Wood ha tenido este mismo año (el año pasado en EEUU) un gran auge con "El Luchador", donde interpreta a la hija del personaje de Mickey Rourke, un papel que no pasó desapercibido y denotó trazas de talento en la joven actriz, aunque ya destacara años atrás en "Thirteen" con tan solo 15 o 16 años. En "Si la Cosa Funciona" también tiene tiempo de lucirse como la ingenua, alegre e inocente niña sureña que se topa con Boris en NY para empezar una nueva vida que no habría imaginado, y aunque su personaje viva a la sombra de Boris tiene sus inquietudes y lucha por conocer el mundo y a sí misma. El trabajo de Wood es sobresaliente y desde luego consigue dar una buena réplica a David. Por otro lado está Patricia Clarkson ("Buenas Noches, y Buena Suerte", "Vías Cruzadas"), extraordinaria como siempre, que interpreta a la madre de Melodie St. Ann Celestine, Marietta, y que también sobresale no solo por su capacidad de meterse en su papel sino por lo bien que se adapta al giro que da su personaje, un trabajo realmente magnífico. El resto del amplio reparto no tiene desperdicio, como siempre, y por muy secundario que sea el papel que se interprete todos son de una gran categoría, destacando a Henry Cavill, Ed Begley Jr. y hasta la corta participación de Jessica Hecht.

Además, como no, está el retrato de su adorada Nueva York que de nuevo se convierte en un personaje más, un telón de fondo para una historia que pasea por las calles de la cosmopolita ciudad en la que Allen se desenvuelve con una soltura única, mostrando los rincones menos exhibidos de la ciudad en el cine (habitualmente) y adentrándose en esos pequeños detalles que justifican que el cineasta siga homenajeando a su urbe con una naturalidad única. Y es que el director cuenta ya casi con una cincuentena de títulos dedicados a NY, una relación que ha creado entre ambos una simbiosis única. Su dirección sigue dejando retazos de su asentado estilo, con una fotografía de corte teatral sin grandes alardes, con pequeños travelling y ausencia de zooms en unos interiores que muestran escenarios simples y mundanos, y un montaje rápido y dinámico que convierten a la cinta en algo más que un ensayo teatral.

Definitivamente Allen no ha perdido su gracia, aunque haya quien reniegue de él desde hace tiempo creo que el maestro sigue siendo el maestro y aunque su cine quizá no tenga la frescura de antaño sí que cuenta con los beneficios de la experiencia, por lo que "Si la Cosa Funciona" no es que sea una propuesta excesivamente original en su filmografía pero desde luego es una sorpresa agradable en la cartelera, la clásica entrega que cada año se encarga de traernos Woody Allen por estas fechas (por lo menos en España) que aunque no sea una comedia auténticamente descacharrante sigue teniendo ese toque de humor inteligente y acidez que hacen pasar un rato divertido y agradable con situaciones tan disparatadas como habituales. Yo sigo disfrutando tremendamente con sus películas, y espero que cada año siga regalándose proyectos como este, cuyo secreto reside en su sencillez y carisma. En la próxima película de Allen probablemente vuelva a España y Londres para rodar con Antonio Banderas, Anthony Hopkins, Naomi Watts y Josh Brolin entre otros en un reparto que como siempre es excepcional. Esperemos que siga su tónica de ofrecernos productos sencillos con grandes reflexiones tras su punzantes diálogos, es una fórmula que lleva muchos años dándonos grandes alegrías.

Mi puntuación: 7/10.

8 comentarios:

Scotty dijo...

Hola!. Bien por tu crítica, con la que coincido bastante como podrás ver en la mis comentarios.

Espero que nos leyamos de ahora en adelante.

Saludos..

Santi dijo...

¡Hola Scotty!, gracias por tus palabras y comentario.

Me alegra que coincidamos pues creo que no es fácil que haya mucha unanimidad con esta película. Pienso que si a uno "le entra bien" puede salir convencido de esta "Si la Cosa Funciona", aunque realmente no creo que haya casi nadie que pueda calificarla de imprescindible o peliculón. La verdad es que se hace divertida y es una sana distracción, aunque no vaya a pasar a la historia. El problema creo que está en que los aficionados de toda la vida al cine de W. Allen están demasiado "mal acostumbrados" a que el neoyorquino les ofrezca obras imperecederas y en cada nueva película buscan otra película que haga historia... algo que posiblemente sea difícil que vuelva a pasar (o no).

Yo también espero que nos leamos a partir de ahora, un saludo ;) .

Quimerico Inquilino dijo...

Pues creo que tienes razón, Santi. De Woody siempre esperamos más.
Puesto que esta no la he visto todavía, esperaré para opinar...

Santi dijo...

Que alegría verte Quimerico Inquilino. Tienes razón, de un grande del cine como Woody Allen se espera algo legendario cada vez que estrena película. Pero cuando decide tocar comedias ligeras no creo que sea su objetivo, y "Si la Cosa Funciona" es una película menor del director, eso seguro.

Un saludo, y gracias por el comentario. A ver si la ves y me comentas si estamos de acuerdo o no ;) .

Angel "Verbal" Kint dijo...

Yo con esta película me divertí mucho y obviamente el personaje de Boris es el motor absoluto de la película. Lo mejor sin duda es esa capacidad que tiene Allen para escribir diálogos con ingenio y chispa...
Si Match Point era su última obra maestra, "Scoop" nos devolvió a este Allen de destellos chispeantes.
La verdad es que los films de Allen corren el riesgo de ser siempre comparados con sus films anteriores y todas las comedias que realiza siempre salen perdiendo obviamente si se las compara con por ejemplo "Annie Hall"...Aún así Woody es mucho Woody...aunque me costara 90 euros ir a verlo tocar el clarinete en el palau de la música

Santi dijo...

Me alegra mucho que disfrutases de esta película Angel "Verbal" Kint, me alegra que tú y muchos estemos disfrutando con esta comedia ligera de Allen sin tener que recordar por enésima vez lo grande que "ERA" su obra y lo mucho que ha perdido, etc. Yo, que como muchas veces he dicho soy principalmente seguidor de la nueva etapa del cineasta (más que nada porque solo he visto sus dos primeras películas a parte de las más recientes desde "Match Point") no tengo el problema de estar comparando siempre sus obras con anteriores películas, por eso disfruto y seguiré disfrutando de las películas de Woody Allen, porque sé que anualmente me hacen pasar un estupendo rato y disfruto mucho con todas sus películas sean del corte que sean. La verdad es que el tío es un genio de los diálogos.

Y yo no pagaba 90 € por verlo tocar el clarinete... :D

Un saludo Angel, ¡gracias por el comentario!

Dr. Quatermass dijo...

Ganas tengo de verla, en breve espero poder comentar algo.... soy devoto de la religión "Alleniana".

Santi dijo...

¡Otro Alleniano! Sí Señor, yo me quiero considerar un fan de Woody Allen a muerte a pesar de haber visto solo 7 de sus 40 películas (la mayoría de su última etapa), pero igualmente tengo pensado repasar más tarde o más temprano toda su filmografía (tengo ahora en el punto de mira "Todo lo que Quiso Saber Sobre el Sexo" o "El Dormilón" como próximos visionados). Respecto a esta "Si la Cosa Funciona" está provocando opiniones dispares, pero yo me quedo con aquellos que han (hemos) sabido encontrarle la sencillez y agradecido la "vuelta a las raices" de Allen (principalmente por la vuelta a NY tyas 5 años).

Por cierto, hoy día 17 Videa bien... cumple un año y medio de vida, no está nada mal. Os agradezo muchísimo a todos los que os pasáis por aquí que sigáis al pie del cañón, ¡MIL GRACIAS! Estamos de celebración ;) .

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.