lunes, 23 de marzo de 2009

"Watchmen", ¿quién vigila a los vigilantes?

Era posible, y tanto que lo era.

Cuando hace cosa de tres años surgió la noticia de que la aclamada novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons "Watchmen" iba a ser adaptada para el cine fuimos muchos los que nos llevamos las manos a la cabeza. No eran pocos los retos que debía superar dicha adaptación cinematográfica: la fidelidad del relato parecía fácil de comprometer, las licencias a la comercialidad podrían hacer de la película una cinta ridícula que desvirtuase el mensaje del cómic, el tono serio podría no ser entendido por el espectador, la profundidad de la novela gráfica suponía un desafío abismal y el propio medio constituía una dificultad colosal a la hora de trasladar el espíritu tan magistralmente difundido en papel; no en vano "Watchmen" es uno de los cómics/novelas gráficas más importantes, aclamados e imprescindibles de la historia, en su día supuso un cambio de rumbo en el mundo de los cómics, hoy en día aún sigue vigente su mensaje y su maestría permanece intacta. ¿Qué hizo que aquel cómic pasara a la historia? El hecho de afrontar el universo de los superhéroes en un mundo ucrónico/alternativo donde la sociedad entera había cambiado debido a la influencia de los superhombres resultó un punto de vista sumamente interesante; no es que por primera vez se estudiase al superhéroe desde un punto de vista social, psicológico y filosófico sino que se ponía de manifiesto que el superhéroe o el héroe es solo un concepto que está detrás de la persona, la cual tiene problemas tan humanos como el menos heroico de la humanidad; todo ello dotado de un acertado realismo alternativo y de un universo propio de gran profundidad hicieron que "Watchmen" se alzara como obra maestra indiscutible en la que el tiempo no ha hecho mella, aún pasados casi 25 años.

El superhombre existe, es americano, y se llama... Zack Snyder. Cuando nos llevamos las manos a la cabeza al saber que se adaptaría "Watchmen" varios de nosotros las bajamos un poco al saber que Snyder sería el hombre escogido para dirigir el film. Zack Snyder podría considerarse actualmente un director de culto con tan solo tres películas realizadas, pero es que las tres se han convertido en clásicos instantáneos en el mismo momento que vieron su estreno, y eso que dichos proyectos partían de unas expectativas altísimas debido a su naturaleza: primero llegó "Amanecer de los Muertos" en 2004, el remake de el clasicazo de George A. Romero "Zombi", segunda parte de su trilogía de zombies, y que sorprendió al mundo entero con un producto de muchísima calidad y con una media hora inicial de absoluta genialidad que supone un consenso absoluto para todo el mundo de la crítica y los fans. Aquella cinta revisionó la obra de Romero de forma completamente libre, y de hecho tan solo tenía en común unos pocos elementos, por no decir solamente que la acción transcurre en un centro comercial; es a este film es junto a "28 Días Después" de Danny Boyle a quien le debemos la resurrección del género en esta década de los 00', ya que ambas fueron las películas que dieron el empujón definitivo no solo al género de zombies (¡rápidos!) sino también a una especie de segunda era dorada del terror que está empezando a aflorar. Zack Snyder salió airoso de su primer reto cinematográfico, el que sería director de videoclips logró que los fans se rindiesen a sus pies aunque precavidos aún por el temor de que hubiera tenido un simple golpe de suerte. Esa idea se esfumó cuando estrenó su segundo film cuyo contexto se pareció sorprendentemente al de la película que nos ocupa este artículo; se volvió a hablar de una adaptación para echarse las manos a la cabeza, la joya de Frank Miller basada en la batalla de las Termópilas "300" iba a tener su propia adaptación tras confirmar el éxito de Robert Rodríguez y el propio Miller con "Sin City" (de la que por cierto vendría siendo hora de que de una vez por todas pusieran en marcha la segunda parte). En este caso la preocupación no estaba en el miedo a no retratar toda la complejidad de la novela gráfica sino en hacer de "300" una película interesante y no un subproducto corto y aburrido sin mucha cosa que contar... cuan equivocados estábamos cuando finalmente vimos que Snyder elaboró una obra maestra del cine épico y de acción adaptando de forma fidedigna y sublime el pequeño cómic de Frank Miller con una espectacularidad y una calidad visual que pocos podíamos esperar, y cuyo tráiler inicial aún tengo tan grabado en la mente que aún hoy en día me eriza el bello cuando lo vuelvo a ver. No sólo acabó siendo una gran película sino que la adaptación era fiel al milímetro, haciendo del film un cómic en movimiento respetando las pautas del material original y añadiendo tan solo ligeros y aceptables cambios para adaptar la obra al medio, en resumen haciendo honor a esa gran novela gráfica de Frank Miller. Zack Snyder tenía dos triunfos de dos posibles en su haber, y es por eso que cuando su nombre surgió como director del proyecto de "Watchmen" muchos nos tranquilizamos pensando sobre todo en "300", aunque la suma complejidad de la obra de Moore y Gibbons era un desafío aún mayor. Cuando el material promocional del film comenzó a ver la luz ya muchos nos empezamos a convencer que el milagro era posible; estéticamente el film parecía cumplir con creces, las vibraciones eran más buenas aún que las que podría tener el más optimista, y es por eso que tras ver el film aún cabe resaltar más el mérito del director que con 3 obras imprescindibles se ha creado para sí una fama de director visionario que le viene como anillo al dedo.

Parece que Snyder es consciente de algo: si sabe que los cómics que adaptada son obras maestras en su medio lo único que le hace falta son dos cosas, primero respetar lo máximo que pueda el material original para conseguir trasladar en la mayor medida su espíritu, y segundo saber cómo y qué variar para que la obra consiga amoldarse perfectamente a los cánones cinematográficos y tener éxito en dicho medio. Y no creo que ambas cosas, sobre todo la segunda, sean fáciles de obtener; estoy seguro que para ello se debe tener un don, y en eso Snyder ha triunfado como pocos lo han hecho. En el caso de "Watchmen" no lo podía tener más difícil, los fans del cómic iban a mirar con lupa cada cosa que hiciera y obviando pequeños y necesarios cambios (no quiero destriparlos pero considero que el final es un cambio razonable para los tiempos que corren) creo que "Watchmen" como adaptación es casi casi un 10, no debería alcanzar el 10 por que realmente hay cosas que se deja en el tintero (como la subtrama de Hollis Mason, la de los Relatos del Navío Negro o la historia completa de Ozymandias), pero teniendo en cuenta el esfuerzo titánico del director lo justo sería darle un completo 10 en este aspecto como adaptación, así que personalmente creo que es la nota que merece, una adaptación que ni en las mejores suposiciones habría tenido lugar.

Se ha puesto toda la carne en el asador, la Warner y Paramount Pictures financiaron el film con 150 millones de dólares ("300" costó $65M) para que Snyder diera rienda suelta a su libertad creativa y potencial y desde el inicio se centró en encontrar un casting de actores desconocidos o semidesconocidos, para que el actor no destacara por encima del personaje. De hecho hay pocos actores abiertamente famosos en el reparto, como mucho Billy Crudup, Jackie Earle Haley (nominado al Oscar hace dos años por "Juegos Secretos (Little Children)"), Jeffrey Dean Morgan, Carla Gugino o Patrick Wilson, aunque ningún miembro del reparto era un novato en esto de la interpretación, el casting está repleto de talento y eso queda patente en toda la cinta, la cual está repleta de personajes secundarios que independientemente de lo corto o largo de su papel cumplen con espléndida soltura.

Físicamente y estéticamente los protagonistas asombran por la fidelidad con la que han sido adaptados, con excepción quizá de Ozymandias y el traje de Búho Nocturno, ambos sufriendo de un pequeño sobrecargo en sus trajes, nada grave, pero el máximo nivel de semejanza llega en Rorschach el cual tiene detalles que dan una muestra de lo fino que se ha hilado con su personaje, solo hace falta ver una de las hombreras de la gabardina del personaje para ver que tiene un botón roto, ¡igual que en el cómic! El Rorschach de la película es quizá el mejor personaje de la película, el mejor y el que ha sido adaptado con más fidelidad junto a El Comediante en ambas facetas, tanto físicamente como en el carácter, motivaciones y comportamiento del personaje («¡No soy yo el que está encerrado con vosotros, sois vosotros los que estáis encerrados conmigo!»). Rorschach es despiadado, contundente, está loco, es tremendamente conservador y su lucha contra el crimen persiste a pesar de la Ley Keene, aquella que en 1977 estableció la prohibición de los héroes enmascarados; Rorschach no está sujeto a las tendencias del gobierno y cree que debe seguir con su tarea en la purificación de la ciudad, una Nueva York podrida y consumida en su corrupción y en la que él se ha convertido en un justiciero adecuado para los tiempos que corren. Rorschach es tremendamente oscuro y psicópata, lo cual queda reflejado a la perfección en el último tercio del film donde, al igual que en la novela, se explora su personaje desde los inicios y queda patente su perturbado estado mental. Jackie Earle Haley sorprende y mucho en su papel, un actor que físicamente se encontraba lejos del aspecto del personaje pero que ayudado por las maravillas del maquillaje consigue ser un calco del Walter Kovacs original, y es capaz de meterse en su rol absolutamente y reflejar esa locura en miradas perdidas, sin duda Haley es el mejor de la cinta y el que más se luce; también sabe mostrase contundente y duro cuando debe, y aunque no lo he podido escuchar en versión original estoy seguro que su trabajo vocal es excelente, como lo es el del extraordinario doblaje en español que cambia la voz cuando lleva la máscara y cuando no, igual que se supone que pasa en el cómic por la forma de los bocadillos. Hablando del doblaje español debo señalar que es magnífico, soy igualmente defensor de la versión original que del doblaje en España (considero que lo primero y mejor siempre es la versión original, pero si no se puede en España se hace un trabajo de doblaje insuperable en la mayoría de ocasiones), y en esta película todo el esfuerzo hecho por los dobladores es de la máxima categoría, sobre todo en detalles como los comentados de Rorschach cuya voz es fundamental como hilo narrativo en el film. Y como remate final al personaje está la sublime recreación de la máscara cambiante, es espectacular la forma que han tenido de realizarla, realmente es tal y como describe el cómic; los efectos visuales en este apartado no tienen réplica, son inapreciables, sin olvidarse que cada test de Rorschach que se representa en la película corresponde al que Alan Moore y Dave Gibbons representaron en cada estado de ánimo y momento del personaje en la novela gráfica, manteniendo su significado y dando testigo del respeto de la película para con la obra.

Es importante avisar que sobre todo por parte del personaje de Rorschach y El Comediante hay cantidad de escenas por las que un niño no debería ver "Watchmen". La calificación del film es de +18 (otra prueba más del valor de Snyder en este film y en toda su filmografía entera), la cual está muy justificada porque no faltan los recreamientos en huesos y articulaciones partidas, hachazos en la cabeza, mutilaciones y demás exquisiteces además de escenas de sexo. "Watchmen" NO es una película de superhéroes al uso, quizá al espectador que vaya al cine sin saber qué va a encontrarse puedan confundirle creyendo que verá otra "X-Men", pero nada más lejos de la verdad, realmente la película está basada en un cómic de renombre en el cual no escatiman en barbaridades (y del cual cualquiera se puede informar para saber que no es un cómic para niños); en "Watchmen" no hay superhéroes guapos que luchan contra la injusticia, esta película está basada en una sociedad decadente y unos héroes sombríos que no tienen nada de "súper", son personas con el único poder de dar guantazos como panes y una gran voluntad pero que ni vuelan ni tienen ultrafuerza —con la excepción de uno que es el núcleo entero de la sociedad y del film— por lo que de "Spider-Man" tiene bien poco. Este aviso es importante: no es una película para niños, hay violencia dura para un crío, sexo y bastantes barbaridades, así que todo el mundo debería informarse antes de plantarse con sus dos hijos a ver este film (como vi en la sala el día que fui).

El Comediante es otro de los personajes que han sido recreados a la perfección, tanto físicamente como psicológicamente, gracias a la interpretación de Jeffrey Dean Morgan que encaja a las mil maravillas en el perfil del tipo duro, sin escrúpulos, repulsivo y agudo, recreando las escenas en las que destaca en el cómic de forma perfecta. El protagonismo de El Comediante es aislado, pero sus pocas apariciones son de una importancia clave en la trama y por eso es importante encajar bien en el papel, y Morgan expresa muy bien toda esa ironía y mala leche del (anti)héroe; es bueno ver que al igual que Rorschach sus escenas tampoco han visto censura y excepto por un par de frases algo descolocadas (que tienen que ver con el cambio del final) su personaje mantiene la esencia del cómic. Para él todo es una broma, en principio parece ser que es el personaje que menos apego le tiene a la vida pero finalmente descubrimos que desde el principio supo ver la realidad en el mundo, y por eso se reía, sabía que todo se reducía a una broma pesada. Todos los personajes están representados con fidelidad, los mejores son como he dicho son Rorschach y El Comediante sin duda, pero hasta el personaje principal que está "peor" retratado, Ozymandias, está fabuloso. Adrian Veidt (Ozymandias) es quizá el personaje que mayor cambio sufre respecto a su original del papel, por la vestimenta (que por cierto he leído que es una especie de parodia/broma de lo hecho por Michael Schumacher en "Batman y Robin") y por la juventud del actor elegido para el papel, Matthew Goode, pero igualmente a pesar de perder fuerza respecto al de la novela gráfica mantiene sus motivaciones y personalidad en gran parte, es soberbio y calmado y el que está en mejor forma e incluso hay lugar para que en una escena muestra su intelecto (que presuntamente es el mayor del mundo), pero han dejado atrás la que para mí acaba perfilando una de las mejores historias del cómic, la de la vida de Ozymandias desde que mueren sus padres siendo niño, y finalmente una de las mejores escenas que he leido jamás en un cómic. Igualmente no hay reproche ni para el personaje ni para el actor que realiza un estupendo trabajo mostrando su superioridad.

El segundo Búho Nocturno, Dan Dreiberg, tiene otra de las caras algo conocidas del cartel interpretándolo, Patrick Wilson, que encaja de forma impecable como el ajado Dreiberg, un panoli venido a menos que se intenta autoconvencer que ha dejado atrás sus días héroe aunque en lo más profundo de su alma añore esa gloriosa sensación. Intenta no seguir aferrándose al juego de críos en el que se vio inmerso pero no puede evitar sentirse desgraciado por haber tenido que dejar el traje atrás. «Les diste la espalda» le dice Rorschach cuando pregunta qué pasó con aquellos tiempos; Dreiberg vive frustrado y Wilson consigue trasmitir esa soledad muy bien, me ha sorprendido sobre todo porque inicialmente no me daba el perfil, lo veía demasiado joven para el papel pero finalmente me ha parecido que es uno de los mejores de la cinta. Los alardes interpretativos de todo el reparto no es que sean soberbios pero desde luego cumplen todos con su cometido de sobras. La segunda Espectro de Seda es Malin Akerman, una preciosa y desconocida actriz con cierto parecido físico a Kate Hudson (aunque en este film sale morena, claro) que también realiza un papel más que correcto, en este caso Laurie Jupiter tiene un carácter ligeramente distinto al de la novela gráfica, quizá algo menos intensa, algo más ruda. Sus escenas con Dreiberg tienen la tensión sexual necesaria, pero en cambio con el Dr. Manhattan la cosa pierde algo de entusiasmo; igualmente la forma que tiene de repartir galletas es increíble, y físicamente Akerman es insuperable.

Finalmente otro de los méritos del film es el Dr. Manhattan. Realizar un personaje que desprende una especie de luz/calor azul, es capaz de teletransportarse, crecer, multiplicarse y tiene una presencia casi etérea hubiera sido casi imposible de no disponer de la tecnología actual, y habría sumamente ridículo. Pero hoy, en 2009, es todo un éxito prácticamente al 100% creíble físicamente, reproduciendo de forma bastante semejante el espíritu que refleja el personaje, esa especie de Dios de proporciones perfectas. A ver, realmente es una versión del Dr. Manhattan, ya que la profundidad del personaje del cómic era casi imposible de llevar a cabo a la película, y teniendo en cuenta las limitaciones (de tiempo también, aunque la película dure 160 minutos) el resultado es inmejorable. Hasta se ha llegado a incluir un tema tan complejo como es la percepción del tiempo por parte de Jon Osterman, en ese sublime episodio del cómic que transcurre en Marte donde presente, pasado y futuro son simultáneos; en el film reconozco que está bastante bien llevado. Quizá el Dr. Manhattan es el personaje más importante de la historia (que no el más protagonista) ya que él solo cambia el mundo y la percepción de la sociedad de cosas que hasta el momento eran inalcanzables. Para demostrar una vez más la valentía de Snyder con la adaptación solo hay que ver lo poco que censuran en el film el miembro viril del Dr. Manhattan, son ejemplos tontos pero demuestran buen hacer y valentía, como el lesbianismo de Silueta, el episodio de los perros de Rorschach o el sueño nuclear de Dreiberg. También hay lugar para el guiño en los soberbios títulos de crédito del film, un disfrute máximo donde acompañados por la música de Bob Dylan y su "The Times They Are A-Changin'" vemos los inicios de los Minutemen, el grupo originario de héroes que dio pie a los Watchmen. En esa intro podemos ver el destino de cada personaje, Polilla siendo llevado al manicomio, Dollar Bill acribillado a balazos por el episodio de la capa, Silueta muriendo con su amante en la cama en un episodio de homofobia, la primera Espectro de Seda protagonizando escándalos, etc., de los mejores créditos iniciales que recuerdo haber visto en un film. Carla Gugino interpreta a la primera Espectro de Seda aunque tiene tan poco protagonismo como Stephen McHattie en la piel de Hollis Mason, el primer Búho Nocturno, aunque éste último reduce aún más la cuota de aparición con respecto a la novela gráfica. Los episodios de los Minutemen están reflejados con extrema fidelidad, incluso el acento de Justicia Encapuchada, por citar un detalle minúsculo, puede deducirse como ruso o alemán en la única frase que tiene en todo el film, igual que se deja ver en el cómic.

La ambientación ochentera es un logro en el film, consigue recrear a la perfección los escenarios más típicos de la novela gráfica, ¡incluso aparece el quiosco! —que por cierto fue una de las primeras imágenes de la película que vi y fue entonces cuando supe que "Watchmen" sería grande— y es capaz de hallar un punto medio entre el tono cómic y el carácter serio, sin alejarse ni un poco del material original. La fotografía de Larry Fong, que trabajó con Snyder en "300" y también en la serie "Perdidos", está acostumbrada a sacar partido de las imágenes digitales de las que imperceptiblemente está lleno el film, porque si algo también tiene Snyder es un excepcional sentido de la estética y del gusto a la hora de utilizar los efectos especiales y visuales. Los escenarios de Marte y el palacio de cristal son otra prueba más de la calidad del film y lo bien invertidos que están los 150 millones de presupuesto. El compositor de la música es nada más y nada menos que Tyler Bates, que ha musicalizado todas las películas del director y también el remake de Rob Zombie de "Halloween", "Slither: La Plaga", "Doomsday: El Día del Juicio" y muchos otros productos de culto y serie B que demuestra la pasión del compositor por el tipo de films en los que se involucra. La música de "Watchmen" es cuanto menos peculiar, no solo por la excelente Banda Sonora Original que sirve de fondo sino por la elección de los temas, muchos de los cuales estaban indicados en la misma novela gráfica como la inclusión de Bob Dylan, aunque también los hay de curiosos como La Cabalgata de las Valkirias o Hallelujah de Leonard Cohen. Los temas de Philip Glass me parecen de lo más acertado, igual que el "Sound of Silence" de Simon y Garfunkel para el funeral y el "Desolation Row" de los títulos de crédito interpretada por My Chemical Romance (hay que ver como se parecen a los Sex Pistols), sinceramente la elección tanto de la banda sonora como de los temas para el film me parecen de lo más acertado, todo un triunfo.

Hay algo en lo que la película supera ampliamente al cómic, los combates entre héroes enmascarados. Las coreografías de peleas son brutalísimas, en todos los sentidos, no solo tienen una fuerza descomunal (algo había que incluir para hacer que las peleas fueran más espectaculares) sino que están rodadas con una maestría que solo Zack Snyder podía llevar a cabo. Ya en "300" nos dejó a todos boquiabiertos con un uso de la cámara lenta (también llamada tiempo bala/bullet time) y aquí repite este efecto al que parece haberse acomodado, y pese a utilizarlo constantemente el realizador tiene el don de saber cuándo utilizarlo y cuando no, y los combates se ven beneficiados por ese oportunismo. Esta inteligencia en la dirección de las peleas hacen que en este aspecto sean insuperables, no nos podemos perder detalle como por ejemplo podía pasar en "El Caballero Oscuro" (pese a mejorar este matiz desde "Batman Begins") o cualquier película de la trilogía de Jason Bourne, y como pasaba en las batallas entre espartanos y persas en la anterior película del director disfrutamos como locos de cada envite de los héroes donde la sangre y los huesos rotos invaden la pantalla.

El montaje del film de William Hoy al final tuvo que acabar reduciendo la cinta a una duración de 2 horas y 45 minutos, mucho para un film pero poco para "Watchmen", yo me quedé con ganas de un poco más y eso que la película es larga, pero no se hace larga. Uno de los fragmentos que quedaron fuera fue el destino de Hollis Mason, igual que los Relatos del Navío Negro que teóricamente Snyder quería realizar con un estilo parecido al de "300", lo que hubiera disparado el presupuesto; finalmente este relato saldrá al mercado en forma de producción animada en DVD, y el protagonista tendrá la voz de Gerard Butler, el protagonista de su anterior film, Leónidas. Darren Aronofsky estuvo a punto de dirigir el guión de David Hayter y Alex Tse, los dos noveles guionistas, y más tarde Paul Greengrass estuvo ligado al proyecto tras el abandono del primero para realizar esa maravilla llamada "La Fuente de la Vida", pero finalmente el proyecto cayó en manos de Snyder quien aceptó de buen grado la fidelidad del guión, que incluso da lugar a repeticiones de frases textuales de la novela gráfica y escenificaciones literales. Todo se ha tenido en cuenta para adaptar este film, incluso constantemente el espectador más atento puede identificar anuncios en TV o por las calles de detalles como Nostalgia (la colonia de Veidt), Pyramid u otros utensilios de Ozymandias, o pequeños guiños como la Biblia de Tijuana de Sally Jupiter, ediciones del libro "Bajo la Máscara" de Hollis Manson sobre una mesita de su taller o la escena final donde aparece el quiosco, el psicólogo y otros elementos comunes del cómic. Y como reamte final hay que prestar atención a los pósters de cada personaje que se realizaron para la promoción, exactamente iguales que los que se hicieron para el cómic, todo un detalle para los aficionados.

Definitivamente "Watchmen" es un éxito a todos los efectos, como adaptación es un 10, como película es otro 10, y dado el esfuerzo que ello tiene que haber requerido, el nivel de detalle, la minuciosidad en la adaptación y la dificultad extrema del proyecto (creo que no hay muchas obras que tengan más dificultades que esta a la hora de ser adaptadas a cine) creo que se puede decir con la boca llena que es una obra maestra, así que a partir de ahora cuando oigamos que Zack Snyder está tras un proyecto ya podremos relajar los músculos, porque este director tiene tres cosas que son imprescindibles para hacer películas/adaptaciones redondas: talento, respeto y un par de huevos bien puestos. El espíritu del film es bastante parecido al de la novela gráfica de Moore (que como siempre se ha desentendido de cualquier adaptación de su obra literaria al celuloide) y Gibbons, y las cosas dejadas en el tintero son mínimas, lo realmente importante es saber que la película ha sido realizada con amor y valentía, y por lo tanto con mucha fidelidad y respeto, y eso se ha notado en una película en la que los fans se han volcado y la crítica no ha podido echársele encima. Podemos decirlo en voz alta: sí, era posible, y tanto que lo era.

Mi puntuación: 10/10.

10 comentarios:

Yorsh dijo...

Brillante critica Santi

Quizas en lo unico que no estoy de acuerdo es cuando me comparas al camion con acoplado de la Akerman con la falca y feucha de Kate Hudson jejje


Creo que estamos ante una de las mejores peliculas de la decada y sin temor a exagerar

Santi dijo...

Jajaja, Malin Akerman está realmente espectacular en todos los aspectos, del mismo modo que Laurel Juspeczyk lo está en el cómic (¡pero más!). Para tomar pan...

Sin duda esta película es otra de aquellas que se han convertido en clásico instantáneo, para mí ya es una obra de culto y figurará entre las mejores de esta década en mis listas personales, eso seguro. Mi primer 10 del año.

Gracias por el comentario Yorsh ;) .

Tom Zombie dijo...

Totalmente deacuerdo, Monk. ^^
Habria cambiado algunas cosillas puntuales, pero en general está muy bien y espero con ansias ese bluray...arfarf.

Solo por el prólogo, sus ostias y tal y como está rodada ya vale su precio. Me alegro que lleven ya unos 160 millones recaudados en todo el mundo y con un poquito de suerte y junto a la venta de dvd y bluray acabará siendo un buen negocio...no un exitazo como Batman pero no un fracaso como decian algunos.

Monk, no sé si hay una manera para llamar la manera de rodar las ostias por parte de Snyder, pero no es bullet time. Ésa técnica es la de que la cámara se "mueva" alrededor de la acción. Snyder "simplemente" acelera y desacelera lo rodado (no sé si cambiando la velocidad de la cámara en el rodaje o digitalmente en el AVID)...es simple...pero espectacular. Yo quiero rodar algo así.

Saludos blogueros.

Santi dijo...

Qué alegría verte por aquí Tom Zombie. ¡Cuánto tiempo!

Que ilusión que coincidamos, además yo también esperaré con ansia esa edición extendida de Snyder, espero que le añadan tanto metraje como las ediciones de "El Señor de los Anillos".

Yo espero que el film recaude tanto como para ser un éxito pero no tanto como para que se plantee segunda parte (como está pasando con "300" y los más de $450M que recaudó), aunque se merece ganar todo el dinero y elogios que pueda, menuda joya nos ha ofrecido Zack Snyder.

Desconocía lo del bullet time, ha sido una metida de gamba :P Gracias por la corrección, lo tendré en cuenta para próximos comentarios.

¡Un saludo Tom, espero verte más por mis feudos! ;)

Espilberg dijo...

Pues yo lo siento Santi, pero esta va a ser la primera crítica tuya con la que esté en desacuerdo... :S

A mí me gustó la película, pero le exigí más que un montón de fotogramas calcados del cómic, y a medida que se acerca el final (la parte más intensa de la obra), solo me ofrece eso. Ni un mísero sentimiento.

Y Malin Akerman me pareció deleznable, no se puede destrozar así a su personaje. El mejor Rorschach y el Comediante, coincido, aunque les falten pequeños detalles para ser perfectos.

Watchmen comienza de forma cojonua, pero en cuanto llega su tramo final, donde debín arriesgarlo todo y poner toda la carne en el asador, la cagan de forma rotunda.

En mi blog he publicado una crítica (de las largas, como a mí me gustan xD) en la que analizo la película sobre la base de los 12 números originales, y me doy cuenta de que a medida que pasan los capítulos el asunto empeora.

Como siempre, estoy dispuesto a seguir comentando el film, y espero ansioso la versión extendida. ;)

Santi dijo...

Una lástima que no estemos de acuerdo Espilberg, aunque también es lo bonito de la diversidad de opiniones, así podemos contrastar. Aún no he leído tu extenso reportaje de "Watchmen" pero pienso hacerlo en breve, lo que sí que veo es algo de decepción, pero igual que he comentado en CineActual lo importante a la hora de ver una película es no crearse demasiadas expectativas, no suelen favorecer en nada a la película. El material promocional de un film suele estar diseñado para abarcar al máximo espectro de público posible, y eso no quiere decir que todo el material tenga que ser visto por uno. Yo desconecté de la publicidad de "Watchmen" tras ver el primer tráiler, no necesitaba saber más: ya sabía que esa película tenía que verla (que es el objetivo del marketing, ¿no?).

A mí el final me parece acertado salvo lo comentado en detrimento de Ozymandias, cuya historia en la novela gráfica me paree sublime y en gran parte se ha obviado en el film, pero a parte de eso es exactamente como lo habría imaginado en mis mejores proyecciones mentales, exceptuando el tema del cambio del final que como digo me parece totalmente tolerable y comprensible. No digo que el final del cómic no hubiera quedado bien, pero dada la decisión de cambiarlo me parece completamente correcto. Sí, la ausencia de la historia de Ozymandias resta genialidad al final de la película, pero igualmente el resto del final es un rotundo éxito, una traslación perfecta de lo visto en el cómic.

No estoy de acuerdo con lo que comentas de Malin Akerman aunque lo respeto, para mí hace un trabajo excelente y si el personaje pierde fuerza respecto al del cómic es por el guión y no por su interpretación; se muestra dura y aunque no tiene tanta dimensión es bastante aceptable el trabajo de la actriz. Y físicamente no tiene réplica.

Enseguida me pongo con tu blogui-reportaje, le tengo unas ganas tremendas amigo. ¡Gracias por el comentario! ;)

Gato Negro dijo...

Hola Santi,

Te sigo desde que vi tus comentarios en el blog de Manurhill sobre Perdidos, que la dichosa serie nos trae de cabeza…

Sobre Watchmen, vi la peli este fin de semana sin saber qué me iba a encontrar, en su día no me hice con los cómics (tengo muchísimos, pero éste faltaba en la estantería) y solo sabía que criticaba de alguna manera al genero de los superhéroes…

Y me encantó, tanto que después de leer tu extenso despiece me he comprado el tomo para leerlo y releerlo y después esperar a que salga la peli en DVD, donde creo, según la revista Cinemanía, habrá una versión extendida donde quizá salgan las escenas que comentas que faltan (yo también eche de menos saber algo mas de Ozymandias)

Como anécdota, contar que en el cine había un grupo de niñatos (de esos que hablan y no dejan de mirar el móvil constantemente) que bastante antes del final se marcharon, supongo que esperaban ver otra cosa, una peli de superhéroes al uso y no supieron apreciar lo que tenían delante.

Un saludo.

Santi dijo...

Hola Gato Negro, también te he visto rondando por el blog de manurhill y tus comentarios siempre son imprescindibles ;) . Por supuesto que "Perdidos" nos trae de cabeza, y hay que disfrutarla y degustarla que cualquier día de estos nos daremos cuenta de que se acabó.

Ir a ver "Watchmen" sin demasiadas expectativas es lo mejor que has podido hacer, es bueno saber qué es lo que te vas a encontrar como he comentado pero es una película con la que es fácil llevarse una sorpresa. No es que critique al mundo de los superhéroes, es que les da una nueva dimensión.

La novela gráfica es imprescindible, verás como no te arrepientes de la compra, yo es de lo mejor que he leído jamás y hace un año me lo compré para volver a leerlo tras pasar varios años desde la primera lectura y aún me siguió gustando más ya que encontré segundas lecturas en las que recrearme. La película no tiene una profundidad tan extrema, pero consigue captar el espíritu a grandes rasgos y sin duda conforma una de las grandes obras maestras del año, para mí de momento es el gran pelotazo del 2009 y una imprescindible en cualquier filmoteca. Snyder ha hecho historia de nuevo.

Esos niñatos no merecían disfrutar de "Watchmen" :P No saben lo que se pierden. Es lo que tiene pensarse que se va a ver un "Spider-Man" o "X-Men", que "Watchmen" te da en toda la cara sin esperártelo. Yo aún me estoy riendo del padre que fue con sus dos hijos pequeños a verla el mismo día que yo (el niño tendría 13 o 14, pero la niña no llegaría a los 10)... cuando a Rorschach le dio por hacer de las suyas se hizo el silencio.

Muchas gracias por el comentario Gato Negro, enseguida me pasaré por tu blog que sé de buena tinta que tiene una calidad indiscutible. ¡Un saludo!

Jon Rivero dijo...

Suscribo punto por punto lo dicho en este critica de watchmen

Es demasiado buena, no daba credito a lo que estaba viendo
ES MUY MUY GENIAL, Doctor Manhattan y Roschach tratados de forma impecable

Santi dijo...

Sabía que no me fallarías Jon, estaba seguro que un pedazo de crack como tú sabría apreciar la película. Dede luego es MUY genial, de decir "pellízcame", para ver realmente que se pudo hacer realidad, que era posible.

Gracias por el comentario artista, me alegra mucho que coincidamos. ¡Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.