lunes, 2 de marzo de 2009

"Cobra, el Brazo Fuerte de la Ley", ÉL es la justicia.

«El crimen es una plaga, y yo soy el remedio». ¡Que vivan los sucios y duros 80!

Hay películas que no engañan; su título, cartel, reparto y sinopsis indican que seguirá una clara y definida línea, y se mantienen fieles a ella durante todo su metraje. Es el caso de "Cobra, el Brazo Fuerte de la Ley", protagonizada en 1986 por el mayúsculo Sylvester Stallone, el que es sin duda el actor de acción más grande de la historia junto a Arnold Schwarzenegger (por lo menos para mí), y es que entre los dos han protagonizado las mejores y más gamberras películas de acción de los 80' y 90'.

Es indudable que el cine de acción duro y sucio tuvo su auge en las décadas de los 70', 80' y 90', cuando las películas se sustentaban en una violencia explícita y gratuita sin ningún tipo de justificación, y buscaban simplemente ofrecer un sentido de la justicia que todos aceptaban por eso mismo, su simpleza. Los malos caían como moscas y los buenos rezumaban chulería, y el simple hecho de ver cómo se desenvolvía el héroe de turno en una sociedad podrida era el argumento perfecto para pasar una tarde perfecta con los amigos. Un solo hombre contra un ejército, el bien contra el mal, todos estos conceptos tan de cuento de hadas se convirtieron en la espina dorsal del cine de aquel tiempo. Creo que el cine de acción de estas décadas marcó un hito, una forma de ver el cine sin cualidades técnicas ni grandes interpretaciones, películas que se sustentaban simplemente por el carisma de sus protagonistas, ya fuesen los buenos o los malos y que suponían un entretenimiento rápido y nada dañino que alegraba el día a cualquiera. De hecho creo que este tipo de películas son las más disfrutables cuando las ves con los colegas y aprecias su gamberrismo. Hay películas de género que son míticas: hay algunas que lo son porque son buenas películas dentro y fuera de ese género, y otras que lo son vistas solamente dentro de su género debido a su esencia friki, su salvajismo (a "John Rambo" me remito, por ejemplo) y esencia, y "Cobra" pertenece a este último grupo. Porque atención, yo analizaré y daré puntuación a este film dentro de su género de acción salvaje, que conste, porque técnicamente es flojísima pero lo importante aquí no es su belleza estética sino la cantidad de tiros, persecuciones y frases lapidarias que se regale el protagonista cara a la galería.

Marion 'Cobra' Cobretti es un tipo realmente duro, alguien que sería un perfecto criminal si no fuese porque precisamente es policía. El teniente Cobra considera que la delincuencia debe combatirse con sus mismos métodos sin concederles la más mínima clemencia, y es duramente criticado por la prensa y algunos de sus propios compañeros por sus devastadores y expeditivos métodos. Debido a la falta de pistas y el desconcierto del cuerpo de policía recurren a Cobra para que participe en el caso que trae de cabeza a toda la ciudad de Los Ángeles, el del asesino en serie conocido como 'el carnicero nocturno', un psicópata que viola, asalta, descuartiza y mata a sus víctimas con armas blancas y que suma ya casi 20 cadáveres a sus espaldas, víctimas escogidas al azar y sin seguir ningún patrón. Ante la falta de pistas y siendo incapaces de seguirle el rastro a Cobra se le da carta blanca para que haga lo que crea necesario para buscar y acabar con el asesino, y así apaciguar los ánimos y cesar el pánico creciente que asola la ciudad. El problema es que 'el carnicero nocturno' no actúa solo, forma parte de una secta/ejército de psicópatas llamada Nuevo Orden que tiene como misión acabar con todos aquellos que crean débiles, y no se lo pondrán nada fácil a Cobra ni a su protegida Ingrid, la única superviviente capaz de reconocer y testificar contra el miembro más peligroso de la secta. El argumento es lo de menos, aquí lo que interesa es ver al personaje protagonista desenvolverse en su medio como mejor sabe. La presentación del personaje es una de las mejores que ha habido en la historia del cine; en un atraco con rehenes en un supermercado llega como último recurso Cobra con sus gigantes gafas de sol de espejo, botas, chupa de cuero, guantes y una perenne cerilla en la boca, conduciendo su Mercury Coupé del 51 y caminando como el mismo John Wayne, y poco tardará en convertir el secuestro en una carnicería. Stallone está grandioso, gozando con su papel, con sus poses, serio y expeditivo pero con cierto sentido del humor; constantemente obsequia al público con frases lapidarias que han pasado a la historia:

«No trato con psicópatas. Yo me los cargo.»

«Escucha gilipollas, eres un mal tirador, y no me gustan los malos tiradores. Has liquidado un chaval para nada. Ha llegado el momento de liquidarte a ti.»

«El crimen es una plaga, y yo soy el remedio.»

«— Es malo para tu salud,
— ¡Ah! ¿El qué, pinche?
— Yo.»


«Aquí es donde acaba la ley y empiezo yo.»

Frases tan míticas que a todos os sonarán. De esas frases que hacen que sueltes una carcajada al mismo tiempo que te levantas de la silla para aplaudir. Sly realiza una gran interpretación, de aquellas que uno rememora con nostalgia ya que aun reconociendo las limitaciones del actor y viendo que su trabajo es bastante mediocre, uno no deja de creérselo y disfrutar con sus papeles, por lo que no se le puede echar nada en cara. A Ingrid la interpreta Brigitte Nielsen, quien ya compartiera cartel el año anterior con Schwarzenegger en "El Guerrero Rojo" y que también acompañara al mismo Stallone en la cuarta película de su Rocky Balboa, "Rocky IV", emulando la esposa del mítico Ivan Drago. Nielsen realiza un papel discreto, el correspondiente a "mujer florero" típica de estas películas, es decir el McGuffin que acompaña al protagonista y le sirve como excusa para proteger y justificar en cierta manera el derroche de sangre y balas. El villano de la cinta es interpretado por Brian Thompson, quien se haría famoso años más tarde por interpretar al mítico cazador de alienígenas en "Expediente X", y cuyo papel sería el único por el que sería recordado. Su asesino es un psicópata sin corazón que parece más un slasher que un simple asesino ya que, como se puede ver en la escena del hospital, prefiere matar a todo lo que se le ponga delante que esquivarlo y pasar inadvertido. Además se muestra completamente lacónico/mudo, como su personaje en "Expdiente X", y no es hasta el final cuando habla un poco, repitiendo la palabra "cerdo" y "puerco" constantemente, lo cual resulta bastante gracioso.

La película recibió aquel año 6 nominaciones a los Razzie, la ceremonia en la que premian a lo peor del cine. En estas nominaciones además de estar en considerada para la peor película y peor guión (de Sylvester Stallone) los 3 actores principales recibieron su nominación: peor actor para Sylvester Stallone, peor actriz para Brigitte Nielsen, y Brian Thompson que recibió dos, peor actor revelación y peor actor Secundario, pero finalmente aquel fue el año de "Howard... un Nuevo Héroe" y la película de Prince "Under the Cherry Moon", que arrasaron. No creo que sean muy justas las nominaciones, pero realmente como he dicho las carencias técnicas de "Cobra" son importantes... y aún así, ¡mola!

La música de "Cobra, el Brazo Fuerte de la Ley", cuyo título es evidente que la española "Torrente, el Brazo Tonto de la Ley" homenajea a su manera, es de lo más ochentera posible, con canciones dance de la época que son inconfundibles y no dan lugar a confusión respecto a la época en que se rodó. Desde luego es muy adecuada la banda sonora, y no concibo este film de otra forma que no sea con esos tonos graves y electrónicos salidos de ultratumba. La realización es obra del director George P. Cosmatos, quien un año antes dirigió a Sly en "Rambo: Acorralado Parte II", otra joya del cine de acción ochentero, y que realiza un trabajo muy solvente con escenas de acción muy consecutivas, realizando un montaje que no da respiro, pues la cinta solo dura 80 minutos y el tiempo está muy bien aprovechado. El clímax llega en tres ocasiones, la persecución en coche por las irregulares y míticas calles de L.A., la escena del asesino en el hospital, que lía una que ríete tú de Jason Voorhees o Mike Myers, y por último el apoteósico final en el que debieron trabajar más dobles que en "El Señor de los Anillos", porque la cantidad de motoristas que caen al suelo y saltan por los aires es bárbara. Además el final del combate contra el asesino en la fundición desprende una mala leche considerable, cosa que siempre se debe gradecer.

Aunque no lo parezca el guión está basado en una novela, escrita por Paula Gosling y llamada "Fair Game", de la que luego se hizo otra adaptación en 1995 protagonizada por William Baldwin y Cindy Crawford llamada también "Fair Game". El guión fue escrito por Sylvester Stallone, así que a él puede atribuírsele la autoría de las frases lapidarias y diálogos brutales. Como guionista Sly no me desagrada, de hecho tiene forjada una filmografía como tal bastante interesante, todos los guiones en los que ha colaborado o que ha hecho han sido de películas que luego él ha protagonizado.

"Cobra" ofrece lo que anuncia, justicia inmediata y sin miramientos, violencia bastante cortada y censurada pero continua; de hecho el sustento principal de la película sigue al pie de la letra los mandamientos del género: tiroteos constantes, peleas cuerpo a cuerpo, persecuciones frenéticas por calles empinadas, villanos de opereta y semi-romances con la buenorra de turno, y ha creado una serie de iconos y símbolos que forman parte de la memoria colectiva (físicamente el personaje de Cobra es una figura mítica, estableció un canon). Un clásico del género que tiene reservado un puesto de honor en las películas de acción de "sudor y cerveza" de los 80', una perlita que merece la pena disfrutar con amigos para apreciar la cantidad de detalles de puro gamberrismo que tiene y que sobre todo hacen las delicias del aficionado. Los que busquen una película que se tome en serio, que se abstengan, "Cobra, el Brazo Fuerte de la Ley" es un auto homenaje al género desde que empieza hasta que acaba.

Por cierto, aprovecho para decir se prepara para el año que viene una película que puede ser un auténtico clasicazo instantáneo, "The Expendables" ("Los Prescindibles"), dirigida y escrita por Stallone y que contará en el reparto (atención) además de con él, con Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren, Forest Whitaker y se está hablando de Mickey Rourke... lo dicho, un clásico inmediato antes de su estreno.

Mi puntuación: 7/10.

5 comentarios:

IovI dijo...

Qué gracia me ha hecho ver tu resumen de esta peli! La verdad es que eran otros tiempos, no sé hasta que punto hoy podríamos ver esta peli en las salas. De hecho esta peli me la llegué a comprar, en VHS, claro. Aunque yo siempre he sido de Arni, la verdad es que esta peli siempre me ha encantado, esa pose con cerillita en la boca no tiene precio...

Alexander Glass dijo...

Joder que tiempos! Hoy en día el Stallone está M.I.A. pero en aquella época todo lo que hacía se convertía en una taquillazo. Creo que no tendría las agallas, como parece haber tenido usted, para volver a revisionarla 20 años después...

yotuel dijo...

Sudor y cerveza de primera clase. Qué sucia y qué dura era esa época. Y cuánto la hecho de menos...

Asprogen dijo...

Unas pocas curiosidades:

El actor que interpreta al psicópata, Brian Thompson, es una figura bastante reconocible del cine fantástico de los 80/90, antes de hacer de alien´gena en Expediente X. Yo lo recuerdo "con cariño" de la película "Noche de miedo 2", como aquel vampiro/zombi que cada poco trincaba de cualquier sitio algún insecto, araña u otros artropodos en general, se lo comia y a continuación lo clasificaba biológicamente: "mmmm, drosophila melanogaster...". Tremendo, y más aun su final en la pelicula. Siempre me ha encantado este actor, que encima hasta se parece un poco a Chuarchenegger.


Tan grande como la pelicula, o casi aun mas, era el anuncio que pasaban por la tv de "Cobra", aquel verano del 86. Mis primos y yo nos lo tiramos entero repitiendo como loritos, cada dos por tres, aquel dialogo de "- Utilizó toda su fuerza mortal? - Utilicé la que fué necesaria...", absolutamente para todo: si chutabas fuerte y mandabas la pelota al cielo, si te resbalabas al andar por el campo, si cogias un trozo de tortilla grande... Gastamos el dialogo, de tanto usarlo.


Otro actor reconocible posteriormente era Andrew Robinson, que creo que hace de poli quejica. Ya se que ahora te puedes encontrar a Tom Cruise haciendo de monstruo, o a Nicole Kidman perseguida por los aliens, o a Nicholas Cage haciendo lo que le echen... pero en el cine de terror de hace mas de 20 años no habia muchas estrellas, eran siempre los mismos. Este Robinson, otra figura, se hizo celebre (mas o menos) haciendo de "papi" en Hellraiser. Que ilusion, hoygan.


Nadie lo ha comentado, pero creo recordar que en esta pelicula salia la moza luciendo un traje de baño de los que ya no hay. Echo de menos aquellos trajes de baño...


Se dice, se cuenta, se comenta, que antes de ofrecerle el papel de Axel Foley a Eddy Murphy en "Superdetective en Hollywood" (Nota: Monkey, por favor, esta hay que comentarla algun dia, ya que te veo en racha :-)) se lo habian ofrecido a otros actores. Primero fue Mickey Rourke, pero después fue Stallone. Stallone, que de aquella aun no era TAN famoso como llego a ser, aceptó, pero empezo a poner condiciones (esto es muy propio de Sly, por cierto; que se lo pregunten a James Cameron, a ver cuanto quedó del guion original de Rambo...).
En fin, Stallone se puso a reescribir el guion de "Beverly Hill Cop", uno de sus pasatiempos favoritos, e hizo varios cambios: el poli se pasaría a llamar Cobretti, sería mas serio que un ajo, perseguiria y mataria violentamente a los criminales, lucharia contra un psicopata... les suena?


De la pelicula Cobra, la casa de software Ocean hizo un videojuego supercañero (programado por Jonathan Smith, el puto rey) en cuya publicidad en la revista Microhobby decía (cito mas o menos de momoria): "por primera vez, un videojuego es mejor que la pelicula en la que se basa". Y tenían razón. Y que música tenía...!!

Voy a ver si vuelvo a ver Cobra, me ha entrado la añoranza.

Saludos

Santi dijo...

Como ha triunfado la película, yo que creía que esta nadie la comentaría :D

IovI, seas o no de Schwarzenegger lo que está claro es que los dos son lo más grande que ha dado el cine de acción, y los 80 y 90 las auténticas décadas prodigiosas; "Cobra" es puro estilismo, pura esencia. El aspecto de 'Cobretti' es un emblema en sí mismo.

Alexander Glass, yo no diría que Sly esté perdido en combate, más bien creo que está teniendo un segundo renacimiento con sus dos personajes más míticos, las dos R's, Rocky y Rambo, y preparémonos para "The Expendables", puede ser una obra directamente maestra solo por el reparto. Y revisióne Ud. "Cobra", hágame caso y disfrute de una buena sesión de cine descerebrado y sin auténtica calidad cinematográfica, pero de puro y carismático corazón.

yotuel sé que la echas de menos, pero para eso está el tito Monkey, para desempolvar el baúl de los recuerdos y sacar a la luz viejas joyas que no se resisten a uno y otro revisionado... me encanta que te encante :D

Asprogen, veo que a ti "Cobra" no te pilla desprevenido, como ninguna de las pelis que comento ;) Un colega y yo recurrimos frecuentemente a la "conversación" de «— Es malo para tu salud, — ¿El qué, pinche? — Yo.» para echarnos unas buenas risas, y hemos visto la escena del atraco al supermercado unas cuantas veces, siempre partiéndonos la caja y disfrutando de una buena sesión de Sly, del sucio y duro 'Cobretti'. Sobre lo que comenta Ud. de la esencia ochentera creo que este film es PURA Y DURA década de los 80, sobre todo en dos aspectos: la música y Brigitte Nielsen, imprescindibles. Y muy buenas curiosidades y detalles, los desconocía todos, gracias por compartirlas, no te irás a dormir sin saber una cosa más. Me apunto hacer comentario de "Un Superdetective en Hollywood", la verdad es que me apetece meterme entre pecho y espalda la trilogía.

Gracias a los 4 por vuestros comentarios, de verdad que me hace mucha ilusión que tengáis una respuesta tan buena como esta ;) ¡Gracias!

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.