lunes, 29 de septiembre de 2008

"Vicky Cristina Barcelona", lujuria en la Ciudad Condal.

Woody Allen se codea con Gaudí, Miró y compañía en su primera y única aventura española. Olé.

Hace menos de un mes hablé de la primera película de Woody Allen ("Toma el Dinero y Corre"), y qué casualidad, precisamente ahora hablaré de la última, "Vicky Cristina Barcelona". La particularidad de esta película, para empezar, es que es la primera que el director neoyorquino ha rodado en España, en las ciudades de Barcelona y Oviedo concretamente, y la cuarta en su última etapa europea que comenzó en 2005 con "Match Point" y siguió con "Scoop" y "El Sueño de Cassandra", las tres rodadas en el Reino Unido. Desde "La Última Noche de Boris Grushenko" (1975) Woody Allen no salía de su país natal para rodar y muchos categorizan este reciente éxodo temporal de Norteamérica como una nueva etapa del director que algunos aceptan de buen grado y otros aborrecen. Yo formo parte de los que veneran esta fase, pues la primera película que vi del director fue "Match Point" en el cine y me encantó, y exceptuando "El Sueño de Cassandra" he ido a ver sus estrenos anuales al cine religiosamente. Estoy empezando a conocer sus primeros años tras los visionados de la comentada "Toma el Dinero y Corre" y "Bananas", y pienso adentrarme de lleno en la filmografía del célebre director progresivamente, pero no dejan de encantarme las películas que he visto estos últimos años en el cine, y "Vicky Cristina Barcelona" no es una excepción.

Generalmente tenemos buena opinión de Woody Allen en España, y nos ha premiado de esta forma para demostrarnos su amor por Barcelona e incluso por Oviedo, la ciudad que erigió una estatua suya en sus calles y a la que hace un curioso guiño en el film (refiriéndose a una estatua que inspira al pintor interpretado por Javier Bardem que luego resulta ser una de Jesucristo y no la suya como podía intuirse). Allen convierte Barcelona en un personaje más, casi como en una ruta turística nos enseña el Parc Güell, la Pedrera, el Tibidabo, etc. los símbolos más representativos de la ciudad, e integra el paisaje con la trama de forma sutil y demostrando su genialidad de forma involuntaria. No es casualidad que el nombre de Barcelona vaya junto al de Vicky y Cristina en el título. Es extraño que resulte poco familiar ver España en el cine ya que por un lado estamos poco acostumbrados a ver paisajes que no sean norteamericanos en una pantalla de cine, y por otro nos damos cuenta de la forma que tienen de vernos a nosotros desde el exterior. Woody Allen se regocija en algunos tópicos, pero no demasiado; no hay toreros, ni trajes flamencos, ni gente cantando por las calles, cosa que se agradece, y sí que se pueden ver varias veces a alguien tocando la guitarra pero desde un punto de vista muy respetuoso con nuestra cultura. Parece que Allen ha puesto empeño en mostrar su respeto y cariño a este país, ya era hora. Según las palabras del director quiso mostrar Barcelona desde sus ojos, del mismo modo que él ve su querida Manhattan. Por cierto, es la primera película de Allen que veo en la que no muere nadie —aunque por los pelos— y como la describió él mismo «Una película romántica seria con algunos momentos divertidos y sin sangre».

El encanto de la película reside en muchos puntos, para empezar el estilo del cineasta está ahí, inconfundible. Para seguir es una película sensual, inteligente, divertida, también es un análisis de las relaciones sociales y humanas y en muchos puntos resulta románticamente bella. No solo en su enfoque del amor, el tema más tratado junto con el sexo en la película, sino por su tenue envoltura lírica que porta al espectador a un familiar cuadro, apacible y hermoso. El guión explota los temas sexuales que todo ser humano tiene encerrados en su interior, las dudas, los replanteamientos; comprender el punto de vista de un bohemio, un artista, es suficiente como para que la vida de un vuelco, para aprender a observar y vivir la vida desde otro ángulo. O no. O valorar realmente lo que tienes y saber si te gusta ser como eres. La historia comienza en Barcelona donde vemos como Vicky, una chica que sabe lo que quiere para sí, de mente fría y paso seguro, y su amiga Cristina, todo lo contrario de Vicky, una chica impulsiva que no sabe lo que quiere pero sabe a la perfección lo que no quiere, llegan desde los EEUU para pasar el verano en casa de una tía. En España pronto conocen el modo de vida de la alta sociedad y a un interesante y atractivo pintor, Juan Antonio, que les propone pasar un fin de semana en Oviedo. El sencillo planteamiento se va complicando al mismo tiempo que la mente de las chicas sufre la confusión provocada por el atractivo pintor, hasta el punto de añadir temas como la infidelidad, la libertad sexual, el desparpajo y disfrute de la vida, la desilusión, los celos, la apertura de mente, la confusión, la decepción y hasta la locura. El cuarto factor de la ecuación es María Elena, la ex-esposa de Juan Antonio, loca de atar y loca por su ex-marido, que añadirá la mecha para que el combinado explote.

Las interpretaciones son el punto fuerte de la cinta, y aunque los tres nombres de cartel son los más famosos yo voy a empezar por la que para mí hace la mejor interpretación y la que resulta que aporta la mayor belleza natural a la película, Rebecca Hall, que representa a Vicky y ya trabajó con Scarlett Johansson en "El Truco Final (El Prestigio)", donde en mi opinión también la superó y supuso una gran sorpresa y revelación. Rebecca muestra su talento innato en la piel de la persona que representa la sensatez y la seguridad pero que de pronto debido a un hecho puntual ve alterado todo su orden en cuestión de un día. Esa seguridad transformada en confusión y deseo se proyecta directamente de los ojos y la expresividad de Hall hacia la cámara y cada pensamiento casi se puede intuir. La duda es una de las presiones más agobiantes que se pueden manifestar porque no solo te obligan a decidir sino que el simple planteamiento de una duda puede comportar un derrumbamiento de los principios que en un momento pudieron parecer básicos e inamovibles; y eso la actriz inglesa lo expresa a la perfección. Casi podríamos decir que entre los cuatro protagonistas es la que parece tener mayor importancia. Por eso me indigna que su nombre no esté entre los cuatro que en gran tipografía inundan el cartel. Pero tiempo al tiempo, con tan solo dos películas esta actriz ya se ha ganado el corazón de muchos directores, es cuestión de tiempo que dé el salto definitivo porque talento tiene de sobras. La compañera de Vicky, Cristina, está interpretada por Scarlett Johansson, que cada vez que se pone a las órdenes de Allen parece ser mejor actriz aún de lo que ya es. Tras estar muy correcta en "Match Point" y bastante estupenda en "Scoop" ahora cambia del periodismo al arte fotográfico en los zapatos de una chica inconformista que no es capaz de canalizar su creatividad aunque es tan fogosa como la actriz que interpretó en "Match Point". Su libertinaje sexual va de la mano de su deseo de deshacerse de los convencionalismos; es atrevida y está convencida de que le queda mucho por ver y conocer, aunque solo tiene claro que es lo que no quiere, y eso es el compromiso total y las ligaduras que limiten su capacidad de aprovechar el momento. Juan Antonio le ofrece todo lo que ella cree que es perfecto para sí misma, al contrario que Vicky que no cree para nada que su relación con el pintor le pueda aportar nada positivo, aunque en el fondo no puede desprenderse de esa idea. Cristina se ve superada por la visión bohemia de Juan Antonio y María Elena y esa saturación también está muy bien expresada por Johansson que demuestra que hacer películas con Woody Allen potencia su talento y capacidad.

Ahora vamos con los dos españoles protagonistas; primero por el hombre del año en España, Javier Bardem, ganador del primer Oscar para un actor español por la Mejor Interpretación de Reparto en "No es País para Viejos" donde daba vida a Anton Chigurgh, un psicópata sin alma que pasará a los anales del cine. Bardem se mete en la piel del pintor Juan Antonio, un hombre interesante, atractivo e irresistible con una visión de la vida especial, propia de un creador que gusta de las pequeñas cosas que aporta la vida tranquila y acomodada del artista reconocido. Juan Antonio busca una forma de suplir la carencia de su ex-mujer de la que sigue locamente enamorado aunque sabe que no es posible la reconciliación, y apuesta por una vida llena de lujuria y sensualidad que le pueda aportar la inspiración que necesita. A pesar de todas sus habilidades y virtudes tiene un aplastante escollo que le impide desarrollarse con plenitud, pues no es capaz de hallar el ingrediente que le faltó a su relación con María Elena. Bardem está magnífico, apabullante, su atractivo queda patente en cada escena y es capaz de difundir seguridad y confianza con gran capacidad, y de forma natural ese aire que tienen los artistas que los distinguen del resto por su forma de actuar, de pensar y de tomarse la vida. Su interpretación es fabulosa y aporta el toque masculino que contrasta con el resto del reparto. La otra española de moda es Penélope Cruz, nominada al Oscar el año anterior a la Mejor Actriz Principal por "Volver", que realiza la interpretación de la que más se habla en los círculos críticos, la de la ex-mujer de Juan Antonio, María Elena. Su papel es el de una desquiciada, desequilibrada y celosa mujer con un gran talento pero una incapacidad absoluta para mantener viva esa llama de la expresión. Artista de muchos campos como son la pintura, fotografía, música, etc. y musa inspiradora de Juan Antonio; ella nunca ha dejado de estar enamorada de él pese a haber intentando matarle en más de una ocasión. María Elena sufre la misma dolencia que él, solo que no es capaz de convertir su ira en lujuria sino en locura y alienación que no la deja centrarse. Hasta que encuentra el equilibro en Cristina y Juan Antonio y se estabiliza. Su corto papel (quizá es la que menos metraje comparte en comparación con los otros tres actores) no le impide lucirse y brillar pues el papel que le tenía reservado Woody Allen era jugoso y ella ha sabido explotarlo demostrando que es una gran actriz. Se está hablando incluso de nominaciones al Oscar, pero es demasiado pronto y difícil como para hacerse suposiciones de ese tipo. Patricia Clarkson y Kevin Dunn forman la pareja de Judy y Mark respectivamente, los anfitriones donde Vicky y Cristina pasan el verano y cuyos secundarios papeles se ven suplidos con profesionalidad y carácter por estos dos pedazo de actores, sobre todo de Patricia Clarkson que aporta un interesante punto de vista interpretando a Judy, la mujer que no quiere que Vicky repita sus errores y vivir su vida a través de ella.

Por cierto, es imprescindible ver "Vicky Cristina Barcelona" en Versión Original, ya que los matices del cambio de idioma pueden hacerse absolutamente imperceptibles en su versión doblada y perder incluso el significado. El mismo Woody Allen dijo «El público de la versión doblada no tendrá acceso al significado real de la película. Pero... no se puede hacer nada.» y tiene toda la razón ya que durante el metraje hay discusiones y diálogos en los que explícitamente se hace referencia al idioma (los momentos María Elena - Cristina sobre todo) y que pueden generar un caos en la versión doblada al español que no quiero ni imaginarme. Yo tuve la suerte de poder elegir entre la versión doblada y la subtitulada y me decanté por esta segunda ya que el cine de Tarragona ha tenido el detalle de hacerlo y si existe posibilidad de elegir siempre es mejor disfrutar de una película de este estilo con las voces originales.

La película mezcla ligeramente el drama con la comedia, sin ser ninguno de los dos géneros explícitamente; Woody Allen es un experto en realizar películas acerca del sexo y el amor de forma que no se puedan clasificar concretamente, tienen una difícil sinopsis que refleje realmente de qué va la película. Son películas Woody Allen, sin más; sólo él puede hacerlas. Su habitual estilo visual está presente en todo momento, con ese particular sentido clásico y teatral de los encuadres y del tempo. La película está narrada por una voz en off que quizá es en mi opinión uno de los puntos negativos del film, no por su utilización, que es habitual en algunas de las películas del cineasta, sino por su excesiva participación narrando cada uno de los acontecimientos como si de un cuento se tratara; resulta algo cargante y demasiado innecesaria. De todos modos conforme avance el metraje se va difuminando más hasta ser una mera anécdota del principio de la corta película, de poco más de hora y media de duración como es normal en el cine de Allen.

La fotografía corre a cargo del vasco Javier Aguirresarobe ("Mar Adentro", "Hable con Ella" y la de la próxima "La Carretera"), ganador de varios premios Goya y reputado cinematógrafo. Recurre a una iluminación que favorece los paisajes naturales y rurales además de la espléndida arquitectura barceloní, una fotografía excelente. La música es otro aspecto a considerar, fiel a la manera de sus películas y con un tema que abre el film bastante extraño y peculiar pero finalmente pegadizo y familiar. Una Banda Sonora ligera y adecuada, que sirve de colchón para la historia como es habitual en una película que se sostiene en sus interpretaciones y guión, simple pero tremendamente eficaz.

En "Vicky Cristina Barcelona" se puede ver una agradable historia de amor y sexo, y una inteligente visión de la vida donde queda claro el mensaje: sepas o no lo que quieres hasta que no lo pruebes no sabrás si eres capaz de soportarlo o amoldarte a ello. La que más segura estaba de sí misma es la que se siembra de dudas pero cuando realmente obtiene lo que en principio no deseaba se da cuenta de que debe rechazarlo, ya sea por miedo a aventurarse o por el temor a desacomodarse. E igualmente la impulsiva e indecisa acaba probando de todo y desechándolo del día a la mañana por su propio inconformismo, pues quizá al final no es tan abierta como ella querría o creía ser. Hasta ahora es de las películas que mejor crítica están recibiendo de esta última etapa de Woody Allen desde "Match Point", en taquilla ha sido de las que mejor rendimiento ha obtenido en los Estados Unidos recaudando $20M por estas fechas, y en España debutó como la película más taquillera de la semana en su estreno con más de 2 Millones de euros. Como digo la crítica se ha volcado con la interpretación de Penélope Cruz sobre todo y con la sensualidad del film, por esa especie de vuelta al estilo de la comedia romántica del director neoyorquino pero adaptada a su nueva etapa. En IMDB actualmente tiene una puntuación de 8.0, una nota más que excelente teniendo en cuenta la exigencia del sector que suele votar. A mí me ha encantado, y me alegro mucho de que "Vicky Cristina Barcelona" haya conseguido un éxito discreto pero rotundo, por su sencillez, por la forma de mostrar la visión del cineasta de España, quizá algo idealizada pero un punto de vista externo al fin y al cabo, y porque para lo bueno y para lo malo es una película de Woody Allen. Por cierto aconsejo a todo el mundo que lea algún fragmento del diario de rodaje que hizo Allen llamado "Querido Diario Español... Con cariño, Woody", donde a sus más de 70 años sigue haciendo gala de su excepcional sentido del humor. Y es que un genio siempre será un genio.

Mi puntuación: 7/10.

7 comentarios:

Molon dijo...

Ahora tengo algo mas de tiempo y asi q a ver si leo tu analisis. Aun asi no me gusto demasiado la peli, esta bien pero hay momentos q se me hicieron pesados, sobretodo desde q llegan de oviedo hasta q aparece penelope.
Un saludo y creo q este finde me pongo con pb asi q al fin te podre leer de nuevo!

Santi dijo...

Es curioso porque la película está recibiendo muy buenas críticas a nivel americano, pero todo lo que leo por aquí en la mayoría de casos tacha al film de aburrido sin más o simple. A mí me gustó, no sé que manía hay ahora de demonizar al último Woody Allen, ni que estuviese haciendo películas sin calidad...

Dale a "Prison Break" Molon, dale, que está triunfando mucho. Ya tenéis el resumen del 6º, "Blow out".

Molon dijo...

joer, si ya lo veo q hay analisi si, analisis tb.Tengo parado todas las series q veo con unos amigos asi q me es "imposible" verlo, no te preocupes los leere SEGURO!no se q tengo mas ganas si de verlos o de leer todos tus analisis.
Respecto a viki yo no he dicho q no me gusto(creo recordar) .Empieza muy bien con mucho ritmo contando perfectamt la vida de cada 1, como se conocen , q hacen alli, etc y acaba muy bien dandole velocidad a la pelicula, con gracias, etc etc.Aun asi intentare ser critico solamente de la pelicula, empezando porq no la vi en version original y las voces no me gustaban nada,continuando porq penelope no me gusta demasiado,aunq en esta peli se q lo hace realmente bien.La musica la cual me parece pegadiza pero no me termina de convencer, cuando acabo me puse a tararear pero coño tb lo hice con el ave maria de bisbal y lo odio :P.Por ultimo decir q la pareja q les acoje pues lo veo 1 poco forzado q le pase lo mismo q a viki y justo se lo cuente, la pille....La "critico" pero la peli me gusto, no sera una pelicula q me compre pero esta bien y la recomendare, excepto por lo dicho anteriormt el rato q se me hace un poco lento y pesado porq no me va convenciendo y me va sacando de la pelicula con su forma de ver la vida de (supongo) Barden, el ritmo va bajando sin aportar en mi opinion muchas cosas nuevas
Respecto a hablar de Woody Allen pues no soy el mas indicado porq las primeras peliculas q son las mejores para la gente q conozco no he visto casi ninguna(casi como tu pero mas a lo bestia), a partir de "La maldición del escorpión de jade" la cual me encanto, pero como no las tengo y no me pongo ( sobretodo esto ultimo) pues no soy el mas indicado a hablar de sus obras ni de el.

Un saludo Santi

PD:q confianzas estoy cogiendo ya para llamarte por tu nombre eh! :P

Santi dijo...

Al final el film ha ganado el Globo de Oro a la Mejor Película de Comedia/Musical.

Javier Bardem y Penélope Cruz no han podido llevarse el premio, que ha recaido en Colin Farrell por "Escondidos en Brujas" y en Sally Hawkins por "Happy-Go-Lucky" respectivamente.

Santi dijo...

Tras la nominación de Penélope Cruz a los Globos de Oro ha llegado la del Oscar, por segunda vez en tres años 'Pe' ha logrado figurar entre las mejores interpretaciones según los entendidos de Hollywood. Lo tiene difícil, Amy Adams y Viola Davis por "La Duda", Taraji P. Henson por "El Curioso Caso de Benjamin Button" y sobre todo Marisa Tomei por "El Luchador" son fuertes rivales, pero en "Vicky Cristina Barcelona" Cruz hace un gran papel, hay que reconocerlo. Veamos si hay suerte y se convierte en la primera actriz española en conseguir el Oscar.

Santi dijo...

El BAFTA, el premio de la Asociación de Críticos de Boston, el Independent Spirit Award, el premio del Círculo de Críticos de Kansas, también el de la Asociación de Críticos Los Ángeles, el NBR Award, el premio del Círculo de Críticos de Nueva York, del Festival Internacional de Santa Barbara, de la Asociación de Críticos de Southeastern y por fin, ahora... el Oscar a Mejor Actriz Secundaria para Penélope Cruz, el segundo Oscar consecutivo a un intérprete español tras el hito de Javier Bardem el año pasado, la primera actriz española en hacerlo.

Merecido premio y emotivo discurso, dedicado a los españoles que le acompañaron en la retransmisión y a todos los actores españoles. Penélope conquistó anoche definitivamente América.

Pramod Negi dijo...

Great blog really enjoyed reading it. Have bookmarked you and will check back regular. Please feel free to take a look at my blog...
Cheap Flights to Durban
Flights to Durban
Durban Flights

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.