sábado, 27 de septiembre de 2008

"Cementerio Viviente", a veces es mejor estar muerto.

La resurrección de los muertos nunca fue algo bueno.

Stephen King es uno de los escritores de novelas de terror más célebres del panorama actual y sin duda uno de los más prolíficos y bien considerados. Basándose en sus casi 70 novelas y relatos cortos se han rodado más de 40 películas, realizado casi 30 producciones para TV teniendo en cuenta series, miniseries y telefilms, y grabado más de 15 cortos además de haberse publicado una serie de cómics en colaboración con Marvel para adaptar la famosa saga de "La Torre Oscura"; su influencia en cine, literatura e incluso música es más que notable y pese a ser un personaje terriblemente explotado, copiado y repetido hasta la saciedad es sin duda una de las figuras más importantes para el cine y las novelas de terror de nuestra era. Sus historias son sencillas y tienen gancho, y cuando éstas caen en manos de un director talentoso como Brian De Palma ("Carrie"), John Carpenter ("Christine"), Stanley Kubrick ("El Resplandor"), David Cronenberg ("La Zona Muerta"), George A. Romero ("La Mitad Oscura") o Frank Darabont ("La Milla Verde", "Cadena Perpetua" y "La Niebla") entre muchos otros —se puede comprobar cómo en la lista está la crème de la crème del género— es muy probable que el resultado sea interesante. Tras haber cosechado muchos éxitos que comenzaron en 1976 con "Carrie" e incluso tras haber probado tras la cámara (en su única vez con "La Rebelión de las Máquinas") se adaptó su novela "Cementerio de Animales" ("Pet Sematary") en 1989 dando lugar a "Cementerio Viviente", dirigida por Mary Lambert y cuyo guión escribió el mismo King (el tercero de los pocos que ha realizado hasta la fecha) dando lugar a una de sus mejores adaptaciones y una joya del género de la Serie B y terror.

"Cementerio Viviente" tiene muchos factores que la convierten una perfecta representación del espíritu del cine de terror: un suspense constante, un miedo irracional en cada fotograma, un festival de entrañas y casquería sin ningún tipo de autocensura, escenas tenebrosas y desgarradoras... cualquier película en la que no aparten la cámara a la hora de cometer una burrada de la forma que lo hace esta película merece el respeto del aficionado al género. Tras una brutal introducción que fusiona las imágenes del inocente y tétrico cementerio con una música angelical y provista intrínsecamente de un halo de misterio y horror comenzamos a imaginarnos los derroteros del film, pues la tragedia se masca solo empezar y el suspense acongoja al espectador en cada suceso que va presenciando. Los elementos son sencillos: una carretera peligrosa, una casa apartada y un tenebroso cementerio para mascotas, pero pronto se añadirán factores que harán arder la mecha de la combinación, como son un cementerio indio (madre de Dios lo que han llegado a aportar los indios nativos americanos al cine de terror...) y un espíritu que parece buscar venganza... o salvación. La historia nos sitúa en el pueblo de Ludlow, Maine, donde el doctor Louis Creed y su familia llegan para establecerse en una casa cercana a un cementerio de mascotas y colindante a una transitada y peligrosa carretera. Allí conocen a Jud, su vecino, del que se hacen amigos y quién les enseña la zona y las historias que encierra el cementerio. Parece un argumento básico y predecible cuando conocemos los pequeños detalles, pero aún así consigue captar la atención del espectador que espera que los hechos se sucedan como se prevé que lo harán.

Comenzando por el principio el cementerio es de un mal rollo acojonante. Es una simple pista de lo que veremos en la película, pues hay pocas cosas que sean agradables en ella. Positivamente hablando, claro. El film consigue crear una atmósfera tensa en la que en cualquier momento algo puede romper la quietud el momento, ya sea un gato apareciendo de la nada o la tétrica risa de un niño. La música de Elliot Goldenthal ("Heat", "Alien 3" y ganador de un Oscar por "Frida") bien ayuda a ello, creando una melodía minimalista de sonidos graves y estridentes diseñada para ver venir la tragedia e incrementar el susto, factor al que recurre en varias ocasiones. Los toques de piano y arpa dan a las escenas de la película el empuje que necesitan para conseguir dar miedo, y a mí en concreto las escenas de la hermana con meningitis de Rachel me produjeron un espanto y asco cojonudos. Por cierto, Los Ramones se implicaron en el film hasta el punto de componer un tema para el film, el que le da cierre "Pet Sematary", ya que Stephen King es un gran seguidor del grupo. Otra cosa fabulosa que tiene "Cementerio Viviente" es el uso de los flashbacks que evocan episodios vividos antes de lo que vemos en la película, como las comentadas escalofriantes imágenes de la hermana de Rachel, la historia del vecino de Jud que revivió a su hijo o la del mismo perro de Jud. Quizá ayudase el verla por la noche cuando todo el mundo está durmiendo, pero el hecho es que esas escenas y algunas otras como las apariciones de Pascow consiguen que la película de muy mal rollo.

Y hablando de Víctor Pascow es el gran descubrimiento de la cinta desde su primera aparición en pantalla, seguida de su magnífica primera materialización en casa de los Creed. Un personaje tétrico de un aspecto terrorífico y que me recordó mucho en cuanto a rol a Jack, el compañero-zombie de David en "Un Hombre Lobo Americano en Londres", pues su misión es parecida y su papel semejante. Desde luego sus apariciones pasan de ser terroríficas a cómicas, y esa progresión acaba agradeciéndose dado el progresivo endurecimiento de la trama conforme avanza el metraje. Justo a mitad de película sucede el hecho más traumático del film y sinceramente uno de los más geniales y bestias que he visto yo en una película de terror, no spoilearé pero tan solo diré que es la escena más famosa de la película y que se puede ver venir de muy lejos. La forma en la que está grabada es impactante y desde luego no le deja a uno indiferente porque es algo a lo que no estamos acostumbrados en el cine norteamericano. Por un segundo puedes llegar a pensar que no sucederá, pero en verdad se recrean en ello de forma espectacular y consiguen penetrar la barrera de los sentimientos del espectador de forma áspera. No solo esa escena es espectacular, la de Louis abrazando el cadáver recién desenterrado en el cementerio o la imagen final que cierra el film son de una crudeza extrema. El último cuarto de hora de película es brutal, desde que Louis llega a la casa hasta que acaba el film, realmente me ha dejado con un buen sabor de boca, impresionante.

La directora de esta decimosexta adaptación de las historias de S. King (que tiene un curioso cameo) es Mary Lambert, la cual hasta el momento no había realizado más que un solo film para el cine, "Siesta", y algunos videoclips, resolvió con facilidad la papeleta y dirigió con firmeza esta historia sencilla haciéndola impactante y seria, un producto notable teniendo en cuenta la poca experiencia que tenía la directora hasta el momento. Luego poca cosa hizo más, algún drama, un episodio de "Historias de la Cripta" y algunas películas de terror más incluyendo la segunda parte "Cementerio Viviente II", secuela que por lo visto gozó de mucho menor impacto y en la que S. King no tuvo participación alguna.

Respecto al reparto es bastante desconocido pero sorprende encontrarse a una figura importante de TV como Fred Gwynne, el expresivo actor que interpretaba a Herman Munster en "La Familia Monster", que es quién da vida a Jud, el misterioso y afable vecino de la familia Creed. "Cementerio Viviente" fue de las últimas películas que rodó y su imponente presencia sin duda le da carácter a la cinta. La gran mayoría del reparto eran actores de TV o con escasa experiencia en el cine, como la actriz que interpreta a Rachel, Denise Crosby, famosa también por ser la teniente Tasha Yar en "Star Trek: La Nueva Generación" y que se dedicó tanto a cine como a televisión como actriz secundaria. Dale Midkiff, el protagonista, tampoco había hecho gran cosa hasta el momento e igual que Crosby se dedicó por igual a cine y televisión en papeles secundarios. Otra sorpresa del reparto es Miko Hughes, el hijo pequeño de la familia Creed, en su primera aparición en el cine con tan solo 3 años y que más tarde también aparecería en varias series y películas incluyendo la última de la saga de Freddy Krueger "La Nueva Pesadilla" y otras como "Al Rojo Vivo" con Bruce Willis.

"Cementerio Viviente" es una película sencilla y de bajo presupuesto y pese a todo se convirtió en un éxito que con los años ha pasado a ser un clásico del género. Tiene todos los componentes que hacen de una película de terror un buen film, suspense, escenas terroríficas, ausencia de tapujos y una historia dura y tenebrosa ayudada por una ambientación cuidada al extremo para tensar los nervios del espectador. Una película de terror que da miedo y que consigue mantener atento al espectador que está constantemente esperando que le den un susto más, observando cómo los sucesos van decantándose inexorablemente hacia un final desastroso y pese a no querer que los protagonistas sufran ningún daño, quererlo. Una muy buena película de terror, con escenas muy impactantes que han conseguido pasar a la memoria colectiva.

«La superficie del corazón de un hombre es más dura que la piedra.»

Mi puntuación: 8/10.

8 comentarios:

Neo dijo...

Todo un clasico del cine de terror con una segunda parte aceptable pero que no llegaba a la altura.

De las peliculas de libros de stephen king que mejor recuerdo guardo. Ahoras las pelis basadas en libros de stephen king son una mierda al 99% .

Nada que ver con cementerio viviente, It, carrie, el resplandor o Misery (entre otras)

Molon dijo...

No es mi tipo de pelicula, asi q no puedo decir na de na :(.
A ver si puedo ponerme al dia en pb porq lo toy dejando de lado y me estas adelantando demasiado, pot cierto no estas viendo la nueva de JJ, fringe?.Por aqui sigo como siempre

Un saludo

Asprogen dijo...

Buen analisis, Sr. Santi.

Aunque la pelicula desfasa un poco hacia el final, pasando a ser casi una especie de chiste extendido, la verdad es que tiene unos puntazos bastante escalofriantes, si señor...

Releyendo recientemente unos Fangoria del año del catapúm, lei unas declaraciones en las que Stephen King renegaba bastante sobre esta pelicula y, sobre todo, de su continuacion (poniendo de paso a parir a la directora y al productor, de los que consideraba que le había estafado). Bueno, tambien renegaba de El Cortador de Cesped, y de otras... A partir de entonces, el tío Stephen decidio no vender derechos sobre sus libros que incluyesen cualquier derecho sobre posibles secuelas.

Curiosamente, la cantidad de pelis basadas en historias de King decreció bruscamente, aunque a mi modo de ver la calidad aumentó bastante, y mas cuando se centraron en desarrollar sobre todo miniseries para Tv (que tan buen resultado habian ya dado en Salem´s Lot, It, y la que se rodaba en aquellos dias, Apocalipsis, una auténtica joya).

En relacion a la implicacion de Ramones con la pelicula, decir que hicieron un video espectacular en el que se veia como se iban hundiendo en el suelo, mientras cantaban "No quiero que me entierren en un cementerio de animales", cancion paradojicamente premonitoria sobre lo que les quedaba de carrera... y uno de mis "himnos" preferidos.

Por cierto, como siempre, podeis ver el video aqui:

http://es.youtube.com/watch?v=GBxbtTaWtVo

Santi dijo...

Stephen King es otro más de aquellos autores de los que desconozco gran parte de su obra, por no decir casi toda. Aunque es verdad que aveces te das cuenta de que aquella película que te encantaba, o aquella otra que te sorprendió o acojonó son de él o tiene algo que ver en ella. Es un escritor muy influyente en el cine, aunque hoy en día esté muy sobado y resulte repetitivo no se puede negar su gran aportación al género.

Esa de "Misery" tengo que echarle un vistazo NEO, que no había oido hablar de ella.

Por cierto Asprogen, la canción de Los Ramones a mí también me mola, pero irónicamente recibió una nominación al Razzie a la Peor Canción. Me apunto la de "Apocalipsis" que si no me equivoco estaba dirigida por Mick Garris, autor de "Masters of Horror". Y a la que le tengo ganas también es a la miniserie de "Salem's Lot". Lo de renegar de su obra es típico de esta gente, lo han hecho todos. "I don't want to live my live again" que diría aquel.

Y Molón, la de "Fringe " aún no la estoy viendo, pero cuando haya más episodios quizá me ponga con ella. Para empezar aver si acabo lo de la season finale de "Perdidos", que más pufe no puedo llevar. Y tengo mucha cosa de comentar de "Héroes", ¡pero esta semana he ido dos veces al cine y tengo dos artículos calentitos antes que esos!

Un saludo campeones. ¡Y gracias por los mensajes!

Neo dijo...

¿No conoces Misery? WOW!!!,me dejas de piedra (Kathy Bates y James Caan increibles)

Fringe te la recomiendo enormemente, van pocos episodios pero bastante buenos a mi parecer.

Por cierto, en la frase final del texto has puesto PIERDA en vez de PIEDRA :P jejje

Santi dijo...

Tienes razón NEO, corregido. ¡Gracias por fijarte y decírmelo!

Y lo de "Fringe", tras dejarla Tyler por los suelos me dejó bastante parado. Pero la oportunidad se la daré igualmente.

As dijo...

El episodio piloto de Fringe no estaba muy mal, pero he de ver los episodios...

Santi, respecto a la serie de Salem´s Lot, recuerda que hay dos: la de Tobe Hooper/ David Soul/ James Mason... que no esta mal, pero ha envejecido de p*ta pena (la volvi a ver hace un par de años, y es flojilla, aunqie tiene puntos como aquello del ninio vampiro, que ya puse en mi blog, que... brrrrr...; y tienes la "version 2000", que se apoya más en el libro (mi primera novel de terror, 8 añitos tenia yo...) e incluso la amplia. La segunda es mejor, aunque es posible que no pase a la historia.

Ah, la 1ª version la titularon en su dia "Phantasma 2", un gallifante de regalo a quien adivine por qué le pusieron tal título.

La cancion de los Ramones y el Razzie... en fin, solo puedo decir que muchos años nominan a los razzies peliculas y actores que a mi me gustaron. Claro que mi gusto debe estar un poco pocho...

De Misery, la pelicula esta bastante bien, aunque rebaja bastantes grados la violencia del libro, sobre todo en lo que se refiere a mutilaciones. Aunque mas la rebajaba la obra de teatro sobre ello que hubo hace 10 años al respecto y... joer, que miedo da Beatriz Carvajal cuando se pone dura. Susto final y todo...

En fin, recomendable la de Misery.


Por ultimo, si hablamos de series, recomiendo fortisimamente ver la 2ª temporada de "Sarah Connor Chronicles", mucho mejor aun que la 1ª, si tal era posible, en los 3 episodios que hay hasta ahora. De lo mejor que he visto.

Saludos y aupa.

PS: Sr. Neo, peazo blog que tienes. Y el de los zombis, mejor todavia.

Santi dijo...

Respecto a "Terminator: The Sarah Connor Chronicles", uff... no estamos de acuerdo esta vez querido Asprogen. La primera temporada no me convención mucho exceptuando un episodio, y esta segunda va por los mismos derroteros: nula acción, incongruencias a tutiplén imperdonables, alargamiento de lo inalargable, etc. lo que me provoca un profundo aburrimiento y una soberana indignación de desaprovechar una historia tan suculenta como la de "Terminator" para hacer una serie sosa y sin acción alguna. Yo quiero ver Terminators atravesando paredes, dándose de hostias, persecuciones y tiroteos con armamento pesado, y no este aburrido desfile de Terminators paradísimos y un John Connor poco menos que ridículo.

Creo que la gente se quejaba de "Terminator 3" es porque aún no ha visto "Terminator: The Sarah Connor Chronicles". A mi me gustó aquella tercera película, pero es que al lado de esta serie alcanza la categoría de obra maestra.

Hablando de series, en breve postearé un artículo sobre el comienzo de la 3ª temporada de "Héroes", que esta si que promete ser una temporada espectacular. ¡Saludos!

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.