lunes, 14 de julio de 2008

"Un Hombre Lobo Americano en Londres". Cuidado con la Luna.

La leyenda del hombre lobo moderno tiene tintes ochenteros.

En 1970 John Landis escribía un borrador de una película acerca de un americano que era atacado por un hombre lobo en Londres para luego transformarse él mismo en uno, basándose en una idea que le surgió cuando trabajaba en Yugoslavia y se encontró con unos gitanos que realizaban ritos para evitar que los muertos resucitasen. Ante el concepto de la confrontación a un ser mitológico en terreno desconocido le surgió la idea de la película, cuyo borrador de guión fue rechazado por ser demasiado cómico para una película de terror y demasiado terrorífico para una comedia. Con el dinero que consiguió de sus películas posteriores, incluida "Granujas a Todo Ritmo" ("The Blues Brothers"), consiguió el presupuesto necesario ($10M) para financiarse en 1981 una de las películas de terror mejor consideradas en la historia del cine y un film de culto instantáneo: "Un Hombre Lobo Americano en Londres".

La película, que fue rodada en Londres y Gales, representa perfectamente el estilo de Landis, un director amante del cine de Serie B, de Terror y la comedia como por ejemplo ha demostrado en la serie "Masters of Horror" con los episodios "Deer Woman" y "Family" en los que no se puede distinguir bien a cuál de los dos géneros pertenecen (de su episodio "In Sickness and in Health" de "Fear Itself" mejor no hablo, que menudo pedazo de mierda) y siempre ha sabido mezclarlos con maestría. En "Un Hombre Lobo Americano en Londres" no falta la autoparodia, el sentido del humor hilarante y las situaciones absurdas, pero también hay lugar para los momentos terroríficos, no de aquellos de pasarlo mal pero sí de los que dejan marca por su espectacularidad e impacto. Es una película sencilla, que cuenta lo que podría ser parte de una historia mayor, la parte que corresponde al protagonista David que de viaje por Europa con su colega Jack se topa con un ser demoníaco que los ataca y maldice, y su posterior estancia en Londres donde sufrirá las consecuencias de sobrevivir al ataque de un hombre lobo. La película está exquisitamente estructurada, comienza progresivamente mostrándonos el temor que envuelve la mitología del hombre lobo en un pequeño pueblo inglés y la intimidad de su gente en ese reducto de 'La oveja degollada' donde la leyenda está tan implantada que no aceptan que los extranjeros anden husmeando por su tierra, y sigue extendiendo su miedo el resto del film mediante perlas en forma de alucinaciones, sueños y apariciones. Las apariciones del Jack-zombie son brillantes en cuanto a maquillaje y también en cuanto a situación de comedia (la conversación con las víctimas en el cine porno es absolutamente hilarante e imprescindible), y hay escenas realmente memorables como la de esa especie de monstruos vestidos como soldados que masacran a la familia ante la mirada de David en el bizarro sueño. En esa escena Rick Baker (el artesano de los efectos de maquillaje) y John Landis se muestran completamente desatados y consiguen una escena tan divertida como sobrecogedora y turbante, y es que la sensación general de la película es muy semejante a la de esa escena en concreto.

Como digo, la progresión del film es formidable mostrando poco a poco el empeoramiento de la situación (visible también en el deterioro físico de Jack en sus consecuentes apariciones) llegando al clímax de la película en la sublime transformación de David en hombre lobo la noche de luna llena, una escena que pasará a los anales de la historia del cine. Los efectos de maquillaje de esa escena aún hoy en día causan un tremendo impacto y demuestran que los efectos por ordenador aún distan mucho de ser tan preciosos y precisos como los tradicionales con látex y animatrónica, y es que cada detalle de la transformación de David es una exquisitez, desde los pelos saliéndole de los poros hasta la deformación de las extremidades, una composición realmente perfecta. Además se ve todo perfectamente y a plena luz, lo que no deja lugar a suposiciones y hace que podamos contemplar con horror el sufrimiento de David y su espantosa metamorfosis. Ver esta escena de crío puede ser algo auténticamente impresionante.

Lo interesante de esta película es que establece un nuevo estándar en las películas de hombres lobo, pese a que en esta en concreto la bestia en la que se transforma David es un lobo diabólico y monstruoso más que en un lobo humanoide; el chico que es atacado por un hombre lobo y sufre la maldición de transformarse él también con la luna llena. Las balas de plata y otros tópicos son dejados de lado y añade la necesidad de suicidarse para liberar a las víctimas del hombre lobo, que pierde el juicio cuando se transforma y se ve impulsado por una sed de sangre insaciable. En este caso las escenas con el lobo son increíbles, es preciosa esa forma de mostrar al hombre lobo, se deduce más que se ve, se intuye y se muestra a trozos excepto al final. Landis reconoce hoy en día que aún tendría que haberlo mostrarlo menos, como por ejemplo hizo Ridley Scott en "Alien. El Octavo Pasajero", para dar más pié a la imaginación que siempre puede resultar más terrorífica que lo que se enseña en realidad. Hay una escena en concreto que en mi opinión es de lo mejor de la cinta, y es el ataque al hombre del metro en la escalera mecánica donde se puede observar al lobo aparecer borrosamente por la parte superior de la pantalla ante el horrorizado rostro de la futura víctima. Quizá en los minutos finales se muestra demasiado la bestia, pero es que el final de la película es tan apoteósico que se perdona todo. Porque el final de la película es de lo mejor que he visto nunca, ese lobo deambulando por Picadilly Circus desatando el pánico y el caos total, gente atropellada y masacrada, cabezas y miembros rodando y Landis demostrando que estaba disfrutando con esa película. Maravilloso final para el magnífico film.

La preciosa Jenny Agutter que interpreta a la enfermera Alex hace un gran papel que le valió la nominación al premio Saturno, y destacó por encima del resto de protagonistas, con excepción por supuesto de David Kessler que carga el peso de la cinta sobre sus hombros de forma brillante. Su toque ingenuo da a la cinta un aire 'creíble' que ayuda mucho a meterse en situación y actúa de forma natural tal y como lo haría cualquiera.

Un apartado digno de mención es el de la música por la recopilación de diversos temas populares que incluyen en su totalidad la palabra luna (moon) en sus letras, las versiones de "Blue Moon", "Moondance", "Bad Moon Rising", etc. pese a que se mantiene bastante al margen y apagada el resto de cinta cuando no suena alguna melodía famosa. Como curiosidad Landis utilizó los efectos sonoros de la película para su espectacular videoclip de "Thriller" de Michael Jackson.

El film ganó dos premios Saturno a la Mejor Película de Terror y al Mejor Maquillaje en los premios de la Academia de Películas de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror de América, además de estar nominada a dos categorías más, la de Mejor Actriz (Jenny Agutter) y Mejor Guión, ambos premios ganados por "Indiana Jones en Busca del Arca Perdida", e inauguró la categoría de Mejor Maquillaje en los Oscar. La Academia quedo tan fascinada con los efectos animatrónicos y de maquillaje del film que decidió premiarlo con el galardón y establecer la categoría como una de las fijas a partir de entonces, convirtiéndola en la primera y justa vencedora tras otros dos premios entregados esporádicamente en un par de ceremonias anteriores en los 60'. Inmediatamente se convirtió en una cinta de culto y a día de hoy sigue siendo una referencia, una película imprescindible para los amantes de la Serie B y el género del terror fundido a la comedia que tan bien se le da a John Landis. Una película redonda que tiene escenas memorables y momentos espectaculares, digna de formar parte de las mejores sesiones de los aficionados al cine. Imprescindible.

Mi puntuación: 9/10.

6 comentarios:

Litos dijo...

Saludos, Monkey! ¿Puedo llamarte así en este blog?...
Bueno llevo ya varios días leyendo los pedazo reportajes que te curras, no muy diferentes de los de nuestro foro común, pero me animo a comentar ya que he visto que por aquí se deja caer tanto el compañero Tom como el Jon; leyendo los comments me trajo gratos recuerdos de la (para mi) mejor época del foro, así que me da menos pereza contactar por aquí que en el superpoblado y casi inabarcable foro azul.

Respecto a la peli que analizas, no puedo estar más de acuerdo; si bien se echa en falta un poco más de sutileza al final, en cuanto a mostrar el monstruo, hay que decir que es perfectamente acorde con el cifostio que se monta, el ver al perrazo haciendo el animal (valga la redundancia) por las calles londinenses. Y los momentos cómicos brillan tanto por la incomodidad que generan (mil hurras por los creadores de efectos "clásicos", maquillajes y caretos de goma) como por la propia comicidad del guión. Un ejemplo magnífico de guión bien elaborado, tanto por cómo equilibra las dosis de cada uno de los géneros que mezcla, como por la forma en que mantiene el ritmo y el interés. También los personajes están muy bien perfilados, personalidades grises y nada previsibles, reales como la vida misma.

Bueno pues espero seguir comentando próximamente, un abrazo compañero, y a seguir analizando!

Saludos peludos.

Santi dijo...

¡Qué alegría leerte Litos! puedes llamarme así y como quieras compañero ;)

Te animo a comentar todo lo que puedas en mi blog, me encanta leerlos y disfruto mucho con los debates que tenemos en él, por supuesto los peces gordos como tú, Tom y Jon entre otros no hacen más que dar caché a esta humilde morada y yo me alegro muchísimo de que os paséis por aquí de vez en cuando, es todo un honor para mí tener comensales como vosotros.

Respecto a la película me alegra que coincidamos, yo disfruté como un loco durante todo el metraje, pero es que en el tramo final ya es un desparpajo tal que es imposible no exclamar y vociferar de entusiasmo, una genial película con un final apoteósico, desde que la he visto se ha convertido en una de mis películas de terror (y comedia) favoritas. Ya no se pueden hacer películas como esta...

Neo dijo...

La verdad es que esta pelicula esta dentro de mi corazoncito. Me marco cuando era un crio (su "secuela" digamos que no tanto) y tiene un humor negro bastante chulo. Los efectos especiales para la epoca fueron la leche (me refiero a la famosa transformacion).

La tengo mucho cariño dentro de mi coleccion de dvds

Asprogen dijo...

Estupendo analisis, como siempre.
Me alegro, por otro lado, de que hayas visto la pelicula.

Cuando fue estrenada esta pelicula, a mi me pillo solo con 10 años, asi que no hubiese podido entrar a verla al cine (a no ser, tal vez, que le hubiesemos pagado a un vagabundo o algo asi para que nos comprase las entradas... nah, muy complicado). Sin embargo, cuando la pasaron por tv, alla por el 87, si que me pillo despierto y listo para gozar.

En aquellos dias solian pasar algunas pelicuals por TVE, mientras que por la emisora de radio RNE ponian la banda sonora en version original (bendita Pilar Miro, descansa en paz).
Yo no tenia video de aquella (si, fui uno de los ultimos en tenerlo, paradojas de la vida, un cinefilo adolescente sin video...), pero consegui grabar en una cinta todo el sonido en ingles de la pelicula -mientras, claro, yo babeaba frente al televisor viendo el espectáculo-.

Durante bastante tiempo tuve esta cinta de audio, que oia en noches oscuras con mi hermano y otros amigos para acojonarnos bien. Ah, y no me olvido de alguna chica con la que comparti aquellos aullidos en la oscuridad...

El pase de la pelicula en tv fue un exito, y durante varios meses la palabra "licántropo" paso a formar parte del vocabulario colectivo. Como sucedia en aquellos años de VHF y UHF, cuando pasaban una pelicula por television, la veia casi todo el mundo, y a veces causaba un impacto en la sociedad, pues todo el mundo hablaba del asunto (otras peliculas que causaron cierta conmocion fueron Viernes 13 -encima, la pusieron un viernes 13-, El Puente de Casandra, La aventura del Poseidon, No perturbar el sueño de los muertos, Superman,... en fin, lo mejor de cada casa...)

Por todo esto, siento un especial cariño hacia esta pelicula.

Has de saber que 1981 fue una buena cosecha para los hombres lobo. Unos meses antes del estreno de "Un hombre lobo americano..." fue estrenada otra obra maestra del género: Aullidos (The Howling), un enfoque muy distinto a los hombres lobo. Para empezar, esta última estaba basada en un libro, lo cual suele dar algo mas de profundidad narrativa. Los actores eran un poco mas conocidillos (poco mas, pero algunos son bastante reconocibles). El director fue Joe Dante, dando sus primeros pasos al salir de la tutela de Roger Corman. El guionista, John Sayles, se ha ganado una reputacion como "negro" de gran calidad en los ultimos 30 años. Efectos especiales del jovencito Rob Bottin (antes de hacer "La cosa") que sustituyó al inicialmente previsto Rick Baker, porque este se largó a trabajar en... si, premio, en "Un hombre lobo...", rodada casi al mismo tiempo.

Ah, y el cartel de la pelicula... creo que sea el mejor cartel de la historia del cine. Homenajeado, plagiado y copiado hasta la saciedad.

A mi, particularmente me gusta un poco mas Aullidos, sobre todo por como son los hombres lobo. No son un perrazo, son.. en fin, hay que verlo para creerlo.

Aullidos dio lugar a mas o menos 27 secuelas (la ultima ez que mire ya iban por la 8ª.. yo solo llegue hasta la 5ª, que ea en Australia, creo... horrible), cada vez peores e innecesarias.

Algo mas tarde hicieron aquella de "En compañia de lobos", una "version 2000" del cuento de Caperucita, pero con hombres lobo... pero ya no es lo mismo.

Te animo pues a que te la veas, y completes tu viaje hacia el lado oscuro, joven padawan.

Saludos

PS: Un dia de estos voy a escribir algo sobre "Videodrome", a ver si nos aclaramos por fin. Raroraroraro.

Pramod Negi dijo...

I liked it so much and very interesting, too! Thanks for sharing the experience.
Wonderful post, really great tips and advice. I was interested by your comment,

Cheap Flights to Penang
Flights to Penang
penang Flights

Anónimo dijo...

en la escena del metro cuando entra a las primeras escaleras mecánicas se puede ver que las dos escaleras mecánicas suben, y lo normal es que una suba y la otra baje...jeje ...el director lo hace para que la cámara suba al lado del actor...

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.