sábado, 8 de noviembre de 2008

"Prison Break" [4x09] Greatness achieved.

Especialmente bueno este noveno episodio, "Grandeza lograda", sin duda el más intenso y emotivo hasta la fecha en esta cuarta temporada. Me ha gustado fundamentalmente por dos motivos: dos muertes en concreto, una cantada y esperada, la otra súbita y conmovedora. Cuidado a partir de ahora que los SPOILERS corren que se las pelan.

Para empezar una historia de venganza que venía fraguándose desde hace 8 episodios, cuando Wyatt entró a casa de los Mahone para torturar a la esposa de Alex y matar a su hijo Cameron. Al final del anterior episodio el grupo de Scofield capturó a Wyatt tras tenderle una trampa al recién fallecido Glen, y ahora es rehén del equipo hasta que llame al General Krantz para decirle que los ha matado a todos y darles tiempo y margen para actuar. Linc intenta coaccionarlo con su método particular, el de las hostias como trolebuses, pero no consigue nada. Self llega con un maletín el cual parece que podrá conseguir que haga esa llamada. Al principio uno piensa ¿habrá dinero en el maletín?, ya que Wyatt ha mostrado su avaricia en otras ocasiones. Luego te inducen a pensar que en ese maletín hay utensilios de tortura. Pero finalmente lo que hay es un método mucho más pasivo, un ordenador que gracias a una grabadora y a la conversación entre Sara y Wyatt consigue reproducir la voz del asesino a sueldo a base de montar y pegar palabras sueltas para que forme las frases oportunas: «Están todos muertos. Se ha terminado.». Y todo ello cuando Wyatt creía que estaba convenciendo a Sara para que le dejase escapar. Menudo ingenuo, hoy no ha sido su episodio. Bueno sí, ha sido su episodio, en el que ha pagado todo el daño que ha hecho al grupo de Self. Mahone no puede controlar sus nervios, y antes de que consigan las frases necesarias para la grabación intenta ir a por Wyatt; Self se pone en su camino y le calma, confesándole que él también perdió a un hijo, y a su mujer de paso, cuando en el parto el médico cometió una negligencia que acabó con la vida de ambos. Entonces, si Self no tiene esposa, el mensaje en el móvil, el anillo que lleva y la foto de su despacho son simples recuerdos de lo que perdió. El mensaje de su móvil pertenece al pasado, de antes de que su esposa falleciera, y recurre a ese mensaje para tranquilizarse y despejarse; o para no olvidar. Quién sabe si La Compañía tiene algo que ver con esa doble muerte, y por eso mismo Self tiene esa obsesión con enderrocarla. Siempre he pensado que Don Self tiene motivos mucho más profundos que la aplicación de la ley en el tema de hundir a La Compañía. Una vez conseguida la grabación, Mahone se queda solo con Wyatt, ante la indignación de Sara que abandona el almacén con Self para dejarlos solos. Por fin tiene lugar el momento que tanto se esperaba desde hace varios episodios, y Mahone ejecuta su venganza, y de qué forma. Tortura a Wyatt hasta los límites del dolor, para que luego llame a su esposa y sepa que ha muerto, que el hombre que acabó con la vida de su hijo está sufriendo un dolor inimaginable y morirá. Después de astillarse severamente con Wyatt, lo lleva al puerto con las manos atadas a un bloque de cemento. Antes de que acabe la frase Mahone le da un empujón que lo hunde en las profundidades del mar, sin darle siquiera la opción de confesarse o sin pegarle un tiro; simplemente un empujón para ahogarse vivo. Es muy duro que podamos sentirnos satisfechos con un acto así, pero es la verdad: Wyatt ha pagado sus pecados como debiera. Una de las dos imágenes del episodio (la otra es evidente cual es, y la comentaré luego) ha sido ver a Mahone, mediante un plano que va del contrapicado al picado, suspirando aliviado de pie en el muelle. Un suspiro que expresa más que muchísimas palabras, un suspiro que significa tranquilidad, desasosiego, alivio. Y mi pregunta es, ahora que ha conseguido cumplir con lo que le obsesionaba, ¿cuál será su motivación en adelante?

Cuando Self utiliza la grabadora al otro lado del teléfono está el General, que se queda más tranquilo al creer que todos los que trataban de robar la última tarjeta están muertos. Hasta entonces el General estaba muy nervioso, había estado movilizando autoridades y prensa pero tras la llamada cancela todo excepto el traslado de Scylla, que será llevado a un búnker en Raven Rock, un lugar menos seguro pero desconocido para los hermanos. Dicho traslado llevará 3 días según Lisa Tabak, pero el General quiere que a última hora del día siguiente esté hecho, por lo tanto y en principio ese es el plazo que tiene el grupo de Scofield para robar la última tarjeta y acceder a Scylla. Todo por culpa del chivatazo de Glenn; si el General no hubiera sido informado del ataque ahora no hubiera puesto en marcha el plan de traslado, todo se ha complicado mucho. Entonces aparece Gretchen en el despacho del General, apuntándole con un arma. Según dice el código de entrada era la fecha de nacimiento de sus dos hijas. Por un momento he llegado a creer que sus hijas podrían ser la misma Gretchen y Lisa Tabak, pero luego se ha debilitado esa opción cuando el General le dice a Gretchen que con 20 años la reclutó tras haber sido rechaza su solicitud para entrar a la policía motorizada debido a los resultados de su examen psicológico, que reflejó una clara tendencia sociópata. «Sabía que volverías a casa.» le dice el General Krantz a Gretchen, como ya auguró en el quinto episodio cuando descubrió que se escapó de las manos de Wyatt, y parece ser que Gretchen está locamente (nunca mejor aplicado el adverbio) enamorada de él. Es decir, lejos de meterle una bala entre las cejas le besa devotamente, y éste le promete nombrarle la segunda al mando cuando ejecuten la segunda parte de su plan, que comenzó en Laos. Según el General, el plan consiste en destruir un país para luego volver a construirlo como ellos deseen; quiere tener el poder de crear imperios a su gusto, y convertirse por tanto en Señores feudales. Se nota una rivalidad entre Gretchen y Lisa, que parece bastante molesta con las exigencias y decisiones del General. Preveo una traición.

Mientras tanto en la oficina T-Bag tiene problemas. La desaparición de Andrew Blauner, el compañero de oficina en GATE asesinado por Gretchen, levanta sospechas en el jefe, el Sr. White, que llama a la policía para investigar. T-Bag se sitúa en el punto de mira del agente por los rifirrafes que tuvieron pero el zorro, listo como siempre, vivo como siempre, consigue agenciar los datos falsos de fraude de su identidad, Cole Pfeiffer, a Blauner, lo que explicaría su supuesta "fuga". El Sr. White, consciente de que no le interesaría tener a Hacienda rebuscando en sus asuntos —cosa que se encarga de recordarle convenientemente T-Bag— aleja al policía de las oficinas dónde Scofield, Lincoln, Bellick y Sucre intentan acceder al edificio de La Compañía. Por cierto, a punto estuvieron de pillarles cuando salen Bellick y Lincoln del almacén mientras el inspector está hablando con T-Bag en su oficna. Esta vez es Bellick el que se ingenia algo para despistarles. El primer punto para Bellick del episodio. Y otro para T-Bag, que no hay quién le pille al zorro.

Y llega la última parte, la más emotiva y emocionante. Para llegar al edificio de La Compañía los cuatro de Fox River se adentran en el túnel que les lleva a una tubería con miles de litros que cruza su camino. No pueden rodear el obstáculo, así que deben atravesarla, y para ello primer deben cortar el flujo de agua. Esto es quizá una de las cosas que menos puedo creerme del episodio, ya que por muy ingeniero que seas no creo que sea tan fácil cortar el flujo de agua de una tubería entrando clandestinamente como si nada a la central y quemando un circuito concreto. La cuestión es que el agua se corta gracias a Bellick y Lincoln, cuya relación parece estrecharse un poco, por lo menos por parte de Bellick, que incluso le pregunta por su hijo LJ (¡se han acordado de él!). Mientras, Scofield se marea y pierde la consciencia por un momento, es decir, la enfermedad cerebral que tan bien parece llevar está haciéndole efecto. Sucre, preocupado, acaba el trabajo y agujerea ambas partes de la tubería vacía por dónde pasan otra a modo de túnel. Ese es el momento clave del episodio, cuando Bellick decide bajar para subir la tubería, lo que le deja sin opciones de regresar a sabiendas que una vez vuelva a pasar agua por la tubería no tendrá opciones de sobrevivir. Y así es, Bellick, resignado, decide sacrificarse para que la misión no falle y se va uno de los míticos de la serie por la puerta grande, mientras Lincoln llora su muerte y el espectador aún está impactado por el golpe. Era de esperar, el personaje de Bellick era prescindible durante toda la temporada (de hecho en la tercera ya lo fue) y su marcha estaba cantada, y aún habiendo sido malísimo los guionistas han logrado que nos sintamos apenados por su muerte, un duro golpe. Y a Sucre lo mantienen por que en teoría es bueno, que si no...

Definitivamente un episodio duro, con cosas muy esperadas, golpes duros y hasta poco éticos, pero a todos los efectos disfrutable. Uno episodio de los buenos. El próximo "The Legend", el lunes. A ver por dónde salen ahora, seguramente explorarán el estado de salud de Scofield. Hasta entonces, a acordarse de las fechorías de Bellick en Fox River y lo cabrón que fue... y aún con eso es una lástima que haya muerto.

2 comentarios:

Pramod Negi dijo...

I liked it so much and very interesting, too! Thanks for sharing the experience.
Wonderful post, really great tips and advice. I was interested by your comment,
cheap flights to cebu
Flights to cebu
cebu flights

Anónimo dijo...

Qué pena la muerte de Bellick. Murió como un héroe. DEP.

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.