jueves, 6 de noviembre de 2008

"The Man from Earth", el hombre de las cavernas que no quiso morir.

Ciencia-Ficción sin efectos especiales, una propuesta tan modesta como inteligente. El hombre de las cavernas moderno es más moderno que nunca.

¿Qué sucedería si un hombre del Paleolítico Superior, un Hombre de Cromañón, hubiera sobrevivido hasta el día de hoy sin envejecer? Esta es la sencilla premisa de este modestísimo film, "The Man from Earth" ("El Hombre de la Tierra"), ideado y gestado por el veterano guionista Jerome Bixby durante más de 30 años y que el año pasado se estrenó de forma muy discreta para convertirse luego en una película de culto por internet gracias a los canales de distribución gratuitos y el gran número de críticas positivas que ha recibido en la red. Esta película independiente de reducido presupuesto y sencillo planteamiento ha tenido un merecido éxito gracias sobre todo a su inteligente guión, que finalizó Bixby poco antes de morir en 1998, y a su carácter modesto, sencillo y elaborado. El guión comenzó a gestarse en los 60' cuando el guionista, autor durante su carrera de varios guiones de westerns, algunas historias de Ciencia Ficción (entre las cuales está la historia en la que se basó "Viaje Alucinante" (1966), que luego fue novelizada por Isaac Asimov) y conocido sobre todo por escribir algunos de los episodios más famosos de la serie "Star Trek" y "En los Límites de la Realidad", decidió contar desde un punto de vista muy psicológico cómo sería el intentar comprender la existencia de un ser humano que ha vivido en primera fila (y sobrevivido) toda la historia del hombre moderno desde hace cientos de siglos. La forma de ser joven sin ser joven.

Todo empieza cuando John Oldman, profesor de Historia en la universidad, está empaquetando su equipaje para marcharse tras rechazar su puesto —que ha regentado durante 10 años— y haberse despedido ligeramente de sus amigos y compañeros. Éstos van a visitarle de improvisto a su casa en el campo para darle una fiesta de despedida y les angustia el saber qué esconde John, por qué se va tan repentinamente tras 10 años conviviendo con ellos. John parece guardar un secreto y se siente mal con ellos por no compartirlo, y tras una ronda de presión éste se decide a confesarles un secreto que ha guardado toda su vida: ¿Podrían creer que él es un hombre de Cromañón de 14.000 años de edad que ha vencido el escollo del envejecimiento y superado a la muerte? Tan sencillo y original como eso, la película se plantea jugar con el espectador durante escasos y brillantes 90 minutos para tratar de averiguar cuánto hay de verdad y cuánto de mentira en la historia de John, si realmente existe alguna forma de comprobar la autenticidad o la falsedad de su relato y en caso de que así sea, cómo, cuándo y por qué ha logrado dicho don sobrenatural. "Jerome Bixby's The Man from Earth" es una película basada exclusivamente en los diálogos, sin ningún artificio, ni un solo efecto especial, ni una escena tensa ni de acción, nada, simplemente es una película que sin artificios ni virguerías consigue mantener al espectador completamente enganchado durante todo su metraje gracias a unos interesantísimo diálogos pensados al milímetro en lo que podría asemejarse a una obra de teatro más que a un film. ¿¡Una película de Sci-Fi sin efectos especiales!? Sí, y realmente cojonuda; no los necesita para nada.

El film es la viva muestra de que para hacer una buena película se debe tener un buen guión como base. En este caso el resto de elementos es lo de menos, cuenta con una dirección correcta y simple que cualquier director que no sea expresamente malo podría realizar y con unas buenas interpretaciones de actores medianamente o completamente desconocidos bastante competentes. El hecho es que lo importante es el argumento, daría igual ver a Robert De Niro que a David Lee Smith en el papel protagonista, lo esencial del film es la capacidad para capturar al espectador en su historia, cada minuto que avanza el metraje consigue que te intereses más por el relato y cuando éste acaba desearías que durase otra hora más, aunque realmente su duración es perfecta. El juego de la película consiste en asistir a la ronda de preguntas que los amigos de John le hacen para desmentir su historia, creerla, ver a dónde quiere llegar o simplemente por seguir el juego, y el espectador se convierte en uno más de los asistentes en el salón, porque aunque no podamos hablar cada personaje tiene un rol concreto que responde a una de las muchas reacciones que puede suscitar un hecho así: tenemos al incrédulo, al crédulo, al que se lo toma a broma, a la que se lo toma a la tremenda, al que simplemente deja fluir la historia, etc. todos con montones de preguntas dispuestos a entender/destapar/creer la historia del hombre de las cavernas milenario.

La historia del hombre del Paleolítico Superior que dejó de crecer y envejecer a los 35 años y que ha vivido 14.000 años es analizada por el grupo de amigos desde distintos puntos de vista, enlazando hábilmente unos temas con otros. En el film analizan al personaje de John Oldman y su historia desde el punto de vista histórico, antropológico, físico, psicológico, religioso/místico, etc. es decir, todas las cuestiones que se le pueden pasar a uno por la cabeza desde todos los puntos de vista, y prácticamente sin dejar cabos sueltos, cosa evidente teniendo en cuenta que la audiencia de Oldman está formada por profesores y científicos especializados en todas las áreas: antropólogos, arqueólogos, psicólogos, etc. Intrínsecamente se pasan por varias fases en la película: en varios puntos se juega con el espectador y la audiencia que duda de la veracidad del relato, luego se pasa al intento de demostración de los hechos en la medida de lo posible, y también se dirige directamente a una fase dónde ficticiamente se toma por cierta la historia y se elaboran hipótesis y preguntas a partir de ella, una especie de simposio de Ciencia-Ficción donde surgen temas muy interesantes. No quiero destripar la película ni un poco, ni tan siquiera hablar en clave de spoiler ni nada por el estilo porque este film merece la pena verlo sin saber nada, para que él mismo vaya llevando al espectador dónde quiere sin influencias externas. Me encantaría comentar la jugada, pero aquí no será; que cada uno haga sus propios descubrimientos.

En cierta manera me ha recordado a "K-Pax", igualmente un hombre de aspecto corriente confesaba ser un extraño que desafiaba la naturaleza humana conocida hasta el momento, y durante todo el film se especula sobre la veracidad del relato del extraterrestre en cuestión. En aquel caso ya estaba en un manicomio y no confesando el secreto a gente confiable, y las diferencias son bastante grandes entre los filmes aún con la similitud de sus conceptos; además "The Man from Earth" la supera de bastante, todo hay que decirlo. También hay que apuntar que la supuesta inmortalidad de John Oldman no es del tipo "Los Inmortales", que desafían incluso a las lesiones físicas, sino más bien como los elfos en "El Señor de los Anillos", viven para siempre si una muerte física no se lo impide, es decir que no envejecen ni se consumen con los años. Cada detalle de la historia está minuciosamente estudiado para dar respuesta a las preguntas que puedan surgir, aunque ninguna de ellas es demostrable al 100%... ¿o sí? La cuestión es que durante la reunión de amigos dónde John se confiesa se dan pequeños detalles e insinuaciones que cuando acaba la película encajan a la perfección; parece no haber (por lo menos yo no los he detectado) vacíos en el guión.

Los actores son en su mayoría desconocidos, pero ni mucho menos novatos. El reparto está formado mayoritariamente por figuras de televisión, todas de amplia experiencia y rostro desconocido. Al protagonista John Oldman, lo interpreta David Lee Smith, actor formado en series de Sci-Fi y policiacas principalmente, y con papeles muy secundarios (más bien terciarios) en películas como "Zodiac" o "El Club de la Lucha", ambas de David Fincher. En "CSI Miami" ha tenido una aparición más constante como el Sargento Rick Stetler. En esta película lleva el peso de la narración, ejecuta muy correctamente el rol de alguien quién cuenta una historia poco creíble a sabiendas que no van a aceptarla, de forma más bien catártica que reveladora. La cara más conocida del reparto sea probablemente Tony Todd, más conocido por aparecer en "Candyman" y en el remake de "La Noche de los Muertos Vivientes" (1990), aunque sus papeles en el cine son bastante secundarios su rostro es familiar al gran público. Ha aparecido en conocidas películas como "Platoon", "El Cuervo", "La Roca", la trilogía de "Destino Final" y un largo etcétera, además de haber hecho mucha televisión incluyendo el memorable episodio de "Expediente X" de su segunda temporada, "Sleepless". Todd interpreta a Dan, el más crédulo de los amigos de Oldman, el que intenta poner más de su parte para entrar en su juego y al que le cuesta menos aventurarse en hipótesis. John Billingsley es Harry, el bromista del grupo que le gustaría creer la historia pese a que se lo tome a cachondeo. Billingsley es también un experimentado actor de televisión, con apariciones en "CSI" (¿es que hay algún actor en el mundo que no haya aparecido en algún "CSI"?), "Fear Itself", "Prison Break", etc. y varios telefilmes. Otro rostro relativamente conocido es el de William Katt, que interpreta al incrédulo de principio a fin Art, el más escéptico del grupo y cuyo objetivo es dejar al descubierto la patraña de John. Katt es conocido por ser el protagonista de la serie "El Gran Héroe Americano", y por sus innumerables apariciones en TV y en los filmes "Carrie" y "House" de Steve Miner, e incluso tiene un cameo en esta tercera temporada de "Heroes" haciendo de periodista. El último de los rostros conocidos sería quizá el de Richard Riehle, también actor de series y telefilmes aunque de bastante más cine que la mayoría. Interpreta a Will, el psicólogo que intenta poner contra las cuerdas a John, y el que más afectado (junto a Edith) se muestra por la poca verosimilitud del relato que John intenta contarles, se siente engañado y decepcionado. El resto del reparto es más desconocido, Ellen Crawford es Edith, cuya incredulidad queda patente en buena parte del film pero que finalmente es a la que más le duele el que ella misma sea capaz de creer algo de lo oído en ese salón. Annika Peterson, la actriz con la filmografía más reducida del reparto junto a Alexis Thorpe, es Sandy, la chica que tiene un romance con John y cuyo futuro le parece incierto. Es la que más distante se mantiene en la discusión, pero realmente la que más cerca se siente de John. Linda, interpretada por Alexis Thorpe, la ex-alumna de John y novia de Art, responde también al arquetipo de la ingenuidad, de la ilusión por creer el relato cierto. Es en cierta manera como Dan, solo que más entusiasta y menos científica. En definitiva es un casting muy poco conocido, discreto, que cumple perfectamente su cometido sin actuaciones especialmente espectaculares ni mucho menos mediocres y que corresponde más al tono de telefilm de la película que a una superproducción de Hollywood, pero precisamente "The Man from Earth" es más cercana a un telefilm que a un blockbuster. Lo cual no le quita genialidad, que conste.

El director Richard Schenkman es un completo desconocido, con una filmografía absolutamente desconcertante y por lo visto mediocre que ha encontrado en esta película su ocasión para destacar. La dirección de "Jerome Bixby's The Man from Earth" no ofrece nada nuevo, ni espectacular, ni especial, pero para un tipo de película como esta no es necesario nada de eso. Toda la acción transcurre en una sala así que sería bastante ridículo intentar sacarle provecho al film en ese apartado, igual que en la fotografía. En ese aspecto es correcto sin más, no es precisamente el factor a destacar en esta producción. La música también es muy discreta, y de hecho sonoriza la película de forma moderada, casi imperceptible, y en la mayoría de los casos ni aparece. Solo sirve para acentuar muy concretamente ciertos momentos clave o intensos, pero en el resto del film es casual. Lo único realmente importante del film es el guión, cuyo autor delegó en su hijo Emerson Bixby para que realizara el film tras su muerte, cosa que hizo años después para regalarnos esta pequeña y discreta joyita.

El film tiene algo especial, algo así como una especie de aura que la convierte en una película íntima, algo pequeño y a lo que cogerle cariño por su sencillez y efectividad, una especie de halo misterioso que te atrapa y te empuja a seguir atento, a seguir buscando respuestas en ese salón sin muebles. "The Man from Earth" es una auténtica lección de cómo hacer Ciencia-Ficción sin artificios ni efectos suntuosos, una prueba viva de que lo importante en una película es que el guión tenga fuerza propia, y la importancia de que con una sola idea argumental se pueda atraer al público interesado por el misterio. La frase promocional/sinopsis de «¿Qué sucedería si un hombre del Paleolítico Superior sobreviviera hasta el día de hoy?» me recuerda a aquella otra de esa magnífica película de Sci-Fi "Primer" que rezaba «¿Qué pasaría si realmente funcionase?» (en referencia a una misteriosa máquina), por su sencillez, su capacidad de condensar el argumento de la película tan solo con la información necesaria para no desvelar demasiado y porque ambas películas son de un corte independiente y modesto que ayuda a apreciar más el tremendo esfuerzo de guión realizado. La obra de Jerome Bixby es un relato acerca del concepto del tiempo, de la historia de la humanidad, de la eterna juventud y de muchos elementos más, combinados de forma plenamente inteligente para hacer una película sobre todo modesta, y sobre todo brillante. Y sobre todo hay que verla.

Mi puntuación: 8/10.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buena pelicula

donde la descargo?

Santi dijo...

Buenas Sr. Anónimo, sí que es buena película, sí. Para descargarla pues de donde se sacan todas las películas... del programa con nombre eQuino que todos conocemos, por ejemplo. Seguro que si buscas también por internet "The Man from Earth" la encontrarás rápido.

¡Merece la pena!

Anónimo dijo...

Vaya peliculón

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.