viernes, 31 de octubre de 2008

"Sospechosos Habituales", ¿Quién es Keyser Söze?

Uno de los mejores thrillers de la historia con el final más memorable de todos los tiempos. La maravilla independiente que se convirtió en película de culto.

Todos tenemos una película favorita. En realidad cuesta bastante escoger tan solo una ya que ante la pregunta «¿Cuál es tu película favorita?» todos tenemos una lista de films preferidos, ya sean cinco o veinte o cincuenta, y parece que escoger tan solo uno es una tarea harto complicada. La mayoría de las veces la respuesta puede variar según la época del año o simplemente depender de cómo nos hayamos levantado ese día, pero yo me planteé esta pregunta un día de forma definitiva y me dije: «Mi película favorita es y será —hasta que sea desbancada de su puesto— "Sospechosos Habituales"». Así de simple. Sé que no es la película del siglo, pero es una de aquellas películas que te abren una nueva dimensión en el cine, de aquellas que las ves y te maravillan, te ponen la carne de gallina y te apasionan. A mí me pasó; cuando acabé de verla no podía creerlo y sin dudarlo la catalogué de obra maestra. Tiempo más tarde indagando por internet me di cuenta no solo de que no era el único que adoraba este film sino que en general es uno de los mejor considerados de la historia; ¡qué alegría, no estoy solo!

¿Qué hace que este thriller tenga tan alta estima? Quizá que nació como una propuesta independiente, algo pequeño, y que tiene uno de los guiones mejor pensados de la historia del cine. De hecho nunca ha dejado de ser un film pequeño, con un presupuesto muy reducido de casi 6 millones de dólares y estrellas que por aquel entonces no es que fueran de segunda pero que no formaban parte del Star-System. Actores de indudable calidad y talento, pero que no eran estrellas de cartel, vamos. El director Bryan Singer ("X-Men", "X2", "Superman Returns" y productor de "House") y el guionista Christopher McQuarrie ("Secuestro Infernal") tuvieron la idea de fusionar dos conceptos que les rondaban para una misma película, el primero era el planteamiento de la pregunta "¿Qué pasaría si se reunieran cinco delincuentes en una rueda de reconocimiento?", el segundo concepto surgió a raíz de la historia real de John List, un contable que asesinó a su familia y desapareció durante 20 años, personaje que inspiró al temido y famoso Keyser Söze.

Como digo, la película cuenta con un guión elaborado al milímetro que estructura el film a base de flashbacks y que va construyendo la historia poco a poco intercalando los asuntos de los cinco criminales y el interrogatorio a 'Verbal' Kint. Por un lado tenemos un intenso duelo psicológico y policial, por el otro un perfil típico de las películas de gánsters. El argumento, para el que lo desconozca, es el siguiente: en el puerto de San Pedro en Los Ángeles es hallado un barco incendiado con numerosos cadáveres, todos víctimas de asesinato. De los dos únicos supervivientes solo uno puede contar lo sucedido, y el agente de aduanas Dave Kujan intentará interrogarlo con la intención de desvelar el misterio que comenzó 6 semanas antes, cuando cinco criminales fueron llevados a una rueda de reconocimiento con la sospecha de que uno de ellos era el responsable del robo de un camión con piezas de armas en Nueva York. Los cinco delincuentes eran Todd Hockney, ladrón y especialista en bombas, el dúo Michael McManus y Fred Fenster, pareja de ladrones y contrabandistas, Dean Keaton, un ex-policía corrupto y Roger 'Verbal' Kint, un estafador. Una vez retenidos deciden aliarse y formar una banda para realizar un golpe que les entrometerá en una vorágine de muerte y autodestrucción que no podrían imaginar... El argumento es en principio sencillo, pero poco a poco se va complicando debido a intenciones ocultas, personajes misteriosos y a la búsqueda de la verdad por parte de Kujan que intenta exprimir a 'Verbal' Kint, el superviviente, para saber qué pasó realmente en el barco y definir los hechos. En medio de todo este lío sale a la luz un nombre implicado: Keyser Söze, un criminal convertido en leyenda al que temen más que la muerte, un mito cuya existencia se pondrá en evidencia en el transcurso de los acontecimientos. No destriparé la película, pero cuidado si no la habéis visto porque es posible que de mis palabras podáis llegar sacar alguna conclusión de la trama. Yo os aconsejo que leáis este artículo si habéis visto la película, y si no es así os recomiendo fervientemente que la veáis porque no tiene desperdicio.

El guión es absolutamente prodigioso, las tramas y subtramas, sobre todo en la investigación del caso y en la profundización de algunos personajes como Dean Keaton, se interrelacionan e intercalan para formar unos personajes ligeramente redondos y una trama compleja. Cada uno de los 100 minutos del film sirve para ir acercándonos a la resolución del misterio y para confundir y ubicar al espectador continuamente. Hay quien considera el giro final tramposo, cuando precisamente es lo que más lejos está de ser. Todo lo que vemos hasta los últimos minutos finales está visto desde la perspectiva de la deducción del agente Kujan y la reconstrucción de los hechos de Kint (de hecho la voz en off de 'Verbal' Kint es la que acompaña la narración de los hechos pasados), así que es completamente lógico pensar que tal y como se van narrando los hechos es la forma en que ocurren en realidad, hasta que el momento final nos desvela la auténtica verdad.

Lo interesante de "Sospechosos Habituales" es que va hilvanando su trama poco a poco, y además dando detalles imperceptibles de forma casi subliminal que luego pueden resultar claves y que son prácticamente imposibles de detectar en el primer visionado de la cinta. Cuando ves la película de nuevo te das cuenta de que determinado gesto imperceptible, cierta mirada, una frase precisa, una expresión en un momento concreto, etc. resultan ser guiños para el espectador que revisiona el film y conoce el desenlace, detalles que hacen de ese perfecto engranaje que es el guión una auténtica joya a la que no se le puede replicar nada. Tan solo pondría al guión una pequeña nota negativa por un error que se detecta sobre todo en su revisionado...

SPOILER(Para ver el contenido seleccionad el texto del interior del cuadro)

...Que es la voz de Keyser Söze al inicio de la película (por lo menos en la versión doblada al español), cuando mata a Keaton tras decirle la hora; es demasiado evidente a quién pertenece la voz. Son pocas palabras, pero cualquiera con buen oído puede captar el detalle.

De todos modos la historia es redonda, y consigue ir incrementando el interés y no dejar en ningún momento el suspense, que es la nota consonante en todo su metraje. La forma de contar la historia es lo realmente brillante, el prodigioso montaje y la narración de Kint se complementan perfectamente para explicar una historia que se haría muy complicada de no tener el soporte de la voz en off en su tramo final. La fusión de las dos historias, los flashbacks pasados con el interrogatorio, y su retroalimentación son lo que le dan una dimensión compleja al film y lo distingue de otros, una maravilla que no se ha podido igualar aún. La película empieza por el hecho más importante de la historia, el momento clave donde Keaton, que va a morir, conoce el verdadero rostro de Keyser Söze y esa es una situación en la que el espectador aún no está familiarizado con los personajes y la historia. Poco después observamos el estado en el que ha quedado el barco y la cantidad de muertos que hay en él, y sabemos que el responsable puede ser un tal Keyser, pero desconocemos las causas y la identidad y mito del asesino. Ahí está el secreto del film, desde el minuto uno ya nos plantea cuál es el gran misterio que tendremos que desvelar sin que nos percatemos, y a cada momento se nos irán dando pistas para resolverlo hasta que concretamente en el último minuto no haya dudas en la respuesta y todo encaje en nuestra mente. Por un lado está la construcción del mito de Söze, que comienza a tomar forma hacia la mitad de película, y por otro está las andanzas de los gánsters asociados, todo visto desde el punto de vista de 'Verbal' Kint, ya que él es el narrador.

Pronto comenzamos a ver el origen de la historia, la alianza surgida entre los cinco criminales de la rueda de reconocimiento; conocemos progresivamente sus personalidades por los pequeños matices que nos van dando de ellos. Son tipos duros, gente que entiende el crimen como su forma de vida y están familiarizados con este ambiente; entran y salen de la cárcel con facilidad y no saben hacer otra cosa que no sea robar y matar. El reparto del film es reducido, apenas son 2 o 3 los personajes con más peso en la historia, y en total no abarca más de 8 o 10 secundarios, pocos para ser una historia de gánsters y policías. Interpretaciones del máximo nivel para un reparto redondo y reducido. Hockney es un delincuente rudo, mentiroso, al que no le importa nada excepto el dinero y que enseguida choca con McManus por su fuerte personalidad. A Hockney lo interpreta Kevin Pollak ("Casino", "Algunos Hombres Buenos") y se muestra como el más pasota del grupo, un papel más que correcto y creíble. McManus es el especialista en robos, experto tirador de gran puntería y habilidad, volátil e inestable. El menor de los cuatro hermanos Baldwin, Stephen Baldwin ("Nacido el 4 de Julio", "La Hora del Crimen"), es quién representa a McManus, y personalmente creo que es de las grandes interpretaciones de la película ya que es el personaje que logra dar una mayor sensación de seguridad a la vez que inestabilidad mental. McManus y Fenster son compañeros de faena, y éste último es un hombre listo, tranquilo, de apariencia vivaracha y cuya verborrea es casi imposible de descifrar. Fue idea del mismo Benicio Del Toro ("Traffic", "Sin City", "Che: El Argentino") improvisar y darle esa locuacidad al personaje, de la cual los demás actores se quejaban porque no entendían nada; pero ese mismo factor forma parte del personaje hasta el punto de darle un carácter especial, dando otra muestra más del talento desbordante del actor. 'Verbal' Kint es un tullido de apariencia inofensiva, un estafador que parece haber salido de una residencia más que de una cárcel, frío, calculador, inteligente, distante y de actitud muy calma es también un despiadado asesino cuando hace falta; el crimen está integrado en su persona. Kevin Spacey ("American Beauty", "K-Pax") ganó merecidamente el Oscar al Mejor Actor Secundario (¿¡Secundario!?) por este papel, y consigue sin duda una de las mejores interpretaciones de su carrera y desde luego de la película, que no es poca cosa en ninguno de los dos casos. Su 'Verbal' es un tipo peligroso, serio y muestra gran seguridad pese a su limitación física; sin duda es el protagonista de la película, compartiendo quizá ese protagonismo con Keaton y Kujan, formando uno de los personajes más carismáticos de la historia del cine, y es que el papel fue escrito por McQuarrie especialmente para él. La otra gran interpretación del film, en mi opinión, es la de Gabriel Byrne ("Muerte entre las Flores", "Stigmata") en la piel de Dean Keaton, el personaje más definido de la película sin duda. Keaton es un personaje con presencia, gracias en gran parte a la interpretación de Byrne, líder nato y quizá el que tiene el peor historial y el más peligroso de los cinco sospechosos habituales; quiere reformarse y tener una vida alejada del crimen junto a su novia Edie Finneran (interpretada por Suzy Amis), pero como dice Kint, «Keaton se resistió lo que pudo pero un hombre no puede dejar de ser lo que es. Podía convencer a todo el mundo de que era otra persona, pero no a sí mismo.», así que la llamada del dinero fácil y su imborrable pasado le empujan a asociarse con el resto de criminales para dar un golpe seguro, lo que le vuelve a meter por completo en la vorágine de delitos que luego desemboca en un infierno para los cinco.

Intentando desvelar lo ocurrido, del mismo modos que lo busca el espectador, encontramos a dos policías; el agente de aduanas Kujan y el agente del FBI Jack Baer. Éste último está interpretado por Giancarlo Esposito ("Haz lo que Debas", "Ali") que realiza un corto y correcto papel como agente tenaz y desenvuelto que va tras la pista de la identidad de Söze. Y el otro gran papel del film, para mí el que completa el triángulo de interpretaciones magistrales, es el de Chazz Palminteri ("Balas sobre Broadway", "Una Historia del Bronx") como Dave Kujan, el perseverante agente que interroga a 'Verbal' para esclarecer lo ocurrido en el puerto de San Pedro. Su interrogatorio es la escena que transcurre durante todo el metraje del film y cuya importancia es clave para el desenlace de la historia y para mantener la tensión y suspense. Kujan presiona a Kint, que tiene inmunidad, para que le explique lo ocurrido mientras Baer intenta completar la otra parte del puzle, y el duelo interpretativo en el despacho es tan intenso como cualquier escena de acción y tan glorioso como el mejor de los diálogos. Muchas frases míticas tienen lugar en estas escenas, rodadas con mucho arte por parte de Singer y el director de fotografía Newton Thomas Sigel que demuestran su talento con pequeños y suaves zooms y travelling casi imperceptibles que dan la sensación de movimiento necesaria para no sentirse encerrado en un espacio tan reducido. Además, utiliza un efecto parecido al de Brian De Palma en "Carrie", jugando con los zooms y el campo de pantalla, acercando y alejando figuras en un mismo cuadro para dar la sensación de profundidad y dinamismo en espacios cerrados. En ese despacho también tiene lugar la recreación del mito de Keyser Söze, una escena absolutamente memorable realizada de forma que hace de la figura del asesino un mito del que hasta se puede dudar de su existencia, y al que sobre todo se debe temer («Keaton siempre decía "Yo no creo en Dios, y sin embargo le temo". Pues yo creo en Dios, y la única cosa que me asusta es Keyser Söze.»). Esa construcción del personaje ha hecho que incluso éste trascienda del film y se convierta en uno de los mejores villanos del cine, una figura que representa la maldad, pues McQuarrie y Singer consiguieron precisamente lo que buscaban. El reparto lo completan Pete Postlethwaite en el papel del abogado de Söze, Kobayashi, Dan Hedaya como el Sargento Jeff Rabin y Peter Greene como el enlace en L.A. Redfoot, todos con actuaciones sobresalientes, que es la tónica de este film. Un casting absolutamente prodigioso.

La música y el montaje son obra de la misma persona, John Ottman, colaborador usual de Bryan Singer que compuso unas melodías muy bellas y simples para este film, de tonos clásicos y orquestados que ayudan a incrementar la intensidad de las escenas clave, y de ritmos frenéticos para acentuar la tensión de los momentos de angustia. La banda sonora es muy importante en la ambientación de esta película ya que acompaña cada subida y bajada de tensión y ayuda a potenciar la carga de suspense de ésta, una sonorización perfecta. El montaje del mismo Ottman es uno de los factores más asombrosos de la película, consigue entrelazar las historias de forma que el espectador no pueda perderse ni un detalle de la compleja trama. La historia que transcurre en el presente es la del interrogatorio, además de las cortas escenas del hospital donde agoniza el otro superviviente de la masacre, y mientras Kint relata cómo se ha llegado hasta ese punto vemos posteriormente las diferentes versiones y variantes de la narración según quién o cómo las cuente, entrelazando las escenas hasta que llega el desenlace que le deja a uno helada la sangre. Creo que gran parte del éxito del film es gracias a la resolución del guión, el final de los finales de la película con una serie de imágenes que han pasado a formar parte de la historia del cine, como por ejemplo pasa con el "El Sexto Sentido", aunque personalmente creo que al lado de "Sospechosos Habituales" es un simple giro de nada. La conclusión de la película de Singer tiene un carisma inigualable, esa secuencia final de los pasos en la calle y la taza cayéndose (no estoy destripando nada si no has visto el film, porque no lo entenderás hasta que lo veas), y la frase e imagen que cierra el film te dejan con esa sensación de haber asistido a algo grande, a algo nada convencional y que desde luego es una absoluta genialidad, inteligente y original como ningún otro.

El director y el guionista tuvieron serios problemas para sacar su película adelante ya que la no linealidad de la historia y la gran cantidad de diálogo hizo que pocas productoras se interesaran en el proyecto. Gracias a la financiación de una empresa Europea, Spellign Films, y a Polygram, la cual pudo convencer Singer, avanzaron con el proyecto a costa de tener que reducir el sueldo de los actores por debajo de lo que era usual para ellos, aunque la idea que tenían todas las productoras era incluir grandes actores de cartel al film, cosa que fue absolutamente imposible por el escaso presupuesto, 5'5 millones de dólares. "Sospechosos Habituales" se rodó en tan solo 35 días en las ciudades de Los Ángeles y Nueva York y se estrenó en los Festivales de Sundance y Cannes dónde recibió buenas críticas, y aunque inicialmente no obtuvo buenos resultados en taquilla, gracias al boca a boca consiguió recaudar hasta 23 millones de dólares sólo en EEUU, más de cuatro veces su presupuesto. En la ceremonia de los Oscar de 1996 la película ganó 2 galardones, uno por la mejor interpretación secundaria masculina para Kevin Spacey y otro al mejor guión original para Christopher McQuarrie. En el TOP 250 de IMDB ocupa actualmente el puesto #21, lo que la sitúa entre las películas mejor consideradas por el gran público pese a ser una propuesta independiente. Y como he dicho, a nivel personal hace mucho tiempo que la considero mi película favorita, pese a reconocer que hay otras películas que la superan. Tiene un nosequé que la hace especial, los momentos clave siguen poniéndome la carne de gallina y no dejo de encontrarla una película sublime, excepcional y perfecta; es tal la cantidad de detalles gloriosos que tiene que no puede evitar considerarla una gran joya en la historia del cine.

"Sospechosos Habituales" lo tiene todo: tensión, suspense y sorpresas a la máxima potencia e incluso acción e intensidad, menos humor tiene todos los componentes que hacen al thriller un gran género. Se funde el cine de gánsters y el policiaco, y el resultado es absolutamente glorioso, de forma que Bryan Singer logró una película redonda y aclamada por el público y la crítica como uno de los mejores thrillers de la historia. Sí que es verdad que sostiene gran parte de su genialidad por el sonoro desenlace, pero consigue mantener el suspense durante toda la corta película y logra sorprender al más curtido. Puedo decir sin tapujos que es una completa obra maestra.

«El mejor truco que el Diablo inventó fue convencer al mundo de que no existía.»

Mi puntuación: 10/10.

7 comentarios:

Molon dijo...

WOWWWWWW!! no me lo he leido todavia pero joder como me das estas sorpresas tan buenas e impresionantes!!!primer tiempo tranquilo= venir a leer esto.Un saludito

PD por cierto ya he avanzado en pb, voy por el 7 ya y lo q no entiendo muy bien es como van a sacar mas tramas de ahi para 22capitulos si es q pasan mogollon de cosas en cada uno!Aunq no llega al nivel de la primera a dado respecto a la anterior 1 subidon de calidad brutal

joze dijo...

¡peliculaza!, ya no se hacen thrillers como los de antes...

Santi dijo...

Obra maestra sin duda. Y una cosa que me hace ilusión, algo así como algo que me despierta cierta complicidad, es descubrir que cuando hablo de "Sospechosos Habituales" la gente la considera una obra maestra también. Es como un "¡Oh!, ¿tú también?" que me encanta, porque aunque esté tan bien considerada no es una película que sea excesivamente conocida. De hecho tiene poco de superventas, y muy lejos queda de los blockbusters que todo el mundo conoce, por eso me encanta cuando veo que el nombre de la película provoca reacciones tan apasionantes como las que a mí me produce el film.

Por cierto, ahora Gabriel Byrne hace una serie que no tiene mala pinta llamada "En Terapia" ("In Treatment" es el título original) haciendo de psicólogo que visita a un paciente cada día de la semana excepto el viernes, que es cuando se visita él con su psicóloga, y no puedo dejar de ver a Dean Kkeaton... ¡parece que en cualquier momento sacará una pistola y se liará a tiros! XD

ElChapa dijo...

http://lossospechososdesiempre.blogspot.com/2007/11/100.html

:D

Pramod Negi dijo...

I liked it so much and very interesting, too! Thanks for sharing the experience.
Wonderful post, really great tips and advice. I was interested by your comment,
cheap flights to bali
flights to bali
bali flights

Anónimo dijo...

ueeeeeeeeeeeeeee

Alberto Ariel dijo...

Un thriller memorable, actuaciones fantásticas decididamente está en mi lista de mejores filmes!

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.