lunes, 20 de julio de 2009

"Harry Potter y el Misterio del Príncipe", las cosas se ponen más serias en Hogwarts...

La saga del joven mago sigue evolucionando; sexta entrega casi de transición para acercarse a un final que está cada vez más cerca.

Desde que "Harry Potter y La Piedra Filosofal" irrumpiera en el año 2001 en la escena cinematográfica el cine fantástico no ha vuelto a ser el mismo. La escritora J.K. Rowling ya había hecho famosa su saga literaria cuando Warner Bros. llamó a su puerta para adaptar las dos primeras novelas, y el boom de Harry Potter acabó de crecer de forma desmesurada. Aquella primera película dirigida por Chris Columbus logró romper la taquilla y estuvo cerca de alcanzar los $1000M de recaudación colocándose como la película más taquillera del año (por encima de "El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo") y aún hoy en día sigue siendo la película más taquillera de la saga y la más rentable (tuvo "solo" $100M de presupuesto). No solo fue un bombazo en taquilla sino que la fiebre harrypotteriana creció y se extendió como la pólvora, y la calidad con la que se elaboró la cinta impuso las bases (junto a la trilogía de "El Señor de los Anillos") de lo que el cine de fantasía y aventuras sería en la década actual. Un año después llegó también de la mano de Columbus "Harry Potter y La Cámara Secreta" que también obtuvo en taquilla cifras estratosféricas (unos $100M menos que la anterior) aunque no pudo superar aquel año a "El Señor de los Anillos: Las Dos Torres". Hasta hace poco para mí era la más flojita de la saga pero la revisioné meses atrás y supe ver detalles que no vi en su día por lo que ahora la veo una película mucho más completa que antes. Dos años después de esta, en 2004, llegó la que para mí y muchos es la mejor de la saga, la que comenzó a introducir el tono oscuro que progresivamente se ha ido adueñando de la saga y ha ido dejando de lado el tono infantil, "Harry Potter y El Prisionero de Azkaban", cuya taquilla fue paradójicamente la más baja de la saga (casi $800M y por debajo de "Shrek 2"), dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón. Su tono serio supuso un cambio acorde a la madurez de su público y sus personajes, y la forma progresiva en que se hizo (y aún hace) resulta uno de los mayores aciertos de la saga.

En 2005, un año después, "Harry Potter y El Cáliz de Fuego" volvió a ser la película más taquillera del año superando incluso a la entrega de "Star Wars. Episodio III: La Venganza de los Sith". Mike Newell, el otro director junto a Cuarón que solo ha dirigido una entrega en la saga, logró mantener la saga en el candelero pese a los cambios en la dirección, consiguiendo que su film se acercara a los $900M de recaudación. La quinta entrega llegó en 2007, "Harry Potter y La Orden del Fénix", la cual fue para un servidor la primera que pudo ver en el cine por lo que guardo un especial recuerdo de ella y la que logró mejores resultados en taquilla desde "Harry Potter y La Piedra Filosofal" (unos $940M) aunque no pudiera superar a "Piratas del Caribe: En el Fin del Mundo" en aquel año. Fue también la primera de las películas que David Yates dirigió, y es que el realizador británico fue el elegido para dirigir cada una de las últimas películas de una de las sagas que mayores beneficios ha dado en taquilla tras la saga de James Bond, y que revolucionó el género fantástico devolviendo la ilusión por la magia y los cuentos infantiles de calidad.

Han vuelto a pasar dos años para que podamos ver la sexta entrega de la saga, "Harry Potter y el Misterio del Príncipe", la que supone la última película del tercer cuarto de la serie y que deja muchas tramas encaminadas hacia el irremediable final que veremos en la adaptación de la novela que cierra la serie, "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte", la cual podremos ver dividida en dos películas para abarcar la profundidad de la novela (y hacer más taquilla, claro). Dicho esto comienzan los destripes, así que cuidado los que no la hayáis visto aún pues su misma sinopsis encierra spoilers. En esta sexta película Harry debe prepararse para el enfrentamiento final entre él y Lord Voldemort. La vuelta del que no debe ser nombrado es dominio público tras su último encuentro con Potter y todo el mundo es consciente de que el joven mago es el elegido para derrotar al Señor Oscuro. Hogwarts se convierte en el lugar más seguro en el que estar tras el miedo infundido por los continuos asedios de los mortífagos que incluso llevan a cabo ataques sobre el mundo no mágico, secuestrando a magos y sembrando el pánico, mientras a Draco se le asigna una misteriosa misión que tiene como objeto aventajar a Voldemort en la inminente batalla y de paso vengar el honor de su padre, encarcelado tras los últimos acontecimientos en el Departamento de Misterios. Mientras Dumbledore prepara a Harry para su combate definitivo le aconseja mantener vigilado al nuevo profesor, Horace Slughorn, el cual cree que tiene pistas clave para saber cómo derrotar a Voldemort. Que el miedo y la oscuridad que se cierna sobre el mundo mágico no impide que Harry, Ron y Hermione comiencen a notar los efectos de la adolescencia y a sentirse atraídos por otros compañeros, y es que los romances pronto comenzarán a florecer entre tanta oscuridad.

"Harry Potter y el Misterio del Príncipe" es según palabras de la propia autora de la novela (sic) el primer tomo del final de la historia, y por lo tanto la menos independiente de las obras hasta el momento, y eso es quizá la pieza clave para interpretar esta sexta película; siendo "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" una especie de principio del fin o de precedente de "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte" queda coja en cuanto se analiza individualmente pues al contrario que las otras cinco películas no cuenta con una línea argumental que se abra y cierre en la misma película, reservando el misterio y la intriga a sucesos puntuales y hasta intrascendentes como la identidad del Príncipe Mestizo que da título al film (vale, es Snape, ¿por qué?) o más importantes como la búsqueda de los horrocruxes. La película es muy larga, son dos horas y media de metraje que sorprendentemente se pasan volando —cuando me di cuenta que llevaba dos horas de cinta no me podía creer que hubieran pasado tan rápido—, pero no da la sensación de que pase nada realmente trascendental en ningún momento, lo cual es curioso. Es decir, se hace corta para lo larga que es, pero lo que sucede no aporta demasiado a ninguna trama principal.

Eso no es algo necesariamente malo, precisamente que no se haga larga significa que es muy distraída, y he de reconocer que hacía mucho tiempo que no gozaba tanto con una película fantástica en el cine desde "Stardust" o "Harry Potter y La Orden del Fénix" hace dos años. De hecho los efectos especiales son lo mejor que he visto en mucho tiempo, quizá desde "The Host" no he visto tal nivel de perfeccionamiento y esta sexta película de Harry Potter se recrea más y es mucho más espectacular en los efectos que la surcoreana del monstruo gigante. Escenas como la de los mortífagos atacando Londres con los efectos de humo disolviéndose en el aire, la forma de generar los recuerdos de Tom Riddle, el espectacular y cortísimo partido de Quidditch, la exhibición de poder ardiente de Dumbledore en la cueva, los teletransportes de Harry y Dumbledore, etc. son secuencias realmente espectaculares donde los efectos visuales brillan de una forma asombrosa. Las escenas de acción también están rodadas con ingenio y quizá por eso se hace tan llevadera la película, aunque no acabe de arrancar la verdadera acción hasta los últimos veinte minutos. El problema antes mencionado es que precisamente mucho metraje de los 150 minutos están invertidos en ahondar en las relaciones entre los tres protagonistas, aunque realmente no llegan a quedar bien definidos. Quiero decir que las evidentes tensiones sexuales (no sé si llamarlas así aún) entre Ron y Hermione y entre Ginny y Harry se plantean y se les da una gran importancia en la trama, pero no acaban de arrancar verdaderamente ni son estudiadas a fondo; de Ginny y Harry solo descubrimos que de repente Harry se siente interesado por ella (porque ella ya lo estaba en anteriores entregas) y que se olvida completamente de Cho Chang (cuyo romance en "Harry Potter y La Orden del Fénix" corrió ríos de tinta y ahora de pronto se esfuma), sin más dilación ni análisis, y de Hermione y Ron solo descubrimos que no son capaces de declararse sus verdaderas intenciones por miedo o vergüenza y que mientras tanto intentan probar con otras relaciones sin éxito, también sin más. Es decir, tenemos cuatro personajes que no saben muy bien como relacionarse entre sí y el resto que no son siquiera personajes secundarios exceptuando a Lavender Brown (la novia de Ron), Luna Lovegood o por supuesto Draco Malfoy. Neville Longbottom, los gemelos Weasley y el resto de alumnos, Hagrid, Minerva McGonagall e incluso Bellatrix Lestrange y Remus Lupin entre otros son personajes que pasan totalmente desapercibidos, tan solo se pasean por pantalla sin ninguna intervención realmente importante.

El énfasis en los personajes creo que es algo en lo que falla la película, cuyas anteriores entregas le han sacado más partido a este aspecto. Hasta ahora era usual que el profesor nuevo fuese el que más interés despierta (normalmente el de Defensa de las Artes Oscuras), y en este caso Horace Slughorn no tiene un protagonismo clave como ya tuvieran el profesor Quirrell, Gilderoy Lockhart, Remus Lupin, Alastor Moody y Dolores Umbridge en las anteriores entregas. Sí que Slughorn es el personaje clave para desvelar el misterio de los horrocruxes, pero realmente no llega a ser un personaje tan relevante ni memorable como los anteriores. El único que se salva, exceptuando a Dumbledore evidentemente, es Severus Snape, y tampoco estoy muy de acuerdo con el trato del personaje en el film. Me explico: creo que a los personajes, en esta película en general, les falta dualidad suficiente como para tener la capacidad de engañar al público, como pasó con Snape en la primera película. En "Harry Potter y La Piedra Filosofal" parecía que era evidente que Snape era el villano de la función pero al final resultó ser todo lo contrario. Aquí, sin haber leído yo nada de las novelas, me da que Snape no es malo pese a haber matado a Dumbledore... No puedo explicar por qué porque no tiene sentido, pero es la sensación que me dejó la película en todo momento desde que aparece Snape por primera vez junto a Colagusano haciendo el juramento con Bellatrix y Narcissa Malfoy, es que Snape está a favor de Dumbledore, de principio a fin, y eso no debería ser así. Deberían ser más categóricos para luego tener la facultad de sorprender, lo cual siempre es agradable en una trama tan compleja. Todo se basa en las expresiones de Snape, en las dudas y miradas... se palpa que no puede ser tan malo.

Y aquí llego a otro de los aspectos en los que me ha parecido que "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" falla, en la muerte del mago más grande de todo el universo de Harry Potter, Albus Dumbledore. Su personaje toma gran importancia en este sexto film y al contrario que en la anterior película le presta toda la atención a Harry para educarlo y entrenarlo en su lucha final; Dumbledore comparte varias escenas con Harry destacando sobre todo aquella en la que tratan de conseguir el horrocrux en la cueva, quizá la mejor secuencia de la cinta donde se desplega un extraordinario espectáculo visual y sonoro, y su muerte al final de la cinta, una muerte que se muestra inevitablemente demasiado seca y sosa para tratarse de un personaje tan importante y clave como Dumbledore. El problema de la muerte de Dumbledore es que para empezar no está suficientemente justificada por lo que he comentado antes de la evidente dualidad de Snape, que por mucho que mate a Dumbledore no se puede evitar ver que había "buenas intenciones" tras ese asesinato, lo cual deja demasiado claro que se ha dejado en vilo una trama que se resolverá en la siguiente película, también que le falta un punto dramático importante en el que ni siquiera la música (apartado clave en este tipo de escenas) resulta lo suficientemente solemne para acentuar el dramatismo, y finalmente, como ya pasara en la anterior película con Sirius Black, muere prácticamente sin ningún tipo de aviso ni énfasis previo. Estoy seguro, de todos modos, que en la siguiente película se tendrá que comenzar por un homenaje como Dios manda al personaje.

Para acabar con el repaso a los personajes hay que destacar el papel de Draco Malfoy en esta cinta, donde por fin se revela como el conato de villano que siempre ha tratado de ser, aunque sus infantiles apariciones en las entregas anteriores le resten seriedad al personaje. Su aspecto soberbio y severo le sienta como anillo al dedo y aunque también presenta el mismo problema de dualidad que Snape su tormento lo hace un personaje interesante por fin, y además protagoniza otra de las mejores escenas de la cinta cuando Harry y él se intercambian hechizos en los lavabos. El Sectumsempra es un hechizo realmente espectacular y bastante truculento para la saga, pero igualmente es una secuencia espectacular. Otros personajes directamente no hacen acto de presencia; hay algunas ausencias imperdonables como la de Lord Voldemort, que sin contar con los sueños de Tom Riddle ni aparece. ¿Cómo puede ser que un personaje que en la última entrega tuviera tanta presencia aquí siquiera aparezca? Se echa de menos también a Alastor Moody y a la familia adoptiva de Harry, que siempre ha aparecido al inicio de las películas y por primera vez ni Vernon ni la familia Dursley hace acto de presencia. También resulta curioso que Cho Chang no aparezca siquiera ya que su relación fue uno de los hilos argumentales más destacables de anteriores películas.

En todas las entregas de la saga siempre ha habido un factor muy destacable y excepcional como es el reparto. El trío protagonista va ganando experiencia con los años y cada vez están más cómodos con los personajes que han hecho suyos; Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson tienen interiorizados sus personajes y uno no se puede imaginar la saga de otra forma que no sea con ellos como protagonistas, y a pesar del habitual nefasto doblaje en esta cinta no ha sido tan doloroso para los oídos escuchar a los protagonistas (con la excepción del actor de doblaje del pequeño Tom Riddle, que rompe completamente el clímax de la cinta en sus breves apariciones). Sin duda el doblaje de esta saga (más que nada de los niños, el resto está perfecto) es la gran asignatura pendiente en España. Michael Gambon como Dumbledore, Maggie Smith como McGonagall, Helena Bonham Carter como Bellatrix Lestrange, Tom Felton como Draco Malfoy, etc. están magníficos, pero habría que destacar sobre todo a dos actores por sus estupendas interpretaciones: Jim Broadbent como Horace Slughorn y Alan Rickman como Severus Snape. Este último ya es un clásico en la saga y un actor que por su presencia y actitud llena la pantalla cada vez que aparece, mientras que Broadbent demuestra su talento con la interpretación de ese hombre bondadoso pero obsesivo que encierra un misterio clave para la película. Los toques de humor de estos dos personajes son gloriosos, sobre todo el momento en el que Harry imita al profesor Slughorn u otras apariciones donde la simple presencia de Snape ya resulta divertida. De hecho "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" me ha parecido una de las entregas más divertidas de la saga, reí a gusto y con ganas con detalles más o menos infantiles, como el disfraz de león de Luna o las peripecias de Ron con su novia o el elixir de amor que bebe por accidente por ejemplo, y a pesar de los pequeños fallos que le pueda encontrar al film me lo pasé en grande.

David Yates vuelve a hacer un trabajo excepcional y pese a su escasa experiencia en cine (no así en televisión) parece que le ha cogido el gusto a la saga y es capaz de realizar una serie de secuencias realmente espectaculares. Yates desprende clase en los planos y la fotografía de Bruno Delbonnel sorprende por la cantidad de registros y ambientes que utiliza e intercambia constantemente, destacando el tono azulado general y el gran partido que le saca a los interesantes recovecos del castillo de Hogwarts. La música sigue siendo un apartado destacable, obra de nuevo de Nicholas Hooper quien ya acompañó a David Yates en la anterior película y acabará firmando la BSO de las futuras entregas de la saga. Quizá es de las menos llamativas de la serie, pero como siempre el apartado musical destila calidad. Para el guión de esta sexta película han recuperado a Steve Kloves de nuevo, quien ha escrito todos los guiones de la saga excepto el de "Harry Potter y La Orden del Fénix", obra de Michael Goldenberg. Kloves ha sido rescatado para esta entrega en la que por lo visto hay varias concesiones al relato original de J.K. Rowling, teniendo quizá mayor importancia el cambio respecto al supuesto funeral de Dumbledore que debía ocurrir en esta cinta pero que se dejará para la que viene con toda seguridad. También el hecho de que la película preste más importancia a los romances que al misterio de los horrocruxes influye en el tipo de entrega que acaba siendo, algo más enfocada a trazar las relaciones entre personajes que a explorar la trama de Voldemort en sí. A nivel técnico, en general, la película no se le puede achacar ningún pero, los efectos de sonido son espectaculares, visualmente es una delicia y la dirección es realmente extraordinaria. Tan solo he echado de menos un clímax final más espectacular, ya que el de la anterior película, aunque algo precipitado, fue mucho más llamativo.

La sexta entrega de la saga mago más famoso y popular de este mundo y del mágico me ha resultado una película muy entretenida y eminentemente bien realizada, a pesar de haberme parecido una de las más flojas de la serie no se puede negar su calidad en todos los aspectos técnicos y artísticos aunque creo que el guión ha cometido un error bastante importante como es que la película esté demasiado enfocada para ser un preludio de la última entrega de la saga, que en el caso cinematográfico será doble. Se nota demasiado que se han estado guardando cosas para las siguientes entregas y eso deja a "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" en una posición intermedia, un enlace entre las anteriores entregas y el fin de la saga, algo que no la beneficia individualmente. La frase promocional del cartel reza «Oscuros secretos serán revelados» cuando más bien debería decir «Oscuros secretos serán planteados». Lo bueno que tiene es que la saga sigue una evolución lógica; cada vez los problemas de los protagonistas son más serios y hay cosas que delegan importancia: aprobar asignaturas, ganar los partidos de Quidditch o el concurso entre familias ya no es el tema principal, ni secundario siquiera, ahora lo que importa es la batalla que definirá el futuro del mundo, el combate épico contra el Señor Oscuro. La saga ha dejado de ser para niños pequeños como las dos primeras entregas y se ha tornado, como ya se ha dicho muchas veces, más oscura, y eso es lo que le hacía falta a la saga. Incluso ahora hay lugar para la revolución hormonal. Solo nos queda esperar que la siguiente película "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I" nos ofrezca lo que "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" ha prometido y que acabe de arrancar siendo una película individualmente suprema, que es justo lo que le ha faltado a la reciente cinta.

Mi puntuación: 7/10.

23 comentarios:

IovI dijo...

Vaya, me alegro que te haya gustado, no he podido verla este fin de semana así que tocará el fin de semana que viene...; puesto que me he leído los libros he leído también tu crítica y como siempre felicitarte por tu nivelazo. No me he podido resistir a escribir algo porque aun recuerdo cuando te tragaste en el foro el final de la peli por un spoilazo que alguien escribió.....

Asprogen dijo...

Muy buena crítica, Sr Santi, como siempre.
En estos dias que me hallo pata en alto y en casa, me he dedicado a leer los libros de la saga Potter. Aun no he llegado a este ultimo, pues me he dejado los dos ultimos libros a proposito para no chafarme la pelicula (bastante tengo con la Sra Asprogen, fan acerrima de la serie, que insiste en spoilearme a poco que se hable del asunto...).

Muchos de los asuntos que comentas en la crítica que son poco comprensibles o incluso descuidados, como la desaparicion de Cho, forman parte de una trama ligeramente más compleja que los libros describen, pero que no se han transpuesto a las peliculas. Por ejemplo, Cho queda como el primer amor de Harry, ese que todos tuvimos, que resulta fundamental en nuestra vida en ese momento, pero que rapidamente se suele desvanecer.

El asunto "sexual" entre personajes esta presente en los libros a partir de la 4ª entrega, pero aqui ha ido mas lentamente. Por cierto, como curiosidad, Lavender ya aparecia como pareja de baile en el 4º libro -en la pelicula eran las hermanas Parvati-.

Las adaptaciones resultan de una fidelidad casi perfecta, aunque hay pequeños matices -como es logico- que escapan a su aplicacion en las peliculas -seria un plomo insoportable, de hecho-.

En esta pelicula se cuela de rondó aquella escena a mitad de la historia en la que hacen una barbacoa con la casa de los Wesley. Si uno lo piensa, el ataque de los mortifagos consiste en sacarlos de casa a todos, alejarlos un poco, y despues pegarles fuego a La Madriguera. Una mision de alto riesgo, que diria aquel idiota de Gran Hermano... Mas parece una gamberrada que algo propio de los malos de la pelicula, pero en fin...

Para mi gusto, el final peca de lo mismo que suelen pecar las otras peliculas: finales un tanto precipitados. Aunque en los libros las conclusiones suelen estar algo mejor resueltas, aqui volvemos a tener una cierta pirotecnia final, un desenlace apresurado y casi una conclusion anticlimática.

En fin, me gustó la pelicula, aunque si que me parece una parte algo de transicion en el contexto general. Pero en conjunto con las demás de la serie, fundamental y quiza la mejor. Bien por Peter Yates, y bien por JK Rowling.

Espero que no tarden ahora otros dos o tres años en sacar la siguiente, porque veo que el interes puede decaer si siguen dejando tanto tiempo... ahora que ya no hay mas libros de la serie.

Saludos

Espilberg dijo...

Me alegro de que te gustase. Sobre los errores de historia, son inevitables viniendo del libro: es el más insustancial de la saga por separado, y el que menos me gustó. Como dices, en la película no pasa nada hasta el final porque en el libro ocurre lo mismo. Es lo que tiene ser la antesalapara la épica final.

Temas como los horrocruxes o esa escena final que no sale en la película (y no quiero destripar nada) se desarrollarán en la séptima, o eso espero. Todos los huecos y vacíos de esta sexta película se comprenden siendo lo que es, un prólogo. Demasiado largo, sí, pero cómo lo he disfrutado.

Por cierto, un apunte: Hooper no será el compositor de HP7. En su lugar se rumorea, agárrate, John Williams de nuevo. Sería, francamente, GENIAL.

¡Un saludo!

GUSTAVO dijo...

Yo no la vi aun. En realidad vi hasta la tercera entrega y me gustaron mucho. En estos dias tenia pensado retomar la saga para poder verla en el cine, sin perder la continuidad.
Muy interesante tu blog, me encantaria intercambiar links, pasa por el mio.
Saludos!

http://www.cinemaparadisouy.blogspot.com/

Santi dijo...

Alegría leerte IovI, gracias por tus palabras maestro, es todo un honor ;) . Lo malo que tuve en esta película es que gracias a un spoilerazo me comí de lleno la identidad del muerto. Y menuda gracia me hizo durante toda la película el conocer ese dato cumbre... Pero bueno, a partir de ahora me cerraré en banda para no saber nada de nada :D . Un abrazo jefe.

Mi queridísimo Asprogen, ¿ahora te has lesionado la pierna? Mecagontó... aprovecha ahora para ver películas y series ;) .

Yo he decidido no leerme los libros hasta que no acabe la saga cinematográfica (en verano de 2011 en principio), al contrario que lo que hice con "El Señor de los Anillos" que tras ver la primera película me leí la trilogía entera en aquel verano de 2002.

Ya supusque que temas como lo de Cho formarían parte de alguna subtrama, pero es que en la película anterior parecía el amor de su vida y ya ni se saludan... pensándolo fríamente quizá es más realista de lo que parece la saga. Lo que me molestó de esta sexta película es que se plantean las relaciones amorosas entre los protagonistas pero no acaban de cuajar, y es algo que se estaba pidiendo a gritos. Es que hasta eso lo están dejando para las dos próximas películas como culminación de la saga.

Respecto a la saga como adaptación la verdad es que he leído de todo, desde que es muy fiel hasta que no valen nada como adaptación; en este caso concreto por lo visto lo de la quema de la casa de los Weasley parece haber molestado especialmente a los fans. A mí tampoco me molestó, aunque es verdad que no está suficientemente justificada (¿los mortífagos hacen putadas o son malos de verdad? XD ). Y respecto al final me faltó algo de espectacularidad, algo de luz y de color (aún más, quiero decir), y es que el enfrentamiento de Voldemort contra Dumbledore del final de "Harry Potter y La Orden del Fénix" me dejó tan alucinadísimo... Eso sí, el trabajo de Yates es sorprendente y magnífico.

Creo que estamos de acuerdo en que esta sexta película peca de ser demasiado intrascendental, algo a lo que no nos habían acostumbrado anteriores entregas. La siguiente película creo que es a finales de 2010 (no en verano como normalmente), así tendremos que esperar menos para la última película. ¡Un saludo artista, a cuidarse la pata!

Gracias Espilberg, veo que a ti también te gustó aunque algo más efusivamente que a mí. Eso sí, pese a gustarme mucho creo que "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" es la más floja de las seis películas. Veo que como adaptación, como ya comenta Asprogen, es bastante fidedigna; si en el libro no pasa realmente nada clave (exceptuando la muerte que todos sabemos) parece que en la película tampoco. Es justo. También es normal que antes de un final épico haya un pequeño bajón para que ese clímax continuo final sea más efectivo, es de libro. Espero que, como dices, los huecos de esta sexta película se rellenen en las dos siguientes con efectividad, sobre todo el tema de los horrocruxes, y de paso también el de los líos amorosos, ya que estamos. No es que sean la piedra angular de la serie pero son tramas que deben ser cerradas por coherencia. ¿¡John Williams podría volver!? Sería una gran notica, aunque el trabajo de Nicholas Hooper no me desagradó en absoluto. ¡Un saludo Espilberg!

Hola GUSTAVO, te aconsejo fervientemente que te veas toda la saga entera de nuevo porque aguanta perfectamente el tipo en las revisiones. Yo lo hice hace poco y las disfruté tanto como entonces o hasta más. Me parece muy completo tu blog, me pasaré por ahí enseguida. De momento ya te he agregado a los posts que sigo.

¡Mil gracias a los 4 por los comentarios! Os lo agradezco mucho.

Almas Oscuras dijo...

Nunca he entrado en el universo de Potter. Soy un absoluto ignorante en el tema. A ver si mis hijas crecen un poquito más y empezamos la revisión de la saga ;-)

saludos

Santi dijo...

Pues dale una oportunidad Joan, personalmente la considero una de las mejores sagas de cine fantástico y de aventuras (sobre todo de lo primero) de la historia del cine. No solo las historias y tramas están muy bien construidas sino que cinematográficamente, a nivel técnico y artístico, son una gozada absoluta.

Reconozco que cuando vi la primera película, "Harry Potter y La Piedra Filosofal", tenía reticencias porque la veía algo infantil, pero tras ver esta primera perla no he podido desengancharme de ellas. Y la evolución que han estado siguiendo es admirable.

Además, la saga es una pieza fundamental en el cambio que ha experimentado el cine fantástico e infantil tal y como lo conocemos hoy (junto a la trilogía de "El Señor de los Anillos"). Sus películas son algunas de las obras más influyentes de la década, y eso dice mucho de la calidad que tienen.

Dales caña, no te arrepentirás :D .

Un saludo Joan, gracias por tu comentario ;) .

Sam_Loomis dijo...

No soy ningun fan de Harry Potter, pero he visto un par de películas y me han entretenido (aunque tampoco para obsesionarme con la franquicia) puede que eventualmente le eche un vistazo a ésta, y revisite la serie porque si quiero ver el final de todo ésto.

Saludos

Maribel dijo...

Hola Santi,

no soy fan de Harry Potter pero tus críticas siempre son excepcionales.
Me ha gustado mucho como has explicado todo lo de las recaudaciones en el cine de cada pelicula.

Para mi no tiene comparación con mi adorada trilogia de "El Señor de los anillos", pero reconozco que las he visto cuando las dan por la televisión. La que más me gustó fue la tercera pero coincido contigo en que siempre intentan buscar un final rápidamente.

Mañana acaba Perdidos aquí en España, se me está haciendo difícil la espera.

Un beso violeta,
Maribel.

Santi dijo...

Sam Loomis, tras casi 9 años (y dos más que quedan) la verdad es que apetece saber ya cómo acabará todo, y más cuando tras ver esta sexta película queda claro que hay mucho que contar. Yo he revisionado varias veces las anteriores películas, y hace unos meses lo volví a hacer para enterarme de toda la trama a la perfección. Y seguro que antes de la siguiente película lo volveré a hacer, disfruto tremendamente con esta saga.

Gracias por el comentario macho, un saludo.

Maribel, como digo a mí la saga me maravilla aunque sí que es verdad que la suprema trilogía de "El Señor de los Anillos" es superior en mi opinión y es que esta última es para mí definitivamente una de las mejores trilogías/películas de la historia del cine.

Maribel, ¿mañana acaba la quinta temporada? ¿Dónde la emiten, en FOX? No sabía yo que estuvieses viendo la serie en español :D . Menudos nervios debes tener :D Un petó, y gracias por el comment ;) .

Jackeline dijo...

Hola Santi¡
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackelinesilvajauregui@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Jackie

Santi dijo...

Hola Jackeline, muchas gracias por tus felicitaciones, te lo agradezco mucho. Es un placer que disfrutes con él y un honor que lo incluyas en tu directorio, espero que en adelante siga siendo tan o más satisfactorio para ti y todos.

Un saludo, y muchas gracias de nuevo.

Maribel dijo...

Hola Santi,

sí, la están dando en FOX, ayer pensé que darían el final pero no ... dieron la mitad del capitulo que pudimos ver en ingles entero ... el jueves que viene sí que dan el final.
En FOX a las 21:30.

Sí, que nervios ... ayer cuando estaba viendo el capitulo ví cosas nuevas ... sobretodo cuando Loocke le dice a Richard que se las tendrán que ver con los que venían en avión con él y Richard le contesta que no le entiende y Loocke replica: tú ya me entiendes ... eso es lo que oí ayer ...

Un petó per tu també, molt molt violeta,

Maribel

Santi dijo...

Ah, pues ya me comentarás a ver qué te pareció el final de temporada, por aquí tuve jugosos comentarios de la season finale y en el balance de la 5ª temporada también.

Sobre Locke y lo que le dice a Alpert... creo que ahora me ha venido alguna idea a la cabeza. Pero prepárate, que la sorpresa será mayúscula.

Un saludo Maribel ;) .

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

La verdad es que nunca he sido muy fan de Harry, máxime cuando encuentro demasiado parecido entre este protagonista y el de Los Libros de la Magia de Neil Gaiman (que es anteriorr a la obra de la escritora del mago con gafas). Esta la he visto por consenso del grupo de amigos que ganó por mayoría en la votación, pero creo que no aporta nada al cine, salvo un ejercicio de espectacularidad visual y algún momento interesante aislado. Una película, para mi que no tengo especial admiración a la franquicia, flojilla, insustancial y precipitada en su final.
Muy bueno su comentario y con un nivel muy alto, Felicidades.
Saludos

Santi dijo...

Crowley, cierto que es que a la saga aporta menos que cualquier otra de las películas pero yo no diría tanto como que no aportada nada al cine. A mí me hizo pasar un rato entretenidísimo en el cine y aunque me quedara ese sabor agridulce de no haber disfrutado todo lo que disfruté con las otras de la saga sí que lo pasé en grande. Y visualmente es una delicia, algo que también se debe apreciar, en eso estoy de acuerdo. Y también en que es precipitada hacia su final, mucho. El tema de los horrocruxes queda muy cogido con pinzas.

Muchas gracias por sus palabras Crowley y por el comentario, un saludo.

PD: Con Neil Gaiman a ver si me pongo un día porque desde que vi "Stardust" y luego "Los Mundos de Coraline" le tengo ganas. Me gustaría empezar con "The Sandman".

Maribel dijo...

Hola Santi,
sí, ya ví el final en ingles, y ya comentamos, pero ahora al verla traducida y con una segunda revisión creo que veo detalles que antes se me habían escapado, como eso que te comentaba que se las tendrían que ver con los que venían con él en el avión ...

Me da pena que tú no comentes ... echo de menos tus comentarios de lost.

¿Tú los estás viendo en castellano?

un petó,
Maribel

Santi dijo...

Hola Maribel, ¡que cabeza la mía! Es verdad que comentamos la temporada, es que al decirme que la estabas viendo en castellano me había confundido :P .Yo la quinta temporada de "Perdidos" la acabé a mediados de Mayo, cuando se emitió en EEUU, como todos nosotros :D . Apúntate todos los detalles que veas con la revisión, que luego los analizaremos ;) .

Cuando comience la última temporada verás si vuelvo a comentar "Perdidos" :D . Mientras tanto iré recopilando fuerzas ;) .

Un petó molt fort!

Santi dijo...

Como dato, "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" es actualmente la película más taquillera del año a nivel mundial, superando por fin a "Transformers: La Venganza de los Caídos" con una cifra de $826M, aunque siendo de momento la película que menos ha recaudado de la saga después de "Harry Potter y el Prisionero de Azkaban".

En España se sitúa en tercer lugar ($18'6M) después de "Ángeles y Demonios" ($21'8M) y "Ice Age 3: El Origen de los Dinosaurios" ($29M).

Sebastian Parra dijo...

Cuando sali de ver esta pelicula tenia sensaciones encontradas. Por un lado estaba emocionado y esperanzado de que por fin hubieran llevado la saga al otro escalon con el que histeriqueaban hasta ahora, y no me refiero a lo argumental, sino al clima sonoro y visual,a su estilo. Por otro lado estaba enojado porque sentia que habia sido estafado. Es raro esta reaccion, lo se. Pero analizando un poco mas llegue a esta conclusion:
Creo que lo que en otras entregas habia fallado, funciona bien en esta. Como dije antes, el clima, la direccion, el montaje,la musica.
Pero creo que la linea argumental no se llevo al extremo que la historia pedia. Seguramente porque al no haber pasado gradualmente de usar codigos "para toda la familia" a usar codigos de terror, no deben haber querido hacer un salto tan grande en todo sentido, hubiera sido muy chocante para la mayoria de los espectadores.
La verdad sea dicha, Harry Potter no tiene una historia para chicos desde la tercer o cuarta entrega. Trataron de estirar lo que la tercera habia logrado, tomarse en serio lo grave de la trama pero edulcorandolo con humor y romanticismo (esto tambien paso en las novelas) el problema de esto es que cuando debian hacer el gran salto se quedaron a mitad de camino.
El personaje de Snape no solo tenia que ser ambiguo, tenia que parecer malo, tenia que ser un traidor y ser mas importante en la historia. El final esta cambiado para que se note que lo esta matando porque el se lo ha pedido (en la novela te queda claro que Snape es malo).
Otra cosa, cuando los Death Eaters entran a Hogwarts en la novela hacen desastres. Eso era lo importante del final. Creo que la idea de esta entrega de la saga es esa, todo el tema de los horrocruxes durante gran parte de la pelicula es simplemente para alargar la trama (sin demasiadas ideas nuevas) y para empezar a cambiar el clima de la serie. Los flashbacks de Tom Riddle son perturbadores, como tambien lo es la transformacion de Malfoy y Snape, pero eso que podria estar muy bien aprovechado se cae al final, porque ni Snape parece malo, ni uno siente horror. La idea de esta entrega y creo que en la novela funciona es terminar con todo lo que en los otros libros se usaba para aligerar la carga oscura. No mas Dursleys, ni quidditch, ni clases, ni enfrentamientos donde Harry queda esperanzado por su poder. Todo eso casi desaparece en esta ultima y se presenta el horror. El horror de que entren al colegio, de que se metan con chicos sin problemas, de que Snape traicione de una forma tan brutal, de que Malfoy se transforme y de que esta vez Harry no pueda hacer nada. Si bien algunas de esas cosas pasan, estan muy rebajadas en vez de estar acentuadas, y otras directamente estan cambiadas para que en el espectador quede esperanza.
Entiendo que quizas la idea de hacer dos peliculas mas corresponda tambien a esta ide de terminar de subir ese escalon y de llegar al punto que la historia necesita para que Harry se convierta en un verdadero oponente deL "SEÑOR OSCURO". Parecia que la saga iba a terminar de madurar en esta entrega, quizas en la proxima...

Muy bueno el blog.
Sebastian de Argentina.

Santi dijo...

Buenas Sebastian, la verdad es que la saga lleva unas cuantas entregas "oscureciéndose", concretamente desde la brutal "Harry Potter y el Prisionero de Azkaban", y esta "Harry Potter y el Misterio del Príncipe" no hace más que confirmar ese tono oscuro y ahora más que nunca con esas muertes inesperadas y tajantes. ¿Lo malo? [ATENCIÓN SPOILERS] Como bien dices, que un personaje clave como Snape haya estado TAN Y TAN MAL RECREADO como para no provocar en el espectador la sensación de auténtica maldad, y no creo que sea por el actorazo que lo interpreta, el supremo Alan Rickman, sino porque el mismo guión habrá requerido que el personaje sea suavizado... craso error ya que es más que evidente que hay gato encerrado cuando también es evidente que la intención de J.K. Rowling era que Snape fuera considerado un villano absoluto. Y la película falla estrepitosamente en ese dato fundamental, es una lástima. Si por lo menos no se hubieran mostrado tantas dudas por parte de Snape en la escena en la que realiza el juramento, o no hubiese hecho ese gesto de complicidad a Harry antes de matar a Dumbledore hubiese sido un personaje menos ambiguo y por lo tanto la muerte más creíble e injustificada.

También he leido por ahí lo del ataque a Hogwarts, que debía ser mucho más épico, pero por lo visto es un as que se están guardado en la manga para una de las dos futuras películas, para hacer del final un enfrentamiento mucho más definitivo y nuevo en la saga.

La saga ya no es para niños (de hecho aquel día había un niño en la sala y a los 10 minutos el pobre estaba dando vueltas por el cine aburridísimo y sin entender nada). Desde luego los partidos de Quidditch ya no forman parte ni de las tramas terciarias, la competición entre escuelas ya no es importante... todos estos juegos y datos claves en las primeras películas ya no tienen mayor trascendencia porque ahora se juegan mucho más que un campeonato, se juegan el destino del mundo mágico, y esa transición creo que la han llevado muy bien al cine.

Esperemos que en las próximas películas se alcance el nivel épico que va solicitando desde hace varias cintas, y que en dos años veamos una de las entregas finales más memorables de la última década. Esperemos que así sea.

Un saludo Sebastian, ¡gracias por tu estupendo comentario!

Anónimo dijo...

me encanta todas las pelis amo a harry

Anónimo dijo...

me encantaria q harry y hermayoni fueran novios de verdad.
hacen una hermosa pareja

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.