martes, 8 de junio de 2010

"Halloween II" (2009), la Máscara Blanca salpicada de carmesí una vez más.

La brutalidad de Michael Myers... ira, caos y destrucción.

La saga "Halloween" es una de las más famosas sagas de cine de terror de la historia del cine, solo equiparable a la de "Pesadilla en Elm Street" y "Viernes 13". De estas tres sagas fue precisamente la de "Halloween" la que abrió la veda de las películas slasher —estableciendo un subgénero consistente en ver como un demente enmascarado masacraba un grupo de jóvenes sistemáticamente— con "La Noche de Halloween" (1978), la obra de John Carpenter que dio a luz uno de los psychokillers más famosos del panorama cinematográfico: Michael Myers. Este emblemático asesino de inexpresiva máscara blanca y cuchillo de cocina como arma favorita se ganó rápidamente los adeptos como lo harían unos años después Jason o Freddy; su carisma era brutal y su sed de sangre insaciable así que pronto llegaron las secuelas como toda saga de slasher que se precie. Soy un incondicional de la saga, todas tienen su qué, aunque el nivel sea realmente bajo en algunas entregas (la sexta entrega sería hasta denunciable), pero siempre es un placer ver a Myers desatar su ira incontenible.

A día de hoy la saga se compone de diez películas, aunque teniendo en cuenta que la tercera película, "Halloween III: El Día de la Bruja", nada tiene que ver con el gigantón de Haddonfield se podría considerar que son nueve las cintas con Mike Myers como protagonista. Además, tres son las líneas temporales que se han ido construyendo durante más de 30 años de saga, siendo la primera de ellas la que contempla desde la primera película hasta la sexta (sin contar la tercera), otra la que comprende "Halloween H20" y "Halloween: Resurrection" después de la segunda entrega ("¡Sanguinario!"), y una última que comenzó en 2007 por la mano de Rob Zombie ("La Casa de los 1000 Cadáveres", "Los Renegados del Diablo"), que volvió a arrancar la saga remakeando la entrega original de Carpenter, "Halloween: El Origen". Este nuevo origen de Myers fue una de las películas del subgénero slasher de más calidad que he podido ver en los últimos años, una reinvención de la original cuya original primera mitad supuso una genialidad, explorando el mundo creado en la película de 1978, y con una segunda mitad considerable propiamente como remake, desatando la brutalidad que muchas veces se ha demandado a este género.

"Viernes 13" (2009) hizo algo parecido recientemente, remakeando y homenajeando las tres primeras partes de la saga de Jason, y de nuevo Rob Zombie vuelve a la carga con "Halloween II" (2009) la secuela del remake del propio Zombie que a su vez es un remake de la secuela original... Complicado, pero fácil en realidad: "¡Sanguinario!" siguió en 1981 con la historia de "La Noche de Halloween" (1978) tal y como la dejaba esta, transcurriendo tan solo unas horas después de los sucesos de la primera película; ahora Zombie continúa con la historia de "Halloween: El Origen" tan solo unas horas después durante su primera media hora, remakeando "¡Sanguinario!", y luego durante el resto de película (a la inversa de lo que hacía "Halloween: El Origen") incluye el material original que la distingue de la cinta original en la que se basa.

El arranque de "Halloween II" (2009) es brutal, de lejos lo mejor de la cinta, casi media hora de puro slasher salvaje que empieza con un pequeño flashback de la estancia de Mike en el instituto psiquiátrico en su infancia y nos comienza a introducir un concepto que se va repitiendo durante toda la cinta, el de la representación física de los impulsos asesinos de Michael Myers, el caballo blanco, siendo una cita en referencia a este la que abre la película: «Vinculado al instinto, la pureza y el impulso del cuerpo físico hacia desatar fuerzas emocionales y poderosas, como la ira, produciendo caos y destrucción». Tras esta introducción la acción se sitúa minutos después del tremendísimo desenlace de "Halloween: El Origen", donde Rob Zombie se puede lucir con algunas escenas realmente escatológicas que tienen que ver con los daños de Laurie y después directamente entra al trapo sin dilación, ofreciéndonos un festival de entrañas, mala leche y tensión como ya hizo en la anterior entrega. Pero lo malo es que una vez pasada esta primera parte la película comienza a descender y solo se sustenta en algunos momentos aislados en los que Mike hace de las suyas; podríamos decir que empieza muy bien pero tiene un tramo central algo aburridete, aunque eso sí, muy bien hecho. Luego tiene 3 episodios de masacre aislados, unos más flojos que otros (el del puticlub es muy bueno), hasta el final que comienza a falta de 20 minutos y que quizá sabe a poco, siendo este último tramo pasable sin más. Quizá lo peor del final es que es completamente anti climático, y desde luego no se puede ni comparar al final de la anterior cinta. Además, en cuanto a lo que pasa con Laurie, me ha recordado al final de una de las entregas de "Viernes 13" u otra de la propia saga "Halloween", no diré cuales, que a la postre nunca me convencieron.

Esta segunda película tiene el objeto de centrarse en la vida de algunas de las víctimas, Laurie principalmente, y cómo les ha afectado haber sido atacados por Michael Myers. Es por eso quizá que se convierte en un slasher algo atípico en su hora central, ya que explora la figura de Laurie Strode (gran cambio de registro de Scout Taylor-Compton) así como la del Sheriff Brackett (extraordinario Brad Dourif), su hija Annie (cuarta película de la saga para Danielle Harris, segunda interpretando a Annie Brackett) y cómo se las ha arreglado el Dr. Samuel Loomis para tirar adelante. El monstruo interpretativo de Malcolm McDowell es sin duda alguna el portento artístico de la película, geniales los momentos en los que cambia de humor con su agente o con su público, aunque el personaje de Loomis esté bastante desaprovechado en la película; quizá eso mismo haga que aún parezca más forzada la forma de enlazar su historia con la de Laurie. Loomis es, a la postre, el personaje que más veces ha acompañado a Myers durante toda la saga, mientras que para Laurie Strode ésta es la sexta participación.

Lamentablemente "Halloween II" (2009) no alcanza el nivelazo de "Halloween: El Origen", las secuencias surrealistas/oníricas se hacen pesadas y a Rob Zombie se le va un poco la mano a la hora de introducir muchas escenas de corte de videoclip, pero cuando se mete en el ajo se nota que sigue teniendo las maneras que dotaron a su anterior película de un gran poderío, un intenso tono salvaje y bruto que hubiera funcionado de nuevo a las mil maravillas de haber escogido esa vertiente. Parece que Zombie ha querido hacer "algo más" de la película, algo más allá de un slasher, y creo que no lo ha acabado de conseguir. Incluso ha rizado demasiado el rizo y el argumento se hace algo embrollado desde la perspectiva que nos sitúa. A pesar de ello el trabajo de Zombie con la cámara es muy bueno, y se funde perfectamente con la música de Tyler Bates ("Watchmen", "300"), que logra crear mucha tensión con una BSO moderna y llena de tonos animados y variados, muy acorde con el tipo de cinta.

A pesar del pequeño bajón la película convence en cuanto a dosis de gore y sangre, volvemos a tener al Mike Myers más salvaje y estéticamente impresionante de toda la saga, esta vez mostrando varios looks diferentes, cada cual más tenebroso y acongojante que el anterior. Su máscara destrozada, sus maneras feroces y su instinto insaciable lo convierten en un ser monstruoso, fiero, imparable y terrorífico, un niño jugando a matar sin rodeos. Tyler Mane convence como Michael Myers, aunque el niño que interpreta al pequeño Myers, Chase Wright Vanek, no es ni de lejos tan imponente como el que le dio vida en "Halloween: El Origen", Daeg Faerch. En cuanto a muertes hay algunas secuencias de mucha calidad, no falta sangre y gore, aunque por otro lado en esta ocasión las víctimas nos importan más bien poco; la creación de personajes es una seria cuenta pendiente de esta película. "Halloween II" (2009) es una película bastante aceptable del subgénero slasher, pero tiene el hándicap de ser demasiado irregular, ya que tiene un arranque brutal, un amplio tramo central que transcurre sin mucho interés y un final que remonta demasiado apresuradamente y no acaba de despegar del todo. Como curiosidad, los créditos finales son bastante llamativos pues salen todas las víctimas de Myers en la película anterior. Supone una pequeña decepción visto el nivel mostrado en "Halloween: El Origen", pero aún así no es una mala película de género, simplemente no continúa con la revelación que supuso la anterior.

Mi puntuación: 5/10.

6 comentarios:

Fantomas dijo...

Siempre me ha extrañado lo mucho que le gusta a ciertas personas el cine de Rob Zombie, el cual a mi gusto es de regular para abajo. Creo que la primera Halloween es por lejos su mejor trabajo, sin que este sea demasiado espectacular. De su secuela había escuchado en su mayoría comentarios bastante desalentadores y el tuyo no es la excepción. Prefiero esperar a que salga en Dvd o en su defecto a que la den en televisión.

Muy buena reseña,
Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Soy gran fan de la saga "Halloween", y sin duda alguna Michael Myers es mi slasher favorito, y mientras que "Halloween II" es un filme que trae a la mesa más de un par de conceptos frescos e interesantes, Zombie exagera demasiado como bien mencionas en las secuencias oníricas y ese 'fantasma de su madre' me recuerda demasiado a la relación de Mama's Boy que tiene Jason Voorhees con su madre en las películas de "Friday the 13th" y eso no es muy bueno para una película de "Halloween".

El filme tiene, como dije, elementos que me parecieron geniales, entre la evolución de Sam Loomis, un par de actuaciones y la brualidad implícita que le da Zombie a los asesinatos, pero es una película fallida en muchos aspectos.

Buena reseña y ¡Saludos!

Almas Oscuras dijo...

En esta ocasión no coincidimos. Precisamente ese tramo central en el que vemos a un Michael vagabundo y desprovisto de su máscara y las secuencias oníricas y el significado que estas adquieren en el magnífico tramo final de la película; me parecieron los elementos que sitúan, en mi opinión, este H2 por encima del primer Halloween de Rob Zombie (un primer Halloween de Zombie sublime en su primera mitad pero mucho más mediocre cuando se interna en la senda de slasher puro y duro).

En definitiva me pareció una secuela arriesgada, atrevida y que ofrece cosas nuevas tanto al personaje principal como al conjunto de la saga.

saludos

Santi dijo...

Fantomas, yo del cine de Zombie solo he visto sus dos cintas de la saga "Halloween", y en este aspecto lo considero un director con talento, aunque en concreto en esta segunda película creo que quiso rizar el rizo en demasía. Merece la pena verla, pero creo que en comparación a "Rob Zombie's Halloween 2006" sale bastante mal parada.

Sí que se arranca algunos conceptos interesantes Sam Loomis, pero a mí me pillón en fuera de juego. Me encanta cuando Myers desata su furia y brutalidad, pero las secuencias oníricas me evadían por completo del film. Para mí es un experimento fallido, valiente, pero fallido.

De nuevo no coincidimos Joan :D . A mí estéticamente me encanta ese Mike Myers, incluso sin su máscara o con ésta destrozada, pero lo que no me gusta es como evoluciona la película y menos aún el desarrollo de la protagonista, Laurie, que a pesar del papeló de la actriz me resultó un personaje cansino. Eso sí, se agradece que alguien se atreva con sosas nuevas, con cambios de registro. Solo que debo confesar que a pesar del intento renovador no ha habido pleno al 15 con "Halloween II". Aprovado, pero muy justito.

Un saludo a los tres, ¡gracias por los comentarios!

Dr. Gonzo dijo...

La primera me gustó bastante,y de momento toda la filmografía de Zombie me parece bastante decente (al menos según mis gustos)

En cuanto pueda le echo un vistazo a esta secuela.

Santi dijo...

Pues estoy completamente de acuerdo en lo de que la primera de Michael Myers es muy buena, Dr. Gonzo a.k.a. Narki. De hecho me parece uno de los mejores slasher del último lustro. Pero desgraciadamente esta secuela/remake baja bastante el nivel, exceptuando los brutales primeros 30 minutos. De todos modos debo ponerme con el resto de la filmografía de Rob Zombie y ver "La Casa de los 1000 Cadáveres" y "Los Renegados del Diablo", de las que he oído sólo buenas palabras de los entendidos del género.

¡Un saludo compañero! Gracias por el comentario ;)

PD: Mirando ahora la nota media de IMDB de esta "Halloween II" me doy cuenta que no llega ni al aprobado...

PD2: Aquí un fan a muerte de "Maníacos".

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.