lunes, 14 de septiembre de 2009

"Dead Snow", rojo sobre blanco.

Nazis zombies en la nieve... ¿quién necesita más?

Hay veces que la premisa inicial de una película basta y sobra para captar la atención del espectador en una fracción de segundo, tan solo con la simple mención del argumento. Del mismo modo que se suele decir que si una película gira en torno al holocausto es muy probable que haya nominación al Oscar al canto, también hay otra regla no escrita que dice que si metes a zombies y nazis en una misma película ya tendrás a tres cuartos del público aficionado al género en el bolsillo. Es así de simple, el hecho de incluir nazis en una cinta de Serie B o terror ya atrae irremediablemente el interés del público de forma exponencial, con una atractivo único; ahí queda aquella "Iron Sky" que tiene pendiente su estreno en un futuro no muy próximo (2011 en principio) cuya sinopsis es tan sencilla como esta: «En 1945 los nazis fueron a la Luna... En 2018 están volviendo». Solo con este tipo de argumentos uno se ve en la obligación de ver qué tipo de película se ha perpetrado, y precisamente ese ha sido el gancho que tan bien ha funcionado a una de las películas de terror/comedia más comentadas del año, "Dead Snow" ("Død Snø").

Como he comentado varias veces, en Europa estamos tomando el mando en cuanto a películas de terror y Serie B, o como mínimo hemos cogido carrerilla y estamos plantando cara seriamente a los norteamericanos. Concretamente en Escandinavia están demostrando que tienen ganas y talento para hacer cosas interesantes, como por ejemplo Suecia con una de las mejores películas de terror de la década, "Déjame Entrar", y ahora el turno es para Noruega que tomando nota de su vecina se apropia otra vez de la nieve como escenario para recrear una singular y extravagante historia que se decanta más hacia el género de la comedia zombie (la llamada 'zomedy' o 'zomedia') que para el terror visceral de la del vampiro.

"Dead Snow" no engaña, su planteamiento es honesto y su desarrollo igualmente predecible y disfrutable, tomando referencias de comedias de terror recientes como "Desmembrados" ("Severance"), "Ovejas Asesinas", "Slither" o por supuesto la siempre omnipresente "Zombies Party" ("Shaun of the Dead") la cual siempre es inevitablemente nombrada en este tipo de reseñas (no en vano es una de las mejores comedias de terror de la historia); aunque los orígenes de este género o cruce de géneros se remonten mucho tiempo atrás fue realmente en los 80' cuando tuvo su auge con obras representativas como "El Regreso de los Muertos Vivientes" o "Evil Dead", y aunque en los 90' se siguieron haciendo muchas películas ha sido en esta década de los 00' cuando el género está volviendo a tener un protagonismo total en el panorama fantástico. "Dead Snow" se suma a la corriente de películas como las citadas para ofrecer una comedia bajo un contexto de terror (siempre podría considerarse al revés, claro) con un —relativamente— reducido presupuesto y además de incluir los zombies como elemento central añade el factor nazi como guinda al pastel para que la obra alcance inmediatamente el estatus de visualización imprescindible. La película empieza como han empezado otras mil y una historias semejantes, y es consciente de ello pues mediante un personaje clave, Erlend, el fanático del cine de terror, nos muestra que ese inicio —y en general toda la cinta— no es más que un homenaje/copia de lo visto a lo largo de años y años de cine de terror.

Quizá lo peor y a la vez mejor que tiene es que desde que empieza hasta que acaba no deja de ser típica y tópica a más no poder, y aunque no amaga dicha condición —posiblemente por su carácter homenajeante— al final acaba resultando algo insulsa por eso mismo. Contiene todos y cada uno de los tópicos establecidos a lo largo de la historia cinematográfica, como la escena surrealista que acaba siendo un sueño, enemigos saliendo del lateral de la pantalla para hacer de las suyas, sustos a base de subidón de música (Dios, como odio esos efectos, y en esta cinta hay cuatro o cinco de ellos), el clásico personaje maduro que les avisa de un peligro/leyenda del lugar, paradigma de lo tópico y típico pero necesario para contar la historia de la cinta, el grupito de adolescentes que se separa para morir poco después y muchos más, aunque a su favor tiene el hecho de que el tramo final la cinta deja de ser una emulación de "La Noche de los Muertos Vivientes" (una de las cintas más claramente homenajeadas) para ser una barbaridad de sangre y vísceras donde las víctimas deciden salir a defenderse contra la demoníaca amenaza. También se pueden distinguir muchos homenajes, sobre todo a cintas y sagas como "Evil Dead", no solo por la explícita mención sino por escenas concretas como la de la motosierra, la forma de comenzar o la cabaña en el bosque. Es por eso que "Dead Snow" está a medio camino del homenaje y la copia mal ejecutada, porque aunque la intención sea claramente la primera al final lo que resulta es que no aporta nada nuevo al género ni lo homenajea tanto.

El plato fuerte de la película es sin duda lo que más atrae de ella: los zombies nazis (o nazis zombies, ¿que sería más correcto?). El maquillaje de los zombies es quizá su mejor baza, está muy logrado no solo en los zombies sino en la cantidad de escenas gore y barbaridades que vemos a lo largo de la cinta (a destacar la escena del intestino colgante o la muerte en la cabaña en el asedio de los zombies). Eso sí, los zombies de esta película son difícilmente clasificables ya que presentan una serie de "novedades" respecto al clásico zombie que son bastante chocantes, como la capacidad de utilizar armas como bayonetas, escalar árboles, tener unos ojos la mar de normales (ni rojos, ni blancos) y sobre todo dos aspectos fundamentales: la motivación de su instinto asesino, que no es por hambre sino por ira y codicia, y la inteligencia, ya que no son bestias estúpidas movidas por impulsos asesinos. Además, por enésima vez y ya tónica en esta década, se deciden por los zombies rápidos y ágiles, una amenaza mucho más acorde con los tiempos que corren y definitivamente un peligro mucho mayor para nuestros protagonistas, dotando de más agilidad a la cinta. Está claro que la inclusión de zombies en una película también te asegura un número de fieles que verán la película por muy extravagante que sea el argumento, y es por eso quizá que "Dead Snow", estrenada en su país de origen en Enero de 2009, ha tenido bastante éxito en los círculos aficionados al género, aunque personalmente creo que finalmente la cinta no ha acabado siendo tan grata como era esperado y los zombies hallados en ella no corresponden mucho al patrón clásico. Los sentimientos despertados por esta cinta me son algo contradictorios: ha sido menos de lo que pintaba, pero por otro lado estaba claro que no podía dar más de sí, ya que teniendo en cuenta lo que es no engaña ni ofrece otra cosa distinta.

"Dead Snow" peca fundamentalmente de tardar bastante en arrancar, casi media película hasta que comienza a desatarse el infierno zombie, y aunque la película es corta ese tramo se hace algo pesado, donde los personajes (sin ser tan odiosos como suelen serlo, a "Viernes 13" (2009) me remito) no enganchan lo suficiente como para distraernos durante ese tiempo, es más, no sabía el nombre de prácticamente ninguno de los protagonistas ni me interesaba siquiera que viviesen o muriesen. Una cosa a su favor tiene con respecto a los personajes es que no se sabe a ciencia cierta quién es el protagonista, algo hábilmente ideado para acabar simpatizando con todos lo mismo y que se ha utilizado algunas veces como en "Hostel", ya que van centrando el protagonismo alternativamente lo cual causa alguna confusión y sorpresa en la respectiva muerte. Como curiosidad, no me digáis que el actor que interpreta a Martin (Vegar Hoel) no es clavadito a Joaquín Reyes de "Muchachada Nui"/"La hora Chanante". El único personaje con algún carisma es el de Erlend, el citado aficionado al cine que resulta ser una especie de nexo entre el espectador y el grupo de protagonistas. En contraposición a lo poco carismático de los personajes está lo potente del aspecto de los zombies nazis, que sin llegar a tener ninguna personalidad formada son de un aspecto terrorífico y un alto carisma, destacando al Coronel Herzog, y aunque la cinta se desvíe hacia vías cómicas los zombies no entran en ese juego en ningún momento.

Tommy Wirkola, el director y co-guionista de la cinta junto a Stig Frode Henriksen, dirige su segunda película con pulso, y aunque no deja de notarse el escaso presupuesto de la cinta (no así en el más que digno maquillaje donde seguramente habrán puesto la mayoría de empeño) tiene algunos aspectos bastante correctos como la iluminación en los deslumbrantes escenarios nevados o sobre todo la dirección de la escena cercana al final, sin duda lo mejor de toda la película y lo que la hace realmente disfrutable por momentos en los que se desata completamente. La secuencia donde Martin y Roy se arman hasta los dientes y deciden entrar en la locura de la guerra es una de la secuencias más divertidas y espectaculares del año, suprema, un festivalazo final muy digno, aunque no acaba de justificar la película entera. La película se reserva además algunas secuencias muy logradas como la del tipo cosiéndose su propio cuello, la auto-amputación con la motosierra (que te queda la duda de si era necesaria o no y luego da lugar a una conversación divertidísima acerca de la posibilidad volverse zombie-nazi teniendo descendencia judía). A niveles técnicos la película es correcta sin más, con una música bastante presente con canciones noruegas que dan ritmo a la cinta, unos escenarios sencillos y un guión desprovisto de sorpresas o novedades.

"Dead Snow" es una película muy honesta, no es original pero sí humilde y sincera con sus intenciones desde el planteamiento por lo que no se le puede achacar que se convierta en un producto simple. Lo que sí es verdad es que pese a su sinceridad no se pueden sacar muchas lecturas interesantes u originales de la propuesta y solo queda divertirse con lo que se ve en pantalla sin pararse a meditar mucho sobre ello. Tarda en arrancar y se solicita algo más de acción en el tramo inicial, pero luego se compensa mostrando un divertidísimo tramo final que a la postre es lo más destacable. Desde luego ver a zombies nazis en la nieve es algo sumamente atractivo y la película se regala una sesión de gore, Serie B y risas muy agradecida, por lo que definitivamente entretiene y merece la pena darle una oportunidad, aunque sabiendo, eso sí, que no dará mucho más de sí que lo que plantea en un inicio. No aporta nada al género pero, ¡qué coño!, no hace falta.

Mi puntuación: 5/10.

9 comentarios:

Almas Oscuras dijo...

Excelente Santi. Siempre que leo una de tus reseñas sobre una película que yo también he reseñado... tengo la impresión de quedarme corto :-)

Con Dead Snow me sucede algo que ya me ha sucedido en otras ocasiones. Yo también veo esos defectos que apuntan a su falta de originalidad, personajes planos, defectos de ritmo (efectivamente, arranca tarde), etc...
Sin embargo es de esas ocasiones en los que me permito el lujo de perdonar todos sus pecados a cambio del excelente rato que me hizo pasar. Disfruté muchísimo con la película (pese a sus defectos, que también supe verlos), por lo que mi valoración final es mucho más entusiasta que la tuya. Pero eso sí, siempre asumiendo que estamos ante una película espectáculo... puro entretenimiento (ni más, ni menos...).

saludos

Pablo Martinez dijo...

EXCELENTE RESEÑA!

SALUDOS! me reporto jeje... soy Pablo, te invito a mi blog de opinión de peliculas y musica...

Pasate a compartir la opinión...

Un abrazo!!

PM

Santi dijo...

Gracias Joan, un honor para mí que te pases por aquí ;) .

"Dead Snow" es una de aquellas películas de Serie B que no deben ser objeto de análisis concienzudos ya que su encanto reside en lo cutres que pueden ser y por lo tanto divertidas. En ese aspecto es bastante buena, pero lo malo es que para mí hay fallos que acaban pesando demasiado como para considerarla una película realmente imprescindible (dentro de su mismo género, que conste), como lo que tarda en arrancar, la poca originalidad del desarrollo, etc. Eso sí, obviando los fallos y entegrándose a ella es una película altamente disfrutable, sobre todo en su supremo tramo final. ¡Un saludo y gracias por la visita!

¡Gracias Pablo Martínez! Me alegro que te haya gustado, me pasaré por tu blog ;) ¡Un saludo!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Excelente post, Santi, como siempre. La verdad es que eres exahustivo y muy profesional analizando películas. Enhorabuena (esta vez, en mi último post, he tratado de ser tan exhasutivo como tu jejeje ;)).
La verdad es que cuando uno coge la peli para verla ya sabe lo que hay, así que nadie debería asombrarse. yo eché en falta más zombies y más gore, pero bueno, no estuvo mal del todo.
Saludos

Santi dijo...

Muchas gracias por tus palabras Crowley, ciertamente me ruborizas y me complace muchísimo que esa sea tu opinión de mi trabajo aquí. Ya mismo me paso por tu blog y le doy un vistazo a tu monográfico de Poe en el cine de Corman que tiene una pinta muy interesante y seguro que es mil veces más completo que los míos, desde luego ;) .

Respecto a "Dead Snow", efectivamente no engaña, eso juega mucho en su favor, aunque como dices se echa de menos algo más de violencia (que aunque la tiene quizá falta una pizca más de recreación). Al fin y al cabo entretiene, así que no se puede pedir más.

Un saludo, y muchas gracias por tu comentario.

Sam_Loomis dijo...

Ésta es una que mientras mas críticas leo, más bajo mis expectativas en cuanto a la película. Recuerdo que cuando vi el trailer por primera vez, consideraba que iba a ser todo un evento zombie, ya veo que no es nada del otro mundo.

Aún así, la veré.

Saludos

Santi dijo...

¡Hola Sam Loomis! No cejes en tu empeño, "Dead Snow" merece un visionado por lo atrevido de su argumento y desde luego se pasa un buen rato viéndola. Lo que pasa es que no es la repera, como se esperaba, pero sinceramente es divertida pese a los fallos que tiene, y como le pasó a Joan puedes obviarlos y disfrutar del filme sin pararte a analizarlo demasiado...

Videala y me cuentas ;) .

¡Un saludo!

Fantomas dijo...

Aunque por lo general esta película no recibe críticas muy entusiastas, todos parecen concordar con que "Dead Snow" de todas maneras merece ser vista. Algún día que no tenga nada mejor que ver pueda que me decida por esta cinta.

Saludos.

Santi dijo...

Efectivamente, Fantomas, creo que lo que ha pasado con "Dead Snow" es que nos hemos encontrado con una película algo menos gamberra que lo que esperábamos por su sinopsis. Exceptuando unos 5 minutos cercanos al final de la cinta que son oro puro el resto es demasiado convencional, de ahí que en general haya un poco de decepción, pero igualmente es una película que por su propia naturaleza es divertida de ver porque responde a cada uno de los avatares de las películas honestas y cutres de Serie B de las que nos hemos alimentado toda la vida.

No es que sea una película extraordinaria, pero no se pierde nada viéndola.

¡Un saludo, y gracias por el comentario!

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.