viernes, 25 de septiembre de 2009

"Náufragos", fascismo a la deriva.

Gente confinada, aislada y hambrienta... se masca la tragedia.

En 1944 Alfred Hitchcock ya formaba parte de la historia del cine; por aquellas alturas el Maestro del Suspense ya había realizado algunas de sus obras más célebres como "El Hombre que Sabía Demasiado", "Sabotaje (La Mujer Solitaria)" (y su propio remake americano "Sabotaje"), "Rebeca", "Treinta y Nueve Escalones" y "Sospecha", teniendo más de treinta películas a sus espaldas. Habiendo cuajado su etapa norteamericana con seis películas realizadas para Hollywood —a razón de una o dos películas por año— y tras el éxito de "La Sombra de una Duda" Hitchcock buscó una historia que convenciese a la Twenty Century Fox, y para ello decidió adaptar un relato del escritor John Steinbeck que narraba el martirio de un grupo de supervivientes perdidos en el océano fruto de un naufragio por el ataque de un submarino alemán, "Náufragos".

La séptima película de la etapa americana de Hitchcock gozaba de un planteamiento de una simplicidad extrema pero a la vez estaba provista de una gran dificultad para el director, que debía hacer de una película que transcurría en un solo escenario aislado algo entretenido y original. La historia de Steinbeck (que más tarde quiso que se le retirara de los créditos por algunas referencias racistas —principalmente en referencia al "derecho al voto" de Joe, supongo— y problemas con la adaptación de Hitchcock) mantiene un formato muy teatral, con un bote salvavidas en medio del océano a modo de escenario en el cual los nueve protagonistas deben interrelacionarse a la vez que reflejan inquietudes de la época, en plena Segunda Guerra Mundial. El guión de Jo Swerling, avezado guionista que se dice que colaboró en el guión de "Lo que el Viento se Llevó", necesitó que Ben Hecht, también colaborador en "Cleopatra", reescribiera el final, y aunque no es un argumento complejo sienta las bases de un recurrido y clásico tipo de historia en la que unos personajes variopintos, cada uno representando un aspecto de la humanidad/sociedad, son recluidos en una situación de peligro sin vistas a acabar en breve; gente encerrada y asustada que debe convivir, conspirar, mentir, amar... sacar a flote su auténtica personalidad y sus instintos animales y mostrar la verdadera cara del ser humano. Hay que añadir además un elemento detonante que en este caso, además de estar perdidos en medio del océano, es la llegada de un náufrago alemán cuya identidad e intenciones no tienen muy claras, posicionándose en actitudes extremas respecto a qué hacer con él. Muchas películas han partido posteriormente de un argumento parecido aunque no necesariamente con el océano como escenario, un ejemplo es "La Noche de los Muertos Vivientes" donde un variopinto grupo de personas luchan por salvar la amenaza de los zombies recluyéndose en una casa, o también valdría como ejemplo reciente "La Niebla" (2007) de Frank Darabont, donde una amplia masa pierde la cordura ante una amenaza externa desconocida; solo hay que sustituir la soledad del océano por la amenaza externa y el bote salvavidas por el supermercado para ver que en el fondo la historia es la misma.

"Náufragos", la quinta película que he visto del director tras "Psicosis", "La Soga", "La Ventana Indiscreta" y "Los Pájaros", se rodó en blanco y negro pese a que la idea inicial era rodarla en Technicolor, y su reparto iba a ser en principio enteramente masculino pero finalmente se incluyeron tres papeles femeninos, uno de ellos cabeza de cartel: Tallulah Bankhead. La actriz norteamericana, estrella a finales de los años 20 e inicios de los 30, llevaba más de diez años sin trabajar en Hollywood ya que centró sus esfuerzos en el teatro y de la mano de Hitchcock tuvo la oportunidad de volver al escenario cinematográfico (aunque luego pasaran de nuevo más de diez años sin aparecer en la gran pantalla) protagonizando la cinta en la piel de la cínica y adinerada periodista Constance 'Connie' Porter, sin duda el mejor papel de la película y el que muestra más matices, con una gran evolución durante los 96 minutos que dura. Bankhead ganó por este papel el premio de la crítica neoyorquina a la mejor actriz, y es desde luego la que más brilla en la película, mostrando al inicio su impasible actitud, prácticamente ajena al naufragio aunque gozando de una solidez extraordinaria, y finalmente su desesperación y humanización con su acercamiento a Kovac y el hecho de verse desprovista de todo lo que la alza como una intocable. El resto del plantel está formado por personajes variopintos, cada uno de ellos representa un valor de la sociedad, igual que en "El Señor de las Moscas"; John Kovac, interpretado también estupendamente —aunque algo sobreactuado en ocasiones— por John Hodiak, actor de corta experiencia y gran presencia, es el tipo duro, el "hombre anuncio" como le bautiza Connie, un tipo de clase obrera hecho a sí mismo y proveniente de los bajos fondos que lidera la cruzada contra el nazi y se empecina en capitanear el bote siguiendo como única máxima llevarle la contraria al alemán. Podría representar no solo el orgullo y la desconfianza sino también el desprecio por otras clases sociales, aunque en este caso por las que reprimen, evidentemente. Personalmente creo que uno de los dos actores que más destaca en la cinta es William Bendix como el bueno de Gus Smith (o Schidmt), el bailarín con el que "Náufragos" hace al espectador conectar y sentir lástima por él y su esposa, amantes del baile que desean volver a verse. No tienen desperdicio las escenas en las que bebe el coñac y en las que empieza a sufrir alucinaciones, todo un acierto de personaje que cae bien y que vemos como irremediablemente se lanza hacia el abismo de la locura. El otro actor que destacaría en el plantel masculino es Henry Hull, eterno actor secundario, que como Charles Rittenhouse representa la lógica, el raciocinio, la verdadera intención de aplicar ley y humanidad en el bote salvavidas, siempre con su puro en la boca y sus argumentos por delante; la voz de la razón.

A Willy lo interpreta el actor austriaco Walter Slezak, y también es uno de los actores que brilla en la cinta aunque de forma más discreta. Sobre él gira la principal trama acerca de las misteriosas intenciones del alemán, si realmente piensa salvarlos o es una traición, y es que durante la cinta tenemos la certeza de que aunque sea esta segunda intención la que tiene es la única esperanza que les queda a los ocho náufragos restantes para sobrevivir. A su misma vez Willy representaría la desconfianza y perversidad, aunque durante la cinta tenemos la duda si también refleja la ingenuidad y la bondad. De todos modos la película se estrenó en 1944 (tras muchos retrasos en el rodaje que inquietaron a la Fox) y aquella época no era la ideal para mostrar demasiadas dualidades con respecto a los nazis. Tampoco para poner en duda la funcionalidad de la democracia, y es que el mensaje no fue entendido por el público. La fe es personalizada en Joe, cuyo intérprete fue el primero en formar parte del casting, Canada Lee, que antes de "Náufragos" solo había realizado una película (y que luego no llegó a tener demasiado éxito tampoco). Joe también desprende bondad e ingenuidad y es el enlace con la fe y lo divino en la cinta, pero por ello mismo es despreciado en algún momento, por no aferrarse a lo terrenal cuando debe. Mary Anderson interpreta a la enfermera Miss MacKenzie, quien también representa ingenuidad y sobre todo bondad, no tanto como Joe, desde luego, pero también quiere mantenerse ajena a toda la violencia y conflictos generados en el bote. Su historia pasada también cobra importancia, algo de lo que no todos los personajes gozan en la cinta, y finalmente su historia se vuelve algo más tierna junto a la del también prudente Stanley, interpretado por Hume Cronyn, actor de corta experiencia, rostro llamativo y voz aguda que recibió una nominación al Oscar en el mismo 1944 por "La Séptima Cruz". Heather Angel cerraría el reparto como la Sta. Higley, cuyo breve papel protagoniza una de las escenas más espeluznantes de la cinta, cuando estando en shock sus brazos sujetan a un bebé ya imaginario.

Hitchcock es especialista en hacer parecer fácil lo difícil y hacer parecer difícil lo fácil. En "Náufragos" es capaz de hacer que una película difícil aparente ser algo fácil de rodar, y es que el mérito de rodar en un solo escenario y además minúsculo es tremendo. Con solo ocho personajes más uno es capaz de mantener un buen grado de tensión, hacer que el ritmo no decaiga y se vayan sucediendo inteligentemente los capítulos de la historia de supervivencia de los tripulantes del bote, donde la convivencia, las sospechas y la falta de provisiones y agua pronto hace mella en sus relaciones. El realizador rodó todas las escenas en un set y más tarde añadió transparencias del mar y el cielo, y acostumbrado a innovar con técnicas de rodaje consiguió que la fotografía del film se adaptase a la teórica hora real que transcurre en la historia. De hecho una de las tres nominaciones que la película recibió fue a la Mejor Fotografía (en Blanco y Negro), mientras que las otras dos fueron para el Mejor Guión y Mejor Dirección, la forma de premiar el esfuerzo de Hitchcock en la cinta. No se llevó ninguno de los premios a los que optaba ("Siguiendo mi Camino" y "Laura" le arrebataron los galardones), y su nominación a la Mejor Dirección fue la segunda de las cinco a las que el Maestro del Suspense optó durante toda su carrera, un premio que siempre se le negó y que demostró merecer en más de una ocasión. Premios aparte, Hitchcock hace un trabajo excepcional, en ningún momento la cámara abandona el interior del barco y en toda la cinta no hay ni una nota musical, exceptuando las que la flauta de Joe emiten o Willy cantan o las de los títulos de crédito iniciales, un ausencia de música a favor del sonido ambiental y el realismo que funciona perfectamente, logrando esa sensación de soledad, desamparo y abandono tan adecuada para la cinta. Otro de los méritos de Hitchcock es comprobar cómo se las ingenió para realizar su habitual cameo, algo harto difícil teniendo en cuenta que la acción transcurre en un bote salvavidas alejado de toda civilización, así que introdujo una escena en la que uno de los personajes lee un periódico en el que Hitchcock aparece en un anuncio de un producto adelgazante como el "Antes y Después".

Hitchcock demostró su maestría una vez más con esta cinta, y aunque su mensaje de unión entre los aliados no fue bien interpretado puede recibir lecturas más llanas que hacen disfrutar igualmente de la película. De hecho, fruto de la incomprensión Hitchcock se decidió a realizar dos cortometrajes propagandísticos de la IIGM en ese mismo año: "Bon Voyage" y "Aventure Malgache", y un año después se decidiría a seguir con otra de sus películas más recordadas, "Recuerda", y es que a Hitchcock aún le quedaban muchas obras con las que demostrar su infinito talento. "Náufragos" es una película sencilla, con partes sobrecogedoras y trágicas, un retrato del ser humano que puede recibir varias lecturas y que es capaz de generar tensión, odio y lástima a partes iguales, con una inconmensurable Tallulah Bankhead que se come la pantalla y un trabajo en la fotografía y el sentido del ritmo magníficos. "Náufragos" es una película con un mérito titánico, de formato teatral, grandes interpretaciones y situaciones tensas, todo realizado de forma discreta, y es que cuando el espectador encuentra sencillez en una cinta de Hitchcock... seguro que en realidad no la hay.

Mi puntuación: 7/10.

14 comentarios:

Pablo Martinez dijo...

Jeje escribiste algo amigo??? jaja... excelente la reseña... de verdad, se nota que te esmeraste.

Te espero en mi blog para que comentes la última crítica ;)

Saludos!!!!

PM

Dr. Quatermass dijo...

Hace siglos que no veo esta cinta, pero un anyo u otro tendre que repasar la filmografia del maestro. Ocurre que me meti mucho en su cine hace bastantes anyos y ahora esncuentro mayor estimulo en otras propuestas, pero a todo se vuelve.... No la recuerdo como las que mas me impactaron, pero sin duda es una buena cinta sobre todo teniendo en cuenta el formato teatral, del que por cierto salieron mejores obras como La Soga.

Me gusta tu nueva cabecera "sospechosos habituales" que gran cinta.

Saludos!

Santi dijo...

Gracias por tus palabras Pablo Martínez ;) . Me pasaré por tu blog.

Quizá te satuaraste de Hitchcock, Dr. Quatermass. Ya pasa cuando ves demasiado un género o una clase de películas o de un mismo director en poco tiempo; a mí me gusta siempre ir variando de películas, de hecho la tengo casi como una regla de oro no escrita, la de no ver dos entregas de una misma saga seguidas o ver dos películas similares hasta pasados unos meses... Así se evitan saturaciones.

Como dices, de las pocas que he visto yo "Náufragos" no es la mejor (ya te digo que solo he visto "Psicosis", "La Soga", "La Ventana Indiscreta", "Los Pájaros" y esta "Náufragos") y sin duda si hablamos de formato teatral "La Soga" le gana por goleada (realmente me gustó muchísimo esa película, ¡que propuesta más brillante de principio a fin!). Eso sí, "Náufragos" pone de manifiesto el talento del Maestro del Suspense y tiene una serie de escenas absolutamente brutales, como la de la mujer que se tira por la borda (fuera de plano), la amputación o el linchamiento... soberbio.

Acerca de la cabecera, ¡es dinámica! :D La de "Sospechosos Habituales" (a la que hace casi un año dediqué una reseña pues se puede decir que e smi película favorita) es solo una entre 16, incluyendo "El Resplandor", "No es País para Viejos", "Están Vivos", "El Viaje de Chihiro", "Platoon", etc. Cada varios meses cambio la tanda por otras 16, pero cada vez que se refresca la página la firma cambia aleatóriamente. Me alegra que te haya gustado la de "Sospechosos Habituales" ;) .

Un saludo, y mil gracias por el comentario. ¡Por cierto, felicidades por tu selección en el TOP-10 final de Mundo Cinefilia, realmente te lo mereces, eres la creme de la creme!

Dr. Quatermass dijo...

Jaja no me habia dado cuenta, que gran idea la cabecera dinamica. Si me permites la recomendacion, puedes seguir con "El hombre que sabia demasiado" (version anyos 50 -hay dos versiones de esa peli-) y como no "Con la muerte en los talones", dos masterpieces.

Gracias por los alhagos, se hace lo que se puede.

Saludos!

Fantomas dijo...

Una de las joyas olvidadas del maestro Hitchcock. Yo hace bastante tiempo la reseñé, pero no hice un análisis tan profundo como el que tu realizas. Mirando tus reseñas, es fácil pensas que tu debes ser uno de los blogueros que más tiempo dedican a escribir sus reseñas.

Felicitaciones por tu buen trabajo,
Saludos.

Santi dijo...

Dr. Quatermass, me apunto las dos obras que mencionas, sobre todo tengo en el punto de mira la mítica "Con la Muerte en los Talones", ¡aunque con el cine de Hitchcock hasta la obra más modesta acaba resultando una perla!

Y todos los halagos son pocos compañero ;) .

Buenas Fantomas, efectivamente esta película es una de aquellas películas conocidas como pequeñas joyas del director británico, uno de sus primeros proyectos en EEUU con los que mostró su valía a los yankees. Por cierto, mira que normalmente trasteo los blogs que habitualmente visito para saber si han comentado alguna película de las que publico mi opinión, y se me debe haber escapado tu reseña de "Náufragos", que cosa más rara. Enseguida me pasaré por ahí parar ver tu seguramente extraordinaria opinión. Y no es por pelotear ni devolver los cumplidos, pero coño, ¡que tú y el Dr. Quatermass tenéis unos blogs de aúpa! De lo mejorcito que he encontrado en la blogesfera, de todo corazón. Gracias por tus palabras, son todo una honra para mí y una inyección de energía.

Gracias a ambos por los comentarios, ¡abrazos!

Dr. Litos dijo...

Saludos oh Santi, maestro de la reseña y del visionado fílmico! Me ha sorprendido descubrir que pese a haber visto la mayor parte de los clásicos del maestro Hitchcock (uno de mis directores favoritos de todos los tiempos), todavía no he visto ésta... una asignatura pendiente que me presto a subsanar cuanto antes.
Espero que reseñes algunas más, que sí podré comentar bien a gusto.

Hablando de todo un poco, ¿queda mucho para que comentes "Malditos Bastardos"? Tengo mucha curiosidad por conocer tu opinión...

Un saludo compañero, a ver si me pongo las pilas y empiezo a comentar películas en mi blog ahora que se está volviendo más abierto al público no-científico... aunque con toda la peña que se pasa por aquí y los blogs que se gastan, dudo que sea necesario aportar algo más... un saludo también para el otro Dr., Fantomas, y compañía ;)

Santi dijo...

¡Hombre, mi querido Dr. Litos! Buenas maestro de lo molecular, la verdad es que como comentábamos "Náufragos" es una de aquellas películas del Maestro del Suspense de las que no se ha oído mucho hablar pero que siempre está presente en las listas de lo mejor del director. Merece la pena verla porque explora una faceta de Hitchock que se le daba de muerte: el formato teatral.

Y tranquilo, que todo lo que vea del realizador pasará después por Videa bien...

Acerca de "Malditos Bastardos" la vi ayer mismo-- mejor dicho, la DISFRUTÉ ayer mismo, porque de verdad que pasé un rato cojonudo con esta gran gamberrada de Tarantino. Ahora estoy comenzando a preparar el escrito (tengo mucho que decir :D ), aunque antes debo publicar las impresiones de otro estreno que he visto recientemente; mañana lo cuelgo.

Un abrazo, maestro, a ver si tu ¡Jindetrés, sal! se moja con el cine, que seguro que sacaremos petróleo de ahí. ¡Nos leemos fiera, gracias por el comentario!

manurhill dijo...

Sin duda otra gran película del maestro, de hecho casi todas lo son aunque hay algunas excepciones en su etapa inglesa como "Lo mejor es lo malo conocido", pero yendo a naúfragos sin duda el orondo director además de mostrar una vez más su maestría técnica. Todos los actores cumplen pero me encanta el papel del alemán Willy que tras una tormenta asume el protagonismo al frente del bote y se convierte en el líder, el único que parece tener capacidad para maniobrar la embarcación, y llevarlos a algún sitio seguro, aunque este sea en las manos del enemigo. Paradoja política de Alemania. Tal es su prepotencia que incluso entona canciones alemanas y ejerce una especie de papel que seguro a Hitchcock le encantaba el de "voyeur", mientras la tensión entre los pasajeros crece en la misma medida lo hace el hambre, un maquiavelo a bordo.


Saludos

Santi dijo...

¡Buenas manurhill! Que alegría leerte. Nunca había oído hablar de "Lo Mejor es lo Malo Conocido", aunque siendo del Maestro del suspense no creo tampoco que sea para echarse las manos a la cabeza :D .

Efectivamente, "Náufragos" es garbo en la dirección y en la técnica, y el personaje clave no es Connie ni ningún otro inglés, el clave de verdad es el alemán, Willy, que empieza siendo un completo desconocido y evoluciona (bueno, no es que evolucione, es que nos vamos dando cuenta de cómo es en realidad) hasta lo que acaba siendo el factor más terrorífico de la cinta. Si te digo la verdad no había descubierto la metáfora que comentas, aunque es evidente que hay varios mensajes ocultos en ese bote salvavidas. La imagen de Willy remando poderosamente mientras los demás desfallecen es algo realmente icónico en la cinta, una película hiper-sencilla y realizada con gran maestría.

Un saludo manurhill, me alegro mucho de verte por aquí ;) .

manurhill dijo...

Hola de nuevo "Lo mejor es lo malo conocido" también se la conoce como "Rich & Strange" y siempre me ha parecido la película más floja del Maestro, un mensaje de fondo moralista sobre el matrimonio, la inclusión de imágenes de documentales y unos actores sin carisma. Tiene algún buen momento, pero el conjunto falla. Aunque ande un tanto desconectado de la actualidad, me paso por aquí es un placer leer a alguien que escribe sobre lo que le gusta.


Saludos

Santi dijo...

Pondremos entonces "Lo Mejor es lo Malo Conocido" algo más abajo que las demás en la lista de preferencias... Eso sí, hace tiempo que tengo entre ceja y ceja "Con la Muerte en los Talones", así que seguro que es la próxima que veo del Maestro del Suspense.

El placer es mío por que te pases por aquí, manurhill, sabes que siempre serás recibido con trompetas y alfombras rojas ;) .

¡Un abrazo!

Von Kleist dijo...

Buenas Santi

Acabo de ver esta reseña, y como yo también comenté en mi blog no hace mucho "Naufragos" la tengo reciente. Creo que como dices Hitchock hizo fácil lo dificil: sacarle un tremendo partido a una historia que en manos de otro realizador, habría derivado probablemente en un previsible tostón.

Aqui Hithcock no solo se las arregla para mantener la tensión en un minúsculo escenario sino que regala un par de secuencias magistrales "marca de la casa": el corte de la cuerda que mantiene atado al bote el cuerpo de la mujer suicida, o la de la amputación de la pierna del marinero herido.

Y también dio muestras de su misoginia en el tratamiento del personaje de Connie Porter. Una mujer altiva al principio del film y que progresivamente se va desprendiendo (literalmente) de todos sus oropeles morales y físicos.

En definitiva, una muestra mas del genio inigualable del "mago del suspense".

Saludos y nos vemos por los blogs!!!

Santi dijo...

¡Buenas Von Kleist! Ya vi que la comentaste en tu blog, ya, incluso estuvimos hablando de ella en los comentarios. Como bien dices Hitchcock demuestra el porqué de su etiqueta de "maestro", y se saca de la manga una gran película con 1 escenario y 4 actores. Desde luego la tensión y el suspense es su gran fuerte y aquí lo demuestra.

Las dos escenas que comentas son sobrecogedoras, cómo con planos sencillos es capaz de depsertar emociones en el espectador. Increible.

La evolución de Connie también es un hito, una metáfora excelentemente construida.

Yo no la consideraría tampoco obra maestra, para mí es una buena película sin más, pero hay que reconocerle el mérito al realizador, su forma de aplicar sus conocimientos y sentido artístico es asombroso.

Un saludo, gracias por el comentario ;) .

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.