viernes, 26 de diciembre de 2008

"Dead Set", la audiencia ha decidido... que comience el apocalipsis zombie.

Zombies rápidos y letales en una atrevida miniserie inglesa sin censura ni tapujos y con muchas entrañas y tensión.

Noche de expulsiones en la enésima edición del Gran Hermano inglés (Big Brother), el público ruge de emoción a las afueras de la casa esperando al concursante que deba abandonar la casa. Quedan 7 participantes, pronto serán 6, y los tres nominados son un nudo de nervios que esperan el veredicto de los espectadores. Mientras el concursante expulsado abandona la casa llega el auténtico veredicto del público: una horda de zombies enloquecidos extienden la infección entre la muchedumbre agolpada en los estudios, mientras los concursantes no se percatan de nada; pronto se darán cuenta que se acabó el show y empezó la carrera por la supervivencia. Es hora de cerrar las líneas.

"Dead Set" es una miniserie emitida en 5 días consecutivamente a finales del mes de octubre en el Reino Unido por el Canal E4, 5 episodios de los cuales el primero dura 45 minutos y el resto 23, por lo que en total puede verse como una película de 2 horas y cuarto, y narra las vivencias de los concursantes del GH inglés y de algunos miembros del staff que intentan comprender, superar y sobrevivir al apocalipsis que en cuestión de horas ha arrasado todo el Reino Unido, convirtiendo a conocidos, amigos y familiares en asesinos descerebrados y encolerizados que buscan alimentarse y matar a todo aquel que se les cruce; lo que vienen a ser zombies hechos y derechos. Ojo, zombies según la reinvención de Danny Boyle ("Sunshine", "Trainspotting") en 2002 cuando la excelente "28 Días Después" irrumpió en las salas y estableció un nuevo tipo de zombies que se diferenciaban de los creados por el padre del género, George A. Romero, por una simple y significativa diferencia: los zombies no eran sonámbulos andantes lentos y torpes sino que eran capaces de correr con lo que la amenaza era mucho mayor y más terrorífica. Danny Boyle ha apuntado más de una vez que sus "zombies" no son zombies, sino infectados por un virus de la rabia mutado, pero este tipo de criaturas se reafirmaron dos años después en un curioso remake dirigido por Zack Snyder ("300", "Watchmen") del clásico de Romero "Zombi", llamado "Amanecer de los Muertos" (2004), donde el estilo de la película de Boyle impregnó con su velocidad a los zombies (ahora sí) en una excelente película que versionó el film original de forma completamente libre y lo logró con un tremendo éxito de crítica y taquilla, lo que resucitó el género del cine de zombies en esta primera década del s.XXI. A "28 Días Después" y "Amanecer de los Muertos" debemos el resurgimiento de este cine tan amado por los aficionados del cine de terror y Serie-B que durante los 70 y 80 tuvo su mayor auge, y es que a partir de estos dos films se han multiplicado las producciones y la presencia de zombies en el cine y la televisión en los últimos años, como por ejemplo la secuela de la película de Boyle "28 Semanas Después" y otros proyectos más discretos como "Flight of the Living Dead", "Fido", "Planet Terror", "[REC]" (con zombies de todas las variantes), etc. y varios episodios en series de televisión como "Masters of Horror" y "Fear Itself", también con un variado catálogo de zombies. No solo la velocidad ha sido un valor añadido en los zombies, incluso hay películas donde se permiten ser algo inteligentes (e incluso votar, como en el episodio "Homecoming" de "Masters of Horror") y la velocidad de la infección puede ser más lenta o más rápida. En el caso de "Dead Set" son zombies rápidos, sin inteligencia, no son capaces de nadar, ni abrir una puerta, y la velocidad de infección es media/rápida, según dónde sea la mordedura.

¿Es el fin de los zombies lentos? No lo creo, ahí sigue dando caña Romero con "La Tierra de los Muertos Vivientes" y "El Diario de los Muertos" (y ahora preparando otra más titulada —atención— "...of the Dead") o Robert Rodríguez en la nombrada "Planet Terror" y no todos se han entregado aún a la aceleración de estos míticos seres sin alma, pero es innegable el éxito del estilo instaurado por "28 Días Después" y reproducido en multitud de producciones que no solo han adoptado el aspecto y cualidades de los zombies en sí sino características técnicas y artísticas como el movimiento agitado de cámara, el grano y textura de la cinta (gracias a la innovadora filmación con cámara digital), que han pasado a formar parte intrínseca del cine moderno —podríamos denominarlo así a estas alturas— del nuevo y resucitado (nunca mejor dicho) cine de zombies.

Pese a las modificaciones de la nueva era de terror hay cosas que no cambian nunca, y en "Dead Set" están tan presentes como en otras producciones; por ejemplo, se repiten escenas vistas una y otra vez en otras películas que siguen sabiendo a gloria, como ver hordas de zombies amontonándose en cercados, furiosos y ansiosos por comer y matar, también se ve reflejada la lucha singular de cada persona, hombres y mujeres corrientes que tiene una historia de supervivencia propia, su propio drama particular, uno entre millones, y que han tenido que adaptarse y sobrevivir con lo que han tenido a su alcance, sin olvidarnos además de claros tópicos como que el verdadero y definitivo peligro no son los zombies, sino los mismos vivos, los seres humanos con los que en teoría se debe congeniar para sobrevivir. Nosotros somos el principal peligro al que enfrentarnos, los zombies no son más que una excusa contra la que podemos luchar y vencer ya que somos superiores en todo menos en el número, pero aún así siempre acaban venciéndonos y masacrándonos debido a nuestra falta de comunicación y acuerdo y al eterno conflicto de intereses, al puro egoísmo e individualismo al que nos enfrentamos diariamente. La miniserie es una estupenda alumna de "28 Días Después" y así lo muestra en cada fotograma con su fotografía e imitando el epiléptico movimiento de cámara que inyecta una buena dosis de tensión, realismo y frenesí a la acción, pero que sería mucho más aceptable y estimable si no fuese tan mareante y caótico ya que incluso impide ver lo que realmente sucede en pantalla y, aún peor, produce una sensación de mareo que no creo que nadie demande cuando ve una película. Este movimiento espasmódico es una dolencia que viene sufriendo últimamente el cine de terror y el de acción, y quizá es una buena idea en su concepto, pero en su aplicación debería considerarse el no abusar de ello y moderar los movimientos para que el espectador no acabe desconectando de lo que ve en pantalla. Dejando de lado eso, la dirección de "Dead Set" es realmente cojonuda, los juegos de luces y el planteamiento de los planos son de una calidad asombrosa. Definitivamente, la televisión no tiene nada que envidar a las mejores producciones del cine. El complejo de inferioridad de la TV frente a la gran pantalla ha desaparecido por completo.

Esta miniserie es un proyecto atrevido, ya que cualquier película/serie de zombies que se precie tiene que tener unas dosis de entrañas, sangre y gore que difícilmente todo el mundo puede aceptar. La piedra angular del cine de zombies está basada en la violencia explícita y "Dead Set" supera con nota este apartado, y es que el hecho que se emita en TV no ha sido un hándicap en este aspecto como podría sospecharse en un principio (ya que es un hecho que en TV se es muy estricto con la violencia y el sexo). Cuellos rasgados, tripas arrancadas y desmembramientos en primer plano hacen las delicias del aficionado, e incluso se permiten el lujo de homenajear aquella famosa y mítica muerte del Capitán Rhodes en "El Día de los Muertos" de una forma espectacular y sin cortes, en la que es sin duda es la mejor (y más adecuada) muerte de la miniserie y un momento para el recuerdo. Y esa no es la única referencia a la saga de George A. Romero, se reservan un «Vienen a por ti, Bárbara.» refiriéndose a la frase del hermano de la protagonista en "La Noche de los Muertos Vivientes". Ya que en cuanto a gore cumple con creces, la miniserie se recrea en una ristra de escenas definitivamente espléndidas, como el ataque inicial a las instalaciones del Gran Hermano con la canción "Grace Kelly" de Mika de fondo, realmente espectacular, o el momento en el que Kelly, la protagonista (o una de ellas, vaya) revienta literalmente la cabeza a un zombie con un extintor. Además la miniserie está bastante bien pensada y el guión muy cuidado, ya que utilizan una serie de personajes que facilitan la fluidez a la hora de desencadenarse las desgracias, como por ejemplo la forma de hacer entender a una gente aislada en un programa de TV que todo el mundo se ha infectado con un virus y han sido convertidos en zombies sin que crean que es una broma. Situaciones verosímiles y hasta impregnadas de un humor negro se suceden, como el episodio con los policías dónde dejan ir con una advertencia a Space (de nuevo el cuerpo de seguridad que debe proteger a los ciudadanos se ve reflejado como el primero en darle la espalda), o el momento en el que una de las integrantes del concurso, Veronica, se muestra más preocupada porque nadie le vea en televisión que por el hecho de que se haya desatado un cataclismo mundial.

Comenzar a ver esta serie sin saber de qué va puede ser increíble, como me pasó a mí con "28 Días Después", momento en el cine que no olvidaré nunca ya que no sabía ni el argumento del film cuando me topé con una desértica Londres y seres encolerizados tras el desprevenido protagonista, y es que el factor sorpresa puede jugar muy a favor de "Dead Set", que comienza como un Gran Hermano típico y acaba con una bacanal de sangre que convence al aficionado porque se nota que se ha puesto toda la carne en el asador, porque es evidente el mimo con el que se ha tratado la producción y la cantidad de detalles en los que se ha reparado. Incluso han contado con cameos de antiguos participantes del concurso, o la misma presentadora Davina McCall que tiene un destacado papel durante buena parte de la trama. Por cierto, la trama se desarrolla en tres facciones que acaban confluyendo: la de Kelly y los participantes del concurso que intentan sobrevivir dentro de la casa, que resulta ser la mejor fortificación, también está la tremenda historia del novio de Kelly, Riq, y Alex, que intentan huir hacia la costa, y para acabar la de los odiosos Patrick y Pippa, que están encerrados en una pequeña habitación sin poder salir ya que han sido acorralados. Las tres historias son muy interesantes, intensas y llenas de emociones, y destacaría la resolución de la historia de Alex y Riq, totalmente desalentadora.

Una miniserie imprescindible, fantástica en todos sus aspectos y digna de compararse a las mejores películas de zombies en la actualidad, completa en todos sus aspectos y cuidada al detalle, muy interesante. Una cosa que tiene "Dead Set" es algo que también ha sido muy bien explotado en las películas de Danny Boyle y Juan Carlos Fresnadillo (el director de "28 Semanas Después"), y es que sabe sacar partido a la situación y provocar secuencias de máxima tensión, como la terrorífica escena a oscuras en la carretera o cualquiera de las persecuciones delante de las diabólicas y espídicas criaturas que buscan sangre. Así que si buscáis terror y tensión, esta es vuestra oportunidad. Me quedo con una imagen, la que cierra la miniserie que culmina un glorioso clímax final, de lo más bruto, y es la sala de control donde podemos ver lo que queda dentro de la casa de Gran Hermano en la cual anteriormente la gente podía ver telebasura sin imaginarse la catástrofe que estaba por venir. Quién sabe si la próxima noche de nominaciones en Gran Hermano será la última... por si acaso id preparando armamento y provisiones, vaya a ser que nos coja desprevenidos.

Mi puntuación: 9/10.

5 comentarios:

Charlon dijo...

Yo tampoco creo que sea el fin de los zombies lentos y torpes. Al menos eso espero.


Es agradable que de vez en cuando se hagan cosas como esta mini(gran)serie.

Santi dijo...

Es muy agradble ver producciones como esta Charlon. Además ahora hay otra miniserie recién acabada, "Survivors", que no trata de zombies pero sí de los seres humanos pasando apuros por un virus catastrófico. Habrá que echarle el ojo.

Por cierto, que se me olvidó comentarlo, si queréis un blog cojonudo acerca del cine de zombies y todo lo que le rodea, imprescindible: Amanecer Zombie. Un señor blog como la copa de un pino. ¡Pasaros por él!

Asprogen dijo...

Lo mejor que se ha dado el 2008 en cine de zombies, tras la brutal desilusion que supuso el remake de "Day of the dead" y lo chunga que resulta la otra miniserie del genero, "The zombie diaries" (no confundir con los diarios del maestro Romero)

Feliz año a todos tus lectores y en especial a ti, Santi.

Asprogen dijo...

Ah, se me olvidaba una curiosidad de esta serie.
La presentadora, (SPOILER -que tantos problemas da en su "zombie_mode"), es Davina McCall, haciendo de si misma, pues es la unica presentadora en las n ediciones que han hecho de eso en GB.

Segun la wikipedia, la tipa se baso en el T1000 de Terminator 2 para sus movimientos. No se, creo que sigo prefiriendo a Shirley Manson para esos menesteres...:-)

Hay un porron de cosas en laweb http://www.e4.com/deadset/

Hala, a pasarlo bien :-)

Santi dijo...

Lo del remake de "El Día de los Muertos" fue de escándalo. Me la bajé y eché un vistazo por encima, y tras aguantarme el vómito y la risa simultáneamente la tuve que quitar. Por Dios, me quería arrancar los ojos de las cuencas.

Lo de la presentadora, como he comentado en el artículo, es uno de los varios cameos de la miniserie. Puede ser muy curioso verla pensando que estás viendo una edición del Big Brother y toparte con lo que se topan los protagonistas. Esa es la forma en la que se deberían ver todo este tipo de producciones, recibiendo la misma sorpresa que los personajes.

Con respecto a lo de Shirley Manson no me pronuncio... que estoy con "Terminator: The Sarah Connor Chronicles" que me haré el hara-kiri XD.

Feliz año Aspro, a ti y a todos los que se pasan por aquí. En breve colgaré un repaso de lo que ha dado de sí el blog en 2008. Gracias por el comment ;) .

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.