viernes, 5 de diciembre de 2008

"Prison Break" [4x13] Dead or no deal.

Treceavo episodio de la cuarta temporada, "Trato o no", que aclara ligeramente lo ocurrido tras el espectacular final del anterior episodio y que comienza otra línea diferente respecto a la que ha estado siguiendo esta temporada. Se empiezan a redefinir bandos, a alinear persecuciones y a pasarse el dominio de la situación entre unos y otros, todos tienen algo que los demás necesitan. Hay trapicheos, muertes, como es habitual (afortunadamente esta serie no tiene reparos a la hora de matar a personajes; la cuenta de esta temporada asciende ya a...) y desde luego mucha mala leche, más que nunca.

Mientras el grupo de Scofield aún está en shock por la traición, Self esconde el cadáver de Miriam Holtz y va a por T-Bag, al que lo único que le salva es saber dónde puede estar Gretchen, ya que por lo visto Self la necesita para poder conseguirle otro comprador para Scylla, ya que los chinos han muerto (por eso le preocupaba a Self en el anterior episodio que Holtz matara a Feng). A simple vista durante el episodio lo que nos muestran es que el motivo para que Self traicionase a Scofield y compañía es simplemente el dinero, pero sigo pensando que hay algo más detrás ya que se nos ha mostrado una faceta de Self que aún no ha sido desvelada, acerca de la mujer cuya foto tiene en su despacho, su alianza y el mensaje de su buzón de voz. Self llama a su jefe en Seguridad Nacional, Herb Stanton, y simula un tiroteo donde supuestamente mueren Holtz y él mismo, avisándole antes de "morir" que fueron Burrows y Scofield quienes les tendieron una trampa, por lo que mientras Self escapa Seguridad Nacional mantendrá entretenidos a los hermanos e incluso se hará pasar por muerto. T-Bag accede a ayudar a Self (evidentemente) y se da una escena bastante graciosa cuando mientas van en coche T-Bag habla sin parar a Self acerca de la "obra maestra" de engaño que ha hecho con Scofield, mientras él estaba en su despacho los demás trabajaban para él, conversación que se zanja con un divertido T-Bag callándose ante una pistola apuntándole a la cara («Sé cuándo debo callarme»).

Self y T-Bag se dirigen a casa de Rita, la hermana de Gretchen, y la toman a ella y a su hija Emily (hija de Gretchen y el General Krantz, no lo olvidemos) como rehenes. En ese momento el grupo de Scofield conjetura acerca de los motivos de la traición de Self. Creen que es posible que trabajase solo y no con Seguridad Nacional, ya que mantuvo toda la operación en secreto con la excusa de no levantar sospechas con La Compañía cuando en realidad lo que quería era cubrir sus huellas. Herb Stanton llega al almacén justo a tiempo para que Scofield, Burrows y los demás abandonen el lugar, y descubren que no solo La Compañía va tras ellos sino que Seguridad Nacional les busca por matar a dos agentes y robar Scylla. Scofield decide no seguir huyendo, opción que escogió hace tiempo cuando dejó ir aquel avión en la segunda temporada, y aunque Sucre quiere huir a México y Burrows no quiere volver al pabellón de la muerte, Scofield, que sigue necesitando urgentemente un médico, decide acabar lo empezado y llevar todo el asunto hasta el final. Deciden entonces hacer algo desesperado que en el pasado hubiera sido imposible, llamar a Gretchen para pedirle ayuda y recuperar Scylla. Gretchen acuerda una reunión con Scofield y luego la psicópata recibe la llamada de Self amenazándole con matar a su hermana y su hija. En su casa le esperan T-Bag y Self con sendas pistolas apuntando a su familia, y le dice a Self dónde y cuándo ha quedado con Scofield para que él le dé el chivatazo anónimo a Seguridad Nacional y vayan a por ellos en el lugar acordado, por lo que Scofield creerá que es una traición de Gretchen.

Seguridad Nacional tiende la emboscada a Scofield, en la huida atrapan a Lincoln, y después llama furioso a Gretchen que le pasa con Self, que se mofa de Michael y le sigue agradeciendo el trabajo hecho. Mientras, la historia de amor entre Sara y Michael se complica debido a que éste está obsesionado con La Compañía hasta el punto de ponerla por delante de su salud, y Scofield manda a Sucre, Sara y Mahone a una estación de autobús para huir y dejar el asunto solo en manos de Burrows y él. Herb Stanton, el senador Conrad Dallow y el sheriff federal Richard Sooter tienen a Lincoln y le ofrecen un trato a él y su hermano a cambio de que testifiquen en contra de Self, ya que han encontrado en su ordenador unos archivos sin borrar que evidencian su traición: un nuevo alias y número de la seguridad social, una cuenta en las Islas Caimán, tarjetas de crédito y rutas de vuelo para marchar del país al día siguiente. La inmunidad a cambio de que todos declaren o la prisión si no aceptan el trato. Scofield desconfía y va él solo con su hermano, y efectivamente no existe tal trato, ya que el senador y Stanton no pueden permitirse que salga a la luz el fracaso de una operación que se mantuvo en secreto y no tuvo la aprobación del senado, lo que no sólo significaría el fin de sus carreras profesionales sino que también podría comportar una larga condena entre rejas. Herb y Dallow acuerdan matarlos a todos para que no salga a la luz, ya que esa operación solo la conocían Herb Stanton, Self, el senador Conrad Dallow, Holtz y el grupo de Scofield, por lo que todo quedaría sellado con la muerte del grupo de Fox River. El sheriff federal Richard Sooter busca a los hermanos para aclarar el asunto de la prisión de máxima seguridad donde deberían estar recluidos, y también está allí en el almacén, pero en realidad es un hombre del General que mata a Stanton cuando va a disparar a Scofield. Era evidente que el General no se iba a cruzar de brazos, y tras fijar objetivos decide infiltrar a un hombre en Seguridad Nacional para ver qué hace Herb Stanton, el jefe de Self. Entre tanto el General Krantz no se anda con chiquitas, y cuando Scuderi pone en duda su capacidad de mando éste le mata de un disparo delante de todos con una frialdad absoluta, lo que deja muy afectada a su hija Lisa Tabak.

Sucre y Sara no son capaces de irse y abandonar a Scofield, y vuelven en su ayuda al almacén. Sucre consigue desarmar a Sooter y Lincoln no se lo piensa ni medio segundo cuando le coge la pistola y lo mata a sangre fría. Esto es lo que se dice un antihéroe en toda regla, le consume la venganza. Tras tantas muertes solo quedan dos personas que saben de la operación: el senador Dallow y Self, y uno de ellos lo tiene en su poder el grupo de Scofield. Pero éste se va sabiendo que hará que todo lo que sucedió en ese almacén desaparezca, lo cual interesa también a Burrows, Scofield y cía. Todos han vuelto a unirse, pero ¿Mahone se ha largado?

Mientras, Self busca nuevo comprador y Gretchen le comenta que no hay mucha gente a quien le pueda interesar comprar Scylla, ya que nadie sabría qué hacer con ella con la excepción de unas 5 personas en el mundo. Parece que Gretchen tenía a un comprador, Vikan, que es solamente un intermediario. Self y Gretchen se van a buscarlo mientras T-Bag se queda con Rita, y ésta le da dos buenos guantazos a su hermana repitiéndole «¿Cómo has podido?», por haber puesto en peligro a su hija y a ella. Finalmente Gretchen no es tan insensible como parece ya que aún le importa lo que le pase a su familia. Self está a punto de hacer matar mediante T-Bag a la hermana de Gretchen por vacilarle y por no recibir noticias del comprador, cuando el tal Vikan da señales de vida. Por cierto, el actor que interpreta a Patrick Vikan es Mark Pellegrino, el actor que interpretaba a Paul Bennett en "Dexter", el ex-marido de Rita. Cuando están haciendo la venta Self descubre el significado de las palabras de Scofield al teléfono cuando le dijo que "no iría a ninguna parte", ya que Michael se guardó un As en la manga cuando le dio Scylla (para cubrirse las espaldas por una posible traición), es decir que se quedó una parte del dispositivo que escondió en el almacén, un pequeño botón que hace que Scylla esté incompleta: y no pueda venderla. Self llama a Scofield una vez más para decirle que le devuelva la parte que falta de Scylla, y el episodio termina con la amenazante, gloriosa y triunfante frase de Scofield: «Ven a buscarla».

Es decir, parece que la intención de Self era simplemente vender Scylla, y la cara de tonto que se le ha quedado cuando se ha anulado la venta ha sido similar a la de psicópata que puso cuando mató a Holtz al final del anterior episodio. La Compañía aún no se ha rendido, pero por lo menos Seguridad Nacional no estará metida en el meollo por lo menos por ahora, para salvar el culo del senador. Por otro lado está por ver el contraataque de Scofield y la reacción de Gretchen, que no creo que soporte mucho tiempo más el tener a su hermana e hija como rehenes. La semana que viene el episodio 14, "Just business".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.