domingo, 1 de noviembre de 2009

"Tango y Cash", sociedad (i)limitada.

Stallone y Russell en la alianza perfecta. ¡Una película de colegas capital!

El cine de acción ochentero-noventero es uno de aquellos géneros que está acotado por definición no solo por sus características narrativas sino también por haber surgido en un plano temporal concreto, en este caso principalmente en la segunda mitad de la década de los 80' y primera de los 90'. Aquel cine honesto, irreverente y plagado de alegres y agradables tópicos fue muriendo hace tiempo (aunque aún queden titanes de la época que luchen por sobrevivir) y dejó tras de sí un legado irrepetible que ha marcado a una generación. Este incomprendido género tiene la mala fortuna de no ser del todo aceptado o debidamente apreciado por generaciones demasiado mayores o demasiado menores, pero lo que es innegable es su capacidad de entretener y su completa sinceridad, humildad y ausencia de pretensiones. Una característica imprescindible del cine de acción de los ochenta-noventa es la cantidad de tópicos que han llenado todos los guiones de dichas películas y que se han ido repitiendo incesantemente para deleite de los aficionados a este gamberro género. Uno de los tópicos más explotados y que han generado cantidad de películas por sí mismo es el de la pareja de detectives (normalmente) de carácteres completamente opuestos, normalmente uno de carácter correcto y otro rebelde o uno cordial y el otro violento, etc., la cuestión es que sus personalidades sean completamente antónimas. Argumentos con este elemento a modo de eje central hay muchos, como el de las sagas de "Arma Letal", "Superdetective en Hollywood" y "Dos Policías Rebeldes" y otras películas como "Danko: Calor Rojo", "El Último Boy Scout" (incluso ha sido recientemente pariodiado en la genial e imprescindible "Hot Fuzz", llamada "Arma Fatal" en España) y una de las cintas más representativas y carismáticas del subgénero de las 'buddy movies': "Tango y Cash".

Raymond Tango es un teniente de policía de Los Angeles de buenos modales, elegante pero duro e implacable, y sus expeditivos modales están acabando agresivamente con el imperio de la droga del capo local Yves Perret. En otro distrito de L.A. al otro lado de la ciudad el también teniente de policía Gabriel Cash, un indisciplinado e insolente agente de violentas tácticas y peores modales, hace lo propio desvencijando un alijo de drogas tras otro del narcotraficante más importante de la ciudad. Molesto por la eficacia de los dos mejores policías de L.A. Perret se decide a poner fin a su mayor amenaza urdiendo un plan para desprestigiarlos y acabar con ellos, lo que obligará a los dos agentes a asociarse forzosamente para evitar su propia caída. A grandes rasgos el argumento es así de sencillo pero el encanto reside en ver cómo ambos policías van viéndose obligados a colaborar mutuamente y dejar de lado sus respectivas soberbias y diferencias estrechando lazos y preparando la tremenda venganza contra todo aquel que se puso en su contra.

Desde el primer momento se puede ver que la sociedad de Tango y Cash va a dar muy buenos resultados, dos carácteres tan contrarios pero con el denominador común de la temeridad y la desmedida, y un villano malo malísimo al que machacar sin ningún ápice de remordimiento... la cosa no puede presentarse mejor. Y "Tango y Cash" ofrece justo lo que promete, con creces. En 1989 Sylvester Stallone ya estaba completamente asentado como estrella del cine de acción, en la cumbre y justo a mitad de su extraordinaria y desvergonzada carrera habiendo realizado películas como "Rocky" (y tres de sus secuelas), "Acorralado" (y dos de sus secuelas), "Cobra, el Brazo Fuerte de la Ley" y "Yo, el Halcón", y aún le quedarían por realizar más obras míticas como "Máximo Riesgo", "Demolition Man" y varias otras. Stallone aceptó el papel de Tango en la película que hubiera sido la oportunidad perfecta para que los dos actores del cine de acción más grandes de la historia hubiesen coincidido en la misma película, es decir Stallone y Schwarzenegger, quién por aquel entonces ya había protagonizado algunas de sus películas más famosas como "Terminator", "Conan el Bárbaro", "Depredador", "Comando" y "Danko: Calor Rojo" (otra 'buddy movie' de un año antes). No pudo ser, pero a cambio otro de los grandes fue la pareja de Stallone, Kurt Russell, protagonista de "Golpe en la Pequeña China", "La Cosa", "1997: Rescate en Nueva York" y más tarde de su secuela/remake "2003: Rescate en LA" y "Stargate" entre otras muchas, además de actor de culto entre los aficionados del cine de Serie B por razones más que evidentes. Russell, quien tiene el papel más agradecido de los dos protagonistas, se luce como Cash en un papel casi hecho a medida y que recuerda en parte al Jack Burton de "Golpe en la Pequeña China", y es por su parte por quien vemos la mayoría de escenas cómicas donde lía unos jaleos monumentales. Cash acaba ganándole la mano a Tango, o lo que es lo mismo, el personaje de Russell acaba pasando por encima del de Stallone, aunque los dos tienen sus momentos de lucimiento como en las extraordinarias presentaciones, primero de Tango con su parsimonia a la hora de capturar al camión cisterna y sus irónicos diálogos posteriores («— ¡Se cree que es Rambo! — Rambo es una nena.»), y luego la espectacular persecución de Cash en el parking donde no deja un solo coche o lámpara fluorescente entera («¡Bienvenido a América!»). En menos de diez minutos la película ha presentado a los protagonistas, el problema con el capo de la droga (es decir, el hilo argumental) y grandísimas dosis de acción. Sonoro aplauso para la introducción de la película.

El guión de Randy Feldman, quien solo había sido guionista de la desconocida "Hell Night" —y que poca cosa más hizo en su carrera—, no deja lugar a dudas de qué clase de película es. "Tango y Cash" ofrece un espectáculo de acción y bromas donde se explotan al máximo dos aspectos: la curiosa y antagónica relación de los dos protagonistas y la chulería de ambos, juntos y por separado. Frases lapidarias y chulescas, diálogos hilarantes («— No te metas en mi caso, llevo tres meses con él. — Eso demuestra la estúpido que eres, porque yo llevo con él media hora y estoy aquí liado contigo.») y momentos de pura gloria inundan la película, como aquel en que Cash decide hablar en el juicio tras la declaración de Tango, la escena en las duchas o la del terrado y la granada entre muchas otras. La historia transcurre de forma predecible y sin sorpresas, se ve venir todo desde el primer momento pero aún así resulta una película divertidísima que tiene un par de detalles los cuales que no dejo de encontrarles similitudes con "Watchmen" (anterior a la película) como es la trampa que les preparan y la que se lía en la cárcel con su llegada. Aún así todo transcurre como debe y el espectador se ve saciado con su dosis de acción y humor desenfrenado durante casi 100 minutos sin tregua.

Lo mejor que tiene "Tango y Cash" es que sabe explotar al 100% el tópico de la pareja opuesta, algo en lo que por ejemplo "Danko: Calor Rojo" no atinó del todo, ya que la de Schwarzenegger y Belushi era una alianza que funcionó pero no a pleno rendimiento. Aquí Kurt Russell y Sylvester Stallone tienen química y los dos tienen momentos en los que se van luciendo intercaladamente; es la perfecta película para ver con los colegas y asegura unas buenas risas y momentos de desfase total como el desmesurado final en que incluso se entra en terreno surrealista en la base del villano, con ese coche armado hasta los dientes destrozando todo a su paso en una secuencia que parece más digna del futuro visto en las películas de "Terminator" que de una película de los 80 en LA, y con ese glorioso diálogo de «— Perret tiene que estar ahí dentro. — ¡Por fuerza, es el único edifico que queda en pié!». Por cierto el villano de la función es todo un acierto, un convenientemente sobreactuado Jack Palance que sirve de perfecto enemigo para los dos policías y que tiene bajo sus órdenes a otros tantos hombres a modo de "enemigos finales" al más puro estilo de los videojuegos. Del reparto destacan también algunas caras conocidas como la guapísima Teri Hatcher en un papel diseñado para su puro lucimiento, y el imponente Brion James (el mítico Leon de "Blade Runner") como matón de primera. Aunque a nivel de carisma tampoco podemos obviar a Robert Z'Dar, un actor que por su físico podría haber sido un Marv ("Sin City") perfecto.

El estilo ochentero de la película es una de sus mayores bazas, la estética es completamente representativa y ha envejecido en su justa medida (es curioso darse cuenta de cómo han vuelto algunas cosas de la moda de hace 20 años), "Tango y Cash" transpira espíritu ochentero al máximo y se nota sobre todo en elementos como la música, obra de Harold Faltermeyer ("Top Gun") que incluye temas prestados tan míticos como el de Yazoo "Don't Go", con mucho sonido electrónico tan mítico del cine de los ochenta. Una BSO genial. El director fue el ruso Andrei Konchalovsky cuya película más destacable (además de esta) podría ser "El Tren del Infierno", y sorprende su origen ruso viendo algunas de las bromas que incluye en la película, pero fue sustituido más tarde por Albert Magnoli, desconocido director cuyo único mérito es la inefable "Purple Rain". La dirección —de uno o de otro— responde a los clásicos paradigmas del cine de acción ochentero-noventero por lo que no hay nada que replicar, la forma es lo de menos y en este caso no es diferente.

"Tango y Cash" es una de las películas de acción más extraordinarias del extinto género de las 'buddy movies' que durante los 80' y 90' reinaron en las carteleras, una suerte de alianza entre dos grandiosos actores de acción que funciona a la perfección dentro y fuera de la película; ambos actores hacen un trabajo extraordinario, se nota que tienen buena química y que disfrutan en sus papeles, y es que juntos y por separado desprenden un carisma único. No es una película excesivamente violenta pero tiene unas grandísimas dosis de acción, también de humor sobre todo gracias a las situaciones provocadas por los carácteres encontrados de Cash y Tango, y en general no decepciona lo más mínimo ofreciendo lo que se prevé de ella. "Tango y Cash" es un clásico del cine de acción ochentero, una bendición en forma de asociacón entre dos mitos vivientes del cine gamberro que tuvieron a bien regalarnos una película que derrocha carisma, violencia, carcajadas e irreverencia, y que sin duda forma parte de lo mejor de la selecta filmografía de ambos protagonistas.

Mi puntuación: 7/10.

8 comentarios:

Kraven dijo...

Otra perla del Tito Sly que ya tenía olvidada. Como siempre estás ahí para recordarnos estas películas que muchos, por viejos o por jóvenes, como bien dices, no saben apreciar.

Contagiado por tu entusiasmo voy a enfriar unas cervezas y a llamar a unos colegas para disfrutar de una buena sesión de acción con Ruseel y Sly.

¡Qué ganas de que estrenen "The Expandables"!

Fantomas dijo...

Es una entretenida oelícula de Stallone y Russell que a mi gusto no ha envejecido de la mejor manera. De todas formas, es muy superior a "Cobra" la cual volví a ver hace poco y me causo más risa que otra cosa.

Excelente reseña como de costumbre,
Saludos.

Santi dijo...

Kraven, los clásicos son los clásicos, y no solo de "Casablancas" vive el cinéfilo. Este tipo de películas son las más disfrutables, en mi opinión, en compañía de colegas. Cerveza, risas y Stallone / Schwarzenegger / Willis... ¿quién podría necesitar más para una reunión de amigos? En este caso "Tango y Cash" cumple con todos y cada uno de los tópicos necesarios para una velada cojonuda.

Y "The Expendables" será la cita cinéfila más importante del año que viene, de eso no hay duda.

Fantomas, ya se sabe que este tipo de películas envejecen más rápido que el resto, pero creo que la ventaja que tienen es que ese mismo tono añejo que tienen son un estandarte y un valor añadido que tienen.

La de "Cobra, el Brazo Fuerte de la Ley", como comenté a principios de año, tiene un tono ochentero exhacerbado que la hace aún más auténtica, aunque se le note por ello más envejecida. Pero es que el "diálogo" de:

«— Es malo para tu salud.
— ¡Ah! ¿El qué, pinche?
— Yo.»


... ha pasado a la historia del cine XD . No hay que olvidar el componente gamberro y de humor que tienen estas películas de forma intencionada. Quizá esta última palabra es la que no acaban de entender aquellos que no encuentran las bondades en las películas de este adorado género.

Gracias a los dos por comentar y por vuestras palabras, ¡un abrazo!

yotuel dijo...

Iba a currarme un comentario, pero para qué... esta película mola que te pasas y punto.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

La vi de joven y recuerdo haber disfrutado mucho con ella, es como un Arma letal pero con tipos con mala leche. Entrañable de todas todas.
Saludos

Santi dijo...

yotuel, no hay más que decir. Ya hemos comentado tú y yo suficiente... «¡Te voy a meter un polo de chocolate por el culo!» ¿Hace falta decir más? XD

Crowley, hay mala leche para dar y vender, pero sin olvidar ese tono cachondo de las películas de los 80 y que hoy ya se ha perdido por completo (ahora se lleva la acción espectacular pero seria). Muy muy entrañable, una película emblemática del género y la época.

¡Un saludo a los dos!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Una pena que no fructificara del todo este film y que no se hiciera alguna secuela...aunque ahora que lo pienso...que tal un "Tango y Cash" ahora??
De todas maneras creo que el tiempo ha jugado mal para ella y que la gente la recuerda poco...la gente decidió que la buena era "Arma letal" que, todo hay que decirlo tuvo una primera parte magnífica.

Santi dijo...

¡Buenas, Angel "Verbal" Kint!

Bueno, no creo que para que triunfe una película de este tipo (o cualquiera) haga falta que tenga secuelas. En cuanto a taquilla aquel año tuvo una buena recaudación, aunque "Arma Letal 2" se la comió con patatas. De todos modos no es de la clase de películas que deban ser medidas por sus cifras, sino por su carisma, y si algo derrocha "Tango y Cash" a raudales es carisma.

Tampoco creo que haya envejecido mal, de hecho su encanto reside ahí, en lo puramente ochentera que es (y casi casi empezando a ser noventera). Eso sí, yo también firmo un "Tango y Cash" ahora; ¿"Cash y Tango", estaría bien? Con los mismos Stallone y Rusell, por supuesto.

¡Un saludo, y gracias por el comentario!

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.