martes, 17 de noviembre de 2009

"Moon", soledad compartida.

He visto cosas en la cara oculta de la Luna que vosotros no podríais creer...

De sorpresas en el área del cine de Ciencia Ficción este 2009 no podemos quejarnos. Quien siga diciendo que de este género "ya no se hacen buenas películas" debería ir más al cine y comprobar que con películas como "Distrito 9" o "Moon" el género sigue creciendo y ofreciendo maravillas del séptimo arte que seguramente pasarán a la historia del cine con todos los honores. En el caso de "Moon" la sorpresa ha sido mayúscula, una película que prácticamente ha pasado desapercibida en los circuitos comerciales (ha tenido una distribución deplorable) pero que desde su primer tráiler y cartel ya apuntaba maneras... y no ha decepcionado lo más mínimo. Duncan Jones, conocido en principio por ser el hijo del músico (y actor) David Bowie —y que seguro en breve logrará hacerse conocer por méritos propios si sigue esta línea—, se estrena como director de una propuesta que bebe indiscutiblemente de tres grandes clásicos de la Sci-Fi como son "Blade Runner", "Solaris" y "2001: Una Odisea del Espacio" y que consigue crear una mezcla de una calidad insuperable, que aunque no es 100% original ni rompe esquemas sí que consigue llevarse al espectador a su terreno y sobrecogerle con una historia tremenda y absorbente.

No se puede hablar de "Moon" con profundidad sin dar detalles de su trama, por eso he decidido no hablar sobre su argumento más allá de su sinopsis: en un futuro cercano los problemas energéticos de la Tierra se han visto solventados en buena parte gracias al combustible limpio Helio-3, extraído por la compañía Lunar Industries Ltd. a partir de la energía solar acumulada en cara oculta de la Luna. Para esas tareas de extracción es necesario un único operario que vive en la base minera lunar con un contrato de tres años, durante los cuales vive aislado del planeta con la excepción de los mensajes que cada cierto tiempo recibe de la empresa y de su familia. A Sam Bell le quedan solo dos semanas para acabar el contrato y volver a la Tierra, los tres años de aislamiento han hecho mella en él y desea con ansia volver con su familia, pero de pronto comenzará a darse cuenta que cosas extrañas pasan a su alrededor, lo que le hará a dudar de su propio estado mental. Y hasta aquí puedo contar. Lo interesante de "Moon" es ir descubriendo progresivamente de que va, dejarte llevar y formar parte del juego en el que nos sumerge por completo el perfecto y ligeramente previsible —aunque sinceramente eso no resulta un inconveniente— guión de Nathan Parker, basado en la idea del mismo Duncan Jones. Un guión, por cierto, que es capaz de generar tensión, suspense, un poquito de acción y unos golpes de efecto brutales, todo pensado al milímetro y perfectamente resuelto para que al final de la cinta no quede ningún punto por resolver más allá de las diversas cuestiones morales que plantea, así que también es una cinta que hace pensar y no lo da todo mascado, confiando en la inteligencia del espectador pero sin pretender que sea Stephen Hawking.

Todos los elementos en "Moon" destilan cariño, talento y calidad. La película, aunque no lo parezca, es una propuesta sencilla, humilde, de apenas $5M de presupuesto, lo cual hoy en día no es mucho precisamente, y más teniendo en cuenta las aspiraciones de la película y el tremendo trabajo en el diseño de producción y dirección artística. Los escenarios y diseño de la nave y base lunar así como diseño de los trajes espaciales recuerdan a muchas películas que sentaron precedentes como "Alien. El Octavo Pasajero" y "2001: Una Odisea del Espacio", como es evidente pues estas cintas cambiaron la historia del cine, o a más recientes como "Sunshine" y "Horizonte Final" que bebieron de las mismas, y aún sí no se hace para nada repetitiva sino todo lo contrario, muy moderna, creíble, lujosa y a la vez casera y destartalada, ya que como es normal Sam lleva viviendo 3 años en ella y la tiene ordenada hasta cierto punto. No solo el vestuario y decorados es una genialidad, sino que los escenarios externos y los efectos especiales son de una calidad notable, más que excelente, y aunque no lleguen al nivel de otras vistas este año como "Distrito 9", por ejemplo, tienen un mérito extra visto el presupuesto y los medios disponibles. Eso sí, los efectos "caseros" o "manuales" son otro de los elementos que predominan y dan valor añadido a la película, pues prácticamente no abusa nada de CGI, algo a tener en cuenta hoy en día visto el panorama cinematográfico de Sci-Fi.

Duncan Jones ha sorprendido con esta ópera prima de Sci-Fi, una perla dirigida con pulso y tino, gozando de una fotografía de Gary Shaw excepcional, muy nítida y con pocos contrastes, diseñada a base de una gran saturación de blancos, y una BSO absolutamente magistral obra de Clint Mansell que de nuevo se alza como uno de los compositores más en forma del panorama cinematográfico; el habitual de Darren Aronofsky, autor de las partituras de "Pi, Fe en el Caos", "Réquiem por un Sueño", "El Luchador" y "La Fuente de la Vida" —ésta última posiblemente una de las mejores BSO que he tenido el placer de degustar en mi vida— adopta para "Moon" una dinámica claramente contemplativa, de melodías suaves y con la conciencia de ser un complemento a las duras escenas y largos silencios que vivimos en la película, pero igualmente siempre presente. La de "Moon" no alcanza quizá el sublime nivel de la cinta protagonizada por Hugh Jackman y Rachel Weisz, pero es definitivamente una de las BSO más potentes del año, con tonos y melodías que se graban a fuego en la mente (el tema final "We're Going Home" es sin lugar a dudas la pista estrella de la BSO) y que permanecen aún días después de haber visto la película.

Entre todas las virtudes de "Moon" hay una que destaca especialmente, y es la extraordinaria interpretación de Sam Rockwell, que solito carga con el peso de la película enteramente. Una de las cosas que atrajo mi atención hacia "Moon" fue precisamente ver que Rockwell era el protagonista, pues desde que lo vi en la curiosísima "Confesiones de una Mente Peligrosa" de George Clooney se ha convertido en uno de mis intérpretes favoritos. Del mismo modo que comenté en la reseña de la soberbia miniserie "John Adams" con respecto a Paul Giamatti, Sam Rockwell se ratifica definitivamente en "Moon" como uno de los mejores intérpretes de su generación, un actor con una solvencia brutal, ya sea como el malnacido desagradable de "La Milla Verde", el excéntrico espía/presentador de "Confesiones de una Mente Peligrosa", el forajido de la imprescindible "El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford" o el estafador empedernido de "Los Impostores", destacando en papeles tanto secundarios como protagonistas, experimentando no solo cambios radicales de registro sino también a nivel físico. Nadie descubrirá por primera vez en "Moon" que Rockwell es verdaderamente un actor sobresaliente, pero de forma definitiva materializa su talento en la que probablemente sea la interpretación más jugosa y fabulosa de toda su carrera. El papel no podía ser más suculento para un actor con dotes, pues ofrece un abanico de posibilidades y situaciones que lo convierten en el papel que todo actor querría para sí. Como he dicho no quiero contar detalles de la trama, pero es sorprendente la forma que el actor tiene de dotar de personalidades distintas a su personaje y la forma de hacerlo evolucionar a todos los efectos (¡uf! lo complicado que se me hace no hablar más de la cuenta), superándose a cada momento sin estridencias y consiguiendo emocionar en múltiples ocasiones a lo largo de los poco más de 90 minutos de cinta. Rockwell se hizo merecidamente con el premio al Mejor Actor en la última edición del festival de Sitges (es el tercer premio que se lleva el actor en el certamen, tras sus roles en "El Hijo del Mal" e "Inocencia Rebelde") y su interpretación está siendo desde luego muy reconocida. Yo desde aquí lo reivindico: ¡Oscar para Sam Rockwell, ya!

La película tiene en su reparto otro nombre bien conocido, el ganador de dos Oscars Kevin Spacey, poniendo voz a una suerte de HAL9000 de "2001: Una Odisea del Espacio" llamada GERTY, tan entrañable como curiosa, pues esta Inteligencia Artificial no solo expresa sus emociones vía emoticonos (¡sí, como el Messenger!) sino que se convierte en un personaje fundamental para Sam y para la película. La interpretación vocal de Spacey como GERTY es más que correcta, y además el "personaje" es protagonista de varios "no-giros" de lo más inesperados en la película, siendo sus reacciones ante las acciones de Sam Bell del todo inesperadas, homenajeando a su vez a HAL9000 de una forma que no sospecharíamos, poco habitual. Dentro de la previsibilidad del film éste está lleno de sorpresones. "Moon" no se llevó solamente el galardón a la Mejor Interpretación Masculina en Sitges, también se alzó con los mayores premios como el de la Mejor Película, Mejor Guión y Mejor Diseño de Producción, lo que la define claramente como una propuesta casi independiente que a pesar de no haber corrido por los circuitos más comerciales es claramente una de las películas más interesantes del año, y personalmente, posiblemente la mejor película de 2009.

"Moon" es una película suprema en todos los ámbitos, como película de género es una joya y gana en los pequeños detalles que van tomando sentido conforme avanza la cinta. Diminutos gestos o situaciones que no acabamos de comprender al inicio de la cinta se van destapando progresivamente, y durante la primera media hora todo se centra en la presentación del entorno y el personaje para luego despegar en una ascensión sin fin que toca una gran cantidad de palos, desde el thriller psicológico hasta el suspense, sumiendo al espectador en la total ignorancia del mismo modo que lo está el protagonista, sin entender nada con claridad hasta que todo se va viendo claro rápidamente. La trama en sí es muy inteligente y no excesivamente original, pero aún así la forma que tiene de transcurrir la convierte en una película muy sorprendente ya que se reserva escenas de gran sentimiento y sobre todo de una gran carga emocional que consiguen cautivar. En concreto hacia el final de la cinta hay una serie de escenas que son tan potentes a todos los efectos (técnicamente, emocionalmente, a nivel artístico y de intensidad) que no te queda más remedio que aplaudir rabiosamente ante tal dosis de genialidad. "Moon" es una película que he esperado con ansia, desde el primer tráiler me enamoró su aura y finalmente no me ha decepcionado lo más mínimo. Sus influencias son claras y no las esconde, dándose el lujo incluso de homenajear a las míticas cintas de Sci-Fi mencionadas, y finalmente el conglomerado ha dado como resultado una de las películas de Ciencia Ficción más atractivas de los últimos años junto a la también reciente "Distrito 9", y siendo para mí, como he comentado, simple y llanamente la mejor película del año por todas las sublimes virtudes que rebosa. Una joya imprescindible.

Mi puntuación: 10/10.

16 comentarios:

Pablo Martinez dijo...

WOOOW!!! 10??! LA VERÉ ENTONCES!!

EX-CE-LEN-TE NUEVAMENTE EL ARTICULOO!!

ME DIERON GANAS DE VER ESTA PELI AHORA... Será de mi visionado obligatorio este fin de semana.

Saludos!!!

Te espero comentando en el blog ;)

PM

Dr. Litos dijo...

¡Hombre, por fin! Bravo por la reseña Santi (no esperaba menos...).

Últimamente había leído opiniones más dispares ante esta peli, me sorprendió porque pensaba que era un éxito unánime. Para mi lo fue, vamos. En cualquier caso, me alegra ver que coincidimos (como casi siempre) al 100%, yo no podría de hecho añadir nada a lo que has escrito. Cuando estaba a mitad de leer tu crítica, he puesto la banda sonora, increíble, escucharla mientras lees acerca de la peli hace que vengan de golpe todas esas escenas geniales en las que música e imágenes transmiten tanto. Creo que aparte de aquellos que flipamos con las historias que hablan de la condición del ser humano enfrentado a la soledad del universo, cualquier espectador más casual puede encontrar escenas de gran belleza, emotivas, y en general disfrutar de una historia interesante, entrañable, y con no poco mensaje.

Para mi también ha sido la sorpresa del año, más incluso que Distrito 9, que me encantó, pero me dejó un poco más con la sensación de que podría haber sido más ciencia ficción y menos space opera. Me gustó más formalmente, pero no en contenido. En este aspecto, Moon para mi es redonda (nunca mejor dicho).

Por cierto, un gran aplauso para ti por conseguir escribir el tochazo sin desvelar la trama: sé que es dificil porque a mi me costó un huevaco...creo que ambos salimos airosos! ;)

Un saludo lunático, amigo.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo, como pudiste leer enn mi post, suscribo todas y cada una de las palabras de tu magnífica reseña.
Saludos

Santi dijo...

Buenas Pablo Martinez, la verdad es que personalmente creo que es la mejor película del año, así que el 10 lo tiene asegurado. Llevaba persiguiéndola muchos meses y por fin encontré el momento perfecto... y madre mía cómo disfruté. Imprescindible. Un saludo, y gracias por el comentario.

Litos, amigo mío, a ti te quería ver yo. Enseguida me pasaré a ver tu reseña, la cual tengo guardada en favoritos esperando tener un momento para leerla. La verdad es que aún no me ha dado tiempo de leer demasiadas reseñas ya que no me gusta hacerlo antes de ver una película, pero estoy seguro que "Moon" será y es una película que provocará sensaciones dispares, igual que la otra joya de Sci-Fi del año, "Distrito 9".

Coincidimos de nuevo, amigo, y no es para menos. "Moon" es una de aquellas películas magistrales a todos los efectos, desde esa misma BSO que comentas que la habré escuchado ya 30 veces y que es tan PERFECTA (amísimo Mansell), adherida a la película de forma que todos esos momentos de tranquilidad y tensión están llenos de belleza. Es una película con mensaje, tremendamente emotiva (el final me dejó helado, sobre todo un par de escenas en concreto) y aunque algo previsible (y dando la sensación de haber visto algo parecido con anterioridad) al final es una película tan redonda como la misma Luna, sí Señor. Esa es la definición. ¡Y solo con 5 millones de dólares! Flipante, no tiene ni una sola pega a nivel de efectos. Me pregunto si serán tan caros en realidad o las empresas de FX se están llenando los bolsillos :D . Gracias compañero por los halagos, la verdad es que es complicado no irse de la lengua, pero merece la pena no desvelar datos de la tama. Enseguida me paso por tu blog y me leo tu reseña, ¡un abrazo!

Me alegra que estemos de acuerdo Crowley, ahora volveré a leer abiertamente tu análisis y profundizaré en él pues una vez vista esta maravilla ya puedo dejarme llevar. Menudo peliculón... Gracias por tus palabras, ¡un saludo!

dardo dijo...

ShowMonkey, no sé si se acordará de mí. Soy Hello:X, su viejo compañero de foro en: cineactual, y de blog en: se lo envuelvo, señora?; Le comento que he vuelto a los lares virtuales, después de una "pequeña" ausencia; así que desde mi blog, le tocaré la puerta de su magnífico espacio de crítica cinematográfica, siempre que usted me deje y desee. Un saludo!

Metalia dijo...

De acuerdo contigo: Imprescindible. Me gustó mucho. Saludos!

ajowin dijo...

Estupendo reportaje amigo mio pero no perfecto ¿y sabes por qué? Porque no has mencionado el homenaje a Futurama cuando el prota baila el Walking On Sunshine que siempre cantaba Fry en dicha serie. Por lo demás todo genial xD

Saludos.

Dr. Quatermass dijo...

Buenas company.

En esta ocasión discreparé ligeramente porque creo que la cosa no es para un 10 aunque la peli me parece muy buena, creo que es mejorable el planteamiento de la trama y sobre todo haber buscado menos "lugares comunes" con los clasicazos del género.

Saludos

Asprogen dijo...

Esta pelicula se ha metido ahi, sin hacer ruido, en la lista de lo mejorcito del cine de ciencia ficcion.

Sabeis aquella sensacion que se tiene cuando en una tarde fria -de esas de León en invierno- entras en una pasteleria y acaban de sacar pan recién hecho del horno, y el calor y el aroma te acogen y te hacen revivir? Así me senti yo anoche desde las primeras imágenes de "Moon".

Aunque todo tiene ese aroma a "ya visto", es como el olor del pan recién horneado, nunca te vas a cansar de él...

La historia avanza sin detenerse, sin abrumar al espectador (que por desgracia es la tendencia en el cine de hoy, cada vez más "a la Michael Bay").
Aquí tenemos un ritmo constante, la imagen es limpia y clara, los planos duran el suficiente tiempo como para que puedas disfrutar un poco de los detalles y los decorados:

"anda, el robot lleva un post it en el culo que pone "dame una patada"", "fíjate como se intenta humanizar un ambiente tan tecnológico con un butacón que tiene pinta de viejo y mullido, de esos que parece que vienen de 3 generacones de tu familia",...

En pocas escenas llegas a entender perfectamente cómo vive el protagonista, lo que siente, que motivaciones tiene e intuir qué hechos en su vida le han llevado a hacer ese trabajo. Hay empatia con el protagonista, realmente te llega a importar lo que le suceda.

El guion no esconde nada: te dice exactamente lo que tienes que saber, cuando lo tienes que saber.

La historia orginal, del mismo director, se nota que ha sido concebida y mimada desde el principio.
Encuentro de unos años a esta parte muy estimulante el encontrar proyectos de este tipo, en los que se nota que hay un CREADOR -con mayusculas- detras, aunque despues venga un ejercito de guionistas que pulan el resultado (o lo jodan del todo, claro... ).

No se si es que estoy descubriendo a mis años el cine de autor, pero creo que en realidad lo que hay es cada vez más proyectos impersonales, con lo que perlas como "Moon", hechas con más ganas y pasión que medios, brillan cegadoramente.

Esto pasa con la misma "Distrito 9", o una que hace poco vi y que me gusto mucho, "Infestation"... Son el tipo de peliculas que no tienen nada que ver, sólo el impulso creativo y la originalidad: se siente la presencia de alguien que realmente ama el proyecto, y que lleva adelante la historia... y se empeña en hacerlo bien, no en soltarlo como quien caga (con perdon de la mesa; es que me estoy acordando de cuando Kevin Smith las hacia tambien asi, hace 3 o 4 pelis atrás...).

El peso de la pelicula, en lo que a actores se refiere, cae en un Sam Rockwell impecable. El papel es de oscar, aunque luego se lo terminaran dando a Tom Hankn por poner cara de aguantarse un pedo en esa cosa que hizo hace poco Ron Howard (ejemplo claro, ya que lo menciono, de proyecto hecho con la misma pasion que, pongamos, jugar al buscaminas)...

Se nota que me ha gustado? Y, encima, no me dormi viendola, que a mis años y con un bebe en casa que se despierta cada 5 horas para que le prepare un biberon, no esta Nada Mal (TM)...

Gracias por la recomendacion, Santi, y a los otros comentarios entusiaticos, porque si no igual no la veo (es que todavia me estoy recuperando de Solaris, saben ustedes?)...

Pregunta SPOILER:
todo queda muy claro, pero por que el tio tenia visiones de una tia al principio? era por la degradacion biologica?
Fin SPOILER

Saludos cordiales

Santi dijo...

Buenas dardo, ¡que no estaba muerto, que estaba de parranda! Ya sabes que tienes la puerta abierta siempre que quieras, ¡un placer!

Hola Metalia, me alegra que estemos de acuerdo chica. Desde luego: imprescindible. ¡Un saludo y gracias por el comentario!

ajowin, amigo, gracias por los halagos y por el toque de atención... Hasta en su funeral le hicieron a Fry un homenaje. Desde luego, el bailoteo que se pega Rockwell es brutal, que risas. Si es que hasta en eso está soberbio el actor. Gracias por el comment compañero, ¡un abrazo!

Honorable Dr. Quatermass, no estamos al 100% de acuerdo pero sí al 80% ;) . Lo que está claro es que aún sin ser original del todo ni novedosa, ha tenido la gracia de aparecer en un momento adecuado en el cine y en el tiempo. A pesar de beber de muchos clásicos indiscutiblemente tiene el don de conjugarlos de forma extraordinaria y formarse un carácter propio, desviándose de la corriente que ha tomado la Sci-Fi desde hace ya algunos años y volviendo al pasado del género. Tengo pendiente la visita a su blog y su reseña, ¡no crea que se me ha olvidado! Gracias por el comentario, i salut!

Mi querido Asprogen, que alegría verte aquí. Muy acertado en tu comentario, sin hacer ruido, a hurtadillas, ha conseguido alzarse como una de las películas más interesantes del año (y ya he dicho que para mí la mejor de 2009). De hecho es una película discreta en su misma concepción, humilde, barata incluso. En Sitges tuvieron a bien premiarla como es debido, y me alegra porque es posible que eso le sirva de plataforma para ser más conocida, que es lo que merece. Ahora, entendida (no la trama, que es sencillísima, sino como obra de arte), ya no sé si podría ser entendida por un público más popular poco avezado en la Sci-Fi... quién sabe.

Fotografía contemplativa en su justa medida, ritmo pausado en su justa medida (sin llegar a acercarse en ninguno de estos dos elementos al cine más oriental, por ejemplo). La construcción del personaje es breve y sublime en su evolución, sobre todo gracias al tremendo Sam Rockwell. Lo clavas cuando dices que "Moon" está concebida desde el cariño, y elaborada desde la pasión. Se nota. Y si sigue por esta senda a Duncan Jones se le augura un grandioso futuro. De momento tiene un acierto a sus espaldas, y bien gordo.

Y oyes, a mí "Solaris" (la de Clooney) no me desagradó :D . Acerca de tu spoiler: exactamente. Es lo que yo pensé. Degradación y confusión en el background de los recuerdos o en el update, quién sabe. Jones y Parker son tan inteligentes como para dejarlo un poco al aire y generar debate y reflexión. Y eso que el guión es perfecto a todos los niveles. Gracias por tu mega-comentario amigo, ¡nos vemos!

Asprogen dijo...

Asi que Solaris no esta tan mal, ehn?
Voy a darle una segunda pasada, porque la verdad es que en su momento me extrañó un poco lo chunga que me pareció... y eso que salia Natasha McElhone (o como rayos se escriba)...
La rusa, en su siglo, me parecio bastante rollete también.. y eso que la ciencia ficcion literaria rusa solia estar bastante bien.

PErdona que me meta aqui a comentar algo que no viene a cuento: hay una pelicula que vi anoche, canadiense, titulada "Pontypool", que HAY que verla. Otra peli hecha con cariño, dede luego, y con 25 pesetas de las de antes. Magistral, magistral.

Santi dijo...

Asprogen, la "Solaris" original de 1972 es uno de aquellos clásicos de Sci-Fi que tengo pendientes desde hace mucho y cualquier día la veo, que es una obligatoria.

Respecto a lo que comentas de "Pontypool" no te lo creerás pero anteayer el mismo Tyler me la estuvo recomendando (y además la comentó en el foro), y le comenté que hace un par de meses que la tengo en el punto de mira ya que la vi nominada en los Scream Awards en la categoría de Mejor Película Extranjera (es canadiense) junto a joyas de la talla de "Déjame Entrar", "Martyrs", "Eden Lake", "Los Cronocrímenes" y "Dead Snow". Visto el nivelazo de la categoría supuse que si la tal "Pontypool" compartía nominación con el resto sería porque era interesante, y así parecer ser. Tras la segunda recomendación consecutiva y de confianza y haber encontrado (¡por fin!) los subtítulos la subiré en el ranking de prioridad de "próximos videados". Ya te contaré ;) . ¡Gracias por la recomendación artista!

Espilberg dijo...

Envidia me das... por aquí ni de coña ha llegado, así que tendré que recurrir a métodos más "ilegales" paa verla... en fin :-(

¡Un saludo!

Santi dijo...

Hombre Espilberg, tanto como envidia no, porque en mi ciudad, Tarragona, tampoco se estrenó en cines (bueno, cine, en singular, que ahora solo queda uno). He tenido que verla vía eQuina, porque no se dignaron a estrenar el pepinazo del año. Eso sí, a otro tipo de bodrios como "La Cruda Realidad" no les faltó su espacio en cartelera...

No pude dissfrutar de la imagen, sonido y BSO en una sala de cine propiamente acondicionada, y eso que "Moon" hubiese sido una experiencia en pantalla grande, pero mirándolo por la parte positiva por lo menos pude ver la actuación de Sam Rockwell (y Kevin Spacey) en versión original, que eso también es una gran baza de la película. Una de cal y otra de arena.

¡Un saludo Espilberg! Ni se te ocurra perdértela, por eso.

PD: Asprogen, amigo, ayer mismo vi "Pontypool" y la verdad es que es interesantísima, todo un puntazo y una forma de demostrar que con poco dinero e ideas se pueden hacer maravillas. A ver si le dedico una entrada...

Xavier Vidal dijo...

Patidifuso! Vaya 10!Extenso y excelente artículo.

Te animo a participar en el Cineranking 2010.

A! Y me sumo a tu ironía de que 'en Tarragona tenemos un cine, en singular (y, para colmo, muy muy lejos). Vivo en Tarragona de lunes a viernes (estudio) y es una vergüenza que no pueda ir ninguna noche al cine. En fin... Moon es buena, pero en el cine, sea o no sea el de nuestras queridas Gavarres, hubiera sido mejor.

Saludos!

Santi dijo...

Merecidísimo 10/10 Xavier Vidal :D . Gracias por tus palabras, un honor que te haya gustado la reseña ;) .

Lo del cineranking tengo intención de mirármelo, que tiene una pinta sumamente interesante. Prometo pasarme en breve y contarte, que me encantaría participar.

Y vergonzoso lo de Tarragona. La verdad es que yo prácticamente nunca iba ya a los Lauren del Parc Central, pero eso no quita que no me pueda dar mucha lástima y rabia, por la forma que lo han llevado. Que allí vi "Gladiator", coño. Esas cosas no se olvidan. En Les Gavarres no podemos quejarnos, a pesar de que aveces no pongan en cartel maravillas como "El Luchador", "Vals con Bashir", "Déjame Entrar" o esta "Moon" luego se lo curran con otras que ponen incluso en VOSE. Nos podemos quejar en algunos aspectos, pero en otros es un cine de puta madre.

"Moon" hubiese sido toda una experiencia en pantalla grande, ya lo creo.

Un saludo Xavier, ¡gracias por el comentario!

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.