sábado, 20 de marzo de 2010

"1408", competencia para la habitación 237.

Enésimo relato de Stephen King llevado al cine, sin sorpresas.

Cuando hablé de "Cementerio Viviente" comenté lo mucho que el novelista Stephen King ha alimentado a la empresa cinematográfica norteamericana durante cuatro décadas. Quizá, y hablo sin contrastar datos, es de los escritores cuyas novelas han sido más veces trasladadas al cine con diversos resultados, dependiendo del formato elegido para ello, ya sean superproducciones, telefilmes o miniseries, del talento del director elegido o de la fidelidad respecto al relato original. De todos modos King nunca se ha mostrado en desacuerdo con que sus novelas sufran cambios en sus adaptaciones fílmicas, entendiendo que la diferencia entre el formato cinematográfico/televisivo y el literario provoca forzosamente desavenencias argumentales, así como que son mundos diferentes y disfrutables por separado. Solo hay dos obras cinematográficas con las que el autor haya estado en desacuerdo, "El Resplandor" de Kubrick, curiosamente una de las obras maestras reconocidas universalmente dentro del cine de terror, y "El Cortador de Césped", cuya enorme diferencia respecto al trabajo original hizo a King renegar de la adaptación, mientras que ha declarado que sus adaptaciones favoritas son las de "Cuenta Conmigo" y otras dos dirigidas por Frank Darabont —con el que tiene una especial simbiosis— "Cadena Perpetua" y una de sus últimas adaptaciones, "La Niebla" (2007).

Justo antes de "La Niebla" —la última película estrenada en cines que por el momento ha adaptado un trabajo de King— otro de sus relatos cortos tuvo su particular adaptación en el mismo 2007, "1408". El relato original aparece en el recopilatorio de historias cortas llamado "Todo es eventual", y según el propio autor "1408" es su particular versión de uno de los tópicos del género del terror como es el de la habitación encantada. La película se centra en la figura de Mike Enslin, un escritor del tres al cuarto que realiza guías de supervivencia de lugares encantados, ya sean hoteles, castillos o cementerios, y cuya motivación es puramente comercial ya que él mismo no cree que los lugares encantados existan realmente. Un día recibe en su correo una postal anónima que le reta a pasar una noche en la habitación 1408 del Hotel Dolphin, lo que automáticamente le lleva a Nueva York interesado en superar el desafío, más cuando el gerente del hotel se niega en redondo a cederle por una noche dicha habitación. Evidentemente el incrédulo Enslin acabará imponiéndose y pasando una de las noches más terroríficas de su vida en el interior de la 1408, una habitación que nada tiene que envidiarle a la 237 del Hotel Overlook (217 en la novela original de "El Resplandor"), aunque aquella tuviera más carisma y no fuese el verdadero centro de atención de la historia.

Hay que admitir que la película comienza bastante bien, conocemos al desencantado (vaya juego de palabras, eh) Enslin, un incrédulo nato, y su despechada profesión, arrojado a una vida inane y con un evidente trauma pasado que le bloquea personal y profesionalmente. Toda la presentación del personaje y su entorno es muy necesaria, lo que estamos esperando tarda 30 minutos en empezar y lo hace muy poco a poco, hasta los 40-45 minutos de cinta no es cuando comienza el deseado delirio tan anunciado durante los primeros compases de la cinta. El principal inconveniente que tiene "1408" es que pasada esa media hora inicial la cosa empieza a descender en picado, todo el halo de misterio elaborado durante esos primeros minutos se ve de pronto desprovisto de su encanto y es que como bien saben los autores de relatos de terror el sugerir es más terrorífico que mostrar; de hecho durante esa primera media hora no hay ni un solo elemento sobrenatural y es cuando la cinta funciona mejor. Nos pasamos todo ese tramo preparando el terror que se nos viene encima, y claro, es mejor la preparación de lo que pasa que lo que pasa realmente. Estaba claro que la historia no podría dar mucho de sí, un tipo en una sola habitación encantada, una cinta de 105 minutos es excesiva y aún así se le saca partido, pero no para un largometraje como este. El primer tercio de la película apuntaba maneras y parecía que convertiría a "1408" es una agradable sorpresa, la imaginación juega a favor del espectador que da forma en su cabeza al horror que han vivido las múltiples muertes de la habitación y la tensión generada es digna de aplaudir, alargándola solo lo necesario, pero en el mismo momento que los hechos sobrenaturales aparecen el encanto de la cinta se pierde por completo.

El problema es que además se me hizo larga, y esa sensación empeora cuando ves que la película empieza muy bien y se va desinflando a cada minuto, cayendo en tópicos mil y una veces vistos y sobre todo abusando de efectos tremendamente odiados por mí como ya he comentado alguna vez, me refiero al hecho de dar un susto con un subidón de música y una aparición fugaz en pantalla. La película no da miedo ni por asomo, algún susto sí, pero sustos te los doy yo con una pandereta y un petardo, así que mérito no tiene ninguno el hecho de asustar al espectador de esa forma. De todos modos, exceptuando este odiado, eterno y omnipresente recurso, la dirección de Mikael Håfström es más que correcta, un trabajo loable el de realizar una película prácticamente en una sola habitación sin dar la sensación de monotonía ni estanqueidad, de hecho el hacer una película en sí con una habitación como único escenario y un solo protagonista es muy meritorio, pero en este caso la propuesta es fallida, no tanto como la abominable "Zulo", pero al final se desinfla de tal forma que la sensación de haber visto un producto mediocre es la que permanece.

Mikael Håfström, director sueco de cintas se suspense y terror como "Sin Control" y "Days Like This" realiza un estupendo trabajo tras la cámara, con un uso inteligentísimo del zoom en distancias cortas y movimientos suaves, y es que a nivel técnico "1408" brilla bastante, hay que admitirlo, incluso a nivel sonoro y musical, con una BSO muy aceptable obra del "desconocido" Gabriel Yared ("La Vida de los Otros", "El Talento de Mr. Ripley"). El hecho es que argumentalmente la calidad no acompaña a la cinta, ya no solo porque tenga algunas situaciones ridículas como la del pequeño Olin en la nevera o la escena de las conducciones de aire acondicionado (más que miedo causa risa, lamentablemente) sino porque los tópicos llenan la cinta hasta rebosar; no faltan los cuadros tétricos, tampoco los trucos con los espejos, ilusionismo con mirillas de puerta, gente que aparece y desaparece, inundaciones, y hasta falsos giros de guión que se ven venir de lejos. No quiero spoilear la cinta pero a la hora y media la película entra en un plano surrealista que dura 10 minutos, y no me refiero a surrealista porque todo pegue un giro de pronto sino que me parece surrealista el hecho de que los guionistas crean que pueden hacer que cualquier espectador se trague esa vil argucia mil veces vista en la historia del cine, todo sea dicho de paso. La película tiene cosas buenas, hay que reconocerlo, recursos que aunque tópicos están bien llevados, pero enseguida cae en situaciones demasiado vistas durante todas las décadas de cine de terror y cuanto más quiere rizar el rizo más desciende el nivel de la película. Creo que "1408" es una muestra de que a veces menos es más en el cine de terror, cuanto menos recargado sea el resultado más interesante se hará; si te lo dan todo mascado y presentado el interés por lo desconocido se pierde, y más si de desconocido no tiene nada si has visto 4 o 5 películas de terror en tu vida. Parece mentira que hayan sido tres los guionistas de "1408": Matt Greenberg ("El Imperio del Fuego"), Scott Alexander ("Ed Wood") y Larry Karaszewski (también "Ed Wood", "Man on the Moon"), escritores que han hecho algunos excelentes guiones y que aquí fallan de una forma manifiesta, quizá fruto de su pequeña inexperiencia en el género de terror.

El apartado interpretativo merece ser señalado por dos aspectos, el primero es lo reducido de su reparto, personajes principales solo tiene cuatro (el protagonista, su mujer, su hija y el gerente), y si descartamos a secundarios la cosa se queda en uno y solo uno: John Cusack. La segunda cosa que cabe destacar es la (engañosa) publicidad que se le ha dado a la participación de Samuel L. Jackson en la cinta, apareciendo su rostro incluso en el cartel, pero realmente de los más de 100 minutos que tiene la cinta el actor solo aparece 10 minutos seguidos, y luego tiene 2 o 3 breves apariciones más de un par de minutos como mucho, así que en total no sale ni un cuarto de hora. Es decir, han vendido la película como una participación estelar de Jackson pero al final solamente hace un papel muy secundario. Lo que sí es verdad es que su talento no pasa desapercibido y se come la pantalla cuando aparece, y es que el prolífico actor (que ha hecho más de 100 películas y es uno de los actores más omnipresentes del panorama cinematográfico durante las décadas de los 90' y los 00') se marca un excelente duelo interpretativo con Cusack en el poco tiempo que coinciden, resultando este aspecto y esa escena en concreto lo más atractivo y extraordinario de la cinta. Samuel L. Jackson aparece poco pero se deja ver, y esos momentos en los que trata de convencer al personaje de Enslin de que no suba a la habitación 1408 son lo mejor de la película, lo que realmente llega a crear tensión y ese halo de misterio y terror que debería haber perdurado. El actor es siempre un seguro y en este caso vuelve a triunfar pese a su reducida cuota de aparición en pantalla.

El protagonista absoluto de la cinta es John Cusack que demuestra su talento en una completísima interpretación en la que le da tiempo de mostrarse cansado y ajado, desatado e histriónico (cosa requerida por algunas situaciones, claro), feliz, triste, atormentado, aliviado... un catálogo completo de emociones que el actor borda cargándose el peso íntegro de la cinta a sus espaldas. Tiene mucho mérito protagonizar una película en solitario, prácticamente sin interacción entre los personajes, sobre todo desde que entra en la 1408, y es que el actor hace un recital en el que no se echan de menos más personajes, con momentos álgidos sobre todo hacia el final de la cinta y los momentos iniciales en la habitación. Mary McCormack (Lily) y Jasmine Jessica Anthony (Katie) cierran el casting de secundarios de forma discreta pero correcta, sin grandes alardes ni tiempo para demostrar demasiada cosa.

Un detalle curioso es que el final de la película que se proyectó en cines era una versión alternativa algo menos deprimente que la original, la cual es la que he visto yo, que me parece bastante acertada. Por lo visto las audiencias en los pases de prueba consideraron que el final original era algo atroz (no serían los mismos que dieron el visto bueno al desalmado y brutal final de "La Niebla", supongo). Pese a la limitada originalidad de la película parece ser que funcionó muy bien en taquilla consiguiendo $130M, cifra que supera con creces los $25M de presupuesto y que la colocó como una de las 50 películas más taquilleras del 2007, siendo una de las películas de terror más rentables de los últimos años. Además recabó críticas bastante aceptables, destacando su ausencia de sangre para impactar y su estilo aunque hay coincidencias que a partir de la media hora inicial el producto comienza a decaer.

En resumen, "1408" es una película de terror muy justita, personalmente la considero un producto fallido pero hay que reconocerle algunas de sus virtudes como el excelente arranque o el ambiente opresivo, además por supuesto del recital que se marca John Cusack, una interpretación que por pertenecer a una película de terror no es menos extraordinaria que otras vistas en ese año, y además la presencia del siempre soberbio Samuel L. Jackson se agradece, aunque la promoción de la película no fuese del todo transparente con la participación del actor en la cinta. "1408" no podía dar más de sí, aunque por otro lado no da la sensación de haber desaprovechado el argumento, de hecho creo que está bastante bien solventada la falta de complejidad en la historia, pero el problema es que la película se queda corta en muchos aspectos y no cumple con el mínimo exigido a una película de estas características. Demasiado tópica, demasiado convencional, a pesar de tener un apartado técnico sensacional no es capaz de sacar adelante el débil guión, elaborado sin demasiadas ganas de crear miedo ni tensión. Es una lástima que la película no acabara siendo la pesadilla que la primera media hora prometía ofrecer.

Mi puntuación: 4/10.

14 comentarios:

Luis Cifer dijo...

uffffffff yo casi me duermo, un film totalmente fallido, has sido muy benevolente con este mal film.

Mekhi dijo...

Absolutamente de acuerdo en TODO lo que dices sobre "1408". Al 100%. Con lo buena que es "La niebla".... que razón tienes en la forma de adjetivizar su final. Yo me quedé con la boca abierta. De hecho creo que es el final más descorazonador e impactante de la historia del cine. Y creo no exagerar. Todavía me sorprende que los jerifaltes de Hollywood lo permitieran, ya que siempre supeditan sus películas a los estúpidos test screenings, dandcomo resultados apelículas olvidables, como ocurre con "1408".

Pabela dijo...

Pues es cierto lo que dices sobre la cantidad de tópicos que tiene y obviamente para el que es asiduo a la hora del género de terror esta cae muy mal parada. Además King tiene muchas mejores historias adaptadas; sin embargo yo la disfruté. Me pareció como un juego más bien psicológico que lo adornaron pésimamente con "climas" de terror. Sobre los finales pues me quedo con el que vi, bastante pesimista pero mejor que el que me contaron que tiene además.

Sam_Loomis dijo...

"1408" en mi opinión es una película correcta. El relato de King nunca lo he leído, pero la película me pareció que cuenta una historia sólida, concisa, ambigua y la verdad efectiva. John Cusack carga el filme sobre sus hombros de manera bastante triunfante.

Lo único que me molestó fue el hecho de que el personaje de Samuel L. Jackson fue bastante desechable. Fuera de eso, la película me gustó bastante.

¡Saludos!

Santi dijo...

Es que el inicio no me desagradó Luis Cifer, lo que pasa es que la película va cayendo en picado a cada minuto que pasa, ¿y al final qué queda? La sensación de haber visto otro producto más desaprovechado con tópicos a tutiplén.

"La Niebla" (2007) es una gran sorpresa y una gran película como ya comenté Mekhi, y es que nos cogió a todos desprevenidos (aunque siendo el diretor Darabont uno ya podía esperarse algo bueno). El final de esa película lo tengo grabado a fuego en la mente, obra de desalmado, desde luego :D . En esta "1408" el final que yo vi es en mi opinión mejor que el que se proyectó en los cines, pero no se puede comparar con el de "La Niebla".

Tópicos a chorro Pabela, quizá, como bien dices, el espectador menos acostumbrado a películas de género no la vea tan agria, pero la verdad es que se hace bastante pesada. Yo tampoco la denosto del todo, pues le he dado un simbólico 4/10 para indicar que no me ha gustado pero tampoco la encuentro un crímen contra la humanidad. Es olvidable en el mismo segundo que la última letra de crédito hace aparición.

Yo creo que la historia está algo desaprovechada, Sam Loomis, aunque también tengo la sensación de que mucho más no podrían haber hecho con ese relato (del cual desconozco su fidelidad). Eso sí, Cusack está muy bien, y Jackson sale un poco a hinchar la película para que tenga más tirón comercial. Me alegro que te gustara compañero ;) .

Un saludo a todos, mil gracias por los comentarios.

Almas Oscuras dijo...

Totalmente de acuerdo...
Para mí fue una decepción. Le tenía muchas ganas a un nuevo relato de King trasladado a la gran pantalla e interpretado por un tipo (Cusak) que siempre suele caerme rematadamente bien en todas sus apariciones.
Cusak no está nada mal... pero la película va perdiendo fuerza a medida que transcurren los minutos de forma alarmante. Se me acabó haciendo pesada y difícil incluso de terminarla. Lástima...

Por suerte King se vio redimido en esa obra genial de Daravont titulada La Niebla.

saludos

Pabela dijo...

Santi, es cierto eso de que después de todo es una película olvidable! ajajaja y tengo que ver La Niebla!!! no paro de leer muy buenas críticas o comentarios de esa peli!

Santi dijo...

Esta es una de aquellas veces en las que estamos de acuerdo Almas Oscuras. Cusack cumple muy bien, a mí también es un tío que me cae de puta madre ya de serie, y nada se le puede achacar en esta cinta, pero el guión es el que es, y las sorpresas son cero al cuadrado. Yo tuve que verla en dos momentos distintos, para que te hagas una idea, porque se me hizo bastante aburrida en el tramo central, y soporífera al final.

Y respecto a King, ¡lo que te rondaré, morena! A este hombre le queda mucha cuerda y relatos para adaptar. Solo es cuestión de que un director competente se ponga a los mandos, como precisamente Frank Darabont.

¡Mírate "La Niebla" de Darabont Pabela! Yo iba con ciertas reticencias porque pensaba que sería demasiado tópica, pero para nada. Es un producto de "bajo" presupuesto con una factura técnica impresionante, de una gran calidad, sobre todo por parte de algunos intérpretes.

Un saludo a ambos, ¡muchas gracias por los comentarios!

Von Kleist dijo...

Buenas Santi

Como película de terror y suspense le doy cuatro calaveras...;).

Poco más que añadir a lo que dices, la cosa empieza bien con un planteamiento quizás algo tópico, pero sugerente. Ahora bien, se nota que a la hora de desarrollar la trama, los guionistas ya habían agotado su ingenio en la introducción y comenzaron a tirar del clichés del cine de terror: fenómenos paranormales que no se sabe muy bien a que responden, objetos que sangran, apariciones...etc, etc. Nada que no hayamos visto como 2900 veces antes, pero lo peor no es eso, sino lo absolutamente ilógico que resulta todo (¿en serio es normal que una habitación arda, se autodestruya e incluso se mueva sin que nadie acuda en dos horas? ¿y el personal del hotel que hacía sin avisar a la policia, esperaban a ver si la palmaba el huesped?....

En fin, lo dicho,un buen comienzo, y un muy mediocre desarrollo y desenlace.

Saludos

Angel "Verbal" Kint dijo...

Pues no vamos a estar de acuerdo en esta...a mi me entretuvo horrores y todo el principio me pareció maravilloso, así como hacer un terror sin sangre apenas y sin sustos facilones me pareció interesante...cierto que pierde fuelle, pero no tanto.

Curioso que las mejores adaptaciones de King sean de novelas que no son de terror, "cuenta conmigo", "cadena perpetua"...y "la niebla" (bueno esta si era de terror).
Alguien puede pensar que no incluyo aquí "El resplandor"...si, era una gran película, pero la novela de King el maestro Kubrick se la pasó por el forro de los c...

Santi dijo...

¡Buenas Von Kleist! El problema que tuve yo es que la vi tan aburrida como predecible, y eso es impordonable en este género, sobre todo lo primero. Decae y decae sin frenos, y eso que el inicio es, como bien dices, muy sugerente. Precisamente lo que comentas acerca de lo predecible de todos los "trucos" es lo que más apesta de "1408", todos los sustos las apariciones... todo ya se ha visto mil veces. Estamos 100% de acuerdo en todo.

Me alegra que te entretuviera Angel "Verbal" Kint, segurmanete tú hallaste virtudes donde yo, lamentablemente, hallé aburrimiento. Es cierto que el mérito de no tener sangre y cosas demasiado sobrenaturales en su primera media hora es genial, pero a la que empieza el tema, a la que entra a la habitación, se va todo al carajo.

Darabont es mucho Darabont, y sus adaptaciones son sin duda lo mejor que ha dado en el cine la obra de King, sin contar por supuesto esa obra maestra del cine de terror que comentas, "El Resplandor" de Stanley Kubrick. Aún tengo que ver la miniserie que años después dirigió Mick Garris bajo la atenta supervisión de King...

Un saludo a ambos, gracias por los comentarios ;) .

Quimerico Inquilino dijo...

Pues de acuerdo contigo en todo. Un relato que da para un corto, aquí hinchado hasta el infinito. Pasada esa (magnífica) primera media hora sólo nos queda recrearnos con los vacios fuegos artificiales. Cusack está en todo momento correcto, teniendo en cuenta que como actor nunca ha sido la alegría de la huerta y que la papeleta que tenía delante no era nada fácil.

Santi dijo...

También coincidimos en esta Quimérico Inquilino, una gran introducción que augura algo realmente bueno, pero al final pasa lo que tenía que pasar, desgraciadamente, y la película se va al garete en cuanto Cusak cruza la puerta de la 1048. Es un efecto que suele pasar en muchos ámbitos, como por ejemplo en el anuncio de una película ("Cloverfield", "Paranormal Activity")... las espectativas acaban jugando en su contra, aunque muchas veces acaben siendo lo mejor.

Y a John Cusak hay que reconocerle el mérito en esta cinta, a mí fue el único elemento de la película que me convención de principio a fin.

Un saludo, y gracias de nuevo por el comment ;) .

Dulce dijo...

Creo que debe estar muy interesante, de por sí los libros de King siempre son muy fuertes y locos y quedan bien en películas; yo vi en las películas online la de El Resplandor y es de mis películas favoritas, la he visto varias veces y siempre me asusta, además es de lo más bizarra, así que tendrá dura la batalla como para decir que se comparan.

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.