viernes, 29 de enero de 2010

"Nine", sensualità italiana.

Guido y sus mujeres.

Rob Marshall apenas ha dirigido tres películas en su carrera, dos de ellas musicales, y en todos los casos ha seducido a la crítica estadounidense. En 2003 con "Chicago", su primera película, conquistó la ceremonia de los Oscar ganando nada más y nada menos que 6 estatuillas doradas, incluido el premio a la Mejor Película, galardón que no se llevaba un musical desde que "Oliver" de Carol Reed lo hiciera en 1968. En la década de los 60' —y décadas previas desde el Oscar a "La Melodía de Broadway" en 1929— los musicales como "Sonrisas y Lágrimas", "My Fair Lady" o "West Side Story" fueron grandes triunfadoras en esta importante ceremonia del cine norteamericano, pero desde entonces la sequía del género ha sido radical. Marshall logró con "Chicago" (también gracias a Baz Luhrmann y su "Moulin Rouge") una especie de revitalización de un género no muy prolífico pero que nunca pasa de moda, y tres años después se decidió por el drama romántico con la celebrada "Memorias de una Geisha", una de las películas junto a "Brokeback Mountain" y "Crash" que en 2006 logró más Oscars, tres. Ahora Rob Marshall vuelve al musical rodeado de un reparto de lujo con "Nine", una cinta ambientada en los 60' que adapta una obra de teatro que a su misma vez está inspirada en la película 'autobiográfica' de Federico Fellini "8½", una historia acerca de la crisis creativa de un genio que debe lidiar con la presión y las expectativas que penden sobre él.

Debo admitir mi debilidad por "Chicago", es mi musical favorito junto a "Moulin Rouge" y es que esa ambientación de los años 20', el gancho de los personajes, situaciones y canciones y esa atmósfera de corrupción, vanidad e hipocresía le dan un tono mágico a la cinta. Marshall, que además de dirigir también coreografía sus números musicales (y es que es también famoso por su trabajo en el teatro), intenta repetir éxito volviendo a su género en "Nine", esta vez avanzándose un poco en la época de ambientación hasta mediados de la década de los 60' y cambiando los EEUU por Italia y su estilo chic, y es que si algo le gusta a Marshall es que sus películas reflejen a nivel artístico épocas pasadas de la forma más idealizada y nostálgica posible. La estética de "Nine" es uno de sus grandes puntos fuertes, ese tono distinguido y desenfadado de la Italia de los 60' es precisamente lo que atrae de forma especial, pero lo malo es que "Nine", a pesar de ser una excelente película, no acaba de ser un musical prodigioso.

Es injusto pero también inevitable compararla con "Chicago", y es que el primer musical de Rob Marshall tenía todo lo que le acaba de faltar a "Nine" para pasar de ser un musical más que correcto a una película realmente cautivadora. "Nine" tiene buenos números musicales pero creo que peca de algunos defectos, como abusar demasiado del escenario de los arcos romanos (el supuesto stage de "Italia"), que aunque muy bien iluminado acaba saturando un poco, también ser demasiado esquemática con la relación entre personajes y canciones, ya que cada número musical se corresponde con la presentación de un personaje y se echa en falta un ritmo más fresco y una forma menos estricta de mostrar las canciones, por otro lado tampoco hay números conjuntos (siempre una/o canta y los demás callan), exceptuando el maravilloso arranque con todas las mujeres en "Overture Delle Donne", y es que a pesar de la gran calidad de las canciones (la mayoría de ellas adaptadas de la obra de teatro) le falta algo de pasión al conjunto para cautivar como lo hiciera "Chicago". También he echado muy en falta un número final de la espectacularidad y calidad de "Nowadays / Hot Honey Rag" o "I Move On" de "Chicago", por ejemplo; estos pequeños detalles son los que hacen que para mí "Nine" no sea aún mejor musical de lo que ya es. Porque cuidado, a pesar de estas quejas "Nine" es una gran película, con números musicales de gran calidad y espectacularidad como "Cinema Italiano" o "Be Italian", pero tiene pequeños defectos que dejan a la cinta sin pulir. Creo que el musical es un género que especialmente necesita que sus películas sigan una línea ascendente durante su metraje, se requiere que vayan creciendo exponencialmente sobre todo hacia el final para acabar por todo lo alto, y creo que "Nine" empieza bastante fuerte con dos temas muy consecutivos y buenos como son "Overture Delle Donne" y "Guido's Song" y luego se desinfla un poco a pesar de la calidad media de sus canciones. Y el final, como comento, me ha parecido algo anti climático.

Técnicamente la película es fabulosa, goza de una dirección artística maravillosa que solo peca de abusar del escenario comentado de los arcos romanos, tiene una fotografía extraordinaria sobre todo por el uso de la luz y la sombras y contraluces, así como el vestuario y la estética es una gozada, y es que acabas adorando al Cinema Italiano también a la fuerza. Además de la increíble puesta en escena y maravilloso sonido, elemento clavo en la cinta, es una de aquellas películas que hablan de cine (cine dentro de cine) y de la presión de la fama, lo que la convierte en una de aquellas piezas curiosas que se auto homenajean/parodian. La historia en sí no es nada del otro mundo, a pesar de intentarlo no acaba de profundizar demasiado en las cuestiones filosóficas que plantea, quizá es un pequeño hándicap que tiene y es un aspecto en el que "Chicago" triunfó, y es que en "Nine" la historia parece no avanzar de forma demasiado fluida hacia una conclusión final.

Pero el plato fuerte de "Nine" no es otro que las interpretaciones, el espectacular reparto lleno de actores (actor, vaya) y actrices que forman el universo de Guido Contini, intérpretes forrados de Oscars (todos tienen uno en su haber excepto Day-Lewis, que tiene dos, y Hudson y Fergie, que no tienen ninguno) que bordan unos papeles maravillosos. Ese monstruo de la interpretación llamado Daniel Day-Lewis lleva a cabo otro de sus papeles en los que se sumerge y entrega por completo, esta vez en la piel del saturado cineasta Guido Contini, cantando, bailando y actuando con un curioso acento italiano (incluso aprendió el idioma para esta película) y una presencia única. Day-Lewis demuestra por qué es uno de los actores más prodigiosos de la historia del cine y da gusto verlo en pantalla en cada número musical y diálogo, derrochando talento en cada escena en la que tiene oportunidad. Codo a codo con el actor está Marion Cotillard, esta francesita que ganó el Oscar en 2008 por su caracterización de Édith Piaf en "La Vida en Rosa" (precisamente el mismo año que Daniel Day-Lewis lo ganó por "Pozos de Ambición") y que una vez más está extraordinaria, y es que esta mujer ya probó en una sola imagen al final de "Enemigos Públicos" que tiene un talento enorme, y en esta película se ratifica definitivamente en Hollywood de una vez por todas. Un caso parecido al de la francesa es el de Penélope Cruz, que una vez ha salido de su país no ha hecho más que crecer en popularidad en Hollywood. En "Nine" interpreta el papel de Carla, una chica sensual y no muy lista locamente enamorada de Guido cuya relación se basa en el más puro sexo. Tras ganar el Oscar por "Vicky Cristina Barcelona" la española vuelve con fuerza y destaca sobre todo en su número musical ("A Call from the Vatican") desprendiendo erotismo a raudales, en una interpretación magnífica que pone de manifiesto que Cruz no es solamente una cara bonita. Me ha gustado especialmente Judi Dench, la veterana británica exhibe una vez más su visceral capacidad interpretativa y se luce con un número curioso y un acento francés que parece natal (que gusto da escuchar Folies Bergére de su boca), comiéndose la pantalla por completo en la piel de la diseñadora de vestuario de Guido, la única que parece no tener reparos en mostrarle una sinceridad brutal. Nicole Kidman recuerda a su maravilloso papel en "Moulin Rouge" en una breve aparición en la que le da tiempo de cantar un precioso tema, igual que Fergie —la cantante de Black Eyed Peas— lo hace de forma más salvaje con quizá el mejor tema de la cinta, "Be Italian". Cierran el maravilloso reparto una excelente Kate Hudson a la que solo le da tiempo de aparecer en un extraordinario número musical ("Cinema Italiano", buenísimo) y poco más y la mítica Sophia Loren que a pesar de su poca participación también tiene un momento musical entrañable. Parece evidente el tono homenajeante de la aparición de la actriz ganadora del Oscar por "Dos Mujeres" (quizá demasiado), pero aún así está bastante bien.

"Nine" es un musical extraordinario, le falta la genialidad de "Chicago" pero es una película muy disfrutable, con muchos números musicales de calidad y aunque algo irregular en el fondo es sin duda una cinta que merece la pena ser vista. Rob Marshall tenía el listón muy alto y no lo ha superado, pero se ha regalado una película excelentemente realizada con un reparto de escándalo y números musicales magníficos. El reparto es el aspecto más virtuoso de una película en la que cada actriz secundaria tiene la oportunidad de lucirse (por poco tiempo, eso sí) y cuyos actores protagonistas, Marion Cotillard y Daniel Day-Lewis (sobre todo este último) están sencillamente sobrenaturales. Es una película bonita y curiosa, no profundiza en los temas que plantea pero hace pasar un rato la mar de entretenido por lo que el amante de los musicales podrá disfrutar de "Nine" y degustarla como debe. «So arrange it! That's all that I want!»

Mi puntuación: 7/10.

13 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Vaya, alimentas mis ganas de ver esta pelicula, ya se que como revisitacion de 8 1/2 seria una decepcion asi que ire con ganas de musica y tias buenas :-)

Saludos!

Pablo Martinez dijo...

Me interesa verla muchisimo. Pero no sé por qué pienso que no me va a gustar jeje...

Saludos!!

Te invito a leer mi crítica de "Das Weisse Band".

Un abraaazoooo!!!

PM

Angel "Verbal" Kint dijo...

A mi me encanta "Chicago" y le tenía muchas ganas a esta película, que me ha supuesto una decepción, pues esperaba mucho más. Lo mejor sin duda Cotillard, espectacular y que junto a Penelope y Fergie son lo más destacado de la peli, a la que le falta muchísima garra en sus números musicales

babel dijo...

No soy muy amante de los musicales, quizás esta me atrae por ser un homenaje a Fellini, según leo, entre otras cosas. El elenco también como bien dices es otro punto fuerte, y no hago más que leer que está impresionante en conjunto, así que tendré que hacerme el ánimo e ir a verla.

Un saludo ;)

Santi dijo...

No he visto "8½", Dr. Quatermass, pero desde luego "Nine" parece adaptar la esencia de aquella casi-autobiografía de Fellini. Si vas con ganas de ver buenos números y MUJERONES (en todos los aspectos) seguro que sales convencido, calidad le sobra. Luego ya lo hondo que te cale es algo más personal... ;)

Yo creo que no decepciona Pablo Martinez, aunque tampoco alcanza el nivel que uno podría imaginarse. El reparto es perfecto, lo que "falla" en mi opinión es el poco calado de la historia, lo poco mundano que es para un espectador como nosotros la historia que cuenta. Enseguida me paso a leer tu opinión de "La Cinta Blanca" ;) .

Coincidimos con la ópera prima de Marshall, Angel "Verbal" Kint, pero yo no diría tanto como decepción lo de "Nine". Yo esperaba algo más, pero no en cuanto a forma, sino en cuanto a "esencia". No creo que ningún otro musical me haga sentir lo que me provocaron "Moulin Rouge" y "Chicago", una especia de "descubrimiento" del género que me llenó por completo en ambos casos. Ahora el listón está muy alto y es difícil que una película de estas características no sea constantemente compara con ellas. Cotillard fabulosa, también Cruz y Fergie, pero no me puedo olvidar de las apariciones de Dench, Hudson y hasta Loren, por cortas que sean. Y sobre todo Day-Lewis que está gigantesco. A los números sí que les falta algo de garra, aunque hay algunos de una carga emocional y una intensidad tremenda (sobre todo gracias a los actores), principalmente "Take It All" (cantado prodigiosamente por Cotillard) y "I Can't Make This Movie" (que aunque la canción no sea nada del otro mundo el sentimiento de Day-Lewis cantándolo le pone a uno la carne de gallina). Eso sí, le falta algo de frescura a los números, algo de ganas de hacer algo diferente.

El reparto es prodigioso babel, eso te lo aseguro. No decepciona ninguno de los intérpretes, por corta que sea su participación. Yo tampoco era muy fan de los musicales hasta que me topé con los mencionados, que me enamoraron por completo. Tú dale un ojo a "Nine", que algo positivo seguro que sacas ;) .

Mil gracias a todos por los comentarios, ¡abrazos!

Einer dijo...

A mí 8 1/2 me parece aburridísma así que me echaba un poco para atrás con esta peli, pero como me encantan los musicales y tu reseña la deja en bastante buen lugar, creo que iré a verla.
Un saludo!

Nanu dijo...

Algun momento la vere, pero siempre que la quiero ver me retracto porque veo que esta Penelope Cruz y la odio completamente a esa mina

Von Kleist dijo...

Buenas Santi

En realidad el Sr. Marshall no es demasiado original. Tanto en "Chicago" como aqui se nota bastante que bebe de las fuentes de ese gran maestro del musical que fue Bob Fosse, cuya influencia se nota bastante en el estilo de Marshall. Lo mejor de la película, para mi gusto, el número de "Be Italian", y las actrices en general bastante bien.

Saludos

Santi dijo...

Hola Einer. Yo "8½" no la he visto, pero hay que tener en cuenta que "Nine" es una adaptación de una historia que a su vez adapta la película de Fellini, por lo que seguramente el corte de la historia cambia mucho... Digo yo. Si te encantan los musicales seguramente "Nine" te gustará, aunque no te esperes una obra maestra, que conste.

Que no te tiren para atrás tus prejucios con Penélope Cruz Nanu, en esta película la actriz tiene poca participación y aún así está magnífica y muy atractiva. Su número musical es una bomba de sensualidad y personalmente me pareció de lo mejor del reparto, lo cual no es poco.

¡Hola Von Kleist! Hombre, original ya se ve que Rob Marshall no es, ya que sus tres películas parten de un material ya existente y se nutre de adaptaciones y reinvenciones. Queda clara la influencia de películas como "Cabaret" o "Empieza el Espectaculo" ("All That Jazz", a la cual hay una obvia referencia en "Chicago"), como lo deben haber sido para cualquier director de cine o teatro musical en la actualidad. Son películas que han marcado época y estilo.

"Be Italian" es un número muy potente, quizá el que más, aunque siento especial predilección por los que cantan Cotillard y Day-Lewis, más que nada por el sentimiento que le ponen a cada interpretación. Concretamente la del actor en "I Can't Make This Movie" me parece desgarradora, aunque la canción tampoco sea nada especial.

Un saludo, gracias a todos por vuestros comentarios, de verdad :) .

Lázaro dijo...

Buenos días Santi..
no creo que vaya a verla,los músicales no me atraen,aunque Moulin Rouge me encanto...
sera curioso ver a la Pe...no
felicidades por la crítica muy completa...
un saludo

Santi dijo...

Hola Lázaro, gracias por tus palabras ante todo.

Yo también era de los que decía que los musicales "no me eran para mí", pero eso era hasta que me topé con unos cuantos que me hicieron cambiar de opinión radicalmente como "Chicago", "Moulin Rouge", "Grease" y "Pesadilla Antes de Navidad".

El reparto entero de "Nine" hace que esta película merezca la pena.

¡Un saludo!

Maribel dijo...

Hola Santi,

con tus críticas dan ganas de ver Nine, tenía ciertos reparos porque también me gusta mucho Chigago y Moulin Rouge, y no quería llevarme una decepción, pero ahora veo que la puedo ver sin problemas.

Estamos cerca ya de la última temporada, ahora que está tan cerca casi parece imposible.
Namaste amigo,
Maribel

Santi dijo...

¡Hola Maribel, Cuánto tiempo! :)

No esperes con "Nine" una nueva "Chicago" o "Moulin Rouge", lo que te encontrarás es un excelente musical pero que no llega al nivelazo de estas dos, sobre todo en cuanto a intensidad emocional. A nivel técnico es una maravilla, pero le falta ese "qué" de las mencionadas. Seguramente la disfrutarás ;) .

¡Y hoy mismo se emite en EEUU la season premiere de la 6ª y última temporada! Mañana estará horneando calentita y esperando para ser degustada... ¡que ganas!

Namasté, un petó ;) .

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.