martes, 17 de febrero de 2009

"Slumdog Millionaire". Marcamos la "D: Una película maravillosa", respuesta final, sin utilizar comodines.

«Jamal Malik se encuentra a una pregunta de ganar 20 millones de rupias. ¿Cómo lo ha hecho?

A: Ha hecho trampas.
B: Tiene suerte.
C: Es un genio.
D: Está escrito.»

El fenómeno cinematográfico del año se llama "Slumdog Millionaire". Antes de que llegaran las nominaciones a los Oscar la película se había convertido ya en la comidilla de medio mundo, y es que no es para menos, es sin duda una de las películas más frescas, bonitas, originales y sinceras de los últimos años. Han sido nada más y nada menos que 10 las nominaciones que ha recibido para la próxima ceremonia de los Oscar, la mitad de ellas por apartados de sonido, y figura entre las favoritas de los premios más importantes compitiendo en la mayoría directamente contra otra joya, "El Curioso Caso de Benjamin Button"; las nominaciones son en las categorías de Mejor Fotografía, Dirección para Danny Boyle, Montaje, Música Original, Sonido, Montaje de Sonido, Guión Adaptado, tiene dos participaciones en Canción Original y por supuesto opta a Mejor Película. Tras arrasar por todos los festivales de cine por los que ha pasado y recibir premios y halagos por doquier, ha ganado 4 Globos de Oro, todos a los que optaba, incluyendo Mejor Película Dramática, Director, Banda Sonora Original y Guión, y fue la vencedora en los BAFTA con 7 premios de 11 posibles; la película se perfila como la favorita para la 81ª edición de los Oscar, David Fincher ha encontrado un duro rival para este año.

Si esto fuera un concurso preguntaríamos ¿Qué es "Slumdog Millionaire"? A: Una película con talento, B: Una película con corazón, C: Una película humilde, D: Todas las anteriores, y la respuesta de los 20 millones de rupias sería la D; tiene todas las cualidades que pueden atribuírsele a un film hecho con amor y calidad, y cuenta además con factor importante y clave: lo poco Hollywoodiense que es, lo diferente que sabe. Pero vayamos por partes...

A: Una película con talento. "Slumdog Millionaire" no es una película que casualmente haya sido tocada por el hada de la suerte, detrás de su aparente simpleza se esconde un director de talento y calidad indiscutible: el realizador inglés Danny Boyle. Tras una carrera como director de videoclips y telefilms Boyle dio el salto en 1995 con "Tumba Abierta" y un año más tarde se reafirmó con una de las películas independientes inglesas mejor consideradas de la década pasada, "Trainspotting", un duro y aplastante retrato de un grupo de yonkies de los suburbios del sombrío Edimburgo profundo que tiran su vida por el retrete. Tras este film, que hasta el momento se ha considerado su mayor obra, llegaron otros con mayor o menor fortuna como "La Playa" con Leonardo Di Caprio, hasta que en 2002 llegó la que para mí es posiblemente la película de terror más importante de esta década, "28 Días Después". Quizá suene exagerado decir que es la más importante de los 00', aunque no digo que sea la mejor, pero sin duda ha sido la película que ha logrado revitalizar en los últimos años una clase de cine que había degenerado hasta los límites en los 90' y con ella consiguió llamar la atención del público y las productoras y revitalizar el amado sub-género zombie (aunque técnicamente no sean zombies) que tantas alegrías nos dio en el pasado y nos está dando en una segunda era dorada del género. Tras la fascinante, impactante y terrorífica "28 Días Después" llegó otra revitalización, la del cine de Sci-Fi como antaño; con "Sunshine" Boyle condensó lo mejor de muchos de los emblemáticos filmes que han dado forma al género de la Ciencia Ficción, clásicos como "2001: Una Odisea del Espacio" o "Alien. El Octavo Pasajero" o más modernos como "Horizonte Final" o "Solaris" (2002), por citar algunos. Haciendo algo parecido a lo que ha hecho recientemente Neil Marshall con la gamberra y excelente "Doomsday" Boyle homenajeó y se inspiró en las películas que hicieron de la Sci-Fi uno de los géneros más importantes del cine, recuperando el espíritu de éstas con la que fue quizá la mejor película de Sci-Fi en 2007. En ninguno de sus filmes Boyle ha olvidado aplicar su innovador y refrescante estilo, además de un sentido de la belleza cinematográfica real y preciso, no hay más que ver la fotografía y algunas secuencias de su anterior película "Sunshine" para darse cuenta de su entendimiento del medio. El director también se caracteriza por dos aspectos: un sentido del ritmo perfecto y un adecuado uso de la música en sus películas, que jamás pasa desapercibida ni puede obviarse el gusto en la elección de ésta.

En "Slumdog Millionaire" (que por si alguien se lo pregunta significaría algo parecido a "Vagabundo Millonario", ya que slumdog quiere decir 'perro de suburbio' o, lo que es lo mismo, mendigo) Danny Boyle cambia de escenario una vez más y abandona el Reino Unido para adentrarse de lleno en las profundidades de la India, cambiando de tercio completamente como es habitual en su filmografía con un drama/comedia/romance que cumple todos los requisitos para encandilar al espectador. El guionista británico Simon Beaufoy, nominado al Oscar por el guión de "Full Monty", adaptó la novela del autor hindú Vikas Swarup "Q & A" ("¿Quiere ser millonario?") enlazando las diversas historias en una sola y se zambulló en la India para realizar un retrato cuidadoso de los suburbios de Mumbai, un prodigio de guión que consigue conmover y fascinar con una historia preciosa llena de detalles maravillosos y también sórdidos. Lo mejor que tiene el film es sin duda su excepcional guión.

Gran parte del equipo de "Slumdog Millionaire" es hindú, de hecho la directora de casting Loveleen Tandan fue introducida en los créditos como co-directora en India por Boyle (ha habido algo de controversia por no incluirla en la nominación a los Oscar en este apartado), y ayudó tremendamente al cineasta inglés en el casting encontrando a niños que no hablaban siquiera el idioma (el film está rodado en inglés e hindú) y en el tema cultural. De todos los apartados quizá uno de los que más destaca es el de la música, compuesta por el compositor hindú A.R. Rahman acompañando a la película constantemente y marcando el ritmo de algunas escenas, con especial atención a la secuencia inicial de la persecución por los suburbios de Mumbai (una escena gloriosa y apasionante, una introducción monumental de los personajes y el escenario) o la escena en la que buscan a Cherry/Latika, con especial atención a la colaboración de la rapera M.I.A. que aporta el enérgico tema "Paper Planes" que acompaña otra de las secuencias más emocionantes del film y que también participa en la canción nominada al Oscar "O Saya" que aparece en la citada escena inicial. "Jai Ho" es la otra canción por la que la película ha sido nominada en la categoría de Mejor Canción, la que acompaña los fabulosos créditos finales que son todo un homenaje a las clásicas coreografías de Bollywood, requisito indispensable en toda película hindú. La música del film, como es habitual en la filmografía de Danny Boyle, es una pieza clave en el film y resulta imprescindible para entenderla como se debe, un apartado en el que debería llevarse el Oscar.

Otra categoría donde la película debería alzarse con el galardón de la Academia es en el montaje, obra de Chris Dickens ("Hot Fuzz", "Zombies Party"), un brillante trabajo que es capaz de ir intercalando la historia del presente del interrogatorio con la del pasado inmediato en la participación de Jamal en el concurso y con la del pasado de la infancia de Jamal, todo combinado de una forma soberbia, contado linealmente y seccionando el film en las distintas etapas de la vida del protagonista, correspondiéndose cada una de estas con las preguntas que contesta en el concurso "¿Quién quiere ser millonario?". Simplemente sublime este apartado, debería ser obligadamente otro de los Oscar a llevarse, es de ley. El talento del film también surge en el aspecto visual, Anthony Dod Mantle es director de fotografía de algunas películas dogma y habitual en algunas producciones de Boyle, aquí demuestra una especial destreza en los movimientos de cámara en espacios abiertos y un uso del color prodigioso, con tonos vivos e intensos contrastando con el ocre del escenario. El aspecto visual es impecable, lo mismo que el sonoro, una maravilla técnica.

B: Una película con corazón. La cinta goza de una sinceridad arrolladora, esa es su mejor baza y lo que la convierte una de las obras más inolvidables de los últimos años. En este momento, a mitades de febrero, para mí es la mejor película de 2009. El entrañable reparto de actores es posiblemente un elemento importante en dicha cercanía, el espectador occidental no está muy acostumbrado a ver películas que transcurran en la India con actores que sean de allí, y de hecho cuesta mucho encontrarse alguna película de ese origen en cartel durante el año, por lo que al encontrarnos con algo "diferente" podemos contar con el beneficio de la "novedad". En "Slumdog Millionaire" los escenarios son un retrato de la India profunda, de los terribles e inmensos suburbios de Mumbai y Bombay donde millones de personas viven en condiciones paupérrimas; en cierta manera me recordó a una película de similares características pero muy distinto corte, "Ciudad de Dios", la obra maestra que nos adentró en el terror de las favelas brasileñas. "Slumdog Millionaire" es bastante más optimista que la película de Fernando Meirelles, lo que no quita que tenga un par de escenas bien crudas, como las de Maman o las revueltas en los suburbios de Bombay. El guión se centra en las aventuras y desventuras de Jamal y su hermano Salim, una visión infantil y ligeramente ingenua (más por parte de uno que de otro) de la pobreza en la India, quizá no es el país que viene en los folletos, pero posiblemente se acerca más a la realidad que éstos.

Los personajes son muy entrañables, sobre todo se debería destacar el actor que interpreta al Jamal más joven, Ayush Mahesh Khedekar, que por supuesto y como la mayoría de los actores y actrices del film es la primera vez que actúa. Su rostro refleja pureza y bondad, y también ímpetu, y cuando aparece se come la pantalla; no hay más que ver la secuencia en la que consigue su preciado autógrafo o aquella en la que se prepara para su audición con Maman. Tampoco se quedan atrás los pequeños actores que interpretan a Salim de pequeño, Azharuddin Mohammed Ismail, y a la menor Latika, Rubiana Ali, todos novatos que transmiten a la pantalla una gran inocencia y pureza. El primer tercio de film es probablemente uno de los mejores fragmentos de película que he visto en el cine, sencillamente maravillosos, de una naturaleza pura y directa, de una fluidez e intensidad soberbias; aunque el resto del film no esté a la misma altura es una maravilla de ritmo y metraje, quizá hay un pequeño salto forzado que es algo abrupto: de estar robando sandalias en la calle a trabajar repartiendo el té en una oficina, es lo que quizá resulta más inverosímil, pero obviando eso todo fluye de forma natural. Tanay Chheda, Ashutosh Lobo Gajiwala y Tanvi Ganesh Lonkar también están sobresalientes como los medianos Jamal, Salim y Latika, y el remate viene con Dev Patel (de la serie británica "Skins") como el Jamal adolescente (que podría decirse que es el máximo protagonista) que vemos concursar en "¿Quién quiere ser millonario?". Jamal es un chaval listo, pero no el más listo, tiene suerte, pero no es que sea un afortunado, y también ha rateado, pero no es un criminal, la cuestión es que Jamal parece seguir los designios del destino en cada pregunta y el actor consigue emocionarnos con su historia de amor con Latika, interpretada de adolescente por la bella y novel actriz hindú Freida Pinto, una historia bastante sobada pero llevada a cabo con frescura, realizada de forma que el espectador no tiene la sensación de estar viendo algo que ya se ha visto más veces. Además, en esa historia de amor incondicional está condensado el espíritu de Bollywood, la esencia de las películas que tanto triunfan en la meca del cine hindú. El desconocido reparto lo culminan actores de la talla de Anil Kapoor como el presentador del concurso, un actor que goza de gran fama en India, o Irrfan Khan como el inspector de policía, dos actores con unas amplias filmografías en su país, Madhur Mittal como el Salim más mayor y muchos más actores hindús que interpretaban por primera vez en su vida. La película es un cuento de amor, una historia esencialmente de valor, constancia y sobre todo esperanza entendida como amor incondicional, fe. Su secreto es que es capaz de conmover, divertir y atrapar al espectador; lo que una película de estas características requiere para triunfar es que sea capaz de llegar al corazón del espectador y "Slumdog Millionaire" lo logra totalmente.

C: Una película humilde. Boyle aceptó trabajar con el guionista una vez que leyó la historia y quedó sorprendido con ella, y finalmente pudo contar con un presupuesto de $15M, algo modesto en comparación con las grandes superproducciones estadounidenses (pese a que el film es británico y no americano). A pesar de que "Slumdog Millionaire" tiene un despliegue de medios considerable y una calidad indiscutible no es una película que haya tenido una gran campaña publicitaria ni una difusión amplia, ha sido tratada más bien como un producto modesto que ha tenido una gran repercusión a partir de su proyección en los distintos festivales alrededor del mundo. El film estuvo inspirado no solamente en la novela "Q & A" sino también en algunos filmes de Bollywood por lo que tampoco se puede decir que sea una película enfocada al gran público ni tampoco a ser un taquillazo aunque finalmente ha resultado serlo, casi $140M por todo el mundo es la cifra que actualmente ha recaudado, casi 10 veces más que su presupuesto, siendo una de las 50 películas más taquilleras en el mundo en el año pasado gracias al boca-oído ya que su fama fue creciendo exponencialmente, todo un mérito teniendo en cuenta su corte y origen.

La crítica se ha volcado con el film, los mejores críticos de Norteamérica la han colocado en los puestos más altos de sus TOP de lo mejor del año pasado, ha recibido una lista interminable de premios en EEUU y el Reino Unido, tanto el film como la dirección de Danny Boyle han sido objeto de elogios en todas las academias y festivales, y actualmente figura entre las películas más importantes de la década, colocándose por el momento en el puesto #34 del TOP-250 de IMDB. Nada mal para un film que no pretendía ser más que una preciosa historia de amor y superación rodada en India con un reparto de actores en su mayoría desconocidos y con un argumento poco interesante en un principio.

D: Todas las anteriores. En definitiva, "Slumdog Millionaire" ha sido con motivo la sensación del año, una película que lo tiene todo para llegar al espectador, una oda a la vida y al amor, una historia simple que guarda bajo su aparente timidez un poderío cinematográfico digno de las mejores obras. No es una película perfecta, pero se encuentra muy cerca de ello, es una de aquellas películas que deben verse, una obra de arte que merece ser degustada y disfrutada, con un apartado técnico sublime y un tono al que no estamos acostumbrados en occidente. Pese a ser una película inglesa sus componentes la convierten en una experiencia multicultural, una idea llevada a cabo con maestría, arte, mucho corazón y humildad, y jugando esas bazas posiblemente se convierta en la próxima triunfadora de los Oscar, en la que creo que debería llevarse los Oscar más importantes a los que opta, esto es Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión como mínimo, además de los apartados de Mejor Montaje y Mejor Música, que deberían ser dos categorías cantadas por el fabuloso trabajo de los responsables. No os la perdáis, por favor.

«— Así que, ¿estás preparado para la pregunta final por 20 millones de rupias?
— No, pero quizá está escrito, ¿no?»

Mi puntuación: 9/10.

1 comentarios:

Santi dijo...

Asombroso como ha arrasado "Slumdog Millionaire" en la 81ª ceremonia de los Oscar, 8 estatuillas que la colocan como una de las películas más premiadas en la historia de los premios. Película, Director (Danny Boyle), Guión Adaptado, Fotografía, Música, Canción, Montaje y Sonido. Para mí todos los premios los tiene merecidísmos, tanto cada uno de los 8 Oscar como los BAFTA, Globos de Oro, etc. etc. etc. Una justa remuneración para esta joya de alma pura de Danny Boyle.

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.