miércoles, 11 de febrero de 2009

"El Curioso Caso de Benjamin Button", la vida a la inversa.

«Nací en circunstancias inusuales...»

Ninguno de los proyectos que lleve a cabo David Fincher pasará nunca inadvertido; hace más de 15 años que aquel director de videoclips se destacó con la infravalorada "Alien 3" y más tarde siguió haciéndolo con uno de los mejores thrillers policiales y que más influencia ha tenido en el último cuarto de siglo: "Seven". Fincher ha sido capaz de firmar una tras otra grandes obras que han modelado el cine norteamericano en muchos aspectos, sobre todo ésta y "El Club de la Lucha". Estas dos películas, consideradas como obras imprescindibles globalmente, forjaron a David Fincher una fama y lo afianzaron como director de culto; tampoco hay que olvidarse de "The Game" con un estupendo Michael Douglas, ni de la curiosa "Panic Room", ni mucho menos de su penúltima película "Zodiac", esa maravilla que podría considerarse una versión de esa obra maestra coreana de Joon-ho Bong llamada "Crónica de un Asesino en Serie". Su estilo es único y muy imitado, aunque él es el original, gusta de utilizar escenografías con ambientes asfixiantes, sucios, decadentes, como ha ido demostrando en su filmografía y ha dejado patente sobre todo en "Seven", aunque también puede decirse lo mismo de "El Club de la Lucha" y "The Game", incluso también de "Alien 3" por supuesto. En su anterior película, la extraordinaria "Zodiac", dejó de lado un poco esa atmósfera inmunda que impregnaba sus brillantes películas aunque no abandonó la angustia ni mucho menos, y tras tanto indagar en los aspectos más tenebrosos de la mente humana llega su séptima película y la que es desde luego su propuesta más optimista, fantasiosa e ilusionada: "El Curioso Caso de Benjamin Button", una perla preciosa donde explora el ciclo de la vida desde un peculiar punto de vista, el de un hombre que en vez de envejecer se rejuvenece con los años.

En un hospital de Nueva Orleans la anciana Sra. Daisy espera su muerte; aprovechando las pocas horas que le quedan de vida se despede de su hija y le cuenta la historia de Benjamin, un pobre niño que en 1918 nació con el cuerpo correspondiente a un viejo de 90 años y que fue abandonado en una residencia donde le trataron con cariño mientras crecía. Conforme pasaban los años Benjamin parecía rejuvenecer progresivamente; mientras su mente se iba formando como la de un niño su cuerpo iba recuperándose de su deterioro. Su decrépito cuerpo no le supuso ningún impedimento a su ágil y vigorosa mente, y gracias a ella comenzaría a descubrir el mundo marcha atrás, aprendería a saborear la vida y sufriría el dolor de ver cómo todo el mundo a su alrededor va desapareciendo; su bendición es su maldición, su maldición es su bendición. El concepto de "ir hacia atrás" en el tiempo y rejuvenecer es uno de los conceptos más interesantes que pueden encontrarse en la literatura y el cine, la búsqueda de la vida eterna siempre ha sido uno de los misterios más codiciados por la humanidad en toda su historia y siempre se ha tratado con misticismo y fantasía. Hace tan solo un par de años Francis Ford Coppola estrenó una película con una temática que a simple vista parece similar, "Youth without Youth" ("Juventud sin Juventud"), que aún no ha sido estrenada en España (y a estas alturas dudo que lo haga ya) y que cuenta la historia de un profesor rumano que es alcanzado por un rayo a mitades del s. XX, lo que le proporciona un inexplicable rejuvenecimiento progresivo que se convierte inmediatamente en la ambición de los nazis. No he visto la película de Coppola pero la "similar" temática refleja lo interesante que es contar una historia acerca de ese concepto; "El Curioso Caso de Benjamin Button" explota a la perfección dicha idea de forma que se convierte en una biografía completa de Benjamin desde su nacimiento hasta su muerte, sacándole partido a los múltiples aspectos físicos, fisiológicos y psicológicos, además de filosóficos y espirituales, en una oda a la vida a través de los ojos de quien tiene la oportunidad de descubrirla de una forma distinta a la de toda la humanidad.

Fincher cambia de tercio con "El Curioso Caso de Benjamin Button", en este film deja de lado el thriller para contar una historia épica, con algo de Ciencia Ficción, fantasía y aventura, pero sin pertenecer plenamente a ninguno de estos géneros. De hecho en algún aspecto me recordó a "Big Fish", ya que la narrativa es similar, un padre/madre que a punto de morir decide contar su historia a su hijo/hija, aunque en el caso de la película de Burton estaba todo mucho más enfocado de forma fantástica mientras que "El Curioso Caso de Benjamin Button" intenta ser algo más realista, teniendo en cuenta lo irreal del caso de Benjamin, claro. Aunque el director haya realizado una película atípica para su filmografía no ha dejado de lado su calidad como realizador, la cinta tiene todas las virtudes de su estilo, una gran visión y estética propias de un director con clase y personalidad, un ritmo ideal y preciso y una belleza en la fotografía exquisita. El único pormenor que le puedo atribuir a la película es su quizá excesiva duración, 2 horas y 45 minutos, que evidentemente son necesarios dado el carácter biográfico de la historia y en menos tiempo no podría explicarse tan interesante vida, pero igualmente creo que casi 3 horas acaban agotando un poco al espectador que ve como Benjamin se estanca en algunas edades más que en otras. Es normal, evidentemente no podría durar mucho menos, pero de una forma que no sería capaz de explicar creo que con menos metraje hubiese sido una historia más condensada y correcta, aunque no sé si igualmente épica. Lo bueno que tiene la película es que además de seguir la vida de Benjamin Button también somos capaces de ver en cierta forma y ligeramente la evolución de todo el s. XX, algo parecido a lo que vimos con la maravillosa "Forrest Gump" aunque más espaciado en el tiempo y con menos profundidad.

El guión corre a cargo de Eric Roth, el reputado guionista que ha trabajado para directores con el caché de Steven Spielberg en "Munich", Michael Mann en "Ali" y "El Dilema", Robert Zemeckis precisamente en "Forrest Gump" (aquí se nota la influencia) o Robert De Niro en "El Buen Pastor". Roth se recrea en una historia llena de detalles, de pequeños guiños y recursos a los que recurre durante el film, como el colibrí u otras pequeñas lindezas que dan profundidad a la película. El guión sigue la historia desde el punto de vista de Benjamin, de cómo crece y aprende a convivir en un mundo extraño para él, extraño como lo es para cualquiera pero también extraño para alguien que no sigue las reglas de la naturaleza; en cierto modo también es una historia de superación, de aceptación, y por supuesto de amor, que es uno de los grandes núcleos del film por partida doble: primero amor de madre (de Queenie), y después de amante (Daisy), que evoluciona durante todo el film hasta un final absolutamente glorioso. La escena final me parece una maravilla a destacar. De hecho la película está llena de escenas espectaculares, sobresaliendo la del submarino por ejemplo, todo un derroche de escena y una lección de cómo utilizar los efectos especiales en un film. Porque esa es otra de las cosas que hacen grande a la cinta, la forma que tiene de utilizar la magia del cine sobre todo a la hora de recrear la edad de Benjamin, espectacularmente caracterizado; es un trabajo realmente impresionante el hacer envejecer a Brad Pitt para que parezca un abuelo de 90 años y poco a poco se le vayan quitando los años, siempre tiene arrugas y un cuerpo destrozado por la edad pero siempre es él, es como si estuviéramos viendo al futuro Pitt. El maquillaje y los efectos visuales se merecen un diez, y no solo en Pitt, en el cual alcanzan su máxima plenitud, sino también en Cate Blanchett y en Taraji P. Henson. Otra escena para el recuerdo es la de las casualidades, aquella en la que repasa todos y cada uno de los hechos casuales que acaban desembocando en una escena clave en el film, una especie de inicio de "Magnolia" bastante espectacular (aunque se hizo un poquito, y solo un poquito, largo). El guión de Roth tampoco se olvida del humor, en varias ocasiones también hace chistes recurrentes, como el del hombre de los rayos, y en general tiene un tono de comedia simpática muy comedido.

El film se abre con una historia conmovedora y curiosa, la del reloj de la estación, que incluye una secuencia bélica marcha atrás realmente espectacular, y gracias a una dirección artística y unos decorados y vestuario monumentales enseguida nos mete de lleno en la segunda década de siglo pasado, una recreación simplemente alucinante. Con un montaje brillante y un sentido idóneo de la narración nos va intercalando la historia de Daisy, a punto de morir de vieja, y la de Benjamin Button, que al contrario de Daisy va renaciendo, y vamos viendo el contraste de la vida de Benjamin que también puede verse como una metáfora de lo que se parece el ser humano cuando es mayor y cuando es un bebé («Al final ambos acaban llevando pañales.»), la forma de dejar de ser consciente de tu entorno en ambas fases de la vida; en definitiva el círculo vital se cierra. La historia de "El Curioso Caso de Benjamin Button" es preciosa, un cuento muy bonito acerca de la vida, la ilusión y el ímpetu, una lección acerca de la voluntad y la ruptura de los límites de superación; solo viendo cómo es nuestra vida desde fuera podemos apreciarla realmente.

El trabajo interpretativo del film es increíble, hay talento y calidad a mansalva, comenzando por el gran protagonista del film, Brad Pitt que es el humilde, bonachón e interesante Benjamin Button, por supuesto. Pitt realiza otro papelón como los que él sabe hacer, y demuestra una vez más algo que todos sabemos si hemos seguido mínimamente su carrera, que tiene tantísimo talento como polivalencia. Lo hemos visto hacer de gitano en "Snatch: Cerdos y Diamantes", de colgado en "Amor a Quemarropa", de loco de remate en "12 Monos", de vampiro en "Entrevista con el Vampiro", de ladrón de guante blanco en la saga "Ocean's Eleven", de héroe mitológico en "Troya", de implacable y legendario bandido en "El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford", de ingenuo vivaracho en "Quemar Después de Leer", de preocupado esposo en "Babel" y un largo etcétera, y siempre, siempre, ha sido de lo más destacable de cada película. Como dije hace poco en "Valkiria" es otro de aquellos actores como Tom Cruise o Leonardo DiCaprio que suelen ser infravalorados por ser tan solo considerados una cara bonita cuando está más que demostrado que son mucho más que eso, son actores de primerísima fila, de lujo. Pitt ha recibido una merecida nominación a los Oscar por este papel, desde luego es un caramelo para cualquier actor el poder interpretar a un personaje tiene tantas vivencias en un film tan amplio en el sentido de expresiones y sentimientos, un personaje que va descubriendo el mundo y la vida, además de tener la posibilidad de interpretar al abanico completo de edades para un personaje; eso es sin duda una ventaja para optar al premio, aunque personalmente creo que este año será el de Sean Penn o Mickey Rourke, no obstante nunca se sabe. Es espectacular como interpreta a Benjamin, el infantilismo, su valentía y arrojo y más tarde su curiosidad, su bondad, su madurez... todo increíblemente bien transmitido. Acompañando la suprema interpretación de Pitt está la que fuera su compañera en "Babel" y que también estuvo a punto de serlo en "La Fuente de la Vida", Cate Blanchett, la que es para mí actualmente una de las mejores intérpretes del cine mundial y que está entre mis 3 o 4 preferidas desde hace ya un tiempo, y en cada nueva película no hace más que ayudarme a reafirmar mi postura, ahí están "I'm Not There", "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal", "Diario de un Escándalo", "El Buen Alemán", "El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo"... películas en la que está siempre destacando como nadie es capaz de hacerlo. Blanchett está estupenda desde el minuto uno como Daisy, que también sufre un proceso de envejecimiento (aunque este de forma natural, no inverso) algo menos espectacular que el de Pitt pero igualmente sobresaliente. Su personaje refleja en todo momento lo que debe transmitir, su ingenuidad al principio y su madurez luego, la que expresa alguien que está curtido por la vida de forma completamente natural y creíble. Blanchett está espectacular, hay que ver como baila y se mueve y el magnífico trabajo de la actriz, y por este papel no ha recibido nominación al Oscar, incomprensiblemente todo sea dicho, pero la que sí que ha recibido la nominación a mejor actriz secundaria es Taraji P. Henson, actriz principalmente de televisión que ha realizado algunos films como "Hustle & Flow" y "Cuatro Hermanos", y que en esta película está muy bien, realmente sobresaliente. Su papel es bastante discreto, sobre todo una vez pasada la infancia de Benjamin ya que ella es la madre adoptiva, Queenie, que tiene un papel bastante lleno de comicidad y despierta mucha simpatía. Taraji P. Henson ríe y llora y su corto papel no está carente de situaciones para lucimiento, una interpretación correctísima que teniendo en cuenta las nominaciones podría darle una sorpresa, desde luego creo que está mejor que Amy Adams y Viola Davis en "La Duda", aunque no mejor que Penélope Cruz en "Vicky Cristina Barcelona", lo que pasa es que me queda por ver la que en principio parece ser la favorita, Marisa Tomei por su papel en "El Luchador".

Nadie del plantel se queda atrás por pequeño que sea su papel, como Mahershalalhashbaz Ali en la piel de Tizzy, el amante de Queenie, actor conocido por su papel en la serie "Los 4400", Jason Flemyng como Thomas Button, en una interpretación contenida y llena de matices, con muy poco tiempo en pantalla pero muy bien aprovechado, también Julia Ormond como la hija de Daisy, y otra a la que prestar especial atención es a Tilda Swinston, la ganadora de un Oscar por "Michael Clayton", en la piel de la amante Elizabeth Abbott, protagonista de unas pocas escenas pero de gran intensidad que no hacen más que ratificar el excelente estado de forma de la actriz, y finalmente cabría destacar a Jared Harris como el capitán Mike, un papel también con una breve apariencia pero que se come la pantalla en todo momento y acaba siendo uno de los personajes que más marca deja en el film, de los más destacables y recordados. El excelente casting se extiende mucho más ya que los más de 160 minutos están llenos de secundarios que cumplen perfectamente su cometido, y todos están correctísimos en un reparto de lo más cualitativo.

Las nominaciones que ha recibo "El Curioso Caso de Benjamin Button" en esta 81ª ceremonia de los Oscar han sido de récord, no ha llegado al máximo de 14 obtenidas por "Titanic", "Eva al Desnudo" y "¿Quién teme a Virginia Woolf?", pero solo le ha faltado una, y desde 2003 con "Chicago" una película no recibía tal número de nominaciones. Además de las comentadas a mejor actor y actriz secundaria también opta a las mejores categorías, incluyendo película, guión adaptado (ya que está basado en una novela de F. Scott Fitzgerald), dirección para David Fincher (¡por fin!), dirección artística / decorados, maquillaje, fotografía, diseño de vestuario, música, sonido, montaje y efectos visuales, y en varias categorías tiene serias opciones de hacerse con el premio, aunque tendrá que medirse en la mayoría con "Slumdog Millionaire", por lo visto un duro rival. Es posible que no acabe triunfando en muchas categorías dado el nivel de este año, pero está claro que "El Curioso Caso de Benjamin Button" está desde ya entre las mejores películas el año. No es una obra perfecta, ni una obra maestra, pero es un peliculón supremo, exquisito, una magnífica perla que debe degustarse, una oda a la vida y al cine, a la magia de este medio.

La fotografía de Claudio Miranda ha estado al servicio de Fincher en varias ocasiones: "Seven", "Zodiac", "The Game" y "El Club de la Lucha", películas de indudable calidad visual, con un uso prodigioso de la iluminación y del encuadre. Realmente la fotografía me parece de lo más exquisito del film, un Oscar que debería llevarse ya que le da a la película un tono cualitativo importante y la hace mucho más bella, mucho más cinematográfica; la tonalidad ligeramente ocre del aspecto visual es una marca distinguible de la película que le da personalidad, un trabajo impecable. Tampoco hay que olvidarse de la magnífica banda sonora original de Alexandre Desplat, que recibió una nominación al Oscar por "The Queen (La Reina)" y que tiene un caché y una carrera labrada en Francia, una partitura muy adecuada y que le da al film el tono épico necesario. También destaca el montaje que intercala la historia de Daisy con la de Benjamin, tanto en el presente como en el transcurso de la narración, una historia muy bien contada con un sentido del ritmo muy correcto y aunque no da demasiados saltos temporales atípicos sí que tiene un par de secuencias memorables, como las citadas del principio y de las casualidades.

"El Curioso Caso de Benjamin Button" es una película exquisita, una joya que firma uno de los directores más en forma del panorama cinematográfico actual y que lleva años demostrando con cada película que tiene un talento desbordante; es una película bonita, un precioso viaje a lo largo del s. XX marcha atrás, con un Brad Pitt que brilla intensamente y una Cate Blanchett que no se queda atrás. Su preciosa fotografía y el impecable acabado del film hacen de éste una perla preciosa que admirar y disfrutar en una sala de cine apropiadamente condicionada, casi 3 horas de puro cine que a nadie dejarán insatisfecho, un pelín largas pero necesarias al fin y al cabo. La historia inusual de una persona que aprendió a vivir del revés, y que ha conseguido conquistar a los espectadores de medio mundo; no os la perdáis.

Por cierto, «¿Alguna vez te he contado que me ha caído un rayo?... ¡Siete veces!»

Mi puntuación: 9/10.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Admiro realmente la forma en la que redactas tus comentarios y críticas sobre las películas.. Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que has escrito sobre "El curioso caso de Benjamin Button"... maravillosa película...

Respecto a Lost (serie que me flipa) a mí sí que me gustó (y mucho) el capítulo 5x04...El final buenísimo y trepidante, la aparición de Jin lógica (le daba tiempo perfectamente a saltar del buque antes de explotar) y el juntarlo con la llegada de Rousseau (algo que esperaba ver desde la T1) realmente magistral

;-)

Un saludo y felicidades por el blog!!

Mekhi (perdidoneverland.blogspot.com)

Santi dijo...

Muchísimas gracias Mekhi, me alegra mucho y me llena de verdad que te gusten mis opiniones y comentarios de las películas que escribo por aquí. Últimamente estoy disfrutando mucho porque no hago más que ver perlas en el cine, estoy sembrao.

"El Curioso Caso de Benjamin Button" me ha parecido pura magia, la magia del cine y una prueba de lo que es capaz este medio. Creo que es una imprescindible de este año desde ya mismo.

Acerca de "Perdidos", ojo, que a mí la vuelta de Jin también me agrada, solo que no me gusta mucho cómo lo han hecho... a ver qué se inventan ahora para solucionarlo.

Muchas gracias por leerme, yo también llevo un tiempo siguiendo tu blog, es fantástico.

Alexander Glass dijo...

Excelente post!

Es una gran película pero a mi gusto el metraje es excesivamente largo. No he leido el relato de Fitzgerald pero asumo que la imaginación de Roth ha debido adornar la historia original porque tan pocas páginas no dan para casi 3 horas de película.

Santi dijo...

Muchas gracias, Mr. Alexander Glass, veo que somos bastantes los que estamos de acuerdo en la excesiva duración del metraje. Quizá es una de las pocas pegas que se le pueden atribuir a este peliculón. Y eso que fue idea de Fincher que durara tanto, lo tendría muy claro.

Santi dijo...

Pues agridulces 3 Oscar se ha llevado "El Curioso Caso de Benjamin Button", dos premiando el excelente trabajo de caracterización de Brad Pitt, Mejor Maquillaje y Mejores Efectos Especiales y otro más galardonando la maravillosa Dirección Artística. Aunque son 3 y es la segunda película más premiada de la ceremonia saben a poco, ya que se han escapado otros 10, la mayoría importantes y los verdaderamente interesantes. De todos modos "El Curioso Caso de Benjamin Button" no dejará de ser una joya de la que seguir disfrutando en futuros revisionados.

davidcasas dijo...

Personalmente me ha decepcionado... muy bonita, muy trabajada, muy.... ñoña, no se, me esperaba algo mas.

Santi dijo...

La verdad es que con tanta promoción con los Oscar y tanto bombo pueden crearse expectativas demasiado altas con el film, pero no te preocupes primo, si aquí no te ha convencido Fincher ya lo hará a la próxima, que este tío casi nunca falla.

¡Un abrazo!

Publicar un comentario

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.