miércoles, 5 de agosto de 2009

"Up", hacia lo más alto.

¡Hasta Sudamérica y más allá!

Uno ya pierde la cuenta de las veces que Pixar le ha dejado boquiabierto. El año pasado con "WALL•E" me robaron el corazón por enésima vez, y prácticamente doce meses después lo han vuelto a hacer con una nueva hazaña creativa: "Up". La décima película de Pixar Animation Studios, distribuida por Disney de nuevo, vuelve a partir de una idea original, de un concepto nuevo, rechazando ser una repetición de algo que ya funcionara en el pasado; ni es secuela, ni es "remake" (curioso, ahora que lo pienso, que de películas animadas no se hagan remakes actualmente tal y como está la industria) y eso es algo que siempre ha definido a Pixar, continuamente intentando subirse el listón, nunca poniéndoselo fácil, exigiéndose el máximo. Es una filosofía de hacer cine lo que sostienen estos habilidosos hacedores de fantasía, especialistas en potenciar y hacer brotar los sentimientos más profundos y agradables del alma humana.

Desde 2006 Pixar nos lleva regalando una de sus películas cada verano, una preciosa costumbre la de no faltar a la cita anual desde hace ya unos cuatro años, aunque también es verdad que la mayor pausa entre películas fueron los tres años que separaron a "Toy Story" de "Bichos", desde entonces no han dejado pasar más de dos años entre películas, y desde "Cars" la visita anual de los magos de Pixar ha sido inquebrantable. Este prolífico ritmo no merma la calidad de las cintas del estudio, todo lo contrario, parece que con cada nuevo proyecto que afrontan la calidad sube un peldaño en algún aspecto, y tampoco cesa la originalidad, bandera de Pixar. Solamente cuentan con una secuela en su haber, "Toy Story 2" (lo cual provocó desacuerdos entre Disney y Pixar), y curiosamente la próxima película del estudio será "Toy Story 3" para el año que viene, la única secuela en preparación junto a "Cars 2", prevista para 2011. Es raro que Pixar se permita hacer secuelas sus películas, pero la presión (e influencia) de Disney es grande y Pixar ha acabado cediendo, no de muy buena gana. De todos modos es innegable que la tónica general de Pixar es la de la originalidad, haya secuelas o no, y "Up" vuelve a ser una vez más un clarísimo ejemplo de ello.

La sinopsis de "Up" sorprende mucho, no solo es increíblemente genuina (no hay ninguna película que ni se le parezca en argumento, que yo sepa) sino que es tan estrambótica como curiosa; a priori: un septuagenario decide lanzarse a la aventura atando miles de globos con helio a su casa para transportarla por el cielo hasta las exóticas tierras de Sudamérica y rendir homenaje a su difunta esposa. Y punto (a grandes rasgos, claro). Y solo con eso los chicos de Pixar se marcan una de las aventuras más bonitas, profundas y maravillosas que recuerdo haber visto. Desde buen comienzo uno se hace a la idea de que no solo será comedia lo que veremos, con un prólogo-express completamente sobrecogedor conocemos a grandes rasgos los antecedentes del protagonista, el entrañable y cascarrabias Carl Fredricksen, un protagonista que rompiendo con los esquemas del cine de Hollywood no es ni joven ni guapo, es un cansado y malhumorado abuelo de 78 años que vive en una pequeña casa cuyo derrumbamiento es cuestión de tiempo; ya rompemos con el primer tópico del cine en general. Luego tenemos el dato de que "Up" es la segunda película de Pixar protagonizada exclusivamente por seres humanos (la primera sería "Los Increíbles", a pesar de que sean superhéroes), y aunque en "Monstruos S.A.", "Toy Story", "Ratatouille" o "WALL•E" los humanos tuvieran un papel importante no eran los verdaderos protagonistas de la cinta. Es decir, no diré que no tenemos a animales parlanchines (lo de los perros es uno de los puntazos más épicos que recuerdo haber visto en una película) pero desde luego no es otra película más con animalitos como protagonistas como parodiaba aquel mítico tráiler de la película de "Los Simpson".

La última vez los chicos de Pixar se pasaron a la Sci-Fi (y al género post-apocalíptico también) con "WALL•E", esta vez vuelven a rendir tributo a los géneros de aventura y fantasía, aunque hay géneros que siempre están presentes en las películas del estudio: la comedia, el drama y la aventura (con algo de acción) nunca faltan, y son como el colchón o los cimientos para el resto de géneros añadidos, en este caso la fantasía, aunque "Up" no es 100% fantástica sino que tiene elementos fantásticos sobre un universo aparentemente real (estamos hablando de una casa que vuela con globos, vale, pero en general casi todo es bastante verosímil). No solo son originales en cuanto a planteamientos y argumentos sino que también son brillantes a la hora de cambiar de tercio.

Otro aspecto en el que "Up" en concreto es un ejemplo a seguir (intentaré centrarme ahora en "Up" y solo en "Up") es en su vertiente de comedia, pocas películas me han hecho reír como esta, y es que está llena de constantes puntazos humorísticos; la actitud de los perros es directamente épica, aunque hablen gracias a un dispositivo electrónico no dejan de ser simples "estúpidos" perros, Kevin es otro de los grandes logros de la cinta con algunos momentos de pura gloria como el primer encuentro entre el pájaro y Carl (cuando se pone a imitar al abuelo casi me descoyunto de la risa), también el repelente Russell al final acaba ofreciendo grandes dosis de humor, y por supuesto el gran Carl Fredricksen que sin quererlo es el personaje más gracioso de la cinta y el más entrañable. Con Carl conocemos la risa y el llanto, y es que como he explicado antes el prólogo es realmente conmovedor, una corta secuencia donde la figura de Carl queda reflejada a la perfección, solamente con ese pequeño tramo conocemos lo suficiente del personaje para entender su mal humor y su pasión y encariñarnos con él para el resto de la cinta. El guión está diseñado para que igualmente el pequeño explorador/cartero, Russell, nos resulte en primer lugar repelente y más tarde simpático, ya que su personaje, al igual que Carl, sufre una interesante (y tópica, admitámoslo) evolución. Estos son los dos protagonistas principales aunque se tendría que destacar también a la esposa de Carl, Ellie, que sin aparecer en la cinta —exceptuando el prólogo— resulta ser un personaje clave. También el villano de la función es digno de mención, Charles Muntz, el explorador desaparecido que por una vez es un villano con ambiciones menos insanas de lo que pueda parecer, aunque sus métodos son ciertamente malignos. Un personaje la mar de interesante, sobre todo porque es un villano con el que empatizar y sentir pena, aunque en ningún instante el mismo Muntz quiera provocar ese sentimiento sino que es su historia la que lo hace. El reparto canino es de lo más alegre, destacando al gran Dug y el trío de perros al servicio de Muntz, unos personajes muy frescos y divertidos. Cabe destacar el doblaje de la cinta al español, un trabajo de la máxima categoría como siempre; la voz de Carl Fredricksen (en versión original el prolífico Edward Asner) la pone el gran Luis Varela, extraordinario actor no solo expresivamente sino también vocalmente, una voz flexible, experimentada, que es capaz de despertar toda clase de sentimientos y dotar de personalidad al protagonista. La voz de Muntz (voz original del mítico Christopher Plummer) es del también famoso vocalmente Claudio Rodríguez (voz habitual de Charlton Heston) es una interpretación vocal excelente. El resto del reparto principal de voces lo cierran Juan Amador Pulido como Alfa, el Doberman (Bob Peterson en V.O.), Julián Mora como Russell (en la V.O. Jordan Nagai en su primer papel como doblador), Fernando Cabrera como Dug (también Bob Peterson en V.O.), Luis BajoBrian Griffin en "Padre de Familia"!) como Beta, el Rottweiler (Delroy Lindo en V.O.) y José Escobosa como Gamma, el Bulldog (Jerome Ranft en V.O.). Por supuesto tampoco falta en la versión original John Ratzenberger, actor que ha puesto su voz al servicio de todas y cada una de las películas de Pixar, en este caso para uno de los trabajadores de la construcción. Todos soberbios, la verdad. Hay veces que nos quejamos del doblaje español en algunas cintas y este es momento para reivindicarlo; sí que es verdad que la Versión Original debería ser la que se viera en el cine pero dadas las dificultades con el idioma debemos reconocer la enorme calidad del doblaje que se hace en España, "Up" es buena prueba de ello. ¡Y atención al 'cameo' de Matías Prats!

La animación de la cinta vuelve a ser una vez más suprema, el máximo nivel imaginado en el cine actual. "WALL•E" ya definió donde debería estar el listón en el género animado y "Up" sigue la estela de aquella, con unos personajes dibujados con trazos exagerados, mezclando formas redondeadas con rectilíneas, muy caricaturizados pero realísticos a la vez, y gozando de un paisajismo extraordinario. Como ejemplo de la atención que se ha prestado a los detalles se podría destacar cómo crece la barba de Carl mientras está en la selva, un detalle casi imperceptible pero presente. Además la fotografía es maravillosa (no sé si se puede considerar propiamente "fotografía"), con unos escenarios maravillosos que te dejan embobado, sobre todo los del paraje perdido de Las Cataratas Paraíso, un paisaje basado en el viaje que el director Peter Docter y otros miembros de Pixar hicieron a Venezuela años atrás y en el que tomaron fotografías y bocetos tras quedarse prendados del lugar. Técnicamente la película no tiene réplica, el nivel de perfeccionamiento de Pixar parece insuperable en cada nueva cinta y "Up" goza de unas animaciones supremas, sobre todo en algunos efectos en concreto como las texturas de la ropa y tejidos, es decir, los dobleces en los pantalones al andar, el pelo de los perros (diferente en cada una de las razas de perro que aparecen en la cinta), el cuero de la chaqueta de Muntz, el pelo de Carl, etc. y también hay escenas que son de lo mejorcito en cuanto a secuencias de acción en el año: todas las persecuciones de Kevin por parte de los perros son increíbles, en concreto la que hace acompañado de Carl y Russell, tanto técnicamente como artísticamente, están planeadas al milímetro y dan una sensación de frenesí espectacular; también la secuencia final en el dirigible es de vértigo, tanto la parte que transcurre en la misma nave Spirit of Adventur como el ataque con las avionetas (esos huesos de juguete/gatillos), una maravilla en todos los aspectos rodadas con mucho sentido del gusto y talento. Y no me puedo olvidar de otra de las secuencias estrella de la cinta, aquella en la que vemos por fin como la casa de Carl se eleva hacia los cielos impulsada por los globos de helio, un momento que pone la carne de gallina.

El director de esta cinta es Pete Docter (en IMDB aparece como co-director Bob Peterson, guionista de esta "Up", "Ratatouille" y "Buscando a Nemo" y voz de Alpha y Dug), director de la suprema "Monstruos S.A." y el corto que la acompañaba, que ocho años después ha sido el encargado de volver a dirigir otro ambicioso proyecto tras varios años de preparación. Además de animar algunos de los cortos más famosos de la factoría Docter fue una de las cabezas pensantes que parieron las historias de "Toy Story", "Toy Story 2", "Monstruos S.A." y "WALL•E" junto a los otros cerebros de Pixar como John Lasseter, Andrew Stanton, Joe Ranft, etc. Lo bueno que tiene Pixar es que son como una familia, todos están involucrados de una forma u otra en las distintas películas del estudio, ya sea escribiendo el guión o dando la idea original, doblando voces, animando, dirigiendo o cualquier otra cosa, en Pixar no se destacan a los directores sino a la propia Compañía y eso dice mucho del buen hacer de esta polifacética gente y de la filosofía antes comentada. En este caso concreto Peter Docter no solo dirige "Up" sino que también realiza su primer guión para un largometraje de la compañía, siendo además uno de los promotores de la idea principal junto a Bob Peterson, el otro guionista y cabeza pensante de la cinta. El actor y guionista Thomas McCarthy ("The Wire", "Michael Clayton") es otro de los cerebros que plantaron la semilla para el guión de la cinta, un guión lleno de ternura, divertido, tremendamente emotivo... una cinta que no solo distrae y divierte sino que promulga una serie de valores que aunque estén algo ajados no se hacen nada artificiosos ni forzados, y visto con perspectiva incluso son un bien para la sociedad teniendo en cuenta el público infantil que acudirá a las salas (no quiero yo tampoco pecar de catastrofista con el mensaje del cine actual). Lo bueno que tiene es que lo que motiva al personaje es diferente a otras películas de Pixar, no busca mantener su status quo como Woody en "Toy Story", ni rescatar a alguien querido como Marlin en "Buscando a Nemo", tampoco romper las normas en pos del bien como Sully en "Monstruos S.A.", ni proteger a los suyos como Flik en "Bichos", ni siquiera demostrar su valía como Mr. Increíble en "Los Increíbles" o conocer el amor como WALL•E, lo que quiere Carl Fredricksen, igual que Remy en "Ratatouille", es cumplir un sueño, pero esta vez el sueño no le pertenece solo a él sino que también es el de su amada y difunta esposa, un sueño que en vida nunca pudieron realizar por culpa de los avatares de la vida pero que ahora, de la forma más bonita imaginable, quiere cumplir rindiéndole tributo y eterno amor. "Up" no solo va de cumplir los sueños, también trata sobre el profundo y auténtico amor.

El aspecto visual es inapelable, pero donde destaca la película tremendamente también es en el apartado sonoro. Los efectos de sonido en el cine son de una calidad extraordinaria, nada estridentes y muy poderosos a la vez, dan una potencia extra a las secuencias de acción y desde luego complementan perfectamente el excelente diseño gráfico, su diseño sonoro es extraordinario. La BSO merece mención aparte, Michael Giacchino realiza una de las mejores Bandas Sonoras Originales del año (año en el que hemos tenido extraordinarias BSO como las de "Slumdog Millionaire", "El Curioso Caso de Benjamin Button" o "Ponyo en el Acantilado"), musicaliza con pistas cortas pero intensas, muy fáciles de recordar y que seguramente tararearemos a la salida de la sala, algo que dice mucho acerca de la calidad y lo contagiosa de la BSO. La música está omnipresente, afortunadamente, durante todo el metraje y Michael Giacchino vuelve a hacer gala una vez más de su camaleónico estilo; el compositor es autor de bandas sonoras como las de "Misión Imposible III", "Ratatouille", "Speed Racer", la reciente "Star Trek" y series como "Fringe" y "Perdidos", casi siempre de la mano de JJ Abrams, y siempre mostrando una capacidad de adaptación sorprendente. Si en "Ratatouille" las melodías tenían fundamentalmente un estilo afrancesado, muy europeo, en este caso acompaña la película con una melódica partitura, una música flotante que invita a sostenerse en los cielos y que no baja, se mantiene suave y delicada, excepto en los momentos de tensión donde saca toda la potencia de su orquestra para crear tensión y la necesaria sensación de frenesí. La BSO tiene un tema principal al que recurre constantemente y eso le da carácter y personalidad, y es esa la razón por la que la partitura de Giacchino acaba haciéndose tan familiar y agradable. A destacar las pistas "Memories can wigh you down", "Carl goes up" y por supuesto los fabulosos créditos finales, de nuevo maravillosos y fundamentales para saber cómo continúa la historia tras el final de la cinta.

Merece especial atención el corto con el que Pixar acompaña esta vez al largometraje, titulado "Parcialmente Nublado" y de seis minutos de duración. Personalmente creo que es uno de los mejores, sino el mejor, de los cortos de Pixar, y eso que los he visto todos; de corte mucho más intenso que la mayoría "Parcialmente Nublado" contiene un poco drama, un poco de comedia y un poco de emoción, todo lo que un corto debe tener, todo un ejemplo de síntesis en un cortometraje. La historia es sencilla y muy original, una pequeña nube quiere hacer lo mismo que sus habilidosas hermanas y crear pequeños bebés de las diversas criaturas de la Tierra para dársela a la cigüeña para que ésta se la lleve a sus padres. El problema es que los bebés que crea son de feroces y peligrosos animales que lastiman constantemente a la pobre cigüeña. Peter Sohn (animador y dibujante de varias cintas de Pixar) dirige esta corta perla en la que se condensa tolerancia, llanto, risas, ira y ternura, una pequeña píldora de fantasía que prepara el terreno para lo que vendrá y le deja a uno con los sentimientos a flor de piel y boquiabierto, algo que sumado al tremendo inicio de la película le hace rendirse a los creadores.

No voy a decir que "Up" supera a "WALL•E" pero desde luego logra un nivel similar y de 10, un nivel supremo que solo pocos son capaces de alcanzar, como Pixar y Ghibli, y es que "Up" tiene todo lo que debe de tener una buena película, ofrece todo lo que debe ofrecer el buen cine: diversión, fascinación, capacidad de ahondar en los sentimientos del espectador y hacer aflorar sentimientos, etc. Es una película emotiva y tierna, muy divertida y maravillosa a nivel técnico. Y parece ser que la crítica se ha volcado con la cinta reconociéndole esas mismas virtudes, tras abrir el último Festival de Cannes —el primer film animado en la historia del festival que lo hacía— y recabar excelentes críticas la cinta ha sido alabada allí por donde ha pasado consiguiendo figurar (a día de hoy) en el ranking #25 del TOP-250 IMDB y logrando la cifra de $340M a nivel mundial en taquilla, colocándola entre las 12 películas que más dinero han recaudado en el mundo y la segunda película que más dinero ha logrado en EEUU, tras "Transformers: La Venganza de los Caídos".

Personalmente considero a "Up" una de las mejores películas del 2009 junto a "Ponyo en el Acantilado" y "Watchmen", de lo mejor del año sin duda. Una película sin un solo defecto plausible y serio, que te transporta a un universo de fantasía, una particular visión del mundo realizada por gente con talento y con cariño a su profesión, cine animado para adultos y niños que puede recibir varias lecturas diferentes para cada tipo de público. Con "Up" Pixar ha tocado el cielo, literalmente, una vez más y para no variar nos ha dejado con un excelente sabor de boca, privilegio solo reservado a las grandes películas de la historia del cine, y es que es precisamente lo que estos chicos están haciendo: historia. Pixar sigue siendo el haz de luz que brilla al fondo del oscuro túnel de escasez de ideas general en el que está sumido Hollywood, una "meca del cine" que le ha cogido el gusto a repetir fórmulas, copiar y re-hacer y no se esfuerza en inventar nuevos conceptos. Pixar ha demostrado valentía en cada paso que ha dado, ha demostrado que no todo es negocio en el cine de EEUU y que si las cosas se hacen bien, con originalidad y mimo, respetando al espectador, cuidándolo, el público responderá. Hay luz al final del túnel, y esa luz se llama Pixar; quizá su mascota no sea una lámpara por casualidad...

«¡Ardilla!»

Mi puntuación: 10/10.

11 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Una auténtica obra maestra que debería competir en los Oscar en el apartado de mejor película, porque los personajes de esta historia transmiten más y son más expresivos que muchos de los actores que pululan por ahí. Me encantó la película, salí fascinado. Una puntuación de 11 sobre 10 sin duda alguna.
Saludos

Santi dijo...

Pues sí Crowley, "Up" debería ser de una vez por todas la película de Pixar que optase al premio más importante de la Academia. Pero si no lo hizo "WALL•E"... Yo espero que "Up" sea premiada como se debe, y el Oscar a la Mejor Película de Animación lo tiene en el bolsillo.

Esta película transmite como pocas, y como he dicho al inicio del análisis desde hace un año, con "WALL•E", que una película no me transmitía tanto.

Un saludo, y gracias por el comentario ;) .

Quimérico Inquilino dijo...

Joer, todavía tengo pendiente "WALL•E" y ya me has puesto los dientes largos con esta. Si es una maravilla como decís no tengo motivos para dudarlo. Todos los títulos Pixar hasta la fecha han demostrado una madurez narrativa y unso guiones que ya quisieran para sí el resto de producciones estadounidenses (bueno, menos "Los Increibles" que me pareció bastante tontottona XD)
Gracias por esta apasionada (y como siempre completísima) reseña.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

A mi con Wall.e me ocurrió lo mismo, me hablaron tan bien de ella, tan maravillosa me la pintaron que salí con un regustillo de querer algo más. No me transmitía tanto como esta (que he vuelto a ver esta tarde), pero creo que era porque empatizaba más con este aventurero que con el robot explorador.
Saludos

Santi dijo...

Buenas Quimérico Inquilino, deberías darle un visionado ya mismo a estas dos obras maestras. Curiosamente en la nueva sección que he incorporado, "Remember: Hoy hace un año..." (en la columna derecha, bajo el Archivo), puede verse como justo hace un año reseñé con la misma pasión "WALL•E", una cinta que para mí supone el cúlmen de Pixar. En ese aspecto Crowley no pensamos igual aunque tampoco diferimos del todo, considero "Up" prácticamente del mismo nivel que "WALL•E", las dos son una maravilla, aunque creo que la primera mitad de la del robot es de una originalidad, valentía y maestría tan grandes que le dan un punto extra (ser capaces de transmitir tanto solo con un par de lentes a modo de ojos... no tiene precio). Aunque no son para menos los 10 primeros minutos de "Up", que globalmente están siendo los más aclamados y es que son todo un ejemplo de lo que son capaces de hacer la gente de Pixar con poco tiempo y muchas ganas. Ahí el bueno de Carl te roba el corazón sin quererlo.

Estoy de acuerdo Quimérico Inquilino en que "Los Increíbles" es lo más "flojo" (atención a las comillas) de Pixar (aún si haber visto "Toy Story 2" ni "Cars"), pero eso no significa que sea malo sino que no es tan magistral como el resto; incluso "Bichos" me parece una obra espectacular que sufre cierta infravaloración dentro de las obras de la compañía (es que menudas perlas, de las 8 que he visto todas son de excelentes para arriba). Ojalá el resto de compañías cinematográficas (de animación o no) tomaran ejemplo de Pixar y consiguiesen hacer películas con tanta alma como "Los Increíbles" o "Up", y así poder llegar al espectador de la misma forma que éstas.

Un saludo a los dos, gracias por los comentarios, el placer es mío.

Quimérico Inquilino dijo...

Cierto lo de las comillas para Los Increibles. Si fuera de otra compañía hablaría mejor de ella pero palidece junto a sus compañeras. Había olvidado que tampoco he visto Cars. Sin embargo te recomiendo Toy Story 2, que me parece que tiene un guió prodigioso y un pulso narrativo envidiable. De nuevo un saludo!

ajowin dijo...

!Apuntando a un buen artículo! Como siempre, eres el mejor "resumista" que he leido nunca.

P.D: Me sigue gustando más Ratatouille xD

Un saludo.

Santi dijo...

Quimérico Inquilino, a ver si nos ponemos de acuerdo y vemos "Cars", que es la película de Pixar de la que he leído "peores" críticas consensuadamente. ¡Un saludo!

Gracias ajowin, con cracks de primera división como tú leyendo por aquí a uno no le cuesta ningún trabajo escribir ;) . "Ratatouille" es verdaderamente mágica compañero, pero es que "Up" aún me parece mejor y todo. ¡Nos leemos artista!

Almas Oscuras dijo...

¡Una película impresionante! Lo mejor que he visto en cine en lo que llevamos de año (y lo dice un loco de las películas de terror que este mismo año ha disfrutado de lo lindo con el regreso de Sam Raimi). Los 15 primeros minutos son una auténtica maravilla. La descripción de los personajes es estupenda. Y las dosis de aventura y humor me hicieron, realmente, disfrutar cómo un niño.
Lástima que a mi hija de 5 años le dieran miedo los perros...
Es una obra maestra del cine (en general... sin la coletilla de "animación"), y, en mi opinión, la mejor película de los genios de Pixar (lo cual es decir mucho, muchíiisimo).

saludos

Santi dijo...

Bones Joan, la verdad es que los chicos de Pixar se han superado una vez más. Yo no diría que es la mejor película de Pixar, quizá me sigue haciendo especial "tilín" la del robot de limpieza, y tengo especial cariño a "Toy Story", "Monstruos S.A." y "Buscando a Nemo", pero sin duda colocaría "Up" al nivel de estas 4 obras maestras. Fíjate los grandes que son películas como "Up" que son capaces de fascinar a los padres que llevan a sus hijos a verlas. Y los niños pueden igualmente disfrutarlas, claro está (aunque les den miedo los perros malos :D ).

Como he dicho, y me alegra que coincidamos, de lo mejor del año, es el tercer 10/10 que concedo este año junto a "Watchmen" y "Ponyo del Acantilado". Es que todo es magistral en la película, desde los sublimes primeros 10-15 minutos hasta su suprema BSO, pasando por sus magníficas secuencias de acción, su ternura, el altísimo grado de comedia y la siempre agradable sensación de ser retrotraído hasta tiempos felices y olvidados. CINE con mayúsculas.

Un saludo Joan, y muchas gracias por el comentario ;) .

Santi dijo...

Dos premios avalan a "Up" como una de las tres películas más premiadas de los últimos Globos de Oro, junto a "Crazy Heart" y "Avatar". Mejor Película Animada y Mejor Música Original para Michael Giacchino, ¡merecidísimos!

Publicar un comentario en la entrada

Selecciona el tipo de perfil para comentar. Si tienes cuenta de blogger selecciona la opción 'Cuenta de Google' e introduce tu nick y contraseña después de publicar el comentario. Si no tienes ninguna cuenta elige la opción 'Nombre/URL' en caso de que quieras dejar constáncia de la autoría de tu mensaje.